Archivo de la categoría: El Abrojo

El staff de El Abrojo -fundada en 1988- lo constituyen un conjunto de 134 profesionales que trabajan en forma remunerada. El 70% del financiamiento es del Estado, el 25% de la cooperación internacional y el 5% de empresas nacionales.


Pasar de la ONG al otro lado del mostrador

El Abrojo. Junta de Drogas y Sistema de Emergencia son dirigidos por ex de la ONG

EDUARDO DELGADO – El País 17/09/2011

El Abrojo es una de las ONG de mayor trayectoria y prestigio en el país, y un referente en el trabajo con personas en situación de calle. Varios de sus principales figuras pasaron al otro lado del mostrador: ahora están en el gobierno de José Mujica.

Julio Calzada es el secretario de la Junta Nacional de Drogas, Gustavo Leal es el coordinador del proyecto de Naciones Unidas para el fortalecimiento del Sistema Nacional de Emergencia, y Agustín Lapetina es parte de la Unidad de Coordinación de Programas Interdireccionales del Ministerio de Desarrollo Social. Tres personas de gran peso en la historia de El Abrojo, que ahora están en el gobierno.

Otros que estuvieron vinculados a El Abrojo y que también están en el Poder Ejecutivo son el subsecretario de Salud Pública Leonel Briozzo (trabajó en algunos proyectos sobre salud sexual y reproductiva y tiene familiares que son referentes de la ONG), y el asesor en OSE José Querejeta (quien años atrás estuvo en la directiva de la institución).

Varios de quienes pasaron por El Abrojo y ahora están en el gobierno integran Compromiso Frenteamplista, el grupo que lidera el presidente de Ancap, Raúl Sendic.

De quienes integraron o integran El Abrojo, Calzada es quien tiene el cargo de mayor jerarquía en el Poder Ejecutivo. Pasar de trabajar en una ONG a ocupar un cargo como el de secretario de la JND no le causó ningún prejuicio, asegura, y resalta en ese sentido que El Abrojo trabaja «articuladamente» con el gobierno central y las intendencias desde hace muchos años.

«El Abrojo siempre tuvo vocación de interacción con el Estado, por lo tanto nunca fue una entidad anti-estatal, ni que menospreciara al Estado en ningún caso. Cuando la izquierda asume el gobierno hubo una particular apertura a facilitar programas que se desarrollaban en el ámbito de la institución», expresa.

«El fin de las personas que trabamos en El Abrojo es la promoción social, la vigencia de los derechos humanos y el desarrollo comunitario. En ese sentido, en mi caso personal, creo que puedo contribuir a seguir desarrollando este tipo de cosas desde el ámbito del Estado», agrega.

Calzada remarca que «lo interesante de poder trabajar desde el Estado es la potencialidad que tiene de participación y de articulación con una cantidad de esferas, que obviamente en el ámbito no gubernamental es mucho más chico y a veces no es ni siquiera un banco de pruebas».

Como el punto negativo de su experiencia en el Estado no duda en mencionar «el tema de los procedimientos». «Es un aspecto que a quienes estamos acostumbrados a movernos en la esfera no estatal es muy difícil», reconoce. Afirma que algunas disposiciones «no digo sean ridículas, pero que en vez de facilitar y quizás porque se desarrollaron para dar trasparencia y seguridad, pueden complicar la tarea».

La ONG. El staff de El Abrojo -fundada en 1988- lo constituyen un conjunto de 134 profesionales que trabajan en forma remunerada, a los que se suma el aporte de un grupo importante de voluntarios, señala la página web de la ONG.

El Abrojo cuenta en la actualidad para la implementación de sus actividades con el respaldo del Estado, que financia proyectos a través de convenios, el apoyo de la cooperación internacional y la colaboración de empresas privadas.

El 70% del financiamiento es del Estado, el 25% de la cooperación internacional y el 5% de empresas nacionales. La ONG tuvo un rol relevante en proyectos como Trabajo por Uruguay, Barrido Otoñal, Pro joven, Pro mujer y Aulas Comunitarias.

http://www.elpais.com.uy/110917/pnacio-593856/sociedad/pasar-de-la-ong-al-otro-lado-del-mostrador/

…///

…///