Archivo de la categoría: 9 ONG Urug.

La Intendencia Municipal de Montevideo no dio lugar a un recurso de reposición presentado por la ONG Un Techo para mi País para poder construir en el asentamiento conocido como Imprimex, ubicado en General Flores y Chimborazo


Nueva negativa municipal a ONG

IMM no da lugar al recurso de Un Techo para mi País

El País 30/09/2011

La Intendencia Municipal de Montevideo no dio lugar a un recurso de reposición presentado por la ONG Un Techo para mi País para poder construir en el asentamiento conocido como Imprimex, ubicado en General Flores y Chimborazo.

La polémica comenzó a principios del mes de septiembre cuando la ONG se preparaba para un fin de semana de actividad: levantaría 150 viviendas, con más de 1.500 voluntarios en diez asentamientos. En ese entonces llegó a la ONG un comunicado del municipio D en el que se negaba la construcción en ese asentamiento por orden municipal.

Según el municipio, existe un proyecto -aprobado en el presupuesto participativo- para la construcción de una calle, que justamente atravesaría el asentamiento.

Ante la negativa del municipio encabezado por la alcaldesa, Sandra Nedov, la ONG pidió armar las viviendas con el compromiso de desarmarlas al comenzar las obras de la calle.

«Les dijimos: o construimos y esas familias están lo mejor posible hasta que se haga la calle o esas familias siguen viviendo bajo la lluvia y el barro mientras piensan qué hacer con esto», dijo a El País Cynthia Pérez, la directora social de Un Techo.

La respuesta del municipio fue negativa. La ONG volvió a insistir con el recurso de reposición. Pero tampoco tuvo éxito. La resolución de ayer firmada por la directora de Acondicionamiento Urbano, Eleonora Bianchi, dice que «desde el punto de vista de fondo, el decreto fue dictado al amparo de la normativa vigente, en materia del uso y ocupación del espacio público».

http://www.elpais.com.uy/110930/pciuda-596689/informe/nueva-negativa-municipal-a-ong/

…///

…///

El staff de El Abrojo -fundada en 1988- lo constituyen un conjunto de 134 profesionales que trabajan en forma remunerada. El 70% del financiamiento es del Estado, el 25% de la cooperación internacional y el 5% de empresas nacionales.


Pasar de la ONG al otro lado del mostrador

El Abrojo. Junta de Drogas y Sistema de Emergencia son dirigidos por ex de la ONG

EDUARDO DELGADO – El País 17/09/2011

El Abrojo es una de las ONG de mayor trayectoria y prestigio en el país, y un referente en el trabajo con personas en situación de calle. Varios de sus principales figuras pasaron al otro lado del mostrador: ahora están en el gobierno de José Mujica.

Julio Calzada es el secretario de la Junta Nacional de Drogas, Gustavo Leal es el coordinador del proyecto de Naciones Unidas para el fortalecimiento del Sistema Nacional de Emergencia, y Agustín Lapetina es parte de la Unidad de Coordinación de Programas Interdireccionales del Ministerio de Desarrollo Social. Tres personas de gran peso en la historia de El Abrojo, que ahora están en el gobierno.

Otros que estuvieron vinculados a El Abrojo y que también están en el Poder Ejecutivo son el subsecretario de Salud Pública Leonel Briozzo (trabajó en algunos proyectos sobre salud sexual y reproductiva y tiene familiares que son referentes de la ONG), y el asesor en OSE José Querejeta (quien años atrás estuvo en la directiva de la institución).

Varios de quienes pasaron por El Abrojo y ahora están en el gobierno integran Compromiso Frenteamplista, el grupo que lidera el presidente de Ancap, Raúl Sendic.

De quienes integraron o integran El Abrojo, Calzada es quien tiene el cargo de mayor jerarquía en el Poder Ejecutivo. Pasar de trabajar en una ONG a ocupar un cargo como el de secretario de la JND no le causó ningún prejuicio, asegura, y resalta en ese sentido que El Abrojo trabaja «articuladamente» con el gobierno central y las intendencias desde hace muchos años.

«El Abrojo siempre tuvo vocación de interacción con el Estado, por lo tanto nunca fue una entidad anti-estatal, ni que menospreciara al Estado en ningún caso. Cuando la izquierda asume el gobierno hubo una particular apertura a facilitar programas que se desarrollaban en el ámbito de la institución», expresa.

«El fin de las personas que trabamos en El Abrojo es la promoción social, la vigencia de los derechos humanos y el desarrollo comunitario. En ese sentido, en mi caso personal, creo que puedo contribuir a seguir desarrollando este tipo de cosas desde el ámbito del Estado», agrega.

Calzada remarca que «lo interesante de poder trabajar desde el Estado es la potencialidad que tiene de participación y de articulación con una cantidad de esferas, que obviamente en el ámbito no gubernamental es mucho más chico y a veces no es ni siquiera un banco de pruebas».

Como el punto negativo de su experiencia en el Estado no duda en mencionar «el tema de los procedimientos». «Es un aspecto que a quienes estamos acostumbrados a movernos en la esfera no estatal es muy difícil», reconoce. Afirma que algunas disposiciones «no digo sean ridículas, pero que en vez de facilitar y quizás porque se desarrollaron para dar trasparencia y seguridad, pueden complicar la tarea».

La ONG. El staff de El Abrojo -fundada en 1988- lo constituyen un conjunto de 134 profesionales que trabajan en forma remunerada, a los que se suma el aporte de un grupo importante de voluntarios, señala la página web de la ONG.

El Abrojo cuenta en la actualidad para la implementación de sus actividades con el respaldo del Estado, que financia proyectos a través de convenios, el apoyo de la cooperación internacional y la colaboración de empresas privadas.

El 70% del financiamiento es del Estado, el 25% de la cooperación internacional y el 5% de empresas nacionales. La ONG tuvo un rol relevante en proyectos como Trabajo por Uruguay, Barrido Otoñal, Pro joven, Pro mujer y Aulas Comunitarias.

http://www.elpais.com.uy/110917/pnacio-593856/sociedad/pasar-de-la-ong-al-otro-lado-del-mostrador/

…///

…///

Un Techo para mi País, recaudó casi cuatro veces más por donaciones de empresas que de la gente. Se estima que ya han gestionado más de 3 millones de dólares desde que la ONG está en Uruguay.


288

Diario El País 21/08/2011

Es la cantidad de viviendas que construirá Un Techo Para mi País con los $ 8.625.334 reunidos durante el fin de semana pasado.

http://www.elpais.com.uy/110821/pciuda-587977/informe/expertos-japoneses-llegan-a-ver-armaduras/

…///

Un Techo para mi País recaudó $2.317.516

Bajo el lema “Precaria es una realidad para 62.000 familias uruguayas, pero existe una forma de cambiarla”, Un Techo para mi País hizo una campaña de recaudación durante julio y agosto en la que participaron voluntarios, vecinos de los asentamientos y empresas. El monto final recaudado fue de $2.317.516 y se destinará a construir 160 viviendas. La organización lleva más de 2.300 casas construidas.

Publicado el: 20 de agosto de 2011 a las 12:49

Por: Redacción 180

Un Techo para mi País

La Campaña terminó el fin de semana del 12 y 13 de agosto, cuando más de 3.000 voluntarios salieron a las calles de Montevideo, Salto y Paysandú. La coordinadora de Prensa de Un Techo para mi País, Carolina Conze, dijo a 180 que cada año la cantidad de dinero que se recauda es mayor a la del año anterior. “Esta vez no llegamos a 3.000.000, que era nuestra meta, pero sí superamos la recaudación del año pasado, que fue de 2.144.000 pesos”, contó. Con el dinero recaudado se construirán 160 nuevas viviendas de emergencia el 10 y 11 de setiembre, junto a más de 1.500 voluntarios y a las familias de diecinueve asentamientos de Montevideo, Paysandú y Rivera.

Además se recaudaron $8.625.334 en donaciones de empresas como Montevideo Shopping, Banco Itaú, Supermercados Tata, Movicenter, Visa y otras 130 empresas. Este dinero se usará para construir 288 viviendas en setiembre y abril del año que viene. Además, la organización ejecuta planes de habilitación social en 18 asentamientos. Estos consisten en construir mesas de trabajo con voluntarios y con las personas que viven en los asentamientos y crear centros de apoyo escolar para los niños, actividades con los adolescentes, educación en la salud y sistemas de microcréditos.

Más información en untechoparamipais.org.uy

http://www.180.com.uy/articulo/20934_Un-Techo-para-mi-Pais-recaudo-$2317516

…///

Como lamentablemente no tenemos información cierta, quiero exponer con un ejemplo (partiendo de números informados y de datos ciertos de otros lugares como ser: http://informacionregional.blogspot.com/2011/06/un-techo-para-mi-pais-levantara-24.html  ) lo mal que está en no aclarar las cifras:

Observen la inconsistencia entre lo que se puede construír con la donación supongo callejera de la colecta del fin de semana 12 y 13 de agosto del 2011, dicen 160 viviendas; con la cantidad de viviendas que se pueden construír con la donación de las empresas que prácticamente lo multiplica por cuatro en monto pero no en viviendas, que se llegarían a 288.

Esa distorción la vemos en el costo unitario en pesos, en unas costaría unos 15 mil pesos y en los otros costaría 30 mil pesos.

Si convirtiéramos a dólares, con un tipo de cambio de un dólar, 18,5 pesos uruguayos; estaríamos hablando de una recaudación por todo concepto que rondaría los 600 mil dólares.

No sé los metros cuadrados de esas viviendas, pero se habla internacionalmente que son entre 12 a 18 metros cuadrados. Hice el supuesto de que son las más amplias las que se construyen en Uruguay.

El metro cuadrado en promedio rondaría los 73 dólares si todo el dinero recaudado fuese a las viviendas.

Pero no es así, porque – lógicamente – hay gastos de logística que ponderé una realidad de un país a este que seguramente no tiene porqué cumplirse, y fue que se gasta en logística un 17%, si pensamos que además se le cobran a las familias un 10% del Costo (no está definido qué es Costo por lo menos públicamente), llegamos a que realmente de las donaciones realizadas, un 73% estaría llegando a algunas personas necesitadas (no a todas, ya que la ONG hace una preselección, hay que confiar en su buen criterio).

Se dice que ya llevan más de 2300 viviendas construídas, si multiplicamos por 1320 que sería el costo promedio, estamos hablando de que ya han gestionado más de 3 millones de dólares. ¿Usted cree que no debería existir una rendición de cuentas pública por parte de las ONG?, quizás nos esté faltando legislación, pero aún sin ella debería ser algo natural.

…///

…///

El gerente general de Un techo para mi país, dijo que no le parecía bien que se plantearan las diferencias públicamente, antes de hablarlas personalmente


El plano técnico

La Diaria – 16/08/2011

Planes de emergencia habitacional no pueden sustentarse «exclusivamente» del voluntariado, según decano de Arquitectura.

El decano de la Facultad de Arquitectura, Gustavo Scheps, considera que el voluntariado es una herramienta útil para enfrentar la emergencia socio-habitacional, aunque es importante «asumir» que algunos aspectos «requieren de muy alta capacitación y formación».

-Este fin de semana la organización no gubernamental Un Techo para mi País hizo un amplio despliegue en Montevideo. ¿Qué opina de esta propuesta?

Entiendo que esto demuestra, por un lado, que hay un sentimiento compartido por mucha gente y es magnífico que exista el deseo de tanta gente de aportar en esta dimensión de la problemática de la vivienda. Pero a mi modo de ver, estas soluciones que se proponen no son soluciones habitacionales y en realidad pueden tener incluso un efecto contraproducente al consolidar situaciones poco razonables.

Existe el riesgo de que pueda tener un retorno negativo, en el sentido de que la propia solución termine desalentando a quienes hicieron el esfuerzo por llevarla adelante. Tiene el mérito de que es algo que se concreta rápido, que uno ve con sus propios ojos y probablemente eso sea un factor convocante. Tal vez ese efecto instantáneo, de alguna manera oculta las otras dimensiones negativas de este planteo.

-¿En qué medida participa la Farq en el Plan Juntos?

-La Farq como tal no está participando, la Udelar sí está haciendo algunos trabajos en el ámbito de Extensión universitaria que se vinculan, aunque no están dentro del Plan Juntos. Concretamente con el tema de la emergencia habitacional, la Farq está participando directamente, con pasantes que están dentro del Plan Juntos y algunos docentes que hacen la tutoría de esas pasantías. Por otro lado, la Farq está desarrollando proyectos concretos en el campo de la investigación y el desarrollo sobre el tema de la vivienda, para situaciones de emergencia y equipamientos de barrios. Lo está haciendo con recursos propios y desde adentro de la facultad. Una vez que el producto esté pronto lo ofreceremos, no sólo al Plan Juntos sino también al Ministerio de Vivienda y otros organismos.

-¿Coincide en que el Plan Juntos no tiene una gran visibilidad?

-No tiene una gran presencia en prensa, eso es cierto. Pero me consta que se están haciendo trabajos y no son trabajos que se puedan ver rápidamente, porque implican una obra que se materializa, en terrenos que hay que preparar y todo un trabajo social paralelo. Eso lleva cierto tiempo.

-¿Cuál es su opinión sobre el voluntariado?

-No hay una opinión institucional, personalmente pienso que es algo absolutamente deseable para estas situaciones, que implica no sólo una construcción física sino también una reconstrucción social. Hay que pensar en la reinserción en un sentido amplio, que incluye la recomposición del tejido social. Sin embargo, pienso también que un emprendimiento decidido y eficiente no debería sustentarse exclusivamente en la hipótesis del voluntariado, hay cosas que requieren de muy alta capacitación y formación. Eso hay que asumirlo y profesionalizar esas tareas, que no pueden ni deben delegarse.

-¿Y la academia está siendo tenida en cuenta?

-Nosotros estamos realizando un análisis téorico que está siendo intercambiado con las autoridades del gobierno, por ejemplo todo lo que tiene que ver con la intensificación del uso de la ciudad consolidada es una dimensión que la academia insistentemente maneja. La idea es que no debiera pensarse solamente en soluciones en la periferia o en zonas alejadas, por una cuenta muy simple: hay que pensar en usar vacantes en la ciudad consolidada, que no solamente son mejores desde el punto de vista social, sino que terminan siendo más económicas por la disponibilidad de servicios. Todo ese discurso se ha elaborado con intensidad y es compartido por las autoridades. Además de ese discurso teórico, desde la Farq hay que arriesgar opiniones técnicas sobre estos temas y para eso estamos preparando propuestas, que serán entregadas al Ejecutivo.

-¿Por dónde irían esos planteos?

-Uno de ellos tiene que ver con un proyecto concreto para responder a las situaciones de vivienda en emergencia y hay otro que tiene que ver con la estructura de los espacios colectivos de los barrios de nueva planta. Ambas propuestas son absolutamente construibles y abiertas, en el sentido de que no son excluyentes. El compromiso que asumimos es tener algo que ofrecer más que salir a pedir para hacer. La Farq ya contrató equipos de proyecto que están terminando esta propuesta, y cuando esté lista se difundirá, en muy poco tiempo.

http://ladiaria.com/articulo/2011/8/el-plano-tecnico/

…///

Un techo para mi país hablará con decano de Arquitectura

El Espectador … 18.08.2011 | 15.24

Gustavo Scheps, decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de la República dijo que no estaba de acuerdo con el trabajo que realiza Un techo para mi país y desde la ONG le solicitaron reunión para dialogar el asunto.

Un techo para mi país hablará con decano de Arquitectura

En una entrevista que apareció este jueves en el semanario Voces, Scheps consideró que Un techo para mi país “sufre de todos los déficits que se pueden atribuir a este tipo del medidas, que de alguna manera tratan de generar un producto inmediato consolidando situaciones que realidad no están bien”.

El decano estimó que “la lógica que hay detrás de esa propuesta hace que finalmente se desbarate, y todo ese esfuerzo puede quedar desairado”.

Scheps dijo que así como la lentitud excesiva de una construcción puede ser un desastre, “la inmediatez puede llevarte a cosas que en corto y mediano plazo tampoco están sirviendo”. Por último señaló que Un techo para mi país “genera un producto enormemente discutible”.

Ante la postura de Scheps, que ya había sido expresada también en una columna en La Diaria, integrantes de Un techo para mi país agendaron una entrevista con el decano para explicarle los alcances de la iniciativa. La misma tendrá lugar el próximo lunes.

El gerente general de Un techo para mi país, Marcelo Lanfranconi, dijo a El Espectador que no le parecía bien que se plantearan las diferencias públicamente, antes de hablarlas personalmente y por eso declinó realizar declaraciones.

Esta organización lleva construidas 2.305 casas, utilizando 2.143.650 clavos, 18.440 paneles y 13.830 chapas.

http://www.espectador.com/1v4_contenido.php?id=219756&sts=1

…///

Es sorprendente leer que el Gerente General de Un Techo para mi País, se moleste porque alguien plantee las diferencias públicamente, justamente si algo tendría que agradecer es que se las plantee la población y en este caso el Decano de la facultad de Arquitectura. Si ellos solicitan el dinero a la población no veo positiva dichas  declaraciones o actitud de no querer dialogar. ¿Qué le dirá al Arquitecto a puertas cerradas que no debamos saber?.

…///

Ante la proliferación de guetos de marginación y exclusión social, aparecen organizaciones como Un Techo Para Mi País, y lo que hacen NO son Viviendas


Subido a youtube por juanksev el 26/07/2011

El 10% de la población de Montevideo vive en asentamientos. El 80% de los uruguayos es benefactor de las políticas habitacionales del Estado según la Dirección Nacional de Vivienda.

Sigue leyendo

La Intendencia de Montevideo intentó detener la construcción de algunas viviendas de la organización Un Techo para mi País


Subido por Subrayado HD a youtube el 12/06/2011

La Intendencia de Montevideo intentó detener la construcción de algunas viviendas de la organización Un Techo para mi País, dado que los voluntarios trabajaban en un terreno público privado por el que en algún momento va a pasar una calle.
La organización tenía previsto construir este fin de semana 66 casas, 60 en Montevideo y seis en Paysandú. La construcción en la capital se vio alterada por la intención de la Intendencia de Montevideo de impedir que los voluntarios trabajaran en un predio público privado.
«Desde al año pasado se suspendió una construcción aquí porque estaba prevista una calle», dijo a Subrayado Cyntha Peréz, directora un Techo para mi País. «Nosotros ofrecimos coordinar y comprometernos a desarmar en el momento en que empezaran las obras», dijo.
También en su momento se les informó de la posibilidad de que las familias fueran realojadas, pero como no sucedió y las obras no se iniciaron, los responsables de un techo para mi país decidieron construir las casas.
La alcaldesa del municipio D, Sandra Nedov y la directora del departamento de Acondicionamiento Urbano de la intendencia, Eleonora Bianchi, se hicieron presentes el sábado en el lugar, e intentaron evitar las construcciones en el predio ubicado en General Flores y Chimborazo. Finalemente se llegó a un acuerdo y las familias junto a los militantes de Un Techo para mi País desarmarán las casas.

…///

ONG, Un Techo para mi País, jornada de colecta callejera con mucho ímpetu – agosto del 2011


Si bien ya conocía desde hace tiempo a la ONG un Techo para mi País, nunca me generó un impulso por averiguar más de ella sino que me bastaba con lo que me llegaba ya sea por diarios, televisión o comentarios radiales.

El sábado 14 de agosto, iba con mi hija en el auto y tuvimos que recorrer la rambla y algunas calles de Pocitos y Punta Carretas.

En cada semáforo se avalanzaban un montón de jóvenes muy entusiastas pero que pronto nos comenzó más que provocar un sentimiento de solidaridad a un sentimiento de invasión, porque era evidente que en un semáforo solicitaban la donación correspondiente y a la cuadra volvían a pedir cuando ya parados se podía ver lo que estaba sucediendo en el próximo cruce, ¿eso no fue previsto?.

Tuvimos que ir al Centro, y desde el Ministerio de Salud Pública hasta la Plaza de los Bomberos por 18 de Julio habían sólo dos chicas solicitando la colaboración, cuando había muchísima más gente transitando, además al ser menos eran más educadas, menos agresivas y hasta era una invitación a donar.

Quise saber más de la ONG, por lo tanto ingresé a la página web, leí algunos informes; me enteré que es de origen chileno, que se dice que están vinculados con la Opus Dei (no sé si es cierto, pero lo leí y si lo fuese no hay nada de malo), etc.

Pero quería saber cuánto habían recaudado en años anteriores y cómo gastaban sus ingresos. Porque es notorio que tienen una alta exposición pública, muchos globos, sombreros, túnicas, casitas, carteles … pero no pude encontrar ni un artículo sobre el tema. Sólo dice que son auditados por TEA y no dudo para nada del prestigio de la Consultora pero no encontré nada con la firma de ellos.

Entonces les escribí, por la opción que tienen en la página web. Pero sólo me llegó una respuesta de error.

Seguí leyendo y en Preguntas Frecuentes de la Web pude ir sorprendiéndome cada vez más.

  • Se eligen familias, o sea que no es para un área sino que se puede hacer la casa para una familia y todo su entorno seguir exactamente igual
  • Que la familia debe pagar un 10% del costo, pero si son indigentes y no pueden pagarla, ¿quedan descartados?, ¿qué incluye ese costo?
  • Que la vivienda no tiene baño
  • Que hay que tener entre 18 y 35 años para ayudar a la construcción, o sea no es para cualquiera que desee ayudar con mano de obra
  • Que si Usted quiere ir ese día y ayudar, tampoco puede

Había leído que una de las contras de este sistema es que en definitiva no ayuda a las familias a salir de su ámbito porque los asienta, los radica aún más. Eso se ha negado enfáticamente.

Mirando la televisión por la noche, se le pregunta en una entrevista a una voluntaria si ya sabían en dónde harían las casas; y dijo que sí pero que no lo querían decir para que la gente no se quedara … ¿no era que no fomentaba a que se quedaran en ese ámbito?

Por supuesto que es mucho mejor que se haga algo a que no se haga nada, pero uno se pregunta si la Sociedad no tiene derecho a saber cómo se gasta, los sueldos que se pagan, a quién se compra el material, las donaciones, etc.

También es muy curioso cómo puede una ONG con tan pocos años, reclutar tantas personas jóvenes y con mucho entusiasmo, cuando otras ONG más antiguas y con fines igual de solidarios no despiertan esa alegría. Sin dudas es para felicitar.

…///