Archivo de la categoría: FIDEICOMISO

Contrato de Fideicomiso; ¿Los Fideicomitentes o Fiduciante es responsable por insolvencia del Fiduciario?


CONSULTAS M&GT 386/015/05/2021

Nombre: Santiago

Profesión: Contador Público

Consulta: Estimado, en un Fideicomiso, si se diera una posible insolvencia de la Fiduciaria, ¿Los fideicomitentes son solidariamente responsables?. Gracias.

Sigue leyendo

Fideicomisos, ¿Debe llevar Libros Comerciales?, y ¿Libros Sociales?


CONSULTAS M&GT 211/031/12/2016

Nombre que lo identifiqueFlavia

CONSULTADarío, tengo una duda y quizás me la puedas contestar: Un fideicomiso de administración, ¿debe llevar libros comerciales? ¿y libros sociales? Aguardo tu respuesta, muchas gracias!!

Sigue leyendo

Costo del Bicentenario en Uruguay. Se creó un Fideicomiso para poder Gastar mejor y además es el festejo más largo del mundo, ya que se extiende hasta el 2015, por la Ley 18677. Por lo menos costará 5 millones de dólares más otros 7 millones en un Edificio.


Restauraciones

Motivo de fiesta

Se gastarán cinco millones de dólares y proyectan un edificio del Bicentenario por otros cinco millones. Pero el MEC admite que la «reflexión histórica» no llegó a la gente.

Sebastián Cabrera – El País  8/10/2011

Cuando se abre la puerta del ascensor en el piso siete del edificio del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), el visitante se topa con un grupo de veinteañeros con remeras coloridas que van de un lado para el otro, hacen llamadas telefónicas, reciben y entregan materiales impresos. La imagen de esos muchachos movedizos -dirigidos por Gabriel Calderón, de 28 años, y Bruno Gadea, de 25- choca con la de los funcionarios cincuentones y lentos, con ropas grises, que trabajan en los demás pisos del edificio de la calle Reconquista.

Ahí, en el piso siete y con una espléndida vista al Río de la Plata, funciona desde fines de 2010 la secretaría ejecutiva del Bicentenario del Inicio del Proceso de Emancipación Oriental, que tendrá como evento central el festejo musical del lunes en el Centro de Montevideo a 200 años del nombramiento de José Artigas como jefe de los Orientales. Habrá vigilias en las capitales departamentales el 22 de octubre y desde el 23 se recreará el éxodo.

Es una celebración que, al menos, le costará a todos los uruguayos unos cinco millones de dólares durante 2011. Es decir, lo mismo que el presupuesto anual del Plan Juntos con el que el gobierno pretende mejorar la situación de la vivienda. Es decir, una cifra cercana a la que se ahorra con el cambio horario. Es decir, lo mismo que piden los abogados del joven haitiano. O la mitad de los diez millones que recibirá la AUF por la televisación de ocho partidos de las Eliminatorias.

La comisión estudia, además, construir un edificio que se convierta en legado del Bicentenario en dos terrenos contiguos a la Casa de Rivera y al Museo Romántico. Pero aún no se ha aprobado el presupuesto, de entre cuatro y siete millones de dólares.

A unos pasos de las oficinas del Bicentenario está el despacho del director general de secretaría, Pablo Álvarez, uno de los responsables políticos de los festejos. Mate en mano, el jerarca reconoce que no se ha logrado uno de los objetivos planteados: provocar en la mayoría de los uruguayos una «reflexión histórica».

Álvarez dice que la comisión del Bicentenario -integrada por representantes del gobierno, la oposición, la Universidad, el Poder Judicial, las intendencias y los museos- tuvo «la provocación histórica» de elegir 1811 como inicio del proceso de emancipación, a partir de lo cual se buscaba generar una reflexión histórica.

«Para nosotros, habilitar esa reflexión era mucho más importante que cualquier espectáculo artístico», dice el director. «La idea era desenfocar esa reflexión de los espacios exclusivamente académicos y repensar la historia porque siempre hay una línea de continuidad entre lo que sucedió y lo que hoy está sucediendo».

Pero esa reflexión no se ha producido. «Lamentablemente la gente no tiene mucha idea; no se ha consustanciado con ese debate, es evidente», dice Álvarez, de 33 años. Pero agrega que el problema va más allá del tono que se le dio a la celebración, donde los espectáculos musicales tienen un lugar central.

«Muy pocos programas de televisión están vinculados a la historia. Vivimos en una sociedad que no debate estas cosas. ¿Cuán importante puede ser para dos vecinos si está bien o no el 2011?«.

El senador blanco Gustavo Penadés, quién también integra la comisión, piensa que se desaprovechó una oportunidad de «fomentar la revalorización histórica de Artigas y el aprendizaje popular de lo que se conmemora». Y dice que influye el sentido vergonzante de la izquierda, «de no revalorizar los hechos históricos».

CIFRAS. La información definitiva sobre el costo de los festejos -que se iniciaron el 27 de febrero en Mercedes con el Grito de Asencio, siguieron el 18 de mayo con la Batalla de las Piedras y terminarán el 22 de diciembre con el Ballet del Sodre- recién se sabrá una vez que termine todo.

Cuando se lanzó la celebración el 15 de febrero en el Palacio Legislativo, el presidente José Mujica habló de festejos «austeros» y «humildes» sin «chovinismo».

A fines de 2010, Álvarez había dicho a Qué Pasa que se gastaría en total unos dos millones de dólares. Pero en junio la cifra ya se había elevado a tres millones de dólares dado que, según dijo el director del MEC al semanario Búsqueda, «hubo una buena receptividad de la población a las convocatorias».

Pero ahora Álvarez dice que la cifra es cercana a los cuatro millones de dólares. En cambio, la secretaría ejecutiva de los festejos estima que los gastos para todo el año serán de cinco millones, dice Calderón. «Llegamos a esa cifra porque realmente no alcanzaba el dinero, siempre en el marco de austeridad que pidió el presidente», admite Calderón, quien pide que cada frase suya también sea atribuida a su socio, Gadea.

Un miembro de la comisión del Bicentenario, en cambio, no descartó que a fines de año se alcance una cifra definitiva cercana a los 10 millones, pero Álvarez y Calderón lo negaron en forma terminante.

«No va a ser más que ese presupuesto de cinco millones, pero sí puede haber captaciones de terceros», dice Calderón. Con eso se refiere, por ejemplo, a que UTE financiará un proyecto donde 20 pueblos trabajarán en «la recuperación de la memoria» de su población. Las intendencias, Ancap, Antel y el Banco República también hicieron aportes.

Solo el festejo del lunes, co-organizado junto a la Intendencia Municipal de Montevideo, costará cerca de un millón y medio de dólares, según Calderón. Pero Álvarez lo estima en algo menos: 900.000 dólares. «Este es un Bicentenario austero en relación a otros países», dice el director. Es verdad que Argentina gastó cerca de 60 millones de dólares en su Bicentenario pero también es verdad que tiene una población 10 veces mayor. México, con 112 millones de habitantes, gastó 230 millones de dólares.

Calderón dice que «es tonto compararse con Buenos Aires», que solo en el festejo central del 25 de mayo «gastó entre seis y 10 millones de dólares, muy por arriba de la cifra prevista para todo el año» en el Bicentenario uruguayo. Pero dice que no es tonto compararse con Paraguay, «que tuvo una base de 20 millones de dólares».

-¿Y por qué gastar este dinero cuando hay escuelas u hospitales que lo precisan más?

-Tal vez los periodistas no tengan idea cómo se ejecuta el gasto: una plata no puede ir a otro lado. Este gasto lo hacemos para contribuir a conformar un sentido de identidad en el tiempo histórico que nos tocó vivir, de la misma forma que se puede gastar plata en las luces del Estadio- dice Álvarez.

A pesar del gasto de cinco millones de dólares, el nacionalista Penadés considera que hubo «precariedad presupuestal» y también menciona una falta de ejecutividad de las autoridades políticas.

Y así como se construyó el Palacio Legislativo cuando se festejaron los 100 años de la declaración de la Independencia y el Estadio Centenario en los 100 años de la Jura de la Constitución, ahora se proyecta un edificio que sea legado del Bicentenario. El lugar es en dos terrenos baldíos que pertenecen al MEC, contiguos a la Casa de Rivera y al Museo Romántico en la calle Rincón. Allí se prestaría servicio de biblioteca y de acceso documental.

La directora del Museo Histórico Nacional, Ariadna Islas, adelanta que el proyecto está en la etapa de gestión previa y que se llamará a concurso si el Parlamento asigna los recursos presupuestales requeridos, de cuatro a siete millones de dólares. «Se dotaría a uno de los museos más antiguos del país, de un edificio acorde a las necesidades y servicios que prestan los museos modernos».

Sin embargo, Penadés planteó en la discusión de la actual Rendición de Cuentas la necesidad de incluir este gasto y aún no hubo eco oficial.

PROBLEMAS. Los organizadores del Bicentenario se han topado con la burocracia del MEC y sobre la marcha debieron cambiar la forma en que ejecutan los gastos. Aunque originalmente no estaba previsto, hace unas semanas se creó un fideicomiso para agilizar las transferencias económicas.

«Había trámites que en el MEC demoraban dos o tres meses y el Bicentenario se nos acaba, no tenemos ese changüí», dice Calderón. Otro miembro de la comisión achaca algunos problemas a cierta lentitud ministerial. Álvarez admite que el MEC no daba abasto y que se trancaba su propia operativa: «Nos estábamos quedando sin plata para cosas que eran del ministerio. Y se habían multiplicado por 10 las licitaciones mensuales».

Con el nuevo sistema, la secretaría ejecutiva accede al dinero en forma directa. «Es difícil que el Estado pague un servicio antes que se haga. Eso nos mataba los presupuestos», dice Calderón, pero «tener un fideicomiso permite negociar en conjunto los cuatro escenarios del lunes y el del 22 de diciembre, bajando 40% el precio». Eso era impensable hacerlo con los trámites administrativos normales.

La secretaría ejecutiva tiene siete empleados estables todo el año (cuyas edades van de 25 a 35 años) y esa estructura se amplía para cada celebración. Por ejemplo, unas 200 personas trabajaron en el evento de Soriano en febrero, pero para octubre trabajará muchísima más gente: solo el dispositivo de seguridad privada del lunes incluye a 350 personas.

La secretaría contrató a la agencia Quatromanos para la comunicación del evento a los medios: le paga 25.000 pesos al mes desde principios de año. Y la agencia Punto ganó la licitación para hacerse cargo de la campaña publicitaria de la celebración de octubre. Le pagarán tres millones de pesos. «El dinero no daba para tener una presencia de medios todo el año», dice Calderón.

GRILLA. Polémica también puede ser la selección de artistas para los festejos de este lunes, que corrió por cuenta de la secretaría. Según Calderón, se hizo un balance entre artistas locales y «algún número internacional» y se intentó que «esté representada la mayor cantidad de gustos».

Sin embargo, sorprende la poca presencia de música tropical (solo estará «Fata y compañía», acompañado por varios exponentes de ese género), que no haya nada de tango ni murgas. Se procuró la presencia de Agarrate Catalina, pero no estaba disponible. Lo mismo pasó con Ruben Rada.

El grupo catalán La Fura dels Baus, que se dedica a grandes puestas en escena de teatro callejero, se encargará del cierre en la Plaza Independencia donde habrá una muñeca gigante que caminará rodeada de tambores, una esfera gigante y una red donde colgarán unas 60 personas.

La Fura -que cinco días antes tenía previsto actuar en Chechenia y unos días después lo hará en Bélgica- viene con una delegación de 15 personas, pero también participarán 170 uruguayos, entre equipo técnico, actores y músicos. El guión, creado para la ocasión, fue elaborado en conjunto con la producción uruguaya.

Calderón no quiere decir aún lo que cobra el grupo catalán, pero da pistas: «Si gastáramos 500.000 dólares en traer a la Fura, nos cuelgan». Una fuente del ambiente artístico estimó el gasto en 200.000 dólares. «Sabemos que la Fura nos cobra mucho más que lo que este país puede pagar, pero también es verdad que lo que viene a hacer no se vio nunca en la historia uruguaya», dice Calderón.

Como sea, cobrarán menos que otros grupos que hicieron espectáculos en los bicentenarios regionales. Fuerzabruta cobró unos tres millones y medio de dólares en Argentina. Y en Chile contrataron a la compañía francesa Royal Deluxe por un millón y medio de dólares.

Algunos artistas no fueron elegidos: la participación del legendario grupo argentino de rock Las Pelotas, de El Mató A Un Policía Motorizado (banda de La Plata) y Tonolec (un dúo que mezcla música electrónica con música del norte argentino) son un regalo del gobierno argentino a la fiesta uruguaya.

El brasileño Gilberto Gil no viene gratis pero el gobierno de su país aportará un espectáculo en diciembre. Y, apostando a la integración regional, el Bicentenario también contrató a Los Tres de Chile.

Además, se gastaron más de siete millones de pesos en financiar 120 proyectos de 244 presentados por particulares (ver detalle en páginas 6 y 7). ¿Quién los eligió? La secretaría hizo un informe preliminar, donde eliminó las iniciativas que no cumplían las bases. Una de ellas era contar con un financiamiento externo de al menos el 40%.

Luego se supone que la comisión eligió los 120 proyectos apostando a la «diversidad», aunque uno de sus integrantes, el diputado del Partido Independiente Iván Posada, admite que la propuesta de asignación la hizo el MEC. «Nosotros no estudiamos cada proyecto; obviamente que en estas cosas queda la duda sobre los criterios elegidos, que son subjetivos».

Entre los premiados, con patrocinios de 15.000 a 200.000 pesos, hay ideas tan dispares como un diccionario del español de Uruguay, un documental sobre el «Uruguay antártico», un torneo de taekwondo, un videojuego y hasta una intervención urbana con «bailarines que representan personajes con orientación sexual LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales)» que se pudo ver en plazas de varias ciudades.

Pero, más allá de esos proyectos, se gastarán cinco millones de dólares para empapar de patriotismo a una ciudadanía que, por ahora, en lo que está más interesada es en disfrutar de los espectáculos musicales gratuitos. El rol de Artigas y la independencia nacional es un tema que quedará para más adelante.

La bandera hasta en la playa

En la falta de identificación con el sentido histórico del Bicentenario influye una tradición «donde los uruguayos no manifiestan de forma chovinista su nacionalidad», dice el director del MEC, Pablo Álvarez. Y, de hecho, en los feriados patrios la gente no embandera sus casas, como en Argentina o Chile. «No puedo obligar a que pongan la bandera, aunque no sé si tendría interés en hacerlo», dice Álvarez. Y pone un ejemplo: en las playas «no se ve gente con shorts o mallas con la bandera patria» como en Brasil. El senador blanco Gustavo Penadés remarca la falta de «sentido de nación» y llama a no minimizar «que hace 200 años un grupo de orientales designó a uno de ellos como su jefe».

Obra demorada

La Comisión del Bicentenario se había propuesto restaurar durante 2011 la quinta de José Batlle y Ordóñez, la de Luis Alberto de Herrera y la Casa de Lavalleja. Pero los tiempos son más lentos de lo que se pensaba. La quinta de Luis Alberto de Herrera y la casa de Lavalleja están en proceso de restauración (se gastarán seis millones y cuatro millones de pesos respectivamente) por parte del Ministerio de Transporte y Obras Públicas con la dirección del Museo Histórico Nacional.

Todo indica que las obras no finalizarán en 2011. «Es muy difícil saber los tiempos cuando se trata de una restauración de un monumento histórico, pero tenemos la esperanza de inaugurar alguna parte a fines de este año», dice la directora del Museo Histórico Nacional, Ariadna Islas, quien no permitió sacar fotografías del progreso, porque están en «una etapa primaria» y hubo dificultades. En uno de los casos «la restauración resultó ser mayor de la prevista».

Para la quinta de Batlle, aún no hay un proyecto presupuestado y las obras no se iniciaron. «Lo mejor hubiera sido que fuera más rápido. Se está trabajando sin prisa pero sin pausa, aunque los resultados no sean espectaculares ni inmediatos, pero sí de mucha calidad».

Esto sigue hasta 2015

La idea de festejar el Bicentenario parte de una ley votada el año pasado por todos los partidos, donde se plantea 2011 como año central de los festejos. Se creó una comisión que en 2013 también recordará las Instrucciones y en 2015 el reglamento de tierras.

http://www.elpais.com.uy/suplemento/quepasa/motivo-de-fiesta/quepasa_598055_111008.html

…///

Ley 18677 –> Ley 18.677 Bicentenario Uruguay

…///

Es cierto que el Estado ya tiene un entramado de control que no lo hace apto para ser operativo. Lo digo con propiedad y además lo han dicho muchos, incluso el propio Presidente cuando era Ministro de Ganadería. Es así que se crean caminos oblicuos para cumplir con la función, como son SA, ONG, etc y ahora lo que está de moda son los Fideicomisos. ¿No es mejor cambiar los procedimientos?.  El video de México que sigue es un breve resumen de todo lo que se lee en el artículo, lo único que es México y no Uruguay, las obras no llegan a tiempo, el gasto excesivo, etc. Una vez más no somos originales.

…///

 

Avanza la modalidad de ”condohotel”, donde cada una de esas habitaciones se vende como una unidad de propiedad horizontal o monoambiente a distintos compradores.


Fideicomiso y “condohotel” captan interés de inversores en ladrillos

diario El País – mayo / 2011

Varios hoteles y edificios en Montevideo y Punta del Este  ya están siendo desarrollados a través del fideicomiso, un  atractivo sistema que protege el capital  ofreciendo  mayores garantías para el inversor. También avanza la modalidad de ”condohotel”, donde cada una de esas habitaciones se vende como una unidad de propiedad horizontal o monoambiente a distintos compradores. El consultor inmobiliario Julio Villamide en diálogo con G&N analiza las últimas tendencias en inversiones en ladrillos.

-¿ Qué diferencias existe entre el fideicomiso y la sociedad anónima?

Un fidecomiso es lo mismo que una sociedad anónima,  pero sus estatutos son específicos. La gran diferencia con ella  es que protege de cualquier avatar los patrimonios que estén dentro del propio fideicomiso. Si en una sociedad anónima un promotor está desarrollando un edificio, y tiene problemas,  puede afectar el capital. Eso no ocurre cuando se trata de un fideicomiso:  es como una campana de cristal que protege ese patrimonio de cualquier evento que pudiera tener cualquiera de los actores que están participando en él.

-¿Cómo operan?

 – Hay distintas alternativas.  Fideicomiso de construcción  al costo, en el que un grupo de compradores se pone de acuerdo para adquirir un edificio, y va pagando el costo de construcción de cada mes. En ocasiones, el fideicomiso les permite acceder a un precio inferior asumiendo ellos el aumento del costo de la construcción, pero no pagando el sobreprecio que un promotor puede cobrar ante la incertidumbre de no saber cuál va ser el costo final. Hay fideicomisos financieros que son más sofisticados, que requieren la aprobación del Banco Central, y en esos casos, esos fideicomisos pueden cotizar en bolsa.

– ¿Qué garantías concretas da el fideicomiso inmobiliario?

-El administrador se compromete a entregar el dinero aportado por todos los compradores de las unidades a medida que la obra avance. El fideicomiso establece  que una vez culminada la construcción se le entregará a cada uno de los compradores la unidad que había adquirido.  El fideicomiso no sigue existiendo más allá de la acción concreta para la que fue creado. Todo el dinero que se aporta, incluido el terreno está a su nombre. No se puede desviar ese dinero para ningún otro fin, ni para otra obra en construcción. Desde el punto de vista tributario, paga lo mismo que una sociedad anónima.

– ¿Qué países operan con fideicomisos para estimular la inversión inmobiliaria?

-Es una figura que en Argentina se utiliza mucho. De hecho,más de la mitad de los desarrollos inmobiliarios en Buenos Aires se hacen a través de fideicomiso. En Uruguay no se han desarrollado muchos aún, pero hace varios años que existe legislación al respecto. Son más habituales en Punta del Este, desarrollados por capitales argentinos para vender a clientes argentinos. En  Punta del Este, suele haber muchos edificios a través de la modalidad del fideicomiso.

– Y en nuestro país ¿qué fidecomisos puede mencionar?

– Hay cinco o seis edificios construidos por fidecomisos en Montevideo, dos edificios de  oficina y el resto de viviendas, además de los fideicomisos de Punta del Este. También se está por construir un hotel, en Luis de la Torre y 21 de Septiembre, bajo esta modalidad.

– ¿Cómo funciona el sistema en un hotel?

-Hasta hace algunos años, la única forma de construir un hotel era que un inversor o una cadena hiciera un desembolso 15 ó 2o millones de dólares. No es fácil que se de esa situación en plazas pequeñas como la uruguaya o de uso estacional como Punta del Este. El “condohotel”  permite que se pueda construir un hotel de 100 habitaciones, pero en lugar de conseguir un particular que sea el inversor total de ese proyecto de 10 0 12 millones de dólares,  cada una de esas habitaciones se vende como una unidad de propiedad horizontal o monoambiente a distintos compradores. Los compradores ceden el usufructo por un plazo de 10 años, a la gestión hotelera, contratada. Y la gestión hotelera tiene distintos acuerdos, que puede ser desde dar una renta fija a cada uno de esos compradores, hasta que  cobre un mix entre un porcentaje de honorarios en base a la facturación y otro en base a las utilidades y asume todo el riesgo. Hay distintas posibilidades. Pero el inversor que adquirió esa habitación va a recibir una renta por su cuota parte del hotel gestionado por una cadena internacional o un grupo local. Resumiendo: el “condohotel” tiene la ventaja de atomizar esa inversión de 10 0 12 millones de dólares en de repente 100 pequeño inversores de 100 0 120 mil dólares, que van a recibir rentas por su cuota parte del hotel gestionado por una cadena internacional o un grupo local. Resumiendo: el condohotel tiene la ventaja de atomizar esa inversión de 10 0 12 millones de dólares en  100 pequeños inversores de 100 0 120 mil dólares, que van a recibir rentas atractivas,  cercanas al 10 por ciento anual en dolares, y a su vez  ofrece la garantia de tener un titulo de propiedad como una unidad de propiedad horizontal.

– ¿Qué ocurre una vez que transcurren los primeros diez años?

-Diez  años después, el inversor lo sigue explotando como hotel  o disuelve ese vínculo con la gestora hotelera y cada uno lo usa, lo vende, lo alquila según su necesidad.  La habitación puede ser vendida como propiedad horizontal,  simplemente que el que compra va a tener que ceder el usufructo a la administración  en un lapso de 10 años. Esta es la obligación que pone el gobierno uruguayo para obtener las exoneraciones tributarias que el proyecto tiene, tanto durante la construcción del hotel, como en la gestión.  Está inversión está estimulada  por un decreto de fines de diciembre que promueve los condohoteles, que  va a permitir que varios hoteles se instalen en Montevideo,  con inversiones de 10 0 15 millones de dólares, lo que por otra vía hubiera sido difícil.

http://genteynegocios.elpais.com.uy/fideicomiso-y-condohotel-captan-interes-de-inversores-en-ladrillos

http://www.lanacion.com.ar/1468940-el-condohotel-otra-via-para-comprar-ladrillos

…///

…///

La forma del fideicomiso «es apropiada para las AFAP, son a muy largo plazo y con mercado poco líquido. Es muy difícil de vender a particulares». Aún así, «si el mercado se reduce a las AFAP es un mercado imperfecto»


Pese a crisis, se prepara emisión de siete fideicomisos por US$ 249:

Rubros. Pronto! se suma a grupos del agro y desarrolladores inmobiliarios

Mientras en el mundo los mercados oscilan al ritmo de los problemas de Europa y Estados Unidos, en la Bolsa de Valores de Montevideo la situación es bien diferente. Pese a la crisis, siete firmas prevén lanzar fideicomisos por US$ 249 millones.

«Lo que está en marcha, estaba antes que los mercados se cayeran», dijo a El País el presidente de la Bolsa de Valores de Montevideo (BVM), Pablo Montaldo. Aún así, las siete empresas que tenían esos planes los mantienen y algunas tienen inversores del exterior interesados, dijeron a El País fuentes del mercado.

Sigue leyendo

Fideicomiso – AFAP – Tamberos de 3.500 litros por ha. podrán acceder a tierras


Tamberos de 3.500 litros por ha. podrán acceder a tierras

Fideicomiso. Aguerre dijo que será para arrendamientos

El País 4/08/2011

Los tamberos que produzcan por encima de 3,500 litros estarán en condiciones de pagar una renta al fideicomiso para adquirir tierras para lechería que proyecta el gobierno. Aún no está el monto total que tendrá.

El ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, dijo ayer que no se estimó el monto que tendrá el fideicomiso ni la cantidad de tierras que podrá comprar porque «si no generamos una corriente de especulación que no termina favoreciendo a quien queremos favorecer que es al productor lechero».

Según los análisis del ministerio, el fideicomiso (que actualmente está en un proyecto de ley que enviará el Poder Ejecutivo al Parlamento) podrá abarcar a «todos aquellos productores que estén produciendo arriba de 3.500 o 4.000 litros de leche por hectárea (que) perfectamente pueden acceder a (pagar) una renta», indicó Aguerre en rueda de prensa tras firmar un convenio con Conaprole. La idea del ministro es que este fideicomiso no sea un «pool» que compre tierras y luego las arriende, sino que es el productor quien «va a tener iniciativa» de pedir cierta cantidad de hectáreas para arrendar y establecer un tambo.

«Esto no quiere decir que se van a comprar 40.000 hectáreas para lechería en el departamento de Florida. De repente se compran 40.000 hectáreas en seis departamentos», explicó.

El fideicomiso analizará al productor, y en caso de aprobarlo, comprará la tierra para arrendársela. El productor pagará una renta que «dependerá del mercado», dijo Aguerre.

Para comprar la tierra, el fideicomiso emitirá deuda que podrá ser adquirida por ahorristas individuales y las AFAP; para estos la inversión les permitirá cobrar un retorno que procederá de la renta que el productor paga al fideicomiso.

«Con los números de hoy de la lechería, pero incluso con números 25% por debajo del actual es una muy atractiva posibilidad de inversión», enfatizó el ministro. «En momentos que se habla tanto del tema de la extranjerización (de la tierra), desde el punto de vista político y de soberanía una parte importante de la tierra estaría comprada por el ahorro de los uruguayos», afirmó Aguerre.

Explicó que este instrumento, «tal vez no sea atractivo para el productor que es propietario de la tierra y tal vez no sea atractivo para quien tiene un contrato de arrendamiento de 10 años, pero va a ser muy atractivo para todos aquellos productores que están con la espada de Damocles de un contrato por vencerse o la imposibilidad de competir».

RIEGO. En tanto, Aguerre anunció que se presentará un «nuevo plan de impulso del riego» que aún no está terminado y que «deberá considerar un enfoque multipredial, al menos en el almacenamiento» de agua.

La idea es que haya «sistemas de represas en las nacientes de los arroyos y los ríos que abastecerían en la época de escasez de forma artificial el caudal de esos mismos ríos y arroyos», agregó. El convenio firmado entre el Ministerio y Conaprole permite acelerar la ejecución del 40% de 2.082 proyectos (que pertenecen a lecheros) de Agua para la Producción Animal. Estos proyectos requerirán una inversión de US$ 18 millones, de los que US$ 13 millones los aporta el Estado.

http://www.elpais.com.uy/110804/pecono-584322/rurales/tamberos-de-3-500-litros-por-ha-podran-acceder-a-tierras/

…///

Fideicomiso – AFAP – Caminería Rural – Impuesto a la tenencia de la Tierra – Proyecto: quienes posean de 2.000 a 5.000 hectáreas (con índice Coneat 100) deberán pagar US$ 8 por hectárea anualmente; entre 5.000 y 10.000 abonarán US$ 12; y por más de 10.000 pagarán US$ 16.


Impuesto al agro permitirá una inversión de US$ 400:

Fideicomiso. Mujica dijo que se destinará a caminería rural

El País 17/08/2011

El presidente José Mujica anunció ayer que el impuesto al agro «va a salir» en «pocos días» y adelantó que gracias al tributo se podrán invertir a través de un fideicomiso entre US$ 400 y US$ 500 millones para caminería rural.

«Va a salir, va a salir», insistió el presidente José Mujica sobre el impuesto dirigido exclusivamente a los propietarios de más de 2.000 hectáreas de tierra. «Ya se va a sentir el ruido en pocos días», dijo en una entrevista concedida al periodista Víctor Hugo Morales para la radio argentina Continental.

Sigue leyendo