Efectos colaterales de una Promoción por Inversiones. ¿El malla oro para el fisco es la tributación de las empresas?


Hace días que vengo pensando hasta qué punto podría encarar este tema; no sólo porque resultará atípico a lo que vemos hoy en día con respecto al Decreto 268/020 recientemente aprobado (firmado el 30/09/20 y publicado el 07/10/20); en que no hay estudios de profesionales que no escriban sobre las bondades del mismo (que las comparto), sino también porque podría interpretarse que tengo una visión negativa de la realidad, que sólo veo la mitad del vaso vacío y no la mitad que está lleno. No sé si podré transmitirlo adecuadamente, pero busco no sólo expresar lo que para mi es un correcto asesoramiento profesional (que lo aprendí en la Facultad), que es brindar toda la información porque el que decide es el empresario y si uno no informa todo, pasa a ser parte de la decisión; sino también mostrar algunas cosas que me parece que nadie las ve, o si las ven, no las dicen.

Voy a comenzar por la metáfora del malla oro (nuestro Presidente ha sabido usar algunas expresiones fuera de las comunes del fútbol, para facilitar lo que quiere decir, en este caso al ciclismo y en otras como las perillas, yo me imaginé de una radio, de las antiguas), en su momento se dijo que saldríamos de esta crisis por el empuje de las empresas (o eso entendí yo).

Parece lógico, y en principio uno no duda de que eso es así. Porque las empresas son muy importante para una sociedad. Pero vayamos a la recaudación del Estado, más o menos el 85% de la recaudación llega vía impuestos, por la DGI. Si uno va la página de la DGI, está toda la información. Yo les pido que miren los siguientes cuadros, y lo comentaré.

El primer cuadro (toda la información, como he dicho está en la página web de la DGI), es la recaudación en pesos corrientes (es decir que está sin actualizar a pesos de hoy, no es constante) desde el inicio de la Reforma Tributaria hasta el año pasado. Entonces podrán ver que la recaudación por IRAE, lo que pagaron las empresas en el año 2019 fue de 58mil millones de pesos. Pero las empresas pagan también algo más (en realidad lo pagan los accionistas, socios o dueños, en determinadas circunstancias) que se llama el IRPF cuando reciben los dividendos, y supongamos que todo lo que se informa en la Categoría I del IRPF (porque hay dos categorías, es un impuesto dual, y en la I, está todo lo que es renta inmobiliaria, renta mobiliaria y dividendos, pero supongamos que todo es por dividendos – que no es así ni cerca – ), estamos viendo que en el año 2019 se pagó casi 10mil millones de pesos. Sumemos ambos conceptos, por eso los puse juntos, y en el mejor de los casos, estamos hablando de 68 mil millones de pesos.

Miren el cuadro siguiente, el del medio digamos; allí muestra la recaudación por IRPF por trabajo, la categoría II, o sea lo que pagan los trabajadores por su trabajo como dependientes o independientes. ¿Ven el último renglón, el del año 2019?; la recaudación fue de 67 mil millones de pesos.

Sí, la recaudación que recibió el Estado fue casi idéntica (yo diría que menor por aporte de las empresas) lo de las malla oro, que el resto de los que no son malla oro.

Miremos el tercer cuadro, que muestra todos los impuestos, allí se ve más claramente todo, no hay dudas que el impuesto estrella es el IVA, y también es un impuesto que lo paga el consumidor; no lo paga la empresa (en realidad es la empresa que lo retiene y lo vuelca, y algunas ineficiencias puede ser que pague, pero lo grueso lo paga el consumidor).

Entonces cuando se habla del malla oro, no estoy tan seguro que en nuestro País, sean los únicos que van a reactivar la economía. Me dirán: pero sin empleo, tampoco van a poder pagar IRPF, … sí, claro!, es obvio. Pero el punto está en la equidad.

Supongamos que yo les doy estos beneficios que se han dado a las empresas, y también le doy a la Persona Física, y con ello, no sólo soy equitativo sino que también pueden ser los malla oro. Si yo a una persona física le permito deducir el pago del Colegio de sus hijos, seguro fomentará que los Colegios no cierren, o contraten más profesores, y con eso quitarle presión a las Escuelas Públicas, si yo permito deducir el gasto en salud, también favorecerá que las personas no vayan solo como última opción al médico, sino también como prevención, si permito que se puedan deducir de rentas gastos de posgrado, de turismo, etc … seguro fomentaría también la economía, pero resulta que las personas físicas no tienen ninguna contemplación en su tributación (hasta ahora).

Es cierto, también me pueden decir: y el que tiene trabajo es un afortunado, que pague!!!. Sí, como decía, es cierto!. Hay que agradecer a los empresarios que dan trabajo, pero también los empresarios lo hacen porque las empresas son una necesidad, no todas van a cerrar; la gran mayoría son rentables, cumplen una función social, y también individual, de generar valor, por lo tanto también necesidad de las personas. No hay una oposición, y no lo estoy planteando, sólo digo que el Gobierno exonera de impuestos que al final termina favoreciendo a algunos sobre otros (es lo que se conoce como Beneficiario Final); no abogo para que se los quiten, sino para que se mire también a aquellos que pagan IRPF y que el diseño no es muy justo que digamos, no contempla edades, ni núcleo familiar (no el mamarracho que existe, sino la existencia de una familia, las etapas biológicas, etc); no contempla los esfuerzos marginales, las personas que tienen dos trabajos, aquél que se esfuerza por tratar de salir adelante, termina trasquilado como dijo el ex Presidente Mujica que iban a terminar así los argentinos que vinieran a Uruguay.

PROMOCIÓN a la INVERSIÓN, el LADO B

En este punto, quiero aclarar que los beneficios del nuevo decreto, el ya mencionado (Decreto 268/020) son «abrumadores» con respecto a sus anteriores; si uno hiciera una la lista de las mejoras de unos y otros, este es muy parecido al Decreto 455/007 pero el nuevo le gana.

¿Y entonces, cuál es el problema?

No hay un problema en sí con el mismo, sino que es bueno que los Empresarios, con E mayúscula como decía el Director del Master en Dirección de Empresas dictado por el IEMM y publicado por el diario El País en febrero del año 2009 (https://abilleira.files.wordpress.com/2020/10/2009-02-13_empresarios-con-e-mayuscula.pdf); sepan todo. Es como cuando un médico le receta un medicamento, hay gente que simplemente se lo toma sin cuestionarse pero en cambio hay otros que se leen las especificaciones que trae dentro de la cajita; y a veces allí hay contraindicaciones que son importantes conocerlas. Aquí es lo mismo, yo lo que veo es que sólo se les dice lo lindo, pero tiene una parte de «letra chica» que me gustaría que se dijera también.

  1. Es un instrumento que es más fácil Presentarlo que luego deshacerse de él o lo que se llama el Control y Seguimiento anual. Es parecido a cuando le venden un servicio, supongamos una conexión a una TV Cable, se lo venden por teléfono pero si luego quiere borrarse, tiene que ir personalmente, pasa con las AFAP también, y una larga lista de que para mi es una avivada, se la complican y así usted se sigue quedando hasta que pueda ir a borrarse. 
  2. No es algo automático, requiere de trámites, y de mucho trabajo administrativo, y no es un trabajo administrativo común, es muy técnico, es caro. Si no lo saben hacer sus equipos internos, tendrán que contratar un Estudio especializado (no todos los Estudios Contables lo saben hacer), y no es un costo sólo al inicio, luego hay que generar una información especial todos los años, y allí se encuentra nuevamente que hay que tercerizar el trabajo. Todo muy lindo al inicio, es lindo pagar menos impuestos, pero después viene una carga importante de trabajo administrativo que en general no se ve, se piensa que es soplar y hacer botella, y no lo es. Son costos ocultos que no se cuantifican.
  3. Esas obligaciones que se adquieren, tienen un vencimiento similar al de las liquidaciones de impuestos, lo único que hay 30 días más para presentar la información, y eso da un aire, pero ya se está en tiempos extras. La zafra que comienza al terminar un ejercicio fiscal, se estira.
  4. El Control y Seguimiento, la norma dice que será hasta que se cumpla el último de tres plazos (artículo 11 del decreto), en algunos informes se ha dicho que uno de los plazos es hasta que se cumpla con los Beneficios de IRAE, y si leen ese artículo, el penúltimo párrafo no dice eso, dice para el plazo (uno de los tres plazos) establecido para la utilización de los beneficios, y uno de los plazos de utilización de los beneficios es el IP, que en general es hasta el fin de la vida útil de los bienes de activo fijo promovidos, y esos plazos son de 10 años en su gran mayoría (porque sigue la norma fiscal de amortización). ¿Durante 10 años habrá que presentar un Control y Seguimiento, por un uso de los beneficios en el primero o segundo año del proyecto?.
  5. Hay obligaciones a presentar que si uno las lee, parecen simples; pero por ejemplo las exigencias de informes Contables que hoy ya existen para la DGI, y que la misma no las exige (salvo si hay una inspección, y eso lo que genera es que sin tener datos concretos, me imagino que la inmensa mayoría de las empresas, que se les exige un Informe de Revisión Limitada no lo deben de cumplir, no creo tanto en el informe de Auditoría, creo que ya a ese nivel deben ser más raros los casos y la norma debe ser el cumplimiento) pero si uno entra en la Promoción de Inversiones, lo va a tener que presentar; y ya no va a ser un informe a cumplir con él en julio o setiembre o en octubre, lo van a tener que hacer más o menos antes del 31 de mayo de cada año. Que luego vendrá la AIN.
  6. No hablemos de las empresas que tienen su moneda funcional en dólares, como los Impuestos se liquidan en pesos, la COMAP hace su control en pesos, pero en cambio el incremento de la exportación se hace en dólares. No es menor esto que comento, las Auditorías cobran por emitir un informe en dólares y en pesos en estos casos de moneda funcional en dólares. 
  7. No hay que olvidar que los plazos de prescripción aumentan, se sale de la norma y comienzan a contarse recién después que se termina el proyecto (hay un artículo en el Blog que habla de ello). Bueno, si cumples con todo no tienes que atemorizarte, es cierto también eso; pero por algo se extendieron los plazos. O sea, que tomar una decisión de uso de una inversión a ser promovido por la COMAP, implica años de obligaciones, y quizás el uso de los impuestos sea en un año o dos, luego queda un lastre importante. Que si todo se lleva bien, no hay problema, si es una empresa que tiene un buen departamento administrativo, fiscal, buenos softwares, ordenada, y no pone peros para pagar asesores, entonces ni se preocupen!, todo ok!!!
  8. La relación con la COMAP es toda una experiencia, es raro; porque hay un Decreto que delega la instrumentación de los beneficios, etc, y luego la COMAP va emitiendo Circulares (que son como unas Resoluciones), y por ejemplo una Guía; y cambian los formularios, o se ajustan detalles y es difícil seguir el ritmo si uno no está permanentemente mirando o si no tiene servicios que lo vayan alertando de esos cambios (tipo CADE, Consultax, GPA, Consultoras, etc); pero tampoco existen por ejemplo alguna guía de Preguntas Frecuentes o que se publiquen Consultas que hagan los contribuyentes, entonces todo se maneja un poco a prueba y error, pero debo reconocer que son muy amables los que trabajan en esa oficina y eso suple un poco esa desprolijidad normativa (yo lo veo así, seguramente para otros está todo bien, y es válido; es que uno se adapta al sistema nuestro de una normativa con números, fechas, con un articulado, si uno ve la Guía actual del reciente Decreto no tiene una fecha de emisión; si después hay un agregado o cambio, es difícil encontrar el mismo si no se vuelve a leer todo otra vez, con lo cual sería bueno que existieran como Resoluciones que van cambiando la Guía y luego la Guía tome esos cambios con una indicación de dónde viene la redacción actual, es cuestión de costumbre, pero es algo distinto).
  9. A mi me parece que hay temas que son propios del año 2007, cuando no existía la Facturación Electrónica por ejemplo, y no existía la Planilla del MTSS unificada con el BPS, entonces pedir ciertas exigencias que ya tiene el Estado, me parece que es agregarle trabajo a las empresas que no aporta nada.
  10. La entrega de la información, hoy en día cuando uno va a comprar una notebook por ejemplo, ya no viene con grabadora de CD; entonces cuando le piden que uno lleve la información electrónica, no tiene más remedio que llevarla en Pendrive; y no es lo mismo el costo del Pendrive que un CD. Parece un detalle pero yo hace poco gasté más de $ 4.000 pesos en Pendrive, y eso quedó en la administración.
  11. Lo mismo el tema de los Timbres Profesionales, ya no alcanza con poner los timbres allí frente al funcionario correspondiente, sino que el escan que va electrónicamente tiene que estar con el timbre pegado, sino el trámite se tranca. Ahora, el trámite nunca podría haber avanzado si no tenía el timbre, entonces luego trancarlo porque no está escaneado con el timbre, resulta un poco raro; y una cosa es estar a 10 cuadras y otra es estar a media hora o una hora de la oficina. Nadie va a dejar de invertir por esto que digo, pero como dicen: de muestra, un botón.
  12. No hay que olvidarse que existe ya un sistema en la propia norma del IRAE que promueve el incremento del trabajo, y también genera beneficios las inversiones realizadas, pero son muy menores a las que sí da la COMAP, el punto es que las empresas que tienen ingresos superiores a 10. millones de UI, ya no pueden usarlos (y el del personal si se usa el indicador empleo en la matriz tampoco se puede usar el del incremento de personal del IRAE), y tienen que ir sí o sí por allí salvo que decidan no tener ni un beneficio, aún invirtiendo, lo que me parece sumamente injusto. Eso no se ha cambiado.
  13. No lo veo un sistema justo; supongamos dos empresas del mismo giro, una Farmacia que está en una esquina, y tiene un origen familiar, con esfuerzo, con dos o tres empleados y le cuesta muchísimo mantener el negocio, lo hacen porque es su forma de vida no porque estén nadando en dinero, en la otra esquina, hay otra Farmacia pero que pertenece a un grupo internacional, que ya tiene ciertas ventajas por ser perteneciente a un grupo que tendrá economías de escala, etc; y ese grupo seguramente va a usar estos beneficios porque ya tenía una planificación de inversión, en cambio la otra por no invertir nada o no contratar más gente, pagará más impuestos. Se me puede decir: y así funciona la vida, el mundo empresarial!, está bien; sí. Lo acepto, pero que no se diga que todos tienen la misma vara, es inevitable que una de las Farmacias tarde o temprano, terminará cerrando, y quizás la otra contrate esas tres personas de la Farmacia familiar, y todos felices aunque seguramente quien logra sobrevivir termine aportando menos impuestos que antes.
  14. Y por último, este es un sistema que no mira el financiamiento, es cierto que hay que pedirle una información al Banco Central, pero no pone restricciones. ¿Estaría bien que las pusiera?; no lo sé, no tengo toda la información, ni nacional ni comparativa de cómo es en otros países, sí sé que este sistema que se inicio en el año 2007, cuando lo lideraba el Economista Porto, se dijo en aquellos días que había viajado a China y tomó cosas del sistema Chino, y desconozco si había alguna relación entre fondos propios y fondos del sistema bancario. Lo que sí puedo decir es que es fácil razonar lo siguiente:
  • Supongamos que hago una inversión de US$ 1.000.000
  • Pido prestado los US$ 1.000.000 ( es una empresa a la que un Banco se lo presta)
  • Me presento en la COMAP, y logro una exoneración mínima del 30%, o sea US$ 300.000.-
  • Esa empresa genera renta suficiente para descontar esos 300 mil dólares
  • ¿Qué efecto tiene si pago menos impuestos?; la utilidad aumenta.
  • Me llevo los 300 mil dólares, y no tuve ningún esfuerzo. 

Se me puede decir como en otras oportunidades: ¿Y en qué te molesta que se lleve ese dinero?; si pone su riesgo, su capital, da trabajo … no me molesta, pero el Estado deja de recaudar, e incluso restringe las donaciones, y luego tiene que salir a buscar ese dinero en el IRPF, o en el Consumo, o en el menor financiamiento de los Medicamentos caros, porque no mira si esa exoneración termina bajando los costos, haciendo más barato el nivel de vida o si se reinvierte, porque si se lo llevan es un esfuerzo de todos.

Saludos,

Cr. Darío Abilleira – Montevideo, 12 de octubre del 2020

…///

3 comentarios en “Efectos colaterales de una Promoción por Inversiones. ¿El malla oro para el fisco es la tributación de las empresas?

  1. González

    Estimado: No se olvide de Cabezas… el mismo argumento que para IRPF cat II es aplicable al IASS, ese gran invento para gravar lo ya gravado a través de los años, como lo es la jubilación.
    Los jubilados también podríamos aportar más a la economía de tener más “resto”, aunque como en el caso del IRPF, sólo aportemos por encima de un determinado monto, lo que nos convierte en “potentados” aunque hayamos traspirado muchos años para eso.
    Siga así, con su aporte a la profesión y al público en general.
    Saludos,
    González

    Me gusta

    Responder

Bienvenidos! Me encanta que participen; los Comentarios no son directos ya que debo filtrar los que son agresivos o dan datos de terceros o realizan denuncias. Deben ser Comentarios del artículo (por favor, así queda integrado, que otros puedan leer todo del mismo tema), si es por otro asunto, pueden realizar una consulta por Formulario que está en el Menú (arriba). Un gusto. Cr. Darío Abilleira

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.