Vivir en la apariencia; entre la profusión abrumadora de normas y la apatía; un trámite en Uruguay es un viaje a la nada; y el e-mail es un adorno.


Cuenta Eduardo Galeano, que descubrió una palabra cuando estaba con unos pescadores colombianos; SENTIPENSANTE; es una palabra que según ellos, define el lenguaje que dice la verdad, que piensa y siente a la vez; y necesito expresarles que yo también les escribo no sólo con lo que me dicta el cerebro, sino también con el alma. Y digo alma porque de allí viene, es como cuando uno tiene ganas de llorar y no porque te duela algo, no porque tengas una tristeza profunda, sino que te surge por esa lucha entre tu educación civilizada y la barbarie que todos traemos innata; y que triunfa el ser pensante y civilizado, y explotas por ahí; es la manifestación pura del sentir; en este caso de frustración, impotencia, de volver a comenzar, de irte con las manos vacías, de perder tiempo, del gasto inútil, de la tomada de pelo, de que te maten la ilusión de creer, de que crees que estás gobernado por ineptos o por nadie simplemente. ¿Cuál es la diferencia?. Me decían en un cumpleaños: «lo que me quitan por el IRPF no tienen vergüenza, pero si me lo quitaran para una noble razón, lo podría aceptar mejor, o si me lo devolvieran en servicios» … obvio que comparto, aunque es claro que no tiene que existir una relación entre los Impuestos y los Servicios a recibir, distinto es la Tasa, pero no iba a entrar a hablar de la diferencia de Impuestos y Tributos, pero entiendo lo que me dicen; porque lo vivo y porque en definitiva comparto por más que no sea técnicamente correcto. ¿Alguien hizo por ejemplo una pregunta a la oficina de Senaclaft?, y ¿una pregunta a Cotryba?; ¿un trámite en el BROU?; ¿Una consulta por mail a una mutualista de las grandes?; ¿Una consulta al MSP?; … y les preguntaría: ¿Te contestaron?

Hay un libro de David Runciman, llamado Política; que habla de lo que es un «Estado fallido» (usa una comparación a lo largo del libro, entre Dinamarca y Siria); en que los últimos meses se viene usando muchísimo esa referencia; no estamos cerca de lo que se considera un Estado fallido, pero tenemos algunos síntomas; y no quiero ahondar en el tema porque no es a lo que quiero referirme; dice el autor de ese libro que comentaba; que por ejemplo con una carretera todo funcionará mejor, pero para construirla y mantenerla, hace falta un gobierno, sobre todo en zonas pobres y aisladas; pero si no existiera, la tecnología podría ayudar, (pone el ejemplo de tener un celular y solicitar lo que se necesita) pero a la larga, se necesitará la carretera; con lo cual llega a la conclusión que la tecnología puede mitigar las consecuencias del fracaso de un Estado, pero nunca puede remediarlas del todo; y para eso se necesitan que los Estados funcionen; y que la política es lo único que puede salvarnos de la mala política.

El punto es que si uno permanentemente recibe una andanada de normas y normas ( anomia: profusión abrumadora de leyes ); prende la televisión y escucha el informativo, abre el diario y se leen reportajes a los principales actores políticos, de que a partir de tal fecha tal cosa cambiará, y no cambiará levemente, sino que cambiará drásticamente y luego cuando llega el cambio no funciona, y no se reconoce, y no se hace nada para que funcione, o simplemente se dice que están aprendiendo, o que no hay presupuestos, o tal cosa o tal otra, como dice un conocido político: en lugar de un Poder Ejecutivo es un Poder Explicativo; pero no se hace nada para parar el monstruo que crean; nuestra vida pasa a ser un tormento.

El blog no es político desde el punto de vista de político partidario; pero yo soy un ser que vive en sociedad; y por lo tanto ejerzo la política tanto como tu que me lees; pero no lo hago con animosidad, ni con intencionalidad de que tal partido se vea afectado. Voy a poner un par de ejemplos porque tengo muchísimos y realmente los aburriría, pero hay dos (y tengo más de dos, y todos con argumentos, y documentos para demostrarlo) que recientemente me generaron mucha impotencia.

COTRYBA

Estaba estudiando el tema de Bienestar Animal, y me surgieron algunas dudas; y no tuve otra ocurrencia que ingresar a la página que tiene la Comisión, que cuelga de la web del Ministerio de Ganadería, Agricultura  y Pesca; allí voy al sector de consultas, envió dos e-mail, y hasta la fecha, no he recibido respuestas; el primero fue el día 8 de abril; y el segundo e-mail el día 12 de abril, y ambos me llegó a mi e-mail, la confirmación de que así lo hice. Entonces llamo por teléfono (el día 11 de abril), pero lo hice a las 15:30 horas, y resulta que el horario de atención era de 10 am hasta las 15 pm; y necesitaba una guía, aunque fuese un «no lo sé»; pero algo; y no recibir nada, provoca una sensación de que seguro no es un tema personal, porque yo no conozco a nadie de allí, no los molesto, por lo tanto pienso que eso se debe dar con todos; debe ser la forma de operar; y ¿después nos quejamos porque la gente cumple poco con la normativa?. ¿Nadie controla que no hay una adecuada atención al público?; ¿De qué sirven las normas, y las oficinas, si luego no existe el contacto mínimo con quienes tienen que cumplir con las normas?. Yo no lo entiendo. Creo que es preferible a que no exista el e-mail, (que también sería un atraso) a que abran las puertas pero no dejen entrar a nadie; es como para quedar bien nada más, para tildar con alguna exigencia de buen trato ciudadano, pero en los hechos no existe nadie, quizás no existe personal disponible; o simplemente el personal no está capacitado para responder determinadas preguntas; con lo cual deberían pensar entonces si las normas que están aprobando, están aptas para que todos las apliquen, ya que ni el organismo encargado de guiar a la ciudadanía, puede ayudar a responder las inquietudes que se generan.

SENACLAFT

Este caso sí es el más paradigmático; y es la gota que desborda el vaso; es la chispa de este post; sin la vivencia que experimenté, esto que escribo no lo estaría haciendo. En primer lugar, es una oficina; bastante nueva porque sus orígenes estaba como una dependencia de la AIN, y luego pasó a depender de Presidencia de la República (otro tema para escribir algún día, pero un organismo Estatal que está creciendo sin sentido, con una duplicación de funciones que es poco entendible y cómo nadie se ha opuesto con firmeza, además de las figuras de los pro-secretarios que ya adquieren una dimensión colosal y que son verdaderos Presidentes, sin votos). Hace unos meses, por una ley y un decreto reglamentario, los Contadores Públicos y otros sujetos obligados, quedamos atrapados en un sistema que hay que hacer determinadas diligencias y que si no se hacen, podemos pasar un mal rato; por decirlo suavemente.

Bueno, se me presenta una hipótesis de trabajo, un nuevo cliente; y tengo dudas. ¿A quién recurro?; no se me ocurrió otra que ingresar a la página web de la Secretaria Nacional para la Lucha contra el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo, y allí hay un espacio para enviar un mail. Les escribo el mail, el día 9 de abril; recibo la constancia de haber enviado el mail, pero no recibo respuesta ninguna. Nada.

Decido ir a las oficinas, que queda en Presidencia, en el 9no piso. Nunca fui a la Torre Ejecutiva, allí enfrente a Plaza Independencia, entro y me anuncio en informes, habían dos Señores, muyyyy amables; con mucho trabajo, realmente una cantidad de personas anunciándose y ellos a todos atendiendo bien por igual, vi caras conocidas por los informativos, etc, pero todos pasando por las normas de seguridad, hasta que me toca a mi. Me preguntan si tengo una entrevista pactada, y dije que no. A qué iba?, que quería hacer una consulta (eso fue el jueves 25 de abril) – pensé que sería una oficina pública como cualquier otra, con una mesa de entrada, etc – llama el Señor de recepción, habla con alguien y le dice que espere, que no suba que bajan; y me devuelve la Cédula de Identidad. Quedo allí esperando, una media hora y no baja nadie. El propio Señor que me había atendido, vuelve a llamar (a iniciativa de él, yo no me quejé), y resulta que no iba a bajar nadie, y tienen un diálogo que no sé en qué consistió, pero daba la apariencia de que no me atenderían; pero este buen Señor logra que por lo menos me atiendan por teléfono; me pasa el teléfono y una Señora (de iniciales SL) me dice que no se atienden consultas personalmente; y que para eso existe el mail.

Le explico que estoy allí, porque el mail ya lo había enviado y no tuve respuesta; entonces me pregunta: ¿Y cuáles eran las preguntas?; y no se las di, ya que no tenía sentido, si no me las iba a responder, ¿Para qué volver a dárselas?; y me dijo que reenviara el mail.

Lo que hice fue enviar otro e-mail, el mismo día jueves; y no me respondieron ese día, ni el viernes tampoco.

Estamos hablando de una oficina que se supone que maneja o tiene que ayudar a manejar información sensible; no es fácil para los que tenemos que hacer los nuevos procedimientos de Control del Cliente, y luego no tener un respaldo; esto demuestra que estamos solos. Crean una oficina en el noveno piso, que no es posible llegar ni siquiera a hablar con un funcionario de recepción porque ya el filtro de Presidencia es grande, y después dicen que me van atender y no lo hacen, después dicen que no responden dudas personalmente y tampoco lo hace vía correo electrónico.

¿Para qué crean normas que luego el Estado no puede cumplirlas? (no es el único caso, algo parecido ocurre con la COMAP, con las oficinas públicas, pero también sucede con empresas privadas, con mutualistas, con Universidades, con Colegios; es como que todos quieren estar en Internet, pero no todos tienen la capacidad para estar, crean esas direcciones «info», que nadie los lee, o que son como correos basura, y luego hablan de un trato humano, sensible, etc … nada creíble). Hay excepciones; el BPS por lejos es el mejor; y la DGI está muy bien también; contestan siempre pero les falta un poco más de sustento, pero igual, ambas administraciones, despegadas del resto.

Y la solución entonces: Nada, aceptar que no tendré respuestas; aceptar la realidad, en mi caso me lleva un proceso aceptarlo, lo que me llama la atención es que me parece que debo ser el único que le pasa estas cosas, porque después nadie se queja; quizás sea porque no tiene sentido quejarse, y aquí volvemos al inicio, se ha perdido credibilidad en las Instituciones, es uno de los síntomas de un Estado fallido, es la erosión de la autoridad legítima (no lo digo yo, si leen, les dirán que pasa eso). Una lástima, porque para revertirlo, no se necesita dinero, no se necesitan recursos, sólo se necesita ser coherentes, tener empatía, y no crear organismos, ni sistemas que luego no se puedan controlar o administrar; es bien sencillo. Yo tenía un Jefe que me decía: ¿Quién carga más arena, uno con los dedos todos apretados u otro con los dedos todos abiertos?; una forma de decir lo que mi madre me decía: quien mucho abarca, poco aprieta. Tal cual!!!

Saludos,

Cr. Darío Abilleira – Montevideo, 19 de abril del 2019

…///

Las “Consultas de Guías Tributarias” tiene la siguiente estructura 000/000/00/0000: “Consultas M&GT 000”, en el buscador del Blog pueden investigar anteriores. Tiene 4 sectores, el primero se refiere al número de consulta correlativo, el segundo al número de consulta acumulado del año, el mes en que se contesta y el año, ejemplo:123/12/03/2013; es la consulta número 123 desde el inicio, la número 12 del año 2013, que la respondo en marzo del 2013; y si la quieren buscar es así: “Consultas GT 123”. Pueden usar el material si hacen referencia a la fuente: Cr. Darío Abilleira; y siempre que no sea para lucrar con él.

Los videos pueden tener algo que ver con la temática o no, son simplemente para adornar el texto y el blog.

1 comentario en “Vivir en la apariencia; entre la profusión abrumadora de normas y la apatía; un trámite en Uruguay es un viaje a la nada; y el e-mail es un adorno.

  1. silvia bandera

    Totalmente de acuerdo Contador. Una verg[uenza. Y no de ahora sino desde hace ya muchos años. Ni que hablar con la atención personalizada. No voy a negar que hay gente encantadora y solícita, dispuesta a evacuar consulta de los ciudadanos que, con sus impuestos, les están pagando el salario. Pero lamentablemente hay otras personas que, por ocupar ciertos cargos, se consideran dueñas de la verdad, no admiten sugerencias y destratan a sus congéneres, y cuando uno se enoja por el destrato, resulta que ese “uno” es el maleducado. Reciba mis saludos cordiales.

    Me gusta

    Responder

Bienvenidos! Me encanta que participen; los Comentarios no son directos ya que debo filtrar los que son agresivos o dan datos de terceros o realizan denuncias. Deben ser Comentarios del artículo (por favor, así queda integrado, que otros puedan leer todo del mismo tema), si es por otro asunto, pueden realizar una consulta por Formulario que está en el Menú (arriba). Un gusto. Cr. Darío Abilleira

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.