La existencia de los Timbres Profesionales, es porque filosóficamente, sustituyen al aporte Patronal. ¿Quién controla la venta y el uso de Timbres Profesionales?. Decreto 500/991 Artículo 9.


No es la primera vez que encaro el tema de los Timbres Profesionales, a pesar de que aporto a la caja de profesionales. Se supone que es un beneficio que recibiré, pero me cuesta entender su filosofía, me rechina ver el mal uso que se hace de ellos, y lo que perjudica a los trámites que ya de por sí, es un costo país que no tiene solución. Por otra parte, en la ley del mostrador, pareciera que se desconoce totalmente al Decreto 500/991, Artículo 9; del informalismo a favor del administrado cuando se trata de exigencias formales no esenciales.

2017-01-03_pie-de-post_miradas

Necesitaba unos lentes, fui a la mutualista, consulto al oftalmólogo, y me hace la receta, como soy dependiente, tengo un beneficio que me da el BPS, me subsidia cada lente con unos $ 1248 pesos.

http://www.bps.gub.uy/4771/contribucion-para-lentes-y-protesis.html

Pero para eso, necesito pegarle un timbre a la receta. Como el trámite se hace – en Montevideo – en el BPS que está en Arenal Grande y Mercedes, busqué por la zona un lugar que me vendieran timbres. Hay un lugar detrás de los techitos verdes, cerquita de la DGI, que dice que vende Timbres Profesionales, y pedí un timbre para lentes. Bien dicen que en «casa de herrero, cuchillo de palo», porque no tenía ni idea de cuánto era el valor, me dijo $ 26 pesos, y no dudé. Obviamente no lo emitió un ticket por esa venta (que no necesariamente está mal, está por debajo del monto que permite no facturar, pero sí hacerlo a fin del día), y me fui contento. Cuando estoy esperando que me llamen en el BPS, miro el timbre y su valor era de $ 21 pesos. Son chirolas, lo sé. Pero le ganó casi un 24% a un precio que seguramente ya incluye su comisión por venderlo. 

Y esto es un poco lo que indigna, por un lado se supone que es un dinero para una caja de jubilaciones de profesionales, pero en el medio hay intermediarios que lucran por encima de lo que se supone ya les pagan. ¿Y quién va a controlar eso?. Nadie. Es incontrolable. ¿El usuario?, noooo, pasar mal por $ 5 pesos?. Seguramente ese local, venderá cientos de timbres por día y en todos los casos le ganará un plus que no van a la caja.

¿Qué dice la norma?, tanto en la Ley 12997 como la Ley 17738, dicen que los timbres serán emitidos por la Caja, y la venta será realizada por la caja y por los agentes que designe la Caja. Yo creo que la Caja, por seriedad, por transparencia a la población, tendría que avisar que paguen el valor que dice el timbre, porque ya el mismo incluye tal ganancia para el agente. ¿Lo incluye?, yo pienso que sí, sino otros que me venden sin ganancia, ¿Lo hacen gratis?. No tendría sentido. Por otra parte esto es muy parecido al tema de la Tarjeta del Transporte y su recarga, los Timbres deberían venderse en todos los Abitab y Redpagos, además de otros locales y en cuanto a la viveza criolla no veo solución.

Con respecto a lo que comento en el título del Decreto 500/991, artículo 9; me ha pasado por ejemplo que he hecho un trámite, presento los timbres, y luego ante un error, debo volver a poner timbres como si no hubiese puesto al inicio; me parece un exceso. Pero lo más curioso fue un trámite que exigían, presentar el original con el timbre, y en medios electrónicos, el mismo documento escaneado. Resulta que como me quedaba poco tiempo, preparé toda la información electrónica, y luego lo hice firmar; y fui a la mesa de entrada. Allí pasó perfecto, cumplía con todas las exigencias, pero unos días después, al ver la información electrónica que el escaneado no contaba con el timbre, me llamaron y me dijeron que debía presentar todo otra vez. Le expliqué la situación, pero era como hablar con un robot o con una persona que no escuchaba, no quedó otra que tragar saliva, y nuevamente hacer todo otra vez, ponerle el timbre y luego escanearlo. Pero obviamente volví a pagar el timbre. ¿Esa recaudación, es justa?, y la oficina del Estado, ¿Controlan que se aplique el Artículo 9 del Decreto 500?, porque era lógico que si había entrado el trámite, era porque ya había puesto el timbre.

Por último, vean esta entrevista del año 2004, en que se explica el origen filosófico de cobrar un timbre, … realmente cada vez entiendo menos. Si es una profesión liberal, ¿Cómo se puede decir que entonces el timbre viene a sustituir al aporte patronal?. Sí, muchos pensarán que me cuesta. Y sí, lo reconozco, hacer estos razonamientos me cuesta porque entonces no digamos que es una profesión liberal, ya que alguien está pagando por nosotros. Yo creo que deberíamos sincerarnos, si la caja es deficitaria, habría que modifcarla pero no podemos aceptar que se cobren esos timbres que nos benefician pero que se cobra por cualquier cosa y que no necesariamente interviene un profesional (si interviniera, lo aceptaría mejor), ejemplos?; basta con dos: Las Declaraciones Juradas en la DGI las puede presentar no sólo alguien que no sea Contador, ni Economista, ni Profesional, sino que puede ser hasta un menor de edad, o un escolar. El otro ejemplo, es la emisión del Certificado Unico de BPS, no interviene ningún profesional, quizás intervino en el diseño, pero luego si interviene será porque le dieron ese trabajo, pero no es necesario.

Va el artículo,

Aumentan timbres profesionales

Publicado el viernes 23 de julio del 2004 a las 12:13 hs

Gerente general de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios, contador Omar Delgado: Se trata de una reestructura que tiende a equiparar el aporte de las distintas profesiones, pero no implica un aumento en la recaudación total.

EMILIANO COTELO:
«Timbres de profesionales aumentan hasta 500 por ciento» es uno de los títulos esta mañana en la portada del diario El País. Podría decirse que no es una noticia de hoy, porque se origina en la nueva ley de prestaciones de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de Profesionales Universitarios (CJPPU). Pero lo cierto es que se acerca la fecha en que estos nuevos valores entran en vigencia. Por ejemplo, la reseña que publica El País dice: «Toda vez que se consulte a un abogado, aunque nunca se inicie un juicio, cada intervención de cirugía o tratamiento médico, cada plano presentado ante dependencias estatales, cada solicitud de inspección contable o estado de declaración jurada, los usuarios tendrán que pagar un timbre. La nueva ley de prestaciones de la CJPPU dispuso además nuevos timbres judiciales que encarecen entre 300 y 500 por ciento lo que deben pagar los justiciables. La normativa comenzará a regir el 1º de agosto».

Ya hemos visto algunos ejemplos: la solicitud de un estado contable y los timbres que los abogados tienen que colocar para presentar cualquier escrito pasan de 8,90 a 62 pesos; los certificados de los veterinarios, que cuestan 29 pesos, pasan a valer 140; y por partos o intervenciones quirúrgicas particulares se abonará un timbre de 1.400 pesos en lugar de los 51 pesos actuales.

Vamos a dialogar con el contador Omar Delgado, gerente general de la CJPPU.

OMAR DELGADO:
Esperamos aclarar algunos aspectos planteados.

EC – El tiempo que tenemos hoy difícilmente alcance para abarcar todos estos cambios, pero le propongo ingresar por lo menos en lo que más sorprende o puede impactar de estos valores que estamos manejando. ¿Por qué ocurren estos cambios?

OD – Quisiera establecer muy brevemente por qué existen estas prestaciones a cargo de los usuarios de servicios profesionales. En materia de seguridad social hay dos pilares básicos de financiación, que son los montepíos obreros y patronales; y en el caso de los profesionales, como en la Caja amparamos el libre ejercicio de la profesión, existe un sustitutivo de los aportes patronales a cargo de los usuarios de los distintos servicios profesionales. Eso es lo que filosóficamente determina la existencia de estas prestaciones.

EC – Usted está comparando un profesional universitario con un empleado de una empresa en planilla.

OD – Sí, sí, o cualquier tipo de actividad que esté amparada por la seguridad social; siempre existen estos dos tipos de tributación. Se entendió que había que reestructurar esto que viene existiendo en la Caja por lo menos desde 1961, pero no buscando un incremento en la recaudación del instituto -este es un elemento importante a señalar-, sino fundamentalmente haciendo una reestructura de los tributos de manera de tener una relación acorde entre lo que estaban generando los profesionales integrantes de cada una de las profesiones, que se había ido perdiendo con el correr de los años.

En ese sentido hay tributos que aumentan -ustedes han señalado algunos- y otros que bajan, que son sumamente importantes y que muchas veces habían dado lugar a participación de los que se encontraban a cargo de su aportación. Por ejemplo, el 3 por ciento que grava los específicos de uso humano bajó a 2 por ciento, la tasa bajó 33 por ciento; en las obras de construcción bajó la aportación a la Caja. Creo que son elementos importantes a señalar.

De los valores que usted señalaba me gustaría aclarar alguno que me preocupó. Yo no he leído el artículo del diario, pero usted leía que los partos estaban alcanzados por 1.400 pesos.

EC – Sí.

OD – No, están alcanzados por 140 pesos, pasan de 32 a 140 pesos. Lo que pasa de 56 a 1.400 pesos es la cirugía mayor que se realice en forma particular; esto no afecta ni a los socios de las mutualistas, ni a Salud Pública, ni a ningún régimen en el que corresponda exoneración de aportación.
 
EC – Dos precisiones: dice usted que los partos…

OD – Los partos están alcanzados todos, pero pagan 140 pesos, en ningún caso pagan 1.400 pesos.

EC – Y 1.400 pesos es el timbre ¿para…?

OD – Para cirugía mayor realizada en forma particular. Es un valor de muy escasa significación, su aplicación es mínima porque todos sabemos que el número de actos de cirugía particular en nuestro país es mínimo, puede abarcar valores importantes pero se realiza un número mínimo.

EC – ¿Alguna otra puntualización antes de seguir?

OD – Sí. No cambia lo que señalaron respecto de los abogados, no hay ningún cambio en cuanto a los actos alcanzados por los profesionales abogados, ya se ponían timbres cuando se presentaban escritos ante la administración de justicia. Ahora se unifican, hasta ahora valían entre 8,90 y 32 pesos, según dónde se presentaran los escritos o las actuaciones, y ahora se unifican en 62 pesos. Hay un incremento porque se entendió que había profesiones que no generaban un ingreso acorde al número de integrantes de la misma. Ese fue uno de los ajustes, también existieron en otras.

EC – ¿Puede explicarlo un poco mejor?

OD – Yo le señalaba que las distintas profesiones generan tributos a cargo de los usuarios por los actos que llevan a cabo, y que esto con el correr del tiempo no mantuvo relación entre el número de integrantes de cada profesión, o sea que estaban tributando de forma distinta un médico o un arquitecto respecto de un abogado o un contador. La Caja pensó que con estos ajustes de valores -así los negoció con el Poder Ejecutivo en su momento y luego fueron aprobados por el Poder Legislativo- se lograba un equilibrio en los ingresos derivados de las distintas profesiones, pero no un incremento de la recaudación total del instituto.

EC – Un oyente que nos escribió hace un rato dice: «No es solamente el caso del costo de todos los timbres que ustedes informaron hoy, que se cobrará seguramente a los clientes de los profesionales. Es peor: también hay muchos casos en los cuales no interviene ninguna actividad o la Caja pero igual hay que pagar timbres con destino a esa Caja. Toda declaración jurada firmada por particulares que se presente ante oficinas públicas sube de 8,90 a 62; todos los estados de responsabilidad firmados por particulares que se presenten ante instituciones de intermediación financiera suben de 8,90 a 62; cuando se paga el impuesto a las transmisiones patrimoniales por compra-venta de inmuebles sube el timbre de 51 a…».

OD – Permítame. Cuando hablamos de la presentación de declaración jurada de estados contables sin duda se prevé la actuación de un profesional contador que formule esos estados detrás de la misma. Las traslaciones de dominio que se registran ante el Registro de la Propiedad Inmobiliaria se realizan en base a un plano de mensura, lo cual está determinando que hay una actuación previa de un ingeniero agrimensor. En general todo lo que está alcanzado requiere directa o en algún caso indirectamente la actuación previa de un profesional universitario.

EC – ¿Y cuando se paga el impuesto al patrimonio, por ejemplo? Hay que pagar 0,01 por ciento, hasta un tope de 3.200 pesos; antes el tope era de 890 pesos.

OD – Ahí se entendió que correspondía que la tributación tuviera relación directa con la responsabilidad patrimonial de la empresa. Pero evidentemente en ese caso hay una actividad del profesional contador previo a esa actuación, esos estados, todo lo que da lugar al pago de ese tributo evidentemente significa trabajo de profesionales contadores detrás.

EC – Llega una cantidad de preguntas de la audiencia. Por ejemplo Catalina, que escribe desde el Parque Rodó, está preocupada por que este aumento incremente los tiques mutuales. Porque cuando se paga el tique en la mutualista debe pagarse también el timbre profesional.

OD –  El timbre profesional de la receta médica estaba en 8,90 y ahora se establece un mínimo de 9 pesos, o sea que no hay variación porque desaparecen los centésimos. No va a tener ninguna variación significativa, no es de lo que está previsto por la ley sino de lo que tiene que fijar el decreto reglamentario; no se prevé ningún ajuste para los actos médicos de significación para los usuarios. Por otro lado está bajando el aporte de los medicamentos.

EC – Otro mensaje: Eduardo, de Trouville, pregunta por qué la Caja decide quiénes son profesionales y quiénes no. Dice: «Yo soy técnico en comunicación y la Caja me desconoce».

OD – Lo que ocurre es que con la ley que todavía tenemos vigente la Caja tenía una serie de profesiones definidas por un decreto del año 1955 que no pudo amparar a otras profesiones que se fueron creando con el correr de los años. La nueva ley las admite y es objetivo del Directorio, ya estuvo trabajando en ese sentido y hay un número importante de lo que llamamos nuevas profesiones -porque no son las originales de la Caja- con las que ya se están haciendo las gestiones para incorporarlas al instituto. Es uno de los objetivos por los que venimos luchando desde hace muchos años.

EC – Por último, ¿a qué orden de aumento se llega? Porque hemos señalado que en algunos timbres el aumento es de 500 por ciento, pero tengo entendido que en algún rubro se sube más aún. ¿Puede ser que algunos suban 1.000 por ciento?

OD – No; a lo mejor hay una confusión en el caso de la certificación de los químicos farmacéuticos en el libro recetario, para la cual antes se establecía un valor diario de 32 pesos y ahora dice de 930 mensuales, o sea que no pasa de 32 a 930, sino de que tendríamos que multiplicar 32 por el número de días que trabaja la farmacia en el mes. La variación no tiene nada que ver, pienso que ahí está la confusión.

Respecto del otro aspecto que señalaba usted, reiteraría que según las estimaciones de la Caja no tendría un incremento en los recursos por estos cambios, sino que habría una compensación entre aquellos tributos de suma importancia para la institución que están bajando porcentualmente un 33 por ciento, como el que alcanza a la construcciones, a las obras y a la fabricación de medicamentos, con respecto a otros que se incrementan pero que son de menor aplicación, los que más aumentan son de muy baja aplicación.

———————————–
Transcripción: María Lila Ltaif Curbelo
Edición: Jorge García Ramón

http://www.espectador.com/economia/22545/aumentan-timbres-profesionales

…///

Bienvenidos! Me encanta que participen; los Comentarios no son directos ya que debo filtrar los que son agresivos o dan datos de terceros o realizan denuncias. Deben ser Comentarios del artículo (por favor, así queda integrado, que otros puedan leer todo del mismo tema), si es por otro asunto, pueden realizar una consulta por Formulario que está en el Menú (arriba). Un gusto. Cr. Darío Abilleira

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.