¿Un club de Baby Fútbol, puede recibir donaciones de una empresa?. Se declara de Interés Nacional el Deporte pero existen exclusiones.


CONSULTAS GT 164/009/04/2015

Esta consulta, ya me la había hecho un compañero de trabajo, llamado Marcelo, y la semana pasada, otro amigo me hace más o menos la misma consulta. A ambos le respondí casi lo mismo, pero vi que era necesario escribir algo del tema para comenzar a tratarlo, seguramente no será el último artículo, pero ya me sirvió para quedarme con la duda y tenerlo como otro tema a investigar, a veces me llevan meses o años encontrar las respuestas adecuadas. Igualmente haré algunos razonamientos para compartir y quizás pueda ayudarlos y ayudarme en mi crecimiento profesional.

08/04/2015
Hola Eduardo
 
El motivo de la pregunta, radica en que un Club de Baby Fútbol, no paga ningún impuesto a la renta, entonces por la conocida «regla candado», la empresa que donara un monto de dinero, no lo podría deducir de rentas ya que una de las condiciones es que la contraparte (quien recibe la donación) pague alguno de los impuestos a la renta que existen (IRAE, IRPF o IRNR).
Convengamos que la empresa que desee hacerlo, es libre, lo puede hacer; simplemente se trata como tal, una liberalidad que tiene la empresa y por lo tanto no sería un gasto necesario para obtener y conservar la renta, por ende no deducible de su liquidación fiscal, sí de su liquidación contable.
En el fondo, cuando se hace esta consulta, es saber si las empresas tienen algún gancho, que el Club pueda motivarlas, decirle: mirá, si me donás, puedes descontar de tus impuestos.
Eso así, tan simplemente dicho, no existe. Al punto que ni en la Ley que regula el impuesto a la renta de las empresas (el Título 4 del Texto Ordenado del 96) no lo nombra, tampoco lo hace – con más razón y coherentemente – el Decreto reglamentario. Y no nombra a las actividades deportivas en las excepciones o en la reglamentación de las donaciones.
Como existe su propia normativa, la Ley 18833 y el Decreto reglamentario 391/012, quizás por eso no lo hace, pero es raro que no lo hayan integrado.
 
Cuando uno lee la ley, nos lleva a pensar de que este es el instrumento para los clubes de Baby Fútbol. Ya que en su primer artículo dice que se Declara de Interés Nacional el desarrollo del Deporte Infantil y Juvenil.
Pero después cuando vamos afinar realmente los beneficiarios, no es tan clara la redacción.
Esto es algo típico que tiene nuestra normativa, principalmente la de los últimos años, presentan muy poca técnica en su redacción, dan lugar a muchísimas interpretaciones, complicando la lectura y nunca terminamos sabiendo si hacemos bien algo que queremos y tenemos la voluntad de hacerlo correctamente.
 
Es un tema apasionante, igualmente por más que así lo sea, no pretendo extenderme sino ir quirúrgicamente a lo que se me preguntaba. ¿Una empresa que hace una donación a un club de baby fútbol, tiene algún beneficio?. Yo interpreto que no. Que no lo tiene. Ni siquiera por esta ley.
 
Tuve que ir a leer los antecedentes de la ley, algunos los copio más abajo con color verde y otros adjunto después de la ley un archivo en pdf. Si vas a esa lectura, encontrarás una oración marcada en rojo, que nos saca la duda. Dice que el beneficio no es para los clubes sino para desarrollar una actividad.  Subjetivo, pero se convirtió en Ley y hay que acatarlo. Dejaron afuera a los clubes amateurs, ya que sí le dan esta posibilidad de donar, a los clubes que ya son profesionales. Y después también quedó bajo este paraguas las Fundaciones, alguna famosa después del Mundial del 2010.
 
Si lees el archivo en PDF, confirma lo que digo, hay unos comentarios de una Senadora que son muy oportunos, habla de que no se promueve el fútbol femenino y de ñiñas, luego hay un comentario de otro Senador, que dice que si el Club Ciclista Fénix quiere acceder a estos beneficios queda fuera, los que sí acceden son las Federaciones Deportivas.
 
Y aquí entramos a las cosas de uruguayos, quizás si lo presenta la Federación Ciclista del Uruguay, le dan el beneficio, y luego se lo traslada a las entidades federadas, pero como son tantas, quizás le llegue un puchito a cada una, y terminan todas en la nada, cuando quizás alguien sí quería ayudar al club del barrio de la fábrica o del establecimiento comercial.
 
Resumiendo, al club en particular entiendo que no existe una posibilidad de donar y luego computar la misma como pago a cuenta de impuestos y deducir la cuota parte en gasto. Sí podría ser que el club si está afiliado a la Organización Nacional de Fútbol Infantil, se presente, proponga un proyecto y esta lo tome como suya (la Organización Nacional) y luego le haga llegar el dinero o los beneficios, cosa que la veo difícil y compleja.
Aún si fuese posible, brevemente no es algo tan fácil.
Hay que presentar un proyecto, debe ser aprobado, una vez que el empresario hace la donación, la misma está topeada … no es algo tan fácil, tiene muchas barreras.
 
En definitiva, el club tiene que apelar ya no a una motivación racional, económica, y de conveniencia fiscal, sino al corazón, convencer que lo que hará le hace bien, que se puede reconocer como una actividad social, una RSE. Nuestro País aún no tiene el Balance Social como obligatorio, y tampoco existe costumbre de prepararlo, pero si lo hicieran, más allá de que tenga un beneficio fiscal, si lo hacen, lo pueden mostrar en el balance social.
 
un abrazo
Darío
 
….

Publicada D.O. 15 nov/011 – Nº 28349

Ley Nº 18.833

FOMENTO DEL DEPORTE

SE DECLARA DE INTERÉS NACIONAL

El Senado y la Cámara de Representantes de la República Oriental del Uruguay, reunidos en Asamblea General,

DECRETAN:

Artículo 1º. (Interés nacional).- Se declara de interés nacional el fomento del deporte y, en especial:

A) El desarrollo del deporte infantil y juvenil.
B) La actividad de las federaciones deportivas a condición de que se hallen en goce de personería jurídica y estén debidamente inscriptas en el Registro del Ministerio de Turismo y Deporte.
C) La actividad de las representaciones nacionales de las federaciones a que refiere el apartado anterior.
D) La actividad de las divisiones formativas de los clubes profesionales de fútbol y basquetbol.

Artículo 2º. (Asesoramiento).- Créase la Comisión de Proyectos Deportivos (COMPRODE), integrada por un representante del Ministerio de Turismo y Deporte, que la presidirá, un representante del Ministerio de Economía y Finanzas, un representante del Congreso de Intendentes y un representante del deporte, designado de acuerdo con lo que disponga la reglamentación. Para la primera instancia, ese representante del deporte será elegido por los dos miembros representantes del Poder Ejecutivo. Dichos representantes serán de carácter honorario. La Comisión asesorará al Poder Ejecutivo, a los efectos de la aplicación de las disposiciones establecidas en la presente ley. Las resoluciones de la COMPRODE requerirán el pronunciamiento favorable de al menos los dos miembros representantes del Poder Ejecutivo.

La COMPRODE podrá crear las comisiones técnicas que entienda pertinente a los efectos del contralor y seguimiento de los proyectos aprobados.

Artículo 3º. (Proyectos).- Las entidades o instituciones deportivas que quieran acceder al régimen promocional deberán presentar ante la Comisión de Proyectos Deportivos un proyecto debidamente fundamentado, de acuerdo con los requerimientos que con carácter general o específico establezca el citado órgano.

Artículo 4º. (Objetivos).- Se tendrán especialmente en cuenta a efectos del otorgamiento de los beneficios aquellos proyectos que:

A) Mejoren las condiciones de formación integral de los deportistas, particularmente en el caso de los juveniles.
B) Aumenten o mejoren la infraestructura destinada a las actividades deportivas con especial énfasis en las de alto rendimiento.
C) Mejoren el rendimiento de los deportistas federados mediante la creación y gestión del conocimiento en materia de entrenamiento deportivo, consolidando procesos de aprendizaje mediante la asistencia técnica de expertos locales y del exterior.
D) Aseguren los procesos de mejora del desempeño de nuestras representaciones nacionales.
E) Fomenten el fortalecimiento de la gestión de las entidades o instituciones deportivas.

Artículo 5º. (Fideicomisos para la ejecución y operación de los proyectos).- La Comisión de Proyectos Deportivos podrá requerir a la entidad o institución deportiva solicitante, en función de la naturaleza y cuantía del proyecto, la constitución de un fideicomiso para su ejecución y operación.

Artículo 6º. (Facultades de la Comisión de Proyectos Deportivos (COMPRODE).- El fiduciario, la entidad o la institución deportiva titular del proyecto, según el caso, deberán cumplir con todos los requerimientos en materia de administración y estados financieros que establezca la COMPRODE, la que tendrá las más amplias facultades de contralor.

Artículo 7º. (Alcance subjetivo de los beneficiarios).- Podrán acceder a los beneficios que se establecen en la presente ley, las siguientes entidades, instituciones deportivas o personas:

A) Las federaciones deportivas a que refiere el literal B) del artículo 1º de la presente ley, incluida la Organización del Fútbol del Interior.
B) La Organización Nacional de Fútbol Infantil.
C) La Fundación Deporte Uruguay.
D) Los clubes profesionales de fútbol o basquetbol en relación con los proyectos vinculados a sus divisiones formativas.
E) Los mecenas deportivos.
F) Los patrocinadores.

Artículo 8º. (Mecenas deportivos. Definición).- Se entenderá por mecenas deportivos a las personas físicas o jurídicas que realicen donaciones destinadas a financiar los proyectos promovidos, sin ningún tipo de contraprestación por tal liberalidad, con excepción de las menciones institucionales previamente establecidas, dentro de los límites que establezca la reglamentación.

Artículo 9º. (Patrocinadores. Definición).- Se entenderá por patrocinadores a las personas jurídicas, públicas o privadas, que realicen aportes destinados a financiar los proyectos promovidos y adquieran, en virtud de tal aporte, el derecho a difundir su condición de patrocinadores, sin perjuicio de las limitaciones propias del derecho de imagen, cuyo titular podrá ser el propio club, la federación o un tercero.

Artículo 10. (Beneficios tributarios a las entidades o instituciones deportivas).- Facúltase al Poder Ejecutivo a otorgar los siguientes beneficios tributarios a las entidades comprendidas en los literales A) a D) del artículo 7º de la presente ley:

A) Exoneración de todo tributo aplicable a la importación que grave el equipamiento destinado a la ejecución de los proyectos.
B) Devolución del Impuesto al Valor Agregado incluido en las adquisiciones de bienes y servicios destinados a integrar el costo de la infraestructura y el equipamiento incluido en la ejecución de los proyectos.

Artículo 11. (Beneficios tributarios a los mecenas deportivos).- Facúltase al Poder Ejecutivo a otorgar a los mecenas deportivos que financien proyectos promovidos, el siguiente beneficio:

A) Hasta el 75% (setenta y cinco por ciento) del total de las sumas entregadas con destino a financiar los proyectos, convertidas en UR (unidades reajustables) a la cotización de la entrega efectiva de las mismas, se imputará como pago a cuenta de los Impuestos a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE), de las Personas Físicas en la categoría I (Rentas del capital) y al Patrimonio.
B) La diferencia entre el monto que surja de aplicar el referido porcentaje y la suma total entregada se considerará gasto deducible para la liquidación del IRAE.

Artículo 12. (Beneficios tributarios a los patrocinadores).- Facúltase al Poder Ejecutivo a otorgar a los patrocinadores que financien proyectos deportivos el siguiente beneficio:

A) Hasta el 40% (cuarenta por ciento) del total de las sumas entregadas con destino a financiar los proyectos, convertidas en UR (unidades reajustables) a la cotización de la entrega efectiva de las mismas, se imputará como pago a cuenta de los Impuestos a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) y al Patrimonio.
B) La diferencia entre el monto que surja de aplicar el referido porcentaje y la suma total entregada se considerará gasto deducible para la liquidación del IRAE.

Los beneficios establecidos en este artículo no serán de aplicación cuando el patrocinante pudiera difundir, en aplicación de lo dispuesto por el artículo 9º de la presente ley, productos o marcas de bebidas alcohólicas o estimular su consumo asociado a la actividad deportiva.

Artículo 13. (Límites de los beneficios).- El Poder Ejecutivo podrá establecer límites anuales tanto en el monto total de los beneficios a otorgar con arreglo a lo dispuesto en los artículos 11 y 12 de la presente ley, como en lo que respecta al monto que podrá ser objeto de exoneración por parte de cada uno de los mecenas y patrocinadores. En estos últimos casos deberá establecer los referidos límites en base a criterios objetivos y de aplicación general.

Artículo 14. (Incumplimiento).- En todos los casos, el Poder Ejecutivo podrá requerir a las entidades o instituciones deportivas, fiduciarios en su caso, o personas beneficiarias, las garantías que entienda pertinentes, en relación con el efectivo cumplimiento de las obligaciones vinculadas al otorgamiento de las franquicias, sin perjuicio de la reliquidación de tributos, multas y recargos que puedan corresponder en caso de verificarse el incumplimiento. Los directivos de las entidades o instituciones deportivas, o los fiduciarios cuando se requiriese la existencia de un fideicomiso o las personas beneficiarias, serán solidariamente responsables por los incumplimientos que hubiere, así como pasibles de las sanciones correspondientes, en los términos del artículo 21 del Código Tributario.

Artículo 15.- El Poder Ejecutivo informará en cada Rendición de Cuentas, sobre los proyectos incluidos en el régimen promocional previsto en la presente ley, indicando la entidad o institución titular de los mismos, las características de la propuesta y el monto de la exoneración respectiva. Asimismo, detallará los proyectos presentados ante la Comisión de Proyectos Deportivos que fueron rechazados o se encuentran pendientes de aprobación.

    Sala de Sesiones de la Cámara de Senadores, en Montevideo, 19 de octubre de 2011.

LUCÍA TOPOLANSKY,
Presidenta.
Hugo Rodríguez Filippini,
Secretario.

MINISTERIO DE TURISMO Y DEPORTE
 MINISTERIO DE ECONOMÍA Y FINANZAS

Montevideo, 28 de octubre de 2011.

Cúmplase, acúsese recibo, comuníquese, publíquese e insértese en el Registro Nacional de Leyes y Decretos, la Ley por la que se crea un régimen de beneficios fiscales a la promoción del deporte nacional.

JOSÉ MUJICA.
HÉCTOR LESCANO.
FERNANDO LORENZO.

www.parlamento.gub.uy_htmlstat_sesiones_pdfs_senado_20111019s0043 (1)

Decreto Nº 391/012

Promoción del Deporte Nacional – Se reglamenta la Ley Nº 18.833

Ministerio de Turismo y Deporte

Ministerio de Economía y Finanzas

Montevideo, 5 de Diciembre de 2012

Visto: la Ley Nº 18.833 de 28 de octubre de 2011 de Fomento del Deporte.

Resultando: que dicha norma declara de interés nacional el fomento del deporte, con especial interés en el desarrollo del deporte infantil y juvenil, la actividad de las federaciones deportivas, la actividad de las representaciones nacionales en torneos deportivos, y la actividad de las divisiones formativas del fútbol y básquetbol, estableciendo una serie de beneficios fiscales a favor de ciertas entidades deportivas cuyos proyectos deportivos sean declarados promovidos.

Considerando: que es necesario reglamentar aspectos vinculados a dichos proyectos deportivos, al otorgamiento de los referidos beneficios y a los procedimientos de control sobre los beneficios fiscales a otorgar.

Atento: a lo precedentemente expuesto y a lo dispuesto por el artículo 168º de la Constitución de la República.

El Presidente de la República

DECRETA:

Artículo 1º.- (Beneficiarios).- Podrán acceder al régimen promocional para obtener los beneficios previstos en el artículo 10 de la Ley Nº 18.833 del 28 de octubre de 2011, las entidades o instituciones deportivas (en adelante ambas consideradas indistintamente “entidades deportivas”) comprendidas en los literales A), B), C) y D) del artículo 7º de dicha norma, que presenten proyectos elegibles de acuerdo a lo dispuesto por la referida Ley, a la presente reglamentación y, en su caso, a la normativa interna e instructivos que dicte la Comisión de Proyectos Deportivos (COMPRODE). Asimismo, podrán acceder al régimen promocional para obtener los beneficios previstos en los artículos 11º y 12º de la referida Ley, las personas físicas o jurídicas que realicen aportes en dinero, destinados a financiar los proyectos elegibles presentados por las referidas entidades deportivas.

Artículo 2º.- (Declaratoria de Proyecto Deportivo Promovido (PRODEP)).- A los efectos de la aplicación de los beneficios previstos por la Ley Nº 18.833, corresponderá al Poder Ejecutivo declarar Proyecto Deportivo Promovido (PRODEP), a aquellos proyectos presentados por las entidades deportivas en el marco de la presente reglamentación ante la COMPRODE y que fueran recomendados por ésta.

La resolución a que refiere el inciso anterior deberá contener el detalle de los beneficios tributarios otorgados a las entidades deportivas, y en su caso, la cuantificación porcentual del beneficio correspondiente a mecenas y patrocinadores.

Artículo 3º.- (Beneficios Fiscales a las entidades deportivas).- Los beneficios a otorgar a las entidades deportivas comprenderán:

  1. a) Exoneración de todo tributo generado en ocasión de la importación de equipamiento destinado a la ejecución del proyecto promovido.
  2. b) Devolución del Impuesto al Valor Agregado incluido en las adquisiciones de bienes y servicios destinados a integrar el costo de la infraestructura y el equipamiento incluido en la ejecución de los proyectos.

Artículo 4º.- (Beneficios Fiscales a los mecenas deportivos).- Los beneficios fiscales a otorgar a los mecenas deportivos por las donaciones efectuadas comprenderán:

  1. a) Hasta el 75% (setenta y cinco por ciento) del total de las sumas donadas con destino a financiar los proyectos convertidas en unidades reajustables (U.R.) a la cotización de la entrega efectiva de las mismas, se imputará como pago a cuenta de los Impuestos a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE), a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en la categoría 1 (Rentas del Capital) y al Patrimonio.
  2. b) La diferencia entre la suma donada y la suma determinada de conformidad con el literal anterior, se considerará gasto deducible para la liquidación del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE).

Artículo 5º.- (Beneficios Fiscales a los patrocinadores).- Los beneficios fiscales a otorgar a los patrocinadores por los aportes realizados comprenderán:

  1. a) Hasta el 40% (cuarenta por ciento) del total de las sumas aportadas con destino a financiar los proyectos convertidas en unidades reajustables (U.R.) a la cotización de la entrega efectiva de las mismas, se imputará como pago a cuenta de los Impuestos a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) y al Patrimonio.
  2. b) La diferencia entre la suma aportada y la suma determinada de conformidad con el literal anterior, se considerará gasto deducible para la liquidación del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE).

Artículo 6º.- (Determinación de límites de beneficios).- El Poder Ejecutivo establecerá límites anuales a los montos de los beneficios fiscales establecidos por la Ley que se reglamenta.

Fíjase para el año 2013, en $ 64.000.000 (sesenta y cuatro millones de pesos) la renuncia fiscal por todos los beneficios fiscales otorgados, incluyendo el efecto en el Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) por el gasto deducible por aplicación de los literales b) de los artículos 4º y 5º del presente decreto.

En el caso de mecenas deportivos y patrocinadores, el total del monto donado o del monto contratado por el patrocinio, en el ejercicio, no podrá superar el 5% de la renta neta fiscal del ejercicio anterior. En caso de que se exceda dicho límite, el exceso no gozará de beneficio fiscal.

Artículo 7º.- (Proyecto Deportivo Promovido (PRODEP): clasificación).- A los efectos de la presentación de la solicitud de declaratoria de Proyecto Deportivo Promovido (PRODEP) y de los beneficios a aplicar, los proyectos se clasificarán según su objetivo principal en:

  1. Proyectos de formación integral de deportistas
  2. Proyectos de entrenamiento deportivo

III. Proyectos de representaciones nacionales

  1. Proyectos de gestión deportiva

Asimismo, según el destino principal de la inversión, se clasificarán en:

  1. Proyectos de inversión en infraestructura deportiva.
  2. Proyectos sin desarrollo de infraestructura deportiva

A su vez, dependiendo del origen de los fondos de financiación, estas categorías se clasifican en:

a) Proyectos de Exoneración de tributos: Cuando la solicitud de exoneración tributaria se limita a lo establecido en el artículo 10º de la Ley Nº 18.833.

b) Proyectos de Mecenazgo Deportivo: Cuando además de lo establecido en el literal a) del presente inciso, el financiamiento del proyecto comprende la aportación de recursos monetarios por parte de una o varias personas físicas o jurídicas en carácter de mecenas, de acuerdo a lo establecido en el artículo 8º de la Ley Nº 18.833. La entidad deportiva beneficiaria estará a lo que específicamente disponga la COMPRODE en materia de menciones autorizadas y no podrá por ningún concepto contratar servicios o adquirir bienes con las personas físicas o jurídicas que realizaran la donación de referencia al proyecto promovido por los siguientes 5 (cinco) años a partir del ejercicio en que comience a recibir los fondos.

c) Proyectos de Patrocinio Deportivo: Cuando además de lo establecido en el literal a) del presente inciso, el financiamiento del proyecto comprende la aportación de recursos monetarios por parte de una o varias personas físicas o jurídicas en carácter de patrocinio, de acuerdo a lo establecido en el artículo 9º de la Ley Nº 18.833. La entidad deportiva beneficiaria no podrá por ningún concepto contratar otros servicios o adquirir bienes con las personas físicas o jurídicas que realizarán el patrocinio del proyecto promovido por los siguientes 5 (cinco) años a partir del ejercicio en que comience a recibir los fondos.

d) Proyectos de Financiación Múltiple: Cuando además de lo establecido en el literal a) del presente inciso, el financiamiento del proyecto comprende la aportación de recursos monetarios por parte personas físicas o jurídicas que revisten calidad de mecenas, unos y de patrocinantes, otros. de acuerdo a lo establecido en los artículos 8º y 9º de la Ley Nº 18.833. Regirán para este literal las mismas limitaciones establecidas para los literales b) y c).

e) Proyectos Fiduciarios. Proyecto ingresado como de Infraestructura Deportiva, que a juicio de la COMPRODE, por su monto y complejidad, requiere la constitución de un fideicomiso para la ejecución y operación, según se establece en el artículo 5º de la Ley Nº 18.833.

Artículo 8º.- (Criterios para otorgar los beneficios).- Al realizar la evaluación y recomendación de los proyectos para la declaración de Proyecto Deportivo Promovido (PRODEP), la COMPRODE deberá tener especialmente en cuenta su contribución relativa a los objetivos establecidos en el artículo 4º de la Ley Nº 18.833, al Plan Nacional Integrado de Deporte vigente para el Sistema Deportivo Nacional y al monto máximo de beneficios a otorgar, sin perjuicio de recibir y estudiar todos los proyectos que se presenten y que cumplan con las condiciones establecidas en los Artículos 9º y 11º del presente decreto.

A tal fin, dictará los correspondientes instructivos, indicadores y demás normativa interna tendientes a establecer una metodología de evaluación y seguimiento que permita ponderar objetivamente su cumplimiento, adecuándolos a la dimensión y naturaleza de los proyectos.

Con el alcance del artículo 11º del presente decreto, la COMPRODE establecerá un sistema de otorgamiento de puntaje a los proyectos, generando una lista anual de prioridades para el otorgamiento de la declaratoria de Proyecto Deportivo Promovido (PRODEP) y del monto relativo de beneficios a otorgar a cada proyecto.

Asimismo la COMPRODE podrá recomendar la declaración de Proyecto Deportivo Promovido (PRODEP) con otorgamiento parcial de beneficios a una o más actividades del proyecto que cumplan con los objetivos establecidos en la Ley Nº 18.833.

Artículo 9º.- (Requisitos para la solicitud).- Las entidades deportivas que pretendan acceder al régimen promocional establecido por la Ley Nº 18.833 deberán presentar ante la Unidad de Apoyo al Desarrollo del Deporte (UNADEP) de la COMPRODE, la siguiente información:

a) Información institucional de la entidad deportiva:

  1. Personería Jurídica y constancia de inscripción en los Registros Públicos correspondientes.
  2. No. de Registro en la Dirección Nacional de Deporte

iii.  Forma jurídica de la entidad deportiva y autoridades en funciones

Copia de sus Estatutos vigentes.

Estados contables uniformes correspondientes a los últimos 3 (tres) ejercicios con Informe de Compilación, Revisión Limitada o de Auditoría.

b) Declaratorias que la entidad deportiva cumple con todos los requerimientos en materias de administración y estado financiero que establezca la COMPRODE, así como certificado único del Banco de Previsión Social y de la Dirección General Impositiva, y demás certificados en materia laboral, ambiental, financiera, legal y en relación al origen de los fondos, exigibles de acuerdo a las normas vigentes.

c) El documento de proyecto, acompañado de una carta de solicitud de declaratoria de Proyecto de Promoción al amparo de la Ley Nº 18.833 que incluya un resumen ejecutivo del mismo, en las formas y según los instructivos que establezca la COMPRODE.

d) Una carta compromiso de cumplimiento de las condiciones establecidas en el proyecto.

e) Un anexo de Financiación del Proyecto incluyendo los costos totales y por actividad, cronograma de inversión y gastos, así como documentación que avale las fuentes y montos de financiación propios y acordados y formalizados con instituciones, personas físicas o jurídicas que cubran la totalidad del presupuesto estimado para su ejecución.

La COMPRODE dictará los instructivos correspondientes para establecer la forma y el plazo de presentación de la información, que deberán proveer los interesados al momento de solicitar los beneficios a que hace referencia la Ley.

Artículo 10º.- (Organización, constitución y cometidos de la COMPRODE).- La COMPRODE, de acuerdo al artículo 2º de la Ley Nº 18.833 estará integrada por cuatro (4) miembros, de carácter honorario, que conformarán la Junta de Representantes, uno del Ministerio de Turismo y Deporte que la presidirá, un miembro del Ministerio de Economía y Finanzas, un representante del Congreso de Intendentes y uno del deporte.

La COMPRODE cumplirá tareas de asesoramiento al Poder Ejecutivo a efectos de la aplicación de los beneficios tributarios consagrados en la Ley Nº 18.833, todo ello de acuerdo a las disposiciones de la ley, a las del presente Decreto y a su normativa interna e instructivos.

A los efectos de la designación del representante del deporte en la COMPRODE que suceda al primer integrante (artículo 2º Ley Nº 18.833), se elegirá a partir una lista de 5 (cinco) candidatos presentados uno por el Comité Olímpico Uruguayo, uno por la Confederación Uruguaya de Deportes, uno por la Asociación Uruguaya de Fútbol, uno por la Federación Uruguaya de Básquetbol y uno por la Organización de Fútbol del Interior.

Dentro de los 30 (treinta) días de su designación la COMPRODE deberá dictar sus normas de funcionamiento e instructivos que correspondan para regular su actividad de asesoramiento y para informar a los interesados la forma y el plazo de presentación de la información.

Con el fin de proveer el soporte técnico-administrativo a la COMPRODE para su funcionamiento, el Ministerio de Turismo y Deporte creará la Unidad de Apoyo al Desarrollo del Deporte UNADEP que estará bajo directa supervisión de la Dirección Nacional del Deporte.

Esta Unidad tendrá como cometidos la difusión pública del llamado a interesados, la recepción y control de la documentación, la evaluación técnica de los proyectos declarados elegibles por la COMPRODE y el posterior seguimiento conjuntamente con la COMPRODE de la ejecución de aquellos declarados PRODEP.

La COMPRODE reglamentará las funciones, cometidos y normas de funcionamiento de esta Unidad, de acuerdo a las disposiciones de este reglamento.

Sin perjuicio de este soporte permanente, cuando lo estime necesario, la COMPRODE podrá integrar otras comisiones técnicas para las tareas de evaluación, implementación y seguimiento de carácter general o para proyectos específicos.

Artículo 11º.- (Procedimiento).- La COMPRODE propenderá a la  simplicidad y transparencia de los procedimientos.

Las entidades deportivas que pretendan acceder al régimen promocional establecido por la Ley Nº 18.833, deberán presentar el proyecto ante la UNADEP, acompañado de la documentación completa, prevista en el artículo 9º y dentro del plazo dispuesto en el artículo 12º del presente Decreto.

En forma previa a la apertura del período de recepción de proyectos, la UNADEP realizará una campaña de difusión pública del régimen previsto en la Ley Nº 18.833 y dispondrá de un servicio de consultas a los efectos de informar a los interesados sobre la forma de presentación y las prioridades políticas establecidas por el Poder Ejecutivo en materia de deporte.

Una vez recibida la documentación completa, la UNADEP remitirá la carta de solicitud de declaratoria de promocional del proyecto a la COMPRODE, a los efectos que proceda a analizar la pertinencia del proyecto en cuanto a la contribución a los objetivos generales de la Ley Nº 18.833 y al Plan Nacional Integrado de Deporte y los objetivos específicos que de él deriven, establecidos por el Ministerio de Turismo y Deporte para el período de ejecución del proyecto.

La COMPRODE contará con facultades para proponer modificaciones en la clasificación del proyecto deportivo que realiza la entidad deportiva solicitante de los beneficios fiscales, dando vista a ésta a efectos de que exprese su opinión.

Podrá exigir a las instituciones deportivas favorecidas garantías del efectivo cumplimiento total del PRODEP, las cuales podrán ser liberadas parcialmente por la COMPRODE, a pedido de parte y de acuerdo a los avances logrados o al cumplimiento de los objetivos trazados en el PRODEP.

Asimismo, podrá exigir a fiduciarios, mecenas o patrocinadores las garantías que se entiendan pertinentes en relación con el efectivo cumplimiento de las obligaciones vinculadas al otorgamiento de los beneficios tributarios dispuestos en la ley que se reglamenta, así como, en función de la naturaleza y cuantía del proyecto que se presente la constitución de un fideicomiso para su ejecución y operación.

En caso de cumplir con todos los requisitos exigidos, la COMPRODE declarará la elegibilidad del proyecto y lo devolverá a la UNADEP para proceder a su evaluación técnica. Finalizada la evaluación de los proyectos elegibles, la UNADEP remitirá los informes correspondientes a la COMPRODE a los efectos de que está proceda a confeccionar la lista de Proyectos deportivos con su correspondiente priorización y distribución de los montos de beneficios, el que no podrá ser superior al monto máximo a que refieren los artículos 4º y 5º de este Decreto, en relación a los beneficios a otorgar a los mecenas y patrocinadores deportivos.

La lista de proyectos considerados prioritarios y la distribución de montos resuelta por la COMPRODE deberá contar con el pronunciamiento favorable de los dos miembros representantes del Poder Ejecutivo que la componen.

Dicha lista, será remitida al Poder Ejecutivo para que este, si resultare procedente, emita la declaratoria de Proyectos Deportivos Promovidos (PRODEP), con los beneficios tributarios acordados a la entidad deportiva beneficiada (artículo 10º de la Ley Nº 18.833), o a los mecenas o patrocinadores (arts. 11º y 12º de la Ley Nº 18.833).

La UNADEP comunicará en el plazo de 15 (quince) días la resolución del Poder Ejecutivo a la entidad deportiva proponente a los efectos de iniciar la implementación del proyecto así como realizar los trámites correspondientes para acogerse al régimen promocional establecido en la Ley Nº 18.833.

Asimismo, en el mismo plazo comunicará a la Dirección Nacional de Deporte y a la Dirección General Impositiva la resolución del Poder Ejecutivo conteniendo el listado de Proyectos Deportivos Promovidos, las entidades deportivas beneficiadas y el detalle de los beneficios tributarios otorgados en cada Proyecto.

Artículo 12º.- (Períodos de presentación y plazos de declaratoria).- Anualmente, la COMPRODE abrirá un período entre el 15 de marzo y el 30 de abril de cada año para que las entidades deportivas habilitadas por la Ley Nº 18.833 presenten los proyectos interesados en obtener la declaratoria de PRODEP para el año siguiente.

Para efectuar la declaratoria de PRODEP y confeccionar la lista de proyectos prioritarios a que refiere el artículo anterior, la COMPRODE dispondrá hasta el último día hábil de agosto de cada año, debiendo comunicar los resultados de la selección, dentro de los 15 (quince) días siguientes al Poder Ejecutivo, el que dispondrá de 30 (treinta) días a partir de su recepción para emitir la declaratoria correspondiente.

Artículo 13º.- (Desistimiento del interesado).- Si el interesado no evacua las vistas conferidas o no suministrara dentro de un plazo de 5 (cinco) días hábiles a partir de la fecha que se le comunica que debe ampliar la información, o no presenta dentro del plazo que se otorga las garantías exigidas, se tendrá por desistida la solicitud de los beneficios. No obstante, podrá solicitar una extensión del plazo de 5 (cinco) días hábiles adicionales para cumplir con ambas exigencias.

Artículo 14º.- (Depósito de fondos por patrocinadores o mecenas).- Los montos en dinero a aportar por mecenas o patrocinadores en PRODEP cuyos proyectos hayan sido promovidos serán depositados en una cuenta bancaria creada a estos efectos en el Banco de la República Oriental del Uruguay, a nombre de la entidad deportiva beneficiada, para su utilización en forma directa por parte de ésta para el cumplimiento del Proyecto Deportivo Promovido (PRODEP).

Una vez exhibida la boleta de depósito en el Banco de la República Oriental del Uruguay la UNADEP entregará a los depositantes una constancia, la que deberá incluir al menos, fecha, monto depositado convertido a unidades reajustables, el PRODEP y el monto del beneficio tributario, convertido a unidades reajustables, otorgado a los mecenas o patrocinadores. Dicha constancia deberá ser presentada ante la Dirección General Impositiva, quien establecerá las formalidades para hacer efectivo el crédito fiscal.

Artículo 15º.- (Registro Público de Proyectos Deportivos).- La totalidad de los Proyectos Deportivos declarados beneficiados por el Poder Ejecutivo serán anualmente inscriptos por la UNADEP en el Registro Público de Proyectos Deportivos Promovidos, dependiente de la Dirección Nacional de Deporte.

Cada inscripción contendrá la descripción del Proyecto, la entidad deportiva beneficiada, las actividades a cumplir, el cronograma de ejecución con detalle de sus etapas, la fecha de finalización, el presupuesto requerido, su fuente de financiación a través de mecenas o patrocinador si la tuviera y los beneficios tributarios otorgados.

El Registro será público y podrá ser consultado por cualquier persona física o jurídica o entidad deportiva interesada, de acuerdo a la reglamentación que de este Registro realizará la Dirección Nacional de Deporte.

Una vez finalizado el Proyecto Deportivo se mantendrá la información a efectos estadísticos y de consulta.

Artículo 16º.- (Seguimiento).- Una vez declarado Proyecto Deportivo Promovido (PRODEP), los beneficiarios deberán presentar ante la UNADEP dentro de los cuatro meses del cierre de cada ejercicio económico, sus estados contables con informe de Compilación, Revisión Limitada o de Auditoría.

Asimismo deberán presentar ante la UNADEP y en el plazo a que refiere el inciso anterior, una declaración jurada en que se informe acerca del estado de cumplimiento a ese momento de las metas o del cronograma incluido en el PRODEP.

Dicho informe será utilizado por la COMPRODE para realizar el análisis del cumplimiento y ajuste por parte de cada entidad deportiva a las pautas y metas fijadas en cada PRODEP.

Artículo 17º.- (Informe final de Rendición de Cuentas).- Una vez finalizado el Proyecto Deportivo Promovido, dentro de los 60 (sesenta) días de la finalización, la institución deportiva beneficiada deberá presentar ante la UNADEP un informe de rendición de cuentas sobre la ejecución del Proyecto y de la inversión realizada.

Artículo 18º.- (Control de ejecución de los proyectos).- La COMPRODE, a través de la UNADEP realizará el contralor de la efectiva ejecución de los proyectos y del cumplimiento de los compromisos asumidos por los beneficiarios. Sin perjuicio de la declaración jurada a que se hace referencia en el artículo 16º, dicho control podrá efectuarse a iniciativa de la UNADEP en cualquier momento del proceso de ejecución y operación del proyecto.

Si se verificara el incumplimiento de las obligaciones asumidas por los beneficiarios, sean instituciones deportivas, fiduciarios en su caso o personas o empresas beneficiarias, tanto en el suministro de información como en los aspectos sustanciales de ejecución y operación del proyecto la UNADEP dará vista a la entidad deportiva beneficiada a efectos de que ésta, en un plazo de 10 (diez) días hábiles desde la notificación evacue la misma, y se manifieste en relación al incumplimiento alegado.

La UNADEP apreciará y valorará las razones que pudiera esgrimir la entidad deportiva beneficiada, justificativas del incumplimiento alegado, pudiendo sugerir a la COMPRODE prórrogas en el mantenimiento de los beneficios acordados, en todos o en parte de éstos, o modificación de los plazos o cronogramas originalmente pactados en cada PRODEP, debiendo la COMPRODE elevar una sugerencia al Poder Ejecutivo, quien en definitiva decidirá la prórroga o no de los beneficios tributarios acordados o la alteración de los plazos pactados para la concreción del PRODEP.

Artículo 19º.- (Pérdida de los beneficios).- En todos los casos, si la UNADEP lo entendiera pertinente en virtud de haberse configurado un incumplimiento de carácter definitivo e insubsanable, una vez evacuada la vista referida en el artículo 18º o vencida la misma, elevará las actuaciones a la COMPRODE a efectos de que ésta, mediante resolución fundada dé intervención a los órganos competentes (Dirección General Impositiva o Dirección Nacional de Aduanas) a efectos de que estos organismos reliquiden el monto de los beneficios concedidos, y apliquen las sanciones correspondientes.

Asimismo, también mediante resolución fundada dará intervención a la Dirección Nacional de Deporte, a efectos de las acciones que correspondan en materia de normativa deportiva.

Artículo 20º.- (Incumplimientos).- A efectos de la verificación de incumplimientos, se tendrán en cuenta las siguientes situaciones:

  1. El incumplimiento de la entrega de información a la COMPRODE necesaria para el seguimiento del proyecto, se considerará configurado cuando transcurran 30 (treinta) días hábiles desde el vencimiento de los plazos otorgados a tal fin por las disposiciones generales o por las particulares dictadas por el Poder Ejecutivo o la COMPRODE. Mediando resolución fundada, la COMPRODE podrá extender el referido plazo.
  2. El incumplimiento en la ejecución del proyecto se considerará configurado al vencimiento del plazo otorgado por la Resolución de la COMPRODE al momento de la Declaratoria de Proyecto Deportivo Promovido para su efectiva realización o de la respectiva prórroga si es que la misma se hubiera otorgado.
  3. El incumplimiento en la obtención de las metas comprometidas en relación a PRODEP de más de un año de concreción, se controlará luego de transcurrido un año del inicio del Proyecto y así sucesivamente cada año y se considerará configurado al final de cada uno de esos años.
  4. Sin perjuicio de lo dispuesto en los literales b) y c), el incumplimiento podrá considerarse configurado en cualquier momento, si en ocasión de la realización de controles en la ejecución del PRODEP resultare notoriamente desajustado el plan o cronograma de obras propuesto con la realidad.
  5. El incumplimiento tanto de entidades deportivas como de patrocinantes o mecenas de las obligaciones emergentes del artículo 7º, literales b), c) y d), con relación a la prohibición de contratar servicios o adquirir bienes entre las partes por un plazo de cinco años a partir del ejercicio en que se comience a recibir los fondos y con relación al incumplimiento por parte de los mecenas en relación a las disposiciones de la COMPRODE sobre menciones autorizadas.

Artículo 21º.- (Incumplimiento imputable a la entidad deportiva favorecida).- Constatado por parte de la COMPRODE el incumplimiento definitivo e insubsanable del Proyecto, en virtud de la verificación de cualquiera de las situaciones descritas en los literales a) a d) del artículo anterior, siendo dicho incumplimiento imputable a la entidad deportiva beneficiada, se dará intervención a la Dirección General Impositiva o a la Dirección Nacional de Aduanas, a efectos de que estos organismos reliquiden y exijan a la entidad deportiva beneficiada el monto de la totalidad del beneficio fiscal otorgado al proyecto, más las multas y recargos correspondientes.

Dicho monto comprenderá los beneficios concedidos directamente a la institución deportiva, así como los concedidos a mecenas o patrocinadores.

Todo ello sin perjuicio de la responsabilidad solidaria de los directivos de las entidades deportivas beneficiadas y de la responsabilidad penal que pudiera corresponderle a las personas físicas involucradas.

Asimismo podrán ejecutar a su favor la garantía ofrecida por la entidad deportiva, a efectos de resarcirse hasta por el monto de la totalidad del beneficio fiscal otorgado al proyecto, más las multas y recargos correspondientes.

Artículo 22º.- (Incumplimiento imputable a los mecenas o patrocinadores).- En caso de que se verifique por parte de la COMPRODE que el incumplimiento en la ejecución del proyecto promovido se deba a que el mecenas o el patrocinador del proyecto no realizan en tiempo y forma la totalidad de los desembolsos de dinero comprometidos en el proyecto, serán estos quienes deban reliquidar ante la Dirección General Impositiva o la Dirección Nacional de Aduanas el monto total de los beneficios tributarios concedidos, más las multas y recargos correspondientes.

Artículo 23º.- (Incumplimientos previstos en el artículo 20 literal e).- En caso de que se verifique por parte de la COMPRODE el incumplimiento en relación a las situaciones descritas en el literal e) del artículo 20º del presente decreto, la entidad deportiva beneficiada y el mecenas o patrocinador deberán reliquidar ante la Dirección General Impositiva o la Dirección Nacional de Aduanas el monto de los beneficios tributarios que cada de uno ellos obtuvo a consecuencia de la declaración de su proyecto Deportivo como PRODEP, con más las multas y recargos correspondientes.

Artículo 24º.- (Sustitución de mecenas o patrocinador).- En caso de que se verifique la situación descrita en el artículo 22º del presente decreto, la entidad deportiva podrá sustituir el financiamiento del proyecto mediante la presentación ante la COMPRODE de un nuevo mecenas o patrocinador. La COMPRODE analizará la situación y realizará la recomendación al Poder Ejecutivo para que éste, en caso de corresponder, emita una nueva declaratoria promocional actualizando el proyecto a la nueva realidad.

Artículo 25º.- (Informe del Poder Ejecutivo en la Rendición de Cuentas).- De acuerdo a lo establecido en el artículo 15º de la Ley Nº 18.833, el Poder Ejecutivo informará en cada Rendición de Cuentas, sobre los proyectos incluidos en el régimen promocional previsto en la Ley, así como los rechazados o pendientes de aprobación a través de la Unidad 002 Dirección Nacional de Deporte del Inciso 09 Ministerio de Turismo y Deporte.

Artículo 26º.- Comuníquese, publíquese, archívese.

JOSÉ MUJICA, Presidente de la República; LILIAM KECHICHIAN; FERNANDO LORENZO.

Publicado el 12.12.012 en el Diario Oficial Nº 28.615.

COMISION DE HACIENDA 
Carpetas N° 440/2010
  Distribuido Nº 672
7 de abril de 2011

PROMOCIÓN DEL DEPORTE

SE CREA UN RÉGIMEN DE BENEFICIOS FISCALES 
__________ 
MINISTERIO DE ECONOMÍA Y FINANZAS 
MINISTERIO DE TURISMO Y DEPORTE 
__________

Versión taquigráfica de la sesión del día 7 de abril de 2011 
– Sin corregir por los oradores –

ASISTENCIA

Preside: Señor Senador Héctor Tajam, Presidente de la Comisión
   
Miembros: Señores Senadores Carlos Baráibar, Antonio Gallicchio, Eduardo Malaquina, Aníbal Pereyra y Enrique Rubio
   
Invitados Especiales: Por el Ministerio de Economía y Finanzas: Ministro, economista Fernando Lorenzo y Asesor, señor José Ibarburu. Por el Ministerio de Turismo y Deporte: Ministro, doctor Héctor Lescano; Subsecretaria, Liliam Kechichián; Director General de Secretaría, doctor Antonio Carámbula y Director de Deporte, señor Ernesto Irureta
   
Secretaria: Dinorah Amato
   
Prosecretaria: Alicia Hackenbruch
   

…………

SEÑOR PRESIDENTE.- Habiendo número, está abierta la sesión.

                (Es la hora 10 y 1 minuto.)

                -Dése cuenta de un asunto entrado.

                (Se da del siguiente:)

                “El Directorio del Colegio de Abogados del Uruguay, en representación de la Comisión Especial Tributaria, solicita una audiencia ante la Comisión de Hacienda del Senado a fin de intercambiar opiniones sobre el proyecto de ley que establece normas en el relacionamiento de los contribuyentes con la Administración tributaria”.

-Se pasa a considerar la Carpeta Nº 440 referente al proyecto de ley denominado “Promoción del deporte”,  por el que se crea un régimen de beneficios fiscales. El Poder Ejecutivo le ha dado gran importancia a este proyecto que se suma a los esfuerzos presupuestales que se están haciendo. Se trata de un régimen de beneficios fiscales para atender la promoción del deporte como es debido.

                Tenemos el gusto de recibir al señor Ministro de Turismo y Deporte y a la señora Subsecretaria, así como al señor Ministro de Economía y Finanzas,  quienes han concurrido con  sus asesores.

SEÑOR MINISTRO DE TURISMO Y DEPORTE.- Haré una breve introducción marco sobre el motivo fundamental de este proyecto de ley y luego contaremos con la disposición del señor Ministro de Economía y Finanzas para profundizar en aspectos políticos y técnicos fundamentales.

                En primer lugar, quiero decir que es un gusto visitar en el día de hoy a la Comisión de Hacienda del Senado de la República. En segundo término, voy a presentar a quienes nos acompañan: el señor Ministro de Economía y Finanzas, economista Fernando Lorenzo; el Técnico en Comunicación Institucional, señor José Ibarburu, la Subsecretaria del Ministerio de Turismo y Deporte, señora Liliam Kechichián, y el Director de Deporte, profesor Ernesto Irureta.

                Vemos con mucho beneplácito que el Senado comience a trabajar sobre este proyecto de ley que fue remitido los últimos días del año pasado y que constituye una herramienta fundamental en el camino de lo que llamamos  “construcción de un proceso del sistema nacional de deporte”; además, es un impulso necesario para el deporte en todo el país. Ubico al proyecto en la perspectiva de distintas iniciativas tendientes a mejorar y a dotar de las condiciones necesarias para que ese desarrollo deportivo sea posible. El año pasado, el Plenario del Senado de la República aprobó en general -creo que casi por unanimidad- el llamado “proyecto de ley de transferencias”.Como es sabido, estamos hablando de una iniciativa orientada a lograr un cambio sustancial de las reglas de juego actuales en este complejo proceso de transferencia de jugadores profesionales, cuyo objetivo es fijar claramente obligaciones, derechos y naturalmente registros, y que establece que la prioridad de los resultados económicos de las transferencias serán  las instituciones deportivas. Estamos, pues, ante un instrumento de fondo que actualiza el decreto-ley vigente en la materia y que a nuestro juicio está orientado a  la sustentabilidad -al menos en el plano financiero- de las instituciones deportivas.

                Es probable que en más de una ocasión nos hayan sentido hablar de la necesidad de una  Ley Nacional de Deporte, que hoy está en proceso de construcción y cuyas principales características tuvimos oportunidad de adelantar en una Comisión del Senado -no la de Hacienda- el año pasado. Se trata de una ley marco que establece la rectoría de un Ministerio de Deporte desde el punto de vista institucional y la creación de un Sistema Nacional de Deporte.

                Este es una especie de timing que el Poder Ejecutivo desearía que se considerara, pero por cierto que el Parlamento es el dueño de las iniciativas. Pensamos que si fuera posible obtener las voluntades políticas para su más rápida aprobación, este proyecto de ley realmente puede concurrir a ser un instrumento muy pero muy eficaz que vendría a responder a un reclamo que se viene realizando desde hace mucho tiempo. En su exposición de motivos y en el articulado se establecen los distintos sectores beneficiarios. Básicamente, el proyecto de ley prevé muy importantes exoneraciones fiscales de  una gama de impuestos -se trata de un sacrificio fiscal de gran relevancia, al que seguramente el señor Ministro Lorenzo se va a referir en detalle- para aquellas empresas o personas físicas que estén dispuestas a participar o bien como promotoras o sponsors o como mecenas en el financiamiento de proyectos que sean debidamente evaluados, calificados por una Comisión Especial, cuyo impacto y sostenibilidad sean debidamente estudiados. Estos beneficios alcanzan a las federaciones -no de las instituciones por separado, en forma individual e independiente, sino a las nucleadas en federaciones- especialmente dedicadas al fútbol y al básquetbol infantil y juvenil, deportes que tienen una estructura y un desarrollo de sus divisiones formativas muy importante; y también a la Fundación Deporte Uruguay, que está funcionando en este momento, que integra el Ministerio junto con el Comité Olímpico Uruguayo, y que desde hace un tiempo está trabajando en políticas de apoyo a los otros deportes, muy especialmente a los de alta competencia, como por ejemplo el olímpico y el paraolímpico que, por cierto, es muy importante y merece ser apoyado.

Se establecen algunos otros beneficiarios en una lista que desde luego no agota todos los actores deportivos. Digo que  no los agota porque -esto lo compartimos con el Ministerio de Economía y Finanzas- se trata de un sacrificio fiscal que, en definitiva, significa un aporte importante de la comunidad.

Deberíamos ser bastante precisos en la identificación de prioridades que son absolutamente esenciales. Uno quisiera ayudar a todos, pero no es posible. Hace muy pocas horas tuvimos oportunidad de concurrir junto a los compañeros del Ministerio a la Comisión Especial para el Deporte de la Cámara de Representantes, donde analizamos todas las posibilidades que tenemos en el ámbito del deporte de alto rendimiento.

                En 2012 se celebrarán las Olimpíadas en Londres y en 2016, en Brasil. Además, felizmente tenemos un número significativo de deportistas en lo que refiere a deportes individuales, que competirán en distintas instancias del llamado Ciclo Olímpico o Ciclo Deportivo, tales como los Juegos Sudamericanos, los Juegos Panamericanos y las Olimpíadas. Afortunadamente,  nuestro  país  está clasificando en fútbol para las Olimpíadas -suceso que ocurre por primera vez después de más de setenta años- y lo mismo sucede con las distintas categorías de nuestras selecciones de fútbol celeste a los diversos campeonatos mundiales y sudamericanos.

                Estuvimos analizando de qué manera podemos apoyar estas actividades mediante un esfuerzo conjunto entre el sector privado y el público. Al respecto, quiero resaltar que hemos obtenido una respuesta muy sensible -naturalmente por las limitaciones que rigen la Ley de Presupuesto Nacional y también la Rendición de Cuentas- por parte del Ministerio de Economía y Finanzas. En ese sentido, hemos obtenido un sustancial incremento en los fondos que, como el señor Ministro sabe, sin duda resultan insuficientes para todo lo que se necesita realizar. Este incremento nos permitirá llevar adelante políticas deportivas que formen parte de un fuerte impulso a dar a la Educación Física, especialmente este año en que el país está conmemorando los cien años de creación de la Comisión Nacional de Educación Física por parte de José Batlle y Ordóñez.

                Como homenaje a los fundadores y a este largo ciclo, y con la mirada puesta en el presente y, sobre todo, en el futuro, nos gustaría avanzar en el compromiso nacional con el deporte para poder darle el mencionado impulso.

                Esa es, a grandes rasgos, la motivación que orienta este proyecto de ley de Promoción del Deporte, cuya  iniciativa compartimos con el Ministerio de Economía y Finanzas. Reitero que tenemos una gran expectativa de que sea aprobado con la mayor rapidez posible y, a su vez, obtenga el más amplio respaldo político.

                Si el señor Presidente me permite, solicito que el señor Ministro de Economía y Finanzas se refiera a algunos aspectos más específicos de la mecánica que, de alguna manera, es el corazón de este proyecto de ley.

SEÑOR PRESIDENTE.- Agradecemos al señor Ministro Lescano y cedemos el uso de la palabra al señor Ministro Lorenzo.

SEÑOR MINISTRO DE ECONOMÍA Y FINANZAS.- Muchas gracias, señor Presidente.

Hoy estamos ante la Comisión de Hacienda para presentar el proyecto de ley de Promoción del Deporte, en el cual se propone declarar de interés nacional el fomento del deporte, lo que, sin duda, es una decisión muy importante para nosotros. Esto es así, en particular, por la directa vinculación que esto tiene con otras partes del proyecto de ley y con el tipo de beneficios que allí se prevén.

En ese sentido, se especifican cuatro actividades vinculadas a él que serán especialmente tenidas en cuenta a los efectos de la aplicación de esta normativa. Esto no hace a la declaración de interés nacional, que es genérica, amplia.

                Las actividades especialmente reseñadas son: el desarrollo del deporte infantil y juvenil; la actividad de las federaciones deportivas, siempre y cuando estén debidamente acreditadas frente al Ministerio de Turismo y Deporte y tengan personería jurídica; la actividad de las representaciones nacionales de las federaciones a que refiere el apartado anterior –esto engloba, básicamente, el trabajo de las federaciones respecto a las presentaciones internacionales que el país realiza a través de sus deportistas– y, por último, algo muy vinculado si se quiere al primer punto, pero que está establecido en forma genérica, que es la actividad de las divisiones formativas de los clubes profesionales de fútbol, partiendo de la base de que a ese nivel se concentra una muy amplia cantidad de deportistas jóvenes. Actualmente, las divisiones formativas del fútbol profesional tienen un número importante de categorías. En lo que a institución profesional de fútbol refiere, podemos decir que a nivel masculino existen cinco divisiones formativas -3ª, 4ª, 5ª, 6ª y 7ª División- y, si a ellas les sumamos las correspondientes a la categoría femenina, estamos ante un número muy importante de jóvenes que participan de estas actividades.

                Una vez declarado el fomento del deporte como de interés nacional, en el artículo  2º  del  proyecto de ley se habla de crear la Comisión de Proyectos Deportivos -COMPRODE- integrada por un representante del Ministerio de Turismo y Deporte y uno del Ministerio de Economía y Finanzas, cuya función será la de asesorar al Poder Ejecutivo en la adopción de las decisiones vinculadas, fundamentalmente, a esta iniciativa. Se establece que esta Comisión tendrá amplias facultades de contralor. El hecho de que no estén especificadas en detalle tiene un fundamento muy claro que es que, a los efectos del análisis de los beneficios que se está previendo otorgar en el marco de este proyecto de ley, se habla de recursos públicos o de dinero de los contribuyentes que, bajo el formato de resignaciones fiscales, adquieren las mismas características de ejecución que un gasto público. Por lo tanto, este será un ámbito con facultades muy amplias de contralor sobre el uso de los recursos que serán volcados a actividades en las que, en ninguno de los casos, el Estado es el total administrador de los beneficiarios o el ejecutor preponderante, más allá de su participación en algún ámbito. En fin, esta será una relación entre la Administración y el sector privado.

                ¿Cómo funcionará el sistema de beneficios? Seguramente lo hará en un esquema en el que un conjunto de instituciones y entidades estén facultadas a elevar proyectos deportivos que se encuentren prioritariamente enmarcados dentro de los componentes especificados en el artículo 1º del proyecto de ley. Los mencionados proyectos tendrán que estar debidamente fundamentados y demostrar, no solo su correspondencia con los objetivos que persigue el Estado en términos de promoción deportiva, sino también su cumplimiento con el conjunto de requerimientos formales y exigencias para su ejecución. No se nos escapa en absoluto que la resistencia a utilizar este tipo de herramientas para favorecer al deporte, muchas veces ha estado vinculada a las dificultades en lo que refiere a calidad de ejecución y a la forma en que las instituciones, tanto de nuestro país como de otros, aprovechan -o pudieron haberlo hecho en algún momento- instrumentos similares.

                El artículo 4º del proyecto de ley se refiere a las características de los proyectos que serán premiados. La idea aquí es trabajar en un sistema similar al del régimen de promoción de inversiones, para el que se ha previsto un conjunto de criterios. Entre ellos, se encuentra el relativo a que si los proyectos son verificados adquieren puntajes y derechos a recibir más o menos beneficios fiscales, en función del aporte que realicen en aras del cumplimiento de estos objetivos. Si bien estos son aspectos muy generales, cada tipo de proyecto adquiere una significación especial. Así pues, dentro de la mencionada disposición se dice que se tendrá especialmente en cuenta, a efectos del otorgamiento de los beneficios, aquellos proyectos que: mejoren las condiciones de formación integral de los deportistas, particularmente en el caso de los juveniles; los que aumenten y/o mejoren la infraestructura destinada a las actividades deportivas con especial énfasis en las de alto rendimiento. Nuestro país tiene importantes rezagos en materia de infraestructura deportiva, que condicionan no solo los trabajos de las instituciones, sino también la preparación de los deportistas que representan al país en competencias internacionales. Obviamente, son proyectos que deben apuntar a obtener mejoras en el rendimiento de los deportistas vinculados a las federaciones y asociaciones que serán las beneficiarias, y queda claro que tienen que asegurar procesos de avance en el desempeño de las respectivas instituciones. Este es un objetivo muy importante, porque el conjunto de instituciones que va a tener posibilidades de acogerse a estos beneficios necesita ser fortalecido en sí mismo; no partimos de la base de que todas las instituciones tienen fortalezas y capacidades para llevar adelante este tipo de procesos. Por lo tanto, esto también va a implicar una exigencia a las instituciones, que se deberá materializar en capacitación y profesionalización de recursos humanos, mejor gestión fiduciaria y administrativa y rendición de cuentas, a lo que deberán acostumbrase y lo que no es poca cosa dentro de estas actividades. Por último, se plantean objetivos que fomenten la profesionalización de la gestión de las instituciones, tal como acabo de mencionar.

                Para que estos últimos objetivos a los que me estaba refiriendo, debido a la realidad concreta de las instituciones, no se vuelvan una restricción para la viabilidad de estos proyectos, proponemos el artículo 5º, que establece la posibilidad de ejecutarlos por medio de estructuras tipo fideicomiso. Esto asegura que uno puede crear capacidades con mandatos fiduciarios de administración y de gestión financiera muy específicos y puntuales, donde los recursos que se vuelcan a ese fideicomiso tienen una capacidad de ser administrados que está debidamente asegurada por la propia estructura jurídica y, en cierto sentido, lo aísla de otras realidades que las propias instituciones pueden tener. A su vez, si intentáramos localizar los mismos proyectos en esas estructuras organizativas, institucionales, probablemente encontraríamos dificultades de viabilidad.

                El artículo 6º simplemente establece -algo que ya he adelantado al considerar este tema- amplias facultades de contralor para la COMPRODE. Por supuesto, ya serán definidas reglamentariamente pero, desde ya, queremos jerarquizar la expresión “las más amplias facultades de contralor”.

                ¿Quiénes son los posibles beneficiarios? En su conjunto, son las federaciones deportivas que están debidamente acreditadas frente al Ministerio de Turismo y Deporte y, además, con personería jurídica; en segundo lugar, están los clubes profesionales de fútbol, pero solo en relación a proyectos que estén vinculados con sus divisiones formativas. De algún modo, el proyecto de ley no incursiona ni admite que este conjunto de beneficios sea aprovechado por el deporte profesional propiamente dicho; el esfuerzo y el apoyo públicos están radicados en el trabajo en divisiones formativas. Dentro de los beneficiarios también se encuentra la Fundación Deporte Uruguay, que participa del Estado y no es el único actor.

                Por otro lado, hay dos figuras que crea y pretende reglamentar este proyecto de ley: los “mecenas deportivos” y los “patrocinadores”. Se trata de dos figuras que intentamos distinguir en los artículos 8º y 9º; el “mecenas” es un contribuyente, alguien que apoya un proyecto deportivo pero no pretende vincular ese apoyo a ningún aprovechamiento comercial ni personal, más allá del reconocimiento que cualquier mecenas recoge. Eso sucede con cualquier contribución voluntaria de este tipo, pero el aprovechamiento comercial queda excluido en el caso del mecenas.

                Por su parte, en el caso de los “patrocinadores” -el señor Ministro de Turismo y Deporte se refería al sponsor- se trata de una persona física o jurídica que también hace aportes con un componente parecido al del mecenas, pero vincula su firma, su nombre, comercial o profesionalmente a aspectos de propaganda y divulgación que tengan que ver con el proyecto.

                Los beneficios tributarios directos que pueden recibir las entidades que se encuentran en los literales a), b) y c) del artículo 7º, cuando presenten proyectos aprobados y que hayan sido debidamente ejecutados, refieren a la exoneración de todo tributo aplicable sobre la importación de equipamiento destinado a las actividades que el proyecto pretende financiar. Además, se efectuará la devolución del Impuesto al Valor Agregado correspondiente a las adquisiciones de bienes y servicios destinados a las infraestructuras y al equipamiento incluido en la ejecución de los proyectos. Esto significa la más amplia capacidad de desgravar y de devolver impuestos que otorga nuestro sistema de incentivos en el marco de las reglamentaciones vigentes.

                Los artículos 11 y 12 establecen claramente cuáles son los beneficios tributarios que reciben los mecenas deportivos y los patrocinadores. En este sentido, el artículo 11 faculta al Poder Ejecutivo a otorgar hasta el 75% del total de las sumas entregadas por el mecenas, que serán tenidas en cuenta como pagos adelantados de los Impuestos a las Rentas de las Actividades Económicas, a las Personas Físicas en la categoría I, Rentas del Capital -esto no vale para las Rentas del Trabajo- y al Patrimonio. Por lo tanto, por cada $100 que el mecenas contribuya a un proyecto, $75 serán imputados como pago de impuestos a la Administración, y los $25 restantes serán gastos deducibles del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas, que es el mecanismo por el cual se puede deducir este tipo de gastos en nuestro ordenamiento jurídico.

                El artículo 12 refiere a los beneficios tributarios de los patrocinadores o los sponsors. En este caso, el Poder Ejecutivo queda facultado para otorgar hasta el 40% de los aportes realizados como pagos a cuenta de los Impuestos a las Rentas de las Actividades Económicas, a las Personas Físicas en la categoría I, Rentas del Capital, y al Patrimonio. El otro 60% es un gasto deducible del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas.

                El artículo 13 establece límites anuales a los beneficios otorgados en términos globales, por el régimen y, en segundo lugar, los beneficios máximos que puede recibir un contribuyente específico, que no tiene por qué aportar a un solo proyecto. Acá no hay un problema de límites individuales en cada proyecto -porque no hay límites precisos- pero sí de límites en cuanto al monto total de pago de impuestos que un contribuyente pueda adjudicar a este tipo de apoyos, para que esto no sea un mecanismo mediante el cual el régimen termine desvirtuando completamente los pagos impositivos del país, que tienen un papel muy importante tanto en la promoción de la actividad económica como en la equidad del sistema tributario uruguayo.

                El último artículo establece qué aspectos deberían tenerse en cuenta ante situaciones de incumplimiento por parte de quienes ejecuten y administren los proyectos. Esencialmente esa es la estructura del proyecto de ley que es muy compacto, que no tiene otra intención que definir claramente y de manera muy escueta y precisa, cuáles son las figuras jurídicas que estamos introduciendo y cuáles los beneficios y la estructura institucional que soporta la aplicación de un régimen de este tipo.

                Muchas gracias.

SEÑOR PRESIDENTE.- Estamos completamente de acuerdo con el señor Ministro en cuanto a que el proyecto de ley es muy preciso y delimita claramente cuáles son los beneficiarios y las actividades promovidas.

                Por mi parte, tengo algunas preguntas para hacer, pero antes quisiera saber si algún integrante de la delegación quiere  referirse al proyecto de ley.

SEÑORA SUBSECRETARIA DE TURISMO Y DEPORTE.- Como bien se explicó aquí, en este quinquenio estamos privilegiando el deporte juvenil y, en ese sentido,  la Dirección Nacional de Deportes tiene previsto realizar los primeros Juegos Nacionales de la Juventud en el mes de noviembre, lo que me parece una herramienta muy importante porque va a permitir movilizar a miles de muchachos a lo largo y ancho de todo el país. Además, como ustedes sabrán, tenemos más de 60.000 niños organizados en el fútbol infantil -hemos realizado un gran esfuerzo para fomentarlo- actividad presidida por el doctor Echandi que está llevando adelante una tarea estupenda. Lo tercero que queremos privilegiar -por eso le pedí al Ministro autorización para hacer uso de la palabra- es el deporte femenino, en el que Uruguay tiene un atraso importante, como en muchos otros temas.

A modo de información, puedo decir que de 200.000 deportistas federados que tiene Uruguay distribuidos en 56 federaciones deportivas que están bajo la égida de la Dirección Nacional de Deportes, solo 16.000 son mujeres, es decir que estamos muy por debajo del 10%. Por tanto, existe un fuerte compromiso para poder impulsar la participación de las mujeres. Por suerte, en la delegación que ya está definida para concurrir al Torneo de Guadalajara hay unas cuantas mujeres: cinco nadadoras, dos representantes del atletismo y la Federación de Handball femenina que es muy importante y de la que hablamos bastante al año pasado, a partir de una campaña que hicieron las chicas donde parecía como que el Estado había estado ausente en el aporte económico para su presentación en el exterior. Eso luego quedó aclarado y se supo que había habido una contribución importante de parte del Estado de más de US$ 30.000 para que el equipo pudiera concurrir.

                Es indudable que la herramienta que hoy estamos presentando puede ser muy importante para motivar proyectos que incluyan a mujeres y, como dice la exposición de motivos, apunte a fomentar hábitos saludables. El Ministerio de Turismo y Deporte ya está trabajando con el Ministerio de Salud Pública porque hay datos muy preocupantes acerca de cómo nos comportamos los uruguayos con relación al sedentarismo. Dentro del comportamiento general de la sociedad vemos que, en particular, las mujeres tienen un sedentarismo más pronunciado e increíblemente son las que menos han dejado de fumar, a pesar de la campaña tan fuerte que se realizó en el país. Tengamos presentes las consecuencias que puede producir el hecho de fumar, como ser hogares y niños que quedan sin madres y mujeres que cada vez mueren más jóvenes producto del tabaco y del sedentarismo. Además, debemos resaltar todo lo que se expresa en la exposición de motivos, como ser los valores éticos, la integración social y todo lo que el deporte significa.

                Era cuanto quería manifestar.

SEÑOR BARÁIBAR.- En primer lugar, quisiera remarcar un error mínimo pero que vale la pena señalar. En el primer párrafo del artículo 10 se hace mención al artículo 6º y debería hacerse la referencia al artículo 7º.

                En segundo término, quisiera hacer algunas preguntas. Me gustaría saber si en las categorías que se incluyen -lo digo porque puede estar implícito- hay alguna contemplación especial  para los deportistas con capacidades diferentes, ya que se trata de un sector que, en todos los órdenes, es bastante postergado y que, por lo general y con razón, pide que se lo atienda.

                La segunda pregunta refiere al literal d) del artículo 1º que expresa: “La actividad de las divisiones formativas de los clubes profesionales de fútbol”. Me parece que en este literal no se incluye a OFI, es decir, a los cuadros del interior que son amateur, pero tienen un potencial muy importante en materia de formación futbolística.

La tercera interrogante que quiero plantear es si se tiene una estimación del monto de la renuncia fiscal que significarían estas exoneraciones.

SEÑOR RUBIO.- Me parece que ha sido muy esclarecedor lo que expresaron ambos Ministerios.

                Quiero saber cómo opera -supongo que estará en la reglamentación- la discriminación entre las donaciones de los mecenas y los aportes de los patrocinadores.

SEÑOR PRESIDENTE.- Creo que tiene que ser un proyecto -tal como lo expresa el artículo 4º- de desarrollo del deporte y no debe estar vinculado al de una institución en particular. Este tema es bien claro: se está promocionando el desarrollo de una actividad y no de una institución. Los proyectos no son para clubes deportivos, sino para desarrollar una actividad.

                En el artículo 3º no me quedó claro lo relativo a que los proyectos los van a presentar las instituciones; luego, en el 6º, también se habla de “El fiduciario o la institución titular” y, en el 7º, que refiere a los beneficiarios, se habla de entidades. Me gustaría que quedara bien claro quiénes son los que presentan el proyecto porque, de pronto, en un artículo se utiliza la palabra “instituciones” y, en otro, “entidades”, lo que provoca una confusión que me gustaría aclarar.

SEÑOR MINISTRO DE TURISMO Y DEPORTE.- En principio voy a contestar las preguntas formuladas por el señor Presidente y por el señor Senador Baráibar y, luego, el Ministro Lorenzo responderá acerca de las inquietudes del Senador Rubio vinculadas a la operativa de estas categorías que tendrían beneficios fiscales.

                En primer lugar, señor Presidente, naturalmente que debemos ponernos de acuerdo en la nomenclatura, es decir, en la identificación precisa de los términos. La idea central, el criterio, -tal como creo ha sido explicado- es trabajar sobre las federaciones. Claro está que una federación es una institución, pero debemos ponernos de acuerdo en la identificación precisa de los términos -tal como lo señaló el señor Ministro Lorenzo- porque, efectivamente, la idea y el objetivo es que no tengamos la fila de cada uno de los clubes por separado que nos planteen el tema, sino que esta iniciativa sea motivo de una presentación de las federaciones. Este proyecto está orientado, entre otros motivos, al fortalecimiento institucional de las asociaciones y federaciones. De manera que en eso hay una coincidencia plena y podemos acercar a la Comisión alguna propuesta en este aspecto, pero el texto debe quedar bien preciso.

Respecto de lo que mencionaba el señor Senador Baráibar, quiero destacar que hoy para el Ministerio es muy importante la promoción y el apoyo a través de distintos mecanismos -es parte de una política nacional y uno de nuestros objetivos, y por eso mencioné lo relativo al deporte paralímpico- de este formidable esfuerzo que se viene realizando en materia de trabajo deportivo con personas con capacidades diferentes y el íntimo vínculo que existe entre la salud física y mental, tanto con carácter preventivo como para aquellas personas que ya tienen capacidades diferentes. Entonces, hoy esto está previsto en la Fundación Deporte Uruguay, ya que las instituciones podrían presentar sus proyectos a través de ella, porque tiene un estatuto realmente muy amplio en materia de instituciones y de las distintas ramas del deporte. A su vez, muchas federaciones -aunque francamente no todas- también han incorporado a sus objetivos y ámbitos de promoción a grupos especiales de personas con capacidades diferentes. Por tanto, considero que esta situación está debidamente incluida, tanto a través de las fundaciones como de las federaciones y, en todo caso, ese es el espíritu que nos anima.

                Respecto a la organización del fútbol del interior y a otras organizaciones como la Liga Universitaria, están incluidas en las federaciones y forman parte de la Asociación Uruguaya de Fútbol. Quiere decir que estas entidades son parte orgánica de dicha Asociación y por eso no nos pareció que debiéramos incluirlos específicamente. Como recordarán, señalamos que la lista de beneficiarios no agotaba todas las instituciones vinculadas al deporte para intentar lograr, en una primera etapa, beneficios en función de determinadas prioridades. Por nuestra parte, estamos intentando promover y apoyar al fútbol del interior en todas sus dimensiones porque sin duda este es un reclamo permanente. Creemos que hay experiencias exitosas y un ejemplo de ello es la Liga Universitaria de Deportes que hoy supera al fútbol y ya cuenta con seis o siete disciplinas en su organización. Todas estas modalidades estarían incluidas en las federaciones.

SEÑOR MINISTRO DE ECONOMÍA Y FINANZAS.- Concuerdo con el señor Ministro Lescano en cuanto a que probablemente en la redacción final tendrá que usarse una misma terminología para referir a instituciones o entidades, con el objeto de que el alcance sea lo más preciso posible. Quizás se utilizó una técnica que refería a instituciones pero en determinado momento, cuando se especificó cuáles eran, se comenzó a denominarlas como entidades. El problema es que se usó el término “entidades” por los literales d) y e), donde aparecen algunas organizaciones que no son instituciones. El artículo 7º tiene como finalidad listar quiénes son los actores de este proceso, es decir, las instituciones beneficiarias o ejecutoras de los proyectos y, además, las figuras de los mecenas y patrocinadores deportivos. Insisto en que probablemente existe una mejor técnica de presentación y una definición más clara del concepto de institución y de los actores o entidades a tener en cuenta.

                Antes de llegar a lo que tiene que ver con la mecánica del proyecto, quisiera hacer una referencia específica y abocarme al concepto de promoción. Nosotros entendemos este concepto como una actividad que no consiste en abrir una ventanilla y creo que hemos dado muestras de cuál es la actitud correcta cuando se llevó adelante la nueva reglamentación de promoción de inversiones. En su momento, hubo una actitud muy proactiva del sector público en el sentido de acercar a las empresas que hasta ese momento no estaban utilizando los regímenes, para que comenzaran a hacerlo.  En este caso ocurre lo mismo porque imaginamos una actividad promocional que los recorra y ayude para que se beneficien de esta ley. Justamente, el concepto de promoción implica buscar y ayudar al potencial destinatario para que sea parte de los beneficios otorgados. Si hay instituciones que la conciben como una mera ventanilla y se cruzan de brazos, muchas no llegarán a entender -o no lo captarían a la velocidad a la que deberían hacerlo- cuáles son los beneficios y cómo aprovecharse de ellos. Es importante saber con qué actitud se va a conducir la Administración en este sentido y, obviamente, los Ministerios o quienes integren la Comisión de Proyectos Deportivos deberán tener actividades de extensión, divulgación, y dar ejemplos de cómo preparar y organizarse para ejecutar los proyectos. No se trata solo de redactar y ejecutar proyectos, sino que también deberán rendir cuentas de los resultados. También hay que tener en cuenta cómo se operativiza.

                En primer lugar, una institución tiene que elaborar un proyecto de desarrollo deportivo, conforme a los objetivos generales que hoy se mencionaban.

                En segundo término, no puede tratarse de un proyecto destinado para una única actividad, porque la base de que haya proyectos de fortalecimiento son los ejercicios claramente multianuales. No referimos a experiencias puntuales porque no se trata de armar un espectáculo deportivo. La reglamentación va a ser muy clara. Si pretendemos cubrir y equilibrar el conjunto de objetivos que se mencionan, los proyectos tienen que tener características que desarrollen a las instituciones y a sus capacidades, y eso no se logra de inmediato. Por lo tanto, para que los proyectos se concreten, deben existir compromisos de ejecución multianuales.

                A su vez, los proyectos pueden tener múltiples componentes, pero lo que no vamos a aceptar es que sean el pago de salarios. En este aspecto la reglamentación va a ser muy clara. Como los proyectos pretenden gestar capacidades, es probable que exista algún tipo de remuneración vinculada, pero no queremos que se transformen y es por eso que los acotamos a federaciones nacionales y a divisiones formativas, donde el concepto salarial está vinculado esencialmente a quienes conducen los procesos de Dirección Técnica, Asistencia Sanitaria o Preparación Física. En definitiva, lo que no se pretende es pagar sueldos del deporte profesional; esa posibilidad está absolutamente excluida de nuestros propósitos. Me parece necesaria la aclaración porque no está explicitado en el proyecto, aunque de ninguna manera la reglamentación permitiría tener en cuenta esos aspectos. No se nos ocurrió una forma de redactar la norma legal que luego no tuviera problemas de ejecución en un proyecto concreto, pero como no puede ser de otra manera, la aplicación es restrictiva.

                Por tanto, el proyecto tendrá una serie de componentes y uno de ellos podría ser una federación nacional y la organización del trabajo de representaciones deportivas que vayan a competir en instancias internacionales; o el desarrollo y fomento de ese deporte entre los jóvenes; o la organización de campeonatos y torneos que fortalezcan las capacidades y sumen actores al proceso. También se intentaría desarrollar las estructuras y el equipamiento necesario para gestar las capacidades. Es decir, cada proyecto tendrá determinadas características y nuestro objetivo es hacer que los proyectos puntúen en su capacidad de recibir estos apoyos y en función del cumplimiento de los objetivos. En ese sentido todo va a ser muy transparente. Nosotros aspiraríamos a que funcionara como la Ley de promoción de inversiones, en el sentido de que si la institución conoce bien la norma y presenta el proyecto,  va a poder calcular los beneficios que recibirá sin que haya interferencia ni discrecionalidad, más allá de que la norma se aplique tal cual es. Esto va a implicar que haya que distinguir los diversos tipos de  proyectos. 

SEÑOR PRESIDENTE.- Puesto que el señor Ministro de Economía se está refiriendo a los objetivos, me gustaría hacer una pregunta sobre el inciso a) del artículo 4º que dice: “Mejoren las condiciones de formación integral de los deportistas, particularmente en el caso de los juveniles”. Sería interesante saber qué aspectos abarca la formación integral, porque tiene que ver con lo que ha señalado el señor Ministro en torno al desarrollo de actividades de formación.

SEÑOR MINISTRO DE ECONOMÍA Y FINANZAS.- El concepto “integral”  abarca el conjunto de elementos que tienen que ver con que el deporte pueda aportar a quienes lo practican todo lo que el deporte pueda y no solamente el ejercicio en sí mismo. Me refiero, por ejemplo,  a aspectos  sanitarios, educativos -que son cada vez más importantes- a la compatibilización de actividades deportivas con otras actividades formativas y a la integración social de los deportistas, que es un problema crecientemente importante sobre todo a nivel  profesional.

                Por lo tanto, los proyectos tienen que  apuntar a este conjunto de objetivos, que son los que vamos a valorar. Insisto en que cada caso es diferente;  no son lo mismo las divisiones formativas de un deporte profesional como  por ejemplo el fútbol, que la Federación de Ajedrez. Repito, no es lo mismo; no funciona de la misma manera, porque los proyectos no tienen las mismas características.  Por lo tanto, no tenemos que hacer un único modelo de reglamentación sino que, probablemente, vamos a tener que ser un poco más finos para adaptar el aprovechamiento de los proyectos a las realidades específicas.

                ¿Quién consigue a los mecenas y a los patrocinadores? Las instituciones. ¿Quién organiza y define con qué estructura de soporte administrativo se va a ejecutar el proyecto? Las instituciones. Ahora bien, si entendemos que hay debilidades institucionales para ejecutar el proyecto como el organismo quiere hacerlo, le propondremos que utilice una estructura que a nosotros nos dé certezas. Por eso incluimos el artículo 5º, por el cual se  podrá requerir a la institución solicitante la constitución de un fideicomiso. Creemos que para estos casos el proyecto tiene, digamos,  propiedades muy buenas porque permite el mandato del fideicomiso y ser muy precisos en término de las actividades. Con respecto a la forma de contralor fiduciario establece que quien esté habilitado para ejercer como fiduciario tendrá que acreditar solvencia y requisitos técnicos adecuados.

SEÑOR PRESIDENTE.- ¿Eso puede estar asociado al volumen o a la complejidad del proyecto?

SEÑOR MINISTRO DE ECONOMÍA Y FINANZAS.- Sí, tiene que ver con la complejidad, pero también es cierto que un proyecto puede ser chico y resultar un fracaso o  traer problemas serios de administración de recursos. Este proyecto fue elaborado para apoyar el desarrollo institucional y no para crear problemas a organizaciones que ya los tienen.

                El proceso de rendición de cuentas, obviamente, tiene que ser un régimen anual.  Se trata de un procedimiento similar al que le pedimos a cualquier institución que recibe un subsidio a cargo del Presupuesto Nacional. Puede tratarse de una institución no gubernamental que recibe un subsidio y que por ley se le ha pedido un informe sobre la utilización de recursos. Entonces, esto es igual a lo que hacemos con cualquier institución que recibe fondos públicos.

                En respuesta  a la inquietud del señor Senador Rubio debemos decir que nos parece que esta es la estructura de trabajo que nos imaginamos, que para construir estos proyectos y gestionarlos vamos a tener que ayudar a las instituciones. Quizás algunas los podrán realizar con sus propios medios, pero a otras habrá que ayudarlas realizando una labor de extensión. Una vez puesta esta norma arriba de la mesa, no sé cuántas de las cincuenta y seis federaciones nacionales a las que hacía referencia la señora Subsecretaria  Kechichián estarán en condiciones de elaborar un proyecto que luego la Comisión de Proyectos Deportivos pueda aprobar o considerar positivamente. 

SEÑOR BARÁIBAR.- Luego de finalizar  la consideración de este tema, quisiera formular una pregunta al señor Ministro de Economía y Finanzas acerca de otro proyecto que ha ingresado a la Comisión.

SEÑOR RUBIO.- Consulto acerca de los tiempos que se manejan -supongo que ustedes estarán muy urgidos- pues van a determinar las posibles invitaciones que curse la Comisión a los actores del campo del deporte.

SEÑOR PRESIDENTE.- A partir de la discusión que hemos realizado sobre el proyecto de ley, advertimos que en este momento es posible hacer algunos ajustes que no modifican sus fundamentos. Me parece que teniéndolos a disposición  estaremos en condiciones de votarlo en la próxima semana.

                No sé si entendí mal, pero creo que tal vez alguno de los Ministerios nos va a hacer llegar una propuesta sobre las dudas que aquí han surgido. De no ser así, haremos algún ajuste al articulado a nivel de la Comisión.

SEÑOR MINISTRO DE TURISMO Y DEPORTE.- Nosotros quedamos a la orden ante cualquier solicitud que se nos plantee.

SEÑOR BARÁIBAR.- Esta iniciativa ingresó al Parlamento en el mes de diciembre y luego comenzó el receso parlamentario. Creo que la voluntad de la Comisión es tratarla a la brevedad  posible y efectivamente hoy es la primera sesión en la que estamos en condiciones de abordarla, reunión que por otro lado ha sido sumamente ilustrativa. 

                En función de alguna experiencia parlamentaria, sabemos que hay sectores -el del deporte particularmente es uno de ellos- que quieren ser consultados sobre los temas que los involucran. Todos conocemos los comentarios que se realizan en torno al deporte, por lo que no me gustaría que después se dijera que no se consultó a las instituciones deportivas, aunque más no sea para que expresen que están de acuerdo. Por ello creo que no perderíamos mucho tiempo con una sesión más -tal vez la próxima semana- y convocamos al Comité Olímpico o a la Asociación Uruguaya de Fútbol, que son entidades emblemáticas del deporte. Escuché en algún programa deportivo que esta iniciativa había sido remitida al Parlamento y que la tenía guardada en su carpeta. Eso no es cierto. El tema me toca personalmente pues en el momento en que se hicieron esos comentarios yo era Presidente de la Comisión. En efecto, el proyecto de ley ingresó el 23 de diciembre, cuando nos encontrábamos en pleno receso parlamentario que, como sabemos, se extiende hasta el 15 de febrero. La alusión al comentario  no es para el señor Ministro sino para los periodistas que escuché decir que el proyecto estaba guardado en las carpetas del Parlamento y que no era considerado.  Lo vamos a estudiar -ya lo estamos haciendo- a la brevedad posible y, al mismo tiempo, me gustaría que luego no nos dijeran que en el Parlamento -sobre todo en el Senado, que es la primera Cámara por la que ingresó el tema- se trata un proyecto de ley para fomentar el deporte y no se hacen las consultas del caso a las organizaciones deportivas. Por ello creo que una semana más de tratamiento del tema nos permitiría tener ese gesto de consulta hacia las entidades deportivas.

SEÑOR PRESIDENTE.- Creo que podemos realizar una sesión de consulta y, de no surgir aspectos sustanciales sobre el proyecto de ley, estaríamos en condiciones de votarlo con las mejoras que fueron planteadas en esta reunión. 

SEÑOR BARÁIBAR.- Pido disculpas al señor Ministro de Turismo y Deporte, pero sé que el Ministerio de Economía y Finanzas tiene bastante urgencia en tratar otro proyecto de ley que refiere al relacionamiento de los contribuyentes con la Administración Tributaria en el que se modifica el régimen legal vigente. Es un proyecto de ley que ingresó recientemente y, dado que el Ministerio de Economía y Finanzas tiene interés en abordarlo, planteo la posibilidad de hacerlo ahora -si el señor Ministro lo considera apropiado- o, simplemente, lo dejaremos para una próxima sesión.  

SEÑOR PRESIDENTE.- Si el señor Ministro quiere hacer algún comentario, será bienvenido. Simplemente, queremos decir que es el proyecto de ley que consideraremos luego del de Promoción del Deporte.

SEÑOR MINISTRO DE ECONOMÍA Y FINANZAS.- Muchas gracias, señor Presidente.

                Se trata de un proyecto de ley al que asignamos mucha importancia porque creemos que da pasos sustanciales, así como señales muy relevantes con relación a lo que consideramos deben tener una Administración Tributaria moderna y un régimen tributario eficaz y eficiente: respetar el derecho de los contribuyentes y lograr un equilibrio en el que la labor de fiscalización ampare y tenga en cuenta, sobre todo, los derechos de quienes quieren contribuir.

En ese sentido, este es un conjunto de normas que da un primer paso en esa dirección. No es que no estemos preparados para hacer una revisión y presentación general del asunto ahora, pero en este plano en particular, el Ministerio de Economía y Finanzas prefiere comparecer junto con las autoridades de la Dirección General Impositiva, ya que esto tiene que ver con la Administración Tributaria y la relación del contribuyente con la Administración. Nosotros concurriremos cuando los señores Senadores lo dispongan.

                Me adelanto a decirles que este proyecto de ley fue objeto de una extensa consulta con el sector profesional y expertos tributarios nacionales durante su preparación; hubo muchas instancias de encuentro y discusión. Esta norma fue muy elaborada en ese sentido.

                Reitero que estamos dispuestos a comparecer cuando lo soliciten, pero considero que deben estar presentes también los representantes de la Dirección General Impositiva porque es la Administración que sirve de referencia en lo que tiene que ver con el contacto con el contribuyente.

SEÑOR BARÁIBAR.- Eso nos da una orientación muy clara, señor Ministro.

SEÑOR PRESIDENTE.- Muchas gracias, señor Ministro.

                Sin duda, el Ministerio de Economía y Finanzas concurrirá junto con la Dirección General Impositiva para tratar este tema en una próxima sesión que realicemos.

                La Comisión de Hacienda agradece la presencia de los señores Ministros de Economía y Finanzas y de Turismo y Deporte y de sus asesores.

No habiendo más asuntos, se levanta la sesión.

                (Así se hace. Es la hora 11 y 13 minutos.)

COMISION DE HACIENDA 
Carpetas N° 440/2010
  Distribuido Nº 682
14 de abril de 2011

PROMOCIÓN DEL DEPORTE
Se crea un régimen de beneficios fiscales 

ASOCIACIÓN URUGUAYA DE FÚTBOL COMITÉ OLIMPICO URUGUAYO VISITA

________________
Versión taquigráfica de la sesión del día 14 de abril de 2011
-Sin corregir por los oradores- 

ASISTENCIA

Preside: Senador Enrique Rubio, Presidente ad.hoc
   
Miembros: Senadores Sergio Abreu, Francisco Gallinal, Eduardo Malaquina, Rafael Michelini, José María Pereyra
   
Invitados Especiales: Por la Asociación Uruguaya de Fútbol doctor Sebastián Bauzá, Presidente escribano Miguel Sejas, Vicepresidente. Por el Comité Olímpico Uruguayo doctor Julio César Maglione, Presidente; señor Ernesto Cajaravilla, Secretario General; señor Sergio Menéndez, 2do. Vicepresidente; doctor Washington Beltrán, Prosecretario.
   
Secretaria: Dinorah Amato
   
Prosecretaria: Alicia Hackenbruch

………….

 (Ocupa la Presidencia ad hoc el señor Senador Rubio)

SEÑOR PRESIDENTE.- Habiendo número, está abierta la sesión.

                (Es la hora 10 y 12 minutos)

                Queremos expresar que tenemos dificultades para integrar la Comisión en el día de hoy porque varios de sus miembros no se encuentran en el país, pero como se trata de reunir y acumular opiniones, información y antecedentes en cuanto al proyecto de ley sobre promoción del deporte -ya han concurrido los Ministerios de Economía y Finanzas y de Turismo y Deporte, y otros actores involucrados- recibimos con mucho gusto y damos la bienvenida al Presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, doctor Sebastián Bauzá, y a su Vicepresidente, el escribano Miguel Sejas, hombre de esta Casa.

SEÑOR BAUZÁ.- Tengo el orgullo de ser Presidente de la  Asociación Uruguaya de Fútbol. Hoy por hoy debemos estar orgullosos de lo que ha logrado el fútbol para nuestro país.

                Con respecto al proyecto de ley, en muchas oportunidades nos hemos reunido con los Ministros de Economía y Finanzas y de Turismo y Deporte para solicitar ayuda porque el fútbol uruguayo ha sido, en este último tiempo, un muy buen embajador. Por otra parte, pienso que la obra o responsabilidad social del fútbol en este país es muy importante porque no solamente forma jugadores, sino que también tiene la función, a través de convenios con el Ministerio del Interior, de sacar a los chicos de la calle y realizar programas de prevención de la violencia y la droga. Creo que la  Asociación Uruguaya de Fútbol está pasando por un período muy bueno, no solamente desde el punto de vista deportivo, por lo que la idea que tenemos, junto con el gobierno, es tratar de lograr una mejor sociedad. Los Ministerios de Economía y Finanzas y de Turismo y Deporte plantean que llevemos adelante este proyecto de ley sobre promoción del deporte que, en el fútbol, tiene dos partes: una de ellas es para la  Asociación Uruguaya de Fútbol y, la otra, para un proyecto a nivel de clubes con respecto a las divisiones formativas.

                Esta propuesta es muy interesante en lo que tiene que ver con las divisiones formativas porque permitirá crear una infraestructura que, hoy por hoy, muchos clubes no tienen. Los clubes se mantienen económicamente por medio de la formación de jugadores, y para eso es fundamental que estén en mejores condiciones, de manera que los jugadores puedan entrenar y competir internacionalmente para luego ser vendidos. Además, esto va a estar unido a la famosa Ley del Deporte y a la reglamentación de los contratistas. No consideraremos este tema en el día de hoy, pero nos parece fundamental hacer esta puntualización.

                Creo que este proyecto de ley va a ser muy importante porque dará la posibilidad de que sponsors o mecenas, que van a tener descuentos impositivos importantes, puedan acercarse a los clubes;  hoy por hoy no tienen ninguna posibilidad de hacerlo.

                A nivel de la Asociación Uruguaya de Fútbol ya tenemos un proyecto de selección, realizado por el maestro Tabárez, en el cual figura toda la inversión a realizar en este período, porque no solamente hay que tener en cuenta el tema de las eliminatorias, sino también el hecho de que ya hemos clasificado para los Juegos Olímpicos y los Juegos Panamericanos. Por lo tanto, habrá que hacer una gran inversión. Reitero que este proyecto de ley va a servir para que empresas y mecenas se acerquen al fútbol a invertir y, de esa manera, obtendrán beneficios impositivos. Naturalmente, existen limitaciones a nivel de la Asociación y, en ese sentido, me gustaría que el compañero Miguel Sejas dé la opinión del Consejo Ejecutivo y explique hasta dónde podemos llegar con los sponsors. En algunos casos hay contratos de televisión que debemos llevar adelante y, en otros, la Asociación está luchando para quedarse con los derechos y utilizar esta ley para obtener mejores resultados.

SEÑOR SEJAS.- Partiendo de la base de que la AUF considera que este proyecto de ley es muy importante porque, sin duda, va a ayudar al fútbol, vemos que el instituto del mecenazgo, en este momento y para los próximos años, puede ser más relevante que el de los patrocinadores. Digo esto en función de que hasta el año 2016 la Asociación Uruguaya de Fútbol tiene un contrato de derechos, no solamente de trasmisión del fútbol uruguayo, sino también de todo lo que tiene que ver con la sponsorización del fútbol, lo que, indudablemente, limita la posibilidad de que haya empresas que realicen aportes. Sin embargo, desde el lado del mecenazgo no surge ese impedimento.

Para nosotros este es un tema muy importante. El Consejo Ejecutivo ve con profunda preocupación la situación que atraviesa el fútbol, que es muy compleja. Muchas instituciones tienen grandes problemas, incluso, para terminar el actual torneo, y reitero que el contrato que existe con la empresa Tenfield hasta el 2016 genera limitaciones reales y verdaderas en cuanto a los patrocinadores que se puedan acercar al fútbol.

Sin perjuicio de eso, creemos que esta ley es muy importante hacia el futuro y, en cierta manera, va en el mismo sentido que lo que plantea actualmente el Consejo Ejecutivo. En realidad, existe un planteo por parte de la empresa hacia las instituciones para extender el contrato hasta el año 2021, pero queremos dejar claro para el análisis de este proyecto de ley que el Consejo Directivo de la AUF no comparte en absoluto esa idea y tiene una posición muy firme respecto a no suscribir una extensión de dichos derechos hasta ese año, en función de lo abarcativos que son esos contratos y de que todavía no estamos en condiciones de saber qué vías tecnológicas van a actuar en la trasmisión del fútbol, ya no en el 2021 sino en el 2016. Además, más allá del análisis que puede surgir de la televisión digital terrestre -que está por llegar- de la trasmisión vía celular, del aumento de la banda ancha o la extensión de la fibra óptica, es claro que todos estos avances van a determinar que en no más de cuatro o cinco años el 100% de los uruguayos tengan acceso a internet. Como todo este tipo de trasmisiones, justamente, serán por internet, los potenciales clientes para la transmisión del fútbol van a aumentar sustancialmente en pocos años.

                Por lo tanto, el Consejo Ejecutivo entiende que este proyecto de ley puede ayudar -y mucho- para llevar adelante el fomento de las divisiones juveniles y el proyecto de la selecciones nacionales. No obstante, también queremos dejar constancia de que la AUF tiene responsabilidad por contratos que están firmados desde hace mucho tiempo, lo que nos plantea limitaciones en cuanto a la perspectiva de a qué podemos llegar.

Además, nos interesa que la Comisión de Hacienda del Senado sepa con claridad cuál es la posición del Consejo Ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol con respecto a un tema muy complejo como es el de la trasmisión del fútbol y todo lo que es público y notorio concerniente a las propuestas de extensiones contractuales.

SEÑOR BAUZÁ.- Creo que nuestra posición ha quedado clara. Nos interesa que esto se lleve adelante porque hay muchas empresas que se han acercado al fútbol y, de alguna manera, están esperando tener algún beneficio. Así que quedamos a las órdenes para responder  cualquier consulta que surja a este respecto.

SEÑOR ABREU.- Según ha manifestado en la Comisión el señor Ministro de Turismo y Deporte, este tema está vinculado a una secuencia de proyectos de ley que esa Cartera estaría elaborando. Uno de ellos, básicamente, sería la futura Ley del Deporte y, aunque en lo personal todavía no conozco su contenido, parecería que se trata de una especie de buque insignia que el Poder Ejecutivo está intentando impulsar desde el punto de vista del deporte. También estaría relacionado con el proyecto de ley de transferencias, que en la Legislatura pasada se discutió y fue aprobado por unanimidad en términos generales, pero se recibieron una serie de observaciones y preocupaciones que, de alguna forma, llevaron a colocarlo en el congelador, entre otros aspectos, por algunas objeciones vinculadas a los porcentajes que se atribuían a los contratistas, las instituciones y los jugadores.

                La consulta tiene que ver con que en el ámbito de la Asociación Uruguaya de Fútbol el proyecto estaba orientado a la formación de deportistas, es decir que cualquier mecenas o sponsor que hiciera una determinada donación, tendría un incentivo tributario como contrapartida y, en el caso de los equipos de fútbol, simplemente se la orientaría a la formación de sus divisiones inferiores. Pero estamos hablando de una inversión que se realizaría, como dije, por parte de algún sponsor o mecenas, para seguir creciendo en la posibilidad de que también tenga su característica de contratista.

                Esa inversión no solo se orientaría a la formación, sino que, con las exoneraciones tributarias, el contratista comenzaría a ganar espacios y podría formar divisiones inferiores con determinados incentivos tributarios. En consecuencia, si después no tenemos una ley adecuada que establezca una debida correspondencia entre los derechos de los contratistas, los equipos y los jugadores, podríamos quedar en un sistema en el que se incentivara la inserción dentro de la formación con un sentido mucho más profesional de lucro por parte de los contratistas que la formación directa de las divisiones inferiores.

                En definitiva, mi pregunta tiene que ver con cómo ven nuestros visitantes este tema y si consideran que está aislado o que debería complementarse con otro tipo de normas que se aprobarían para rescatar -esta es nuestra gran preocupación- el rol prioritario de las instituciones deportivas frente a los elementos que las están debilitando, en función de ingentes recursos que, a veces, terminan haciendo de ellas sucursales de inversores o de grandes capitales que  hoy,  entre otros aspectos y más allá de su legitimidad, están vinculados, nada menos, que a las negociaciones de la Asociación Uruguaya de Fútbol con respecto a los contratos de la televisión y los derechos exclusivos que se otorguen.

SEÑOR BAUZÁ.- En realidad, esa es una pregunta muy amplia. De alguna manera es cierto lo que dice el señor Senador Abreu con respecto a que la influencia de los contratistas y los empresarios en los clubes es muy grande. Pero, según esta iniciativa, los clubes deben presentar un proyecto que será controlado por un fideicomiso entre los Ministerios de Turismo y Deporte y de Economía y Finanzas y que se tiene que cumplir.

                Hoy por hoy, lamentablemente los aportes de dinero por compra de jugadores no tienen control. Creo que es fundamental que el fideicomiso formado por los Ministerios haga cumplir el proyecto presentado por las instituciones, justamente para limitar el ingreso de estos contratistas.

                Pensamos que la ley del deporte será fundamental, porque hay realidades que marcan que hay empresarios ricos pero clubes pobres. Por ejemplo, los clubes forman jugadores en momentos difíciles y les pagan muy poco, pero después no reciben nada cuando se llevan a los mejores. Entonces, hay que seguir trabajando en el área del deporte y ojalá podamos tener otra reunión en el futuro para mejorar esta situación.

Hay que destacar que este proyecto de ley, con el control del fideicomiso, da la tranquilidad de que los que se van a interesar van a ser empresas o personas que realmente quieran ayudar al fútbol.

SEÑOR SEJAS.- Obviamente, lo que manifestaba el Senador Abreu es una realidad. Existe un importante número de instituciones que tienen contratistas trabajando en divisiones juveniles que, en algunos casos, invierten, pero en otros -lo que es peor- ni siquiera lo hacen y ya tienen la representación del jugador. La conclusión a la que nosotros llegamos es que, por más que el club invierta y forme al jugador, cuando llega el momento de la firma del contrato, el dueño del jugador es el contratista, porque de lo contrario no firma y queda libre a los 18 años, pudiéndose ir igual. Ejemplos de estos tenemos de sobra.

                Por lo tanto, todo lo que ayude a la regulación nos parece muy bueno. El Consejo Ejecutivo de la AUF apoya todo tipo de controles que sirvan para transparentar los movimientos de dinero que existen en el fútbol.

                Más allá del planteo concreto de los clubes, quiero decir que a nosotros nos motiva mucho la iniciativa a nivel de las selecciones uruguayas juveniles. Existen varias empresas que quieren colaborar con la Asociación Uruguaya de Fútbol, fundamentalmente en cuanto a la imagen que otorgan las selecciones juveniles, como la Sub 17 o la Sub 20. Recordemos que este año en Uruguay se juega el Sudamericano Sub 15 organizado por la AUF y que, además, por un planteo de la propia Asociación, se harán partidos en el interior del país, lo cual nos parece muy importante. Entonces, como decía, hay empresas instaladas en el Uruguay que tienen un producto que se acerca a los jóvenes y otras que están comenzando a invertir en el país, que se contactan con nosotros y que quieren mostrar una imagen de apoyo a lo que ha traslucido el fútbol en todo este último período. Obviamente, nosotros hemos hecho público que el fútbol necesita apoyo, tanto público como privado, para continuar con estos proyectos. Entonces, en lo que tiene que ver con el apoyo a las selecciones juveniles -donde no se daría la situación que conversábamos anteriormente con respecto a los clubes- este proyecto nos abre una puerta para empresas que hoy están esperando que les digamos de qué manera pueden colaborar.

SEÑOR PRESIDENTE.- Agradecemos vuestra presencia en la Comisión y queremos subrayar que ha sido muy clara la postura que han adoptado. Por otra parte, debemos decir que este proyecto de ley ha recogido opiniones muy  favorables. En realidad, se está tratando de aclarar con precisión la mecánica económica que hay que determinar. Sin duda que esta iniciativa significará un apoyo muy grande al fútbol uruguayo.

SEÑOR BAUZÁ.- Quería señalar que es más fácil llevar adelante los deportes menores, porque las cifras que maneja el fútbol profesional son mucho más grandes. Por ejemplo, para las Olimpíadas, la Selección Uruguaya está integrada por una delegación de 30 personas, mientras que los restantes deportistas van acompañados solo por un profesor. Sin duda, la inversión es diferente y es más fácil de controlar.

SEÑOR SEJAS.-  Para que Uruguay clasifique para los Juegos Olímpicos en fútbol, lógicamente se debe llevar a cabo una etapa de preparación y teniendo en cuenta que concurren futbolistas profesionales de primer nivel, estamos calculando un costo para la AUF de US$ 600.000. Aclaro esto porque el nivel de preparación es similar al de un torneo mundial.

SEÑOR BAUZÁ.-  Los profesionales que integran la delegación dejan de jugar en los clubes donde son titulares y, por lo tanto, hay que pagarles. Si queremos  ir con el mejor plantel, tenemos que prepararlo en condiciones óptimas.

SEÑOR PRESIDENTE.- Nuevamente agradecemos su visita y los aportes que han hecho.

                (Se retira de Sala la delegación de la Asociación Uruguaya de Fútbol)

                (Ingresan a Sala representantes del Comité Olímpico Uruguayo)

-La Comisión tiene el agrado de recibir a representantes del Comité Olímpico Uruguayo, y tengo entendido que algunos miembros que faltan se van a ir integrando en la medida en que vayan llegando.

                Hemos estado considerando un proyecto enviado por el Poder Ejecutivo sobre promoción del deporte y ya recibimos a los Ministros de Economía y Finanzas y de Turismo y Deporte; luego decidimos invitar a la Asociación Uruguaya de Fútbol y el señor Senador Baráibar manifestó que también era importante tener la opinión del Comité Olímpico Uruguayo. A nosotros nos interesa escuchar una opinión general con respecto a si es conveniente o no un proyecto que tiene como propósito generar mecanismos que, desde el punto de vista económico, puedan significar distintas vías para apoyar al deporte en el Uruguay. Sabemos que desde el punto de vista legislativo, estamos en deuda; entonces, vamos a escuchar con el mayor interés la opinión de los invitados.

SEÑOR CAJARAVILLA.- Soy el Secretario General del Comité Olímpico.

                En primer lugar, queremos agradecer a la Comisión por haber tenido la deferencia de invitarnos a participar en esta reunión. Nosotros conocemos el proyecto presentado porque el Ministro tuvo la delicadeza de hacerlo conocer, no solo al Comité Olímpico, sino a todas Federaciones Deportivas. Por eso podemos decir que el deporte en general está en conocimiento de esta iniciativa del Poder Ejecutivo.

                En realidad, estamos de acuerdo y acompañamos las partes sustanciales del proyecto de ley, pero desde nuestro punto de vista estaríamos en condiciones de sugerir algunos ajustes -que ni siquiera representan diferencias- en la medida en que consideramos que algunas de las motivaciones del proyecto de ley podrían ser mal interpretadas. Por ejemplo, se señala que va a existir una Comisión -integrada por representantes de los Ministerios de Economía y Finanzas y de Turismo y Deporte- que estudiará cada uno de los proyectos que se presenten, relacionados con el mecenazgo y la deducción de impuestos. Por nuestra parte, creemos que además debe conformarse una Comisión integrada por gente del deporte que dé su opinión desde el punto de vista deportivo, por encima del análisis técnico que se efectúe en cuanto a si es viable o no la posibilidad de aplicar esos descuentos a las iniciativas presentadas.

                Estamos totalmente de acuerdo con casi todo lo que nos presentó el señor Ministro en cuanto al proyecto de ley, pero queremos que los señores Senadores conozcan algunas de nuestras inquietudes. Por suerte ha llegado el señor Presidente del Comité Olímpico Uruguayo, quien seguramente será mucho más claro y preciso que quien habla a la hora de expresar estas ideas.

SEÑOR PRESIDENTE.-  La Comisión se complace en recibir también al doctor Julio César Maglione, Presidente del Comité Olímpico Uruguayo, a quien le pedimos que se sienta como en su casa y le comentamos que estamos realizando un intercambio sobre los alcances del proyecto de ley en consideración, a efectos de ver en qué medida podría ser, eventualmente, mejorado.

                Hemos escuchado las expresiones de los representantes de los Ministerios de Economía y Finanzas y de Turismo y Deporte, así como los comentarios de los integrantes de la Asociación Uruguaya de Fútbol, y ahora los recibimos a ustedes. Luego daremos la palabra a los señores Senadores que deseen plantear alguna preocupación o pregunta sobre el tema.

                Aclaramos que en esta reunión faltan algunos miembros de la Comisión, pero los excusamos porque no se encuentran en el país. Si bien el número de Senadores puede verse un poco reducido, de todas formas se podrá contar con la versión taquigráfica para conocer todo lo que aquí se ha expresado.

SEÑOR MAGLIONE.-  Antes que nada, quiero pedir sinceras disculpas por haber llegado tarde, ya que estaba reunido con el señor Ministro de Turismo y Deporte y la hora se nos pasó muy rápido.

Señor Presidente: nosotros estamos de acuerdo con este proyecto de ley. Nos parece que la propuesta de los Ministerios de Turismo y Deporte y de Economía y Finanzas, si da los resultados que todos queremos y esperamos, redundará en un proyecto de ley que va a ayudar mucho al deporte. Sin duda, se trata de una nueva modalidad de ayuda.

Por nuestra parte, planteamos este tipo de situación ante la Comisión de Presupuesto como una de las tres medidas que considerábamos importante. Propusimos una ayuda económica para el cuatrienio, del orden de los          US$ 2:000.000, para apoyar la actividad de los Juegos Sudamericanos, Panamericanos y Olímpicos. No obstante, otra de las posibles soluciones era la implementación de una ley del tipo de la que fue planteada por los señores Ministros de Turismo y Deporte y de Economía y Finanzas. La idea consiste en otorgar a las empresas que colaboren con el deporte algunas facilidades desde el punto de vista impositivo. Si esto da resultado, será muy bueno, pero lo que nos preocupa es que sería conveniente que no se destinara a los clubes deportivos, sino a las Federaciones. Por ejemplo, si se destina a la Asociación, que sea para el sector juvenil; en el caso del  básquetbol, sugerimos que sea para los proyectos que tiene la Federación Uruguaya de Básquetbol en ese sentido, y lo mismo en los casos del karate, el taekwondo, la natación y el ciclismo. Insisto: sugerimos que se destine,  no a las instituciones deportivas, sino a las Federaciones, con iniciativas  claras -tal como lo establece este anteproyecto- con fines precisos, con un sentido de desarrollo del deporte o de la representación nacional a distintos niveles.

                Por otra parte,  consultamos al señor Ministro -y no estuvo  en desacuerdo- si en la Comisión, que está integrada por un representante del Ministerio de Economía y Finanzas y otro del de Turismo y Deporte, se podría incluir un representante del deporte elegido por la propia Comisión, de una terna que eventualmente se presentaría.

SEÑOR MICHELINI.-  Entiendo que igual se actuaría por unanimidad.

SEÑOR MAGLIONE.- Así es, señor Senador.

                Por último, otra propuesta consiste en lograr que no sea la Comisión la que controle los proyectos aceptados y económicamente establecidos. Según creemos, la Comisión solo debe analizar las diferentes  propuestas y estudiar si son válidas económicamente, pero sugerimos que sean técnicos en el deporte los que informen y controlen el proceso. Reitero, no habría problema en que los controladores fueran designados por la propia Comisión y pretendemos que sea gente que vigile que las propuestas se realicen correctamente. La Comisión no tiene la posibilidad de hacer este tipo de control.

                Estas son las tres únicas observaciones que teníamos para plantear. 

Cabe destacar que el Comité Olímpico Uruguayo no tiene ningún tipo de aspiraciones porque se expresa a través de una fundación mixta, Gobierno-Comité Olímpico -una organización privada con otra del Estado- que está funcionando muy bien. Este es el resultado de una propuesta del señor Diputado Trobo cuando fue Ministro, a la que el Ministro Lescano dio vida y funcionamiento, y que ha actuado hasta el día de hoy con absoluta unidad de conceptos y acuerdos en proyectos positivos.

Por otro lado,  planteamos al señor Ministro  la posibilidad de que la cantidad de dinero que anualmente se entrega al Comité para su funcionamiento, que es del orden de los US$ 50.000, se amplíe a US$ 150.000. Él nos manifestó su acuerdo y  planteó esta propuesta al señor Presidente de la Dirección General de Casinos, por lo que, al parecer, hay buena intención en este sentido. Debemos tener en cuenta que, dado el dinero que se obtiene por las entradas de los Casinos, el porcentaje que establece la Ley vigente al día de hoy significaría una cifra de alrededor de US$ 1:000.000, suma que para  nosotros es impensable, porque se debe tener en cuenta la vida de todo un país y sus necesidades.

                En definitiva, esos son nuestros planteamientos con respecto a este proyecto de ley que, como hemos señalado, compartimos.

SEÑOR PRESIDENTE.- De lo expuesto surge que se sugiere una modificación con respecto a la integración que  figura en el artículo 2º. El texto dice: “A los efectos de la aplicación de las disposiciones establecidas en la presente Ley, el Poder Ejecutivo actuará asesorado por la Comisión de Proyectos Deportivos (COMPRODE), integrada por un representante del Ministerio de Turismo y Deporte y un representante del Ministerio de Economía y Finanzas”. Se propone que, además del representante del deporte, se cree una especie de comisión de seguimiento de los proyectos, de constitución técnica, nombrada por la misma Comisión.

SEÑOR MAGLIONE.-  Así es. Si se quiere, las decisiones se podrían tomar por mayoría. En ese caso, los representantes del deporte podrían brindar su opinión, pero si los representantes de los Ministerios de Economía y Finanzas y de Turismo y Deporte entienden que no es adecuada, se tomarían las decisiones por mayoría. En ese sentido, no tenemos inconvenientes.

SEÑOR PRESDIENTE.-  Luego, la propuesta para el artículo 7º, referido a las entidades que podrán acceder a los beneficios, es que algunos puntos se clarifiquen un poco más. El artículo establece: “Podrán acceder a los beneficios que se establecen la presente ley, las siguientes entidades:

  1. a)Las federaciones deportivas a que refiere el apartado b) del artículo 1º;
  2. b)Los clubes profesionales de fútbol en relación con los proyectos vinculados a sus divisiones formativas;”, continuando luego la enumeración.

SEÑOR MAGLIONE.-   Creemos que lo correcto sería que el punto b) se refiriera, por ejemplo,  al proyecto que tiene el fútbol, denominado “Gol al Futuro”, porque si le damos entrada a las divisiones formativas de  Peñarol, de Nacional y de todos esos equipos, la gente va a preferir poner el dinero allí, cuando la intención de esta iniciativa es desarrollar el deporte en forma conjunta. Por ello pensamos que esta iniciativa se debería aplicar a un proyecto como el que hemos mencionado, cuya finalidad, además de  mejorar el fútbol, es rescatar a los niños de los malos hábitos y promover un estilo de vida sano y adecuado para un desarrollo coherente y bueno dentro del país. Asimismo, esto se podría aplicar al proyecto del Maestro Tabárez en la parte formativa. También se puede dar un impulso al proyecto que presente el básquetbol, que está trabajando bien, pero no a los clubes que lo integran. Insisto: el tema se tornaría muy complejo si damos entrada a los clubes.

SEÑOR ABREU.- Creo que la posición del Comité Olímpico es muy esclarecedora.

                Como dijo el señor Presidente, en oportunidad de considerar el Presupuesto discutimos acerca de los recursos que tradicionalmente se vuelcan a esa institución a través de subsidios directos o porcentajes de determinados tributos. La respuesta que se nos dio en aquel entonces fue que eso no se iba a concretar en esa oportunidad, a la espera de iniciativas como el proyecto de promoción del deporte -que estamos considerando- y el proyecto de ley de deportes, que se anuncia será de carácter más general y una especie de buque insignia de la visión del Poder Ejecutivo en materia de política de deporte.

Ahora bien, mirada esta situación como está, lo importante aquí es la referencia a las federaciones deportivas. Quiero hacer mucho hincapié en este tema y mi pregunta va en ese sentido porque, si no me equivoco, hay 56 federaciones deportivas que representan 200.000 deportistas. Me gustaría conocer, entonces, la posición del Comité Olímpico respecto de la canalización de esos temas a las federaciones deportivas. Por otro lado, está todo lo vinculado a los distintos equipos o ligas. Por mi parte, coincido con el señor Presidente en que esto debe ser extendido también al básquetbol, porque referirse específicamente a un solo deporte puede ser hasta una falta de equilibrio, dado el avance de otros deportes, en particular,  uno que ha tomado gran importancia en los últimos tiempos.

Concretamente, mi pregunta apunta a dos aspectos. Uno de ellos está referido a la visión que tienen nuestros invitados sobre el mecenas o el sponsor respecto de las federaciones. El mecenas debe estar mucho más cerca de un club que el sponsor, que seguramente está más cerca de las federaciones. Quisiera saber si nuestros invitados también lo ven así. A su vez, está el tema del fideicomiso, que es uno de los instrumentos importantes que se establece para hacer jugar todo este mecanismo. Y, fundamentalmente, es necesario hacer un seguimiento de todos estos temas. Tendríamos que ver cuáles podrían ser los mejores instrumentos para correlacionar el incentivo y el beneficio tributario que se le da a quien invierte, el sponsor o el mecenas, con el resultado. Este es el gran problema del país en muchos aspectos: dónde está centrado el concepto de evaluación de la utilización de los recursos que generan incentivos o facilidades de carácter tributario.

En definitiva, me gustaría que nuestros invitados realizaran alguna reflexión sobre el tema del mecenazgo y del sponsor y sobre la importancia de las federaciones, que para mí sigue siendo muy grande. Y también, insisto, está el tema de cómo se distribuyen los recursos, porque si se hace una inversión a una federación por razones de que alguien tiene afinidad con ella, puede existir hasta un desnivel respecto de otra actividad o deporte. Por ejemplo, es muy claro que la Federación Uruguaya de Natación necesita más recursos, porque todos sabemos que los deportistas de esa área que compiten a nivel internacional están en una situación muy difícil. En realidad, si se me permite la expresión, la que tiene que flotar es la Federación económicamente; el nadador tiene que nadar. Y lo mismo sucede en otros deportes. De manera que me gustaría saber si nuestros invitados creen que tiene que haber un equilibrio en este sentido, porque insisto: si se deja librado a que la iniciativa de un sponsor o de un mecenas se canalice a una federación y no a otras, se podría generar un eventual desequilibrio en el impulso de toda la formación de los deportistas jóvenes.

Quería dejar planteada esta reflexión que, más que una pregunta, es una invitación al intercambio de ideas, porque me interesa conocer cómo ve el Comité Olímpico este nuevo modelo, que sale del subsidio para ir directamente a la participación del inversor privado, al incentivo y a la exoneración tributaria, con el fin de formar deportistas jóvenes y aumentar el nivel de competitividad del país. Quizás este es, en última instancia, el principal objetivo en la formación integral, como dice el señor Presidente, de una juventud con problemas bastante complicados como la uruguaya.

SEÑOR MICHELINI.- Por nuestra parte tomamos las observaciones y las vamos a estudiar; seguramente no aprobemos este proyecto en el día de hoy, pero lo vamos a hacer rápidamente. Ahora bien, quería dejar una constancia. Me parece bien que se tenga cuidado respecto a que no se terminen llevando todos los recursos determinados cuadros profesionales del fútbol, y que no se pierda de vista que puede haber muchos mecanismos para incentivar a que los beneficiarios sean otros. Por ejemplo, podría haber mecanismos de mayores descuentos o de tope al  descuento a determinados cuadros cuando, para el mecenas o empresa sponsor,  el retorno por apoyarlos sea muy superior  al que representa esa práctica con otro deporte o deportista. En ese caso, se podría intercalar en la disposición la expresión “hasta”.

                También se podría buscar un sistema por el cual se pueda determinar que cuando se elabore un proyecto para apoyar un deporte, se  complemente con el apoyo a otras áreas del deporte, o con la imposición de un tope máximo para determinados cuadros.

                En mi opinión, estos aspectos podrían ser analizados, pero tampoco debemos llegar al extremo de estigmatizar a los cuadros de fútbol. Dicho de otra manera, nos tenemos que basar en la realidad: el fútbol es una gran cantera que saca gurises de la calle; puede ser que también ocurra con el básquetbol, pero no son todos los deportes que tienen esa cualidad. Ojalá lo fueran. Esto no quiere decir que no haya programas a nivel del Estado que se ocupen del tema. Es más, de los recursos que se derivan aquí, puede haber deportes que no los reciban. Por ejemplo, si el básquetbol o el vóleibol femenino logran participar en competencias internacionales, quizás se los termine apoyando a través de estos mecanismos y los recursos públicos se destinen a otro deporte.

Reitero que, aunque también puede ocurrir lo mismo con el básquetbol, el fútbol es una gran cantera que saca gurises de la calle. Por tanto, lo mejor sería mantener un equilibrio, de modo tal de que al favorecer más a los cuadros profesionales de fútbol ‑no hablo de los llamados cuadros grandes, aunque debemos reconocer que varios de ellos tienen experiencias excepcionales con niños y adolescentes- nos quedemos sin instrumentos para fomentar que el resto de los cuadros realicen experiencias similares. En síntesis, sería necesario encontrar un equilibrio, pero en este tema considero que quienes integran el Comité Olímpico son más duchos y podrían darnos su opinión al respecto.

SEÑOR CAJARAVILLA.-  De pronto no hubo una real interpretación de las palabras del señor Presidente. Por eso quiero hacer notar que no estamos en contra de que se apoyen los proyectos del fútbol. Al contrario, eso nos parece bien, y nuestra posición está en la misma línea que planteó el señor Senador Michelini en cuanto a que se fijen determinados porcentajes. Como bien se decía, lo más importante para unsponsor es apoyar al cuadro que más se ve o tiene más hinchas, porque eso le significa un retorno económico importante. Por eso es necesario buscar los mecanismos adecuados para que exista un equilibrio entre lo que necesitan esas divisiones formativas o cuadros del fútbol en general y lo que precisa el resto de las federaciones deportivas para mejorar la condición de sus deportistas y divisiones inferiores o  formativas.

                El señor Senador Abreu planteó la duda de que exista alguna federación que tenga más apoyo que otra, lo cual es parecido a lo que se expresa con respecto al fútbol. En ese sentido creemos que es fundamental la presencia de la Fundación Deporte Uruguay, como mencionaba el señor Presidente, que es la que brindaría las posibilidades de recursos a las federaciones que no logren tener un sponsor o mecenas, a los efectos de poder mantener el equilibrio que se requiere para el deporte en general, y que todos los deportistas uruguayos tengan la mejor preparación posible con vistas al futuro, tanto a nivel nacional como internacional.

SEÑOR ABREU.- Esta referencia a la Fundación Deporte Uruguay está vinculada a una financiación ajena al proyecto de ley que estamos analizando. Esta norma está incentivando sponsors y mecenazgos para las federaciones deportivas y, si entendí bien, la Fundación Deporte Uruguay tendría un financiamiento lateral que podría venir de un porcentaje de lo recaudado en los casinos.

SEÑOR MAGLIONE.- Respondiendo a la pregunta del señor Senador Abreu y del señor Senador Michelini, debo decir que, por distintas razones, siempre va a haber interesados en una federación o en otra. En el deporte uruguayo juegan un papel muy importante los padres y familiares de los deportistas que, si están vinculados a una empresa, van a preferir poner el dinero en una federación que les genere más afecto; eso está dentro de la libertad de acción que no podemos limitar. Naturalmente, a nosotros nos gustaría que se apoyara más un deporte que otro, pero eso no lo podemos modificar.

                Por otra parte, parecería que no hay mayor oposición en que alguien del deporte vaya a la Comisión. Eso hay que hablarlo con el señor Ministro y creo que no va a haber ningún problema en que sea así. Incluso, nos parece que sería bueno que, al momento en que la Comisión resuelva, conozca aquello en lo que genéricamente todas las federaciones deportivas están de acuerdo.

                Asimismo, en función de lo que se ha hablado, no me opongo a que se incluya a los clubes profesionales porque reconozco que el fútbol es un elemento importantísimo para generar buenos hábitos. Sin embargo, creo que todos los deportes sirven para lograr una vida sana, aunque a veces eso no se da porque la droga es tan infame que  alcanza también al deporte y siempre aparece algún deportista que consume drogas sociales. De todas maneras, pensando en el volumen de los que practican deportes, los que aparecen con ese problema son una minoría. Tal vez se podría incluir a todas las federaciones deportivas que presenten  proyectos de desarrollo formativo. Reitero: no estoy en contra de los clubes porque creo que son merecedores de ese beneficio, pero  como dijo el señor Senador Michelini, se debería buscar un equilibrio económico hasta llegar a determinada cantidad. Si bien en la iniciativa no se fijan los montos, se establece que en algún momento se va a determinar hasta qué volumen de dinero puede distraer el Estado a través de la exoneración de parte de los impuestos y si, como dice el señor Senador Michelini, se busca un equilibrio, no habría ningún problema. Además, me parece más democrático y participativo si no se refiere sólo a clubes profesionales y no profesionales, sino a cualquier deporte. Si existen clubes que tengan buenos proyectos de desarrollo del atletismo, la natación, el patín o el ciclismo, considero que es conveniente que también se los incluya en esto, pero al igual que el señor Senador Michelini, en lo que me es personal, pondría un límite a cada actividad. Además, hay que tener en cuenta que el Estado no es inagotable en lo que respecta a detraer dinero de los impuestos para destinarlo a determinado tipo de actividades; todo debe tener un límite.

SEÑOR PRESIDENTE.- Todo esto ha sido muy clarificador en cuanto a los puntos débiles y los aspectos del proyecto de ley sobre los que hay que profundizar. La Comisión de Hacienda agradece a los integrantes del Comité Olímpico Uruguayo que hayan expuesto sus puntos de vista; seguiremos trabajando en este sentido.

SEÑOR BELTRÁN.- Aclaro que soy el Prosecretario del Comité Olímpico Uruguayo.

                Quería decir algo en referencia a las expresiones del señor Senador Michelini. La experiencia indica que cuando uno va a visitar a las empresas con el fin de solicitarles apoyo para algún deporte federado, la respuesta invariable es que el cupo de gasto deportivo lo tienen asignado al fútbol. Con este argumento cierran la puerta a cualquier otro tipo de apoyo a deportes en desarrollo. Esa realidad es la que marca actualmente el mercado cuando se busca algún tipo de ayuda o sponsor.

SEÑOR MICHELINI.- No debemos olvidar que por esta vía no estaríamos apoyando al fútbol profesional sino a las divisiones formativas. Puede ocurrir que algunos que están apoyando al fútbol porque atan su nombre comercial a este deporte, ahora que hay interés, apoyen a las divisionales formativas y no tanto al fútbol, permitiendo otros espacios.

Vamos a analizar todos estos aspectos. Nos interesa sacar gurises de la calle y sabemos que hay cuatro cuadros que lo hacen en forma importante, pero consideramos que deberían ser quince o veinte los que estuvieran “haciendo cantera” fuertemente. Queremos potenciar eso.

SEÑOR CAJARAVILLA.- Eso debería apuntar, fundamentalmente, a aquellas instituciones que están en la periferia de la ciudad, donde se notan mucho más las carencias desde el punto de vista económico.

Por ese lado, olvidémonos de los equipos grandes que todos conocemos y acordémonos de aquellas instituciones que tienen muchos niños y también muchas necesidades económicas.

Para terminar señalo que, básicamente, nosotros vemos como positivo que el deporte en general, y el deporte federado, reunidos en lo que es la Fundación Deporte Uruguay, dispongan de un mecanismo para contar con una sponsorización, en la medida en que esa Fundación va a tener a su cargo, conjuntamente, la representación de las selecciones nacionales que concurran a los Juegos Sudamericanos, a los Juegos Panamericanos, a los Juegos Olímpicos de la Juventud y a los propios Juegos Olímpicos, que es donde debemos trabajar con los deportistas de alto rendimiento.

Muchas gracias.

SEÑOR ABREU.- Quiero insistir en este tema, que considero muy importante. Me refiero a la diferencia que existiría entre el mecanismo del mecenazgo y el del sponsor; es evidente que tienen distintas motivaciones, ya que el mecenazgo se vincularía más directamente a una inversión y el sponsor quizás tenga una relación más institucional, más allá de la expresión a veces familiar de lo que se pueda manejar en el ámbito de las federaciones, como lo manifestó el señor Presidente.

Para nosotros la preocupación primordial es fortalecer las federaciones deportivas, porque esa es la raíz y la matriz social. Si nosotros fortalecemos exclusivamente al fútbol, que notoriamente es el único deporte profesional, creamos una especie de carrera de individualismo para el joven que se educa pensando en cómo ganar dinero jugando al fútbol y no en cómo integrarse a la sociedad haciendo deporte. Por eso en el Presupuesto hicimos gran hincapié en este tema -no tuvimos suerte- y pensamos que las federaciones deportivas deben priorizar una política  de inclusión social, tanto en la formación de los jóvenes como mediante el incentivo tributario, sin perjuicio de la acción rectora que deben tener el Estado y las políticas públicas que, a veces, tienen que ser sustitutivas por la ausencia de una motivación económica en algunas ramas del deporte.

SEÑOR MICHELINI.- El literal c) del artículo 1º, que dice: “La actividad de las representaciones nacionales de las federaciones a que refiere el apartado anterior”, a mi entender -y si es así, habría que hacer el agregado- debería señalar: “La actividad de las representaciones nacionales en eventos internacionales de las federaciones a que refiere el apartado anterior”, ya que creo que eso es lo que se quiere expresar. Si es como yo lo entiendo, la Fundación Deporte Uruguay también estaría incluida en este literal c), porque hay algunas actividades que, si no las encara ella, no pueden ser desarrolladas por las federaciones.

                Por otra parte, una cosa son las actividades que vayan a desarrollar esos deportistas o federaciones en eventos internacionales y otra distinta es el presupuesto de la Fundación Deporte Uruguay, que me parece que no debería estar sujeto a sponsors y habría que tratar de solucionarlo a través del Presupuesto Nacional. Reitero que son dos cosas distintas. Se puede hacer un presupuesto muy holgado y los años en que no hay actividades en el exterior el dinero igual se termina gastando, mientras que cuando hay muchas, el dinero no alcanza. Personalmente, elaboraría un presupuesto para un funcionamiento aceptable y digno y, por otro lado, implementaría mecanismos de promoción de estas actividades, ya sea por el propio Ministerio de Turismo y Deporte o por patrocinadores y demás.

SEÑOR PRESIDENTE.- Las inquietudes están planteadas. La Comisión seguirá trabajando en este tema, al que hemos dado prioridad.

                Agradecemos las sugerencias, los puntos de vista y las distintas observaciones que se han vertido, que han enriquecido el proyecto de ley en algunos puntos sensibles.

SEÑOR MAGLIONE.- Antes que nada, nosotros agradecemos la deferencia que han tenido de atendernos, escucharnos y ayudarnos a reflexionar que, en definitiva, es lo que hemos hecho en esta reunión.

                Quiero decir que estoy de acuerdo con lo que expresó el señor Senador Michelini sobre el literal c) con respecto a las actividades en el exterior. Por mi parte, no dejaría a la Fundación Deporte Uruguay afuera de este proyecto de ley, hasta tanto no esté el dinero del Presupuesto. La Fundación es muy importante y, en definitiva, apuntala todo el deporte uruguayo, incluidas las federaciones olímpicas a las que ha ayudado en una serie de cosas. Reitero que comparto lo que señaló el Senador Michelini, pero primero debemos tener la certeza de que esto se contemple en el Presupuesto.

SEÑOR PRESIDENTE.- Quizás la Rendición de Cuentas sea una oportunidad para ello.

                Agradecemos a los integrantes del Comité Olímpico Uruguayo su presencia aquí en el día de hoy.

                Se levanta la sesión.

                (Es la hora 11 y 20 minutos)

COMISION HACIENDA 
Carpetas N° 450/2011 440/2010
  Distribuido Nº 710
5 de mayo de 2011

RELACIONAMIENTO DE LOS CONTRIBUYENTES CON LA ADMINISTRACIÓN TRIBUTARIA

SE MODIFICA RÉGIMEN LEGAL VIGENTE 

__________ 

MINISTERIO DE ECONOMÍA Y FINANZAS DIRECCIÓN GENERAL IMPOSITIVA 

VISITA 

__________

PROMOCIÓN DEL DEPORTE

SE CREA UN RÉGIMEN DE BENEFICIOS FISCALES 

_________

Versión taquigráfica de la sesión del día 5 de mayo de 2011 

– Sin corregir por los oradores –

ASISTENCIA

Preside: Senador Héctor Tajam
   
Miembros: Senadores José Amorín, Carlos Baráibar, Alberto Couriel, Antonio Gallicchio, Francisco Gallinal, Luis Alberto Heber y Enrique Rubio
   
Invitados Especiales: Por el Ministerio de Economía y Finanzas, Director de la Asesoría Tributaria contador Nelson Hernández y contador Fernando Serra; por la Dirección General Impositiva Director General de Rentas contador Pablo Ferrari, Subdirector General de Rentas contador Alvaro Romano y Encargada Interina del Departamento Jurídico División Técnico Fiscal doctora Claudia Cedrés
   
Secretaria: Dinorah Amato
   
Prosecretaria: Alicia Hackenbruch

….

SEÑOR PRESIDENTE.- Habiendo número, está abierta la sesión.

                (Es la hora 10 y 12 minutos)

                -La Comisión de Hacienda tiene mucho gusto en recibir a los representantes del Ministerio de Economía y Finanzas y de la Dirección General Impositiva para analizar el proyecto de ley de Relacionamiento de los Contribuyentes con la administración tributaria. En representación del Ministerio nos acompañan el señor Director de la Asesoría Tributaria, contador Nelson Hernández y el contador Fernando Serra; en representación de la Dirección General Impositiva, el señor Director General de Rentas, contador Pablo Ferreri, el señor Subdirector General de Rentas, contador Álvaro Romano y la señora Encargada Interina del Departamento Jurídico División Técnico Fiscal, doctora Claudia Cedrés.  

                Vamos a abordar el análisis de un proyecto de ley que tiene que ver con determinados beneficios que poseen los contribuyentes respecto de la administración tributaria, en particular, de la Dirección General Impositiva

                Si no me equivoco, el contador Nelson Hernández nos solicitó realizar una exposición general y tal vez luego podríamos analizar la iniciativa artículo por artículo, porque creemos que cada disposición tiene un objetivo particular y es independiente de las otras. Por ello estamos en condiciones de comenzar por la exposición y luego plantear las dudas sobre los artículos.

SEÑOR HERNÁNDEZ.- Muchas gracias por recibirnos en la mañana de hoy. Quisiéramos realizar alguna explicación acerca de cuál es la motivación de la presentación de este proyecto de ley, aun cuando muchos de los aspectos ya han sido mencionados en la introducción realizada por el señor Presidente.

                Efectivamente, el proyecto de ley pretende mejorar el relacionamiento entre la administración fiscal y los contribuyentes, tratando de eliminar algunas de las dificultades que se han presentado en el desarrollo de la actividad por parte de la Dirección General Impositiva. Como bien se ha señalado, esos detalles son puntuales y cada una de las normas contenidas en la iniciativa intenta mejorar algún aspecto específico del relacionamiento entre la administración y los contribuyentes. En ese sentido, diría que el proyecto de ley apunta a ese mejoramiento a través de la simplificación de muchos procedimientos administrativos,  de hacer más transparentes otros y del establecimiento claro de los derechos de los contribuyentes en cada situación. Asimismo, contiene alguna disposición tendiente a facilitar no sólo el relacionamiento directo entre la administración y el contribuyente, sino también la forma en que pueden ser canceladas las obligaciones fiscales. Es decir que esta iniciativa también tiene un contenido eminentemente económico y material.

                Una de las normas que contiene este proyecto de ley extiende un régimen que oportunamente se había brindado a los contribuyentes para facilitar el pago de impuestos en ocasión de la crisis económica de 2002.

Otra disposición, deroga una norma que podría ser considerada por la doctrina como el mantenimiento de un régimen de solve et repete, es decir,  de una especie de sanción para quien recurra las decisiones de la administración. Al respecto, quiero señalar que esta disposición nunca había sido utilizada por lo que si bien en la letra podía darse un abuso de parte de la administración, en los hechos no se tradujo a ninguna situación concreta, y creemos que es de buena administración eliminar la posibilidad de que ocurra en un futuro.

                Por su parte, esta iniciativa contiene una norma tendiente a que las demoras en algunos trámites administrativos no impliquen un costo para el contribuyente. Hay situaciones -que luego veremos en detalle- en las cuales el contribuyente manifiesta su voluntad de pagar y pone a disposición los fondos para hacerlo, pero esa voluntad no se puede hacer efectiva en forma inmediata y, sin que exista ningún tipo de culpa por parte del contribuyente, ve diferida la cancelación de su adeudo  y es sancionado con multas y recargos. Con la incorporación de esta norma intentamos  evitar que eso ocurra.

                A través de otra disposición se prevé la posibilidad de que los contribuyentes accedan a un régimen de facilidades con menos obligaciones inmediatas, de manera de brindar mayor flexibilidad a la aplicación de la norma y la posibilidad de acceder a un régimen más benigno para cancelar sus obligaciones fiscales.

Existe también una disposición que comete a la Dirección General Impositiva ordenar en un texto único todas las disposiciones que tienen relación con los derechos y obligaciones de los contribuyentes frente a la administración, debido a que algunas de ellas se encuentran dispersas dentro de la normativa nacional. 

Otra norma importante a destacar es la que impone la transparencia de las actuaciones con respecto a la fiscalización de la Dirección General Impositiva, la que se manifiesta en la obligación que asume la administración de incluir en la documentación final de una inspección  los tributos que el contribuyente debe pagar como producto del ajuste de sus obligaciones fiscales. Es decir, se apunta a la transparencia, en base a que en un mismo documento se reúnan todos los elementos determinantes de una acción administrativa.

                Asimismo, se dispone otra facilitación que refiere a la obligación de que la administración reconozca aquellas situaciones de prescripción de tributos sin necesidad de que el contribuyente deba reclamarla cuando esta opera en pleno derecho.

                Este proyecto de ley contiene, incluso, disposiciones que tienden a una simplificación y racionalización de los procesos judiciales de cobro de adeudos. Se plantean tres aspectos diferentes con los cuales se pretende facilitar el proceso judicial de ejecución de deudas y que se realice con un criterio más racional, sin atarnos a mecanismos que en algún momento puedan obligar a la administración a mantener acciones que no son materiales, sino que resultan económicamente ineficientes dado que requieren el uso de recursos, lo que no justifica  su aplicación.

                En definitiva, este es el alcance general de este proyecto de ley. Si los señores Senadores consideran que no existen dudas, deberíamos comenzar a analizar cada uno de los artículos.

SEÑOR PRESIDENTE.- Como se anticipó anteriormente, cada uno de los artículos tiene su propia lógica y objetivo. Por lo tanto, sería conveniente analizar cada uno de ellos en particular y eliminar las dudas que vayan surgiendo a efectos de  avanzar en el análisis de este tema.

SEÑOR FERRERI.- Agradecemos la oportunidad que tenemos de concurrir a la Comisión de Hacienda a efectos de analizar cada uno de los artículos de este proyecto de ley.

                Como muy bien mencionó el contador Hernández, el primer artículo del proyecto de ley hace referencia a la extensión de un plazo de facilidades que se otorgó en forma excepcional hasta el mes de agosto de 2002 como consecuencia de la profunda crisis económica que atravesó el país. La casuística que vemos a diario en la oficina nos lleva a considerar que muchos contribuyentes sufrieron coletazos de esta crisis económica hasta momentos muy posteriores al año 2002. Por lo tanto, proponemos extender el plazo del régimen de facilidades que otorga la Ley Nº 17.555 desde setiembre de 2002 hasta el 31 de diciembre de 2004. Nos parece que muchos contribuyentes  dejaron de cumplir sus obligaciones debido a que estaban atravesando momentos económicos muy duros -o sea, no es que simplemente quisieran evadir el pago- y, en consecuencia, merecerían la oportunidad de volver a insertarse en el sistema formal.

SEÑOR PRESIDENTE.- Quisiera saber a qué se debe la elección de esa fecha: si tiene que ver con la superación gradual de la crisis de 2002 o con la experiencia de la Dirección General Impositiva respecto al momento en que los contribuyentes comenzaron a tener una mejor solvencia para recuperar su atraso tributario.

SEÑOR COURIEL.- Me llama la atención el hecho de que se haga un planteo de esta naturaleza siete años después, sobre todo en un país que a partir de 2003 o 2004 ha tenido ritmos de crecimiento muy fuertes. Por tanto,  me gustaría que se mencionaran ejemplos que demostraran la razón de este plazo.

SEÑOR HEBER.- Quiero decir que estoy totalmente de acuerdo con este artículo y voy a apoyarlo.

SEÑOR FERRERI.- El plazo que elegimos surge de una combinación del análisis de  la evolución de la actividad económica -que puede visualizarse en las cuentas de la DGI- con la casuística que observamos a diario. Tenemos una cartera muy pesada de contribuyentes que no han podido cumplir con sus obligaciones y en muchos casos esas deudas  se generaron en ese lapso. Reitero que se trata de la combinación de lo que analizamos sobre la evolución de la recaudación con la casuística que hemos visto de muchos contribuyentes que a diario no han podido ponerse a rueda en el sistema formal. Para nosotros el plazo es correcto, pero obviamente, también tiene un componente de arbitrariedad porque había que poner la barrera en algún lugar. Como ejemplo bien gráfico, podemos citar el problema de COFAC, que en marzo de 2005 sufrió un coletazo de la crisis. Si bien en esos años  hubo tasas de crecimiento muy importantes,  también hubo muchas empresas que todavía tenían dificultades para poder cumplir con sus obligaciones. De todas maneras, el plazo se puede correr, porque como dije antes, tiene un componente de arbitrariedad.

SEÑOR HERNÁNDEZ.- Simplemente deseo acotar que esta ampliación del plazo para acogerse al régimen de la Ley Nº 17.555 no significa de ninguna forma una amnistía o un perdona tutti; se trata solo de admitir que en un período determinado la carga por concepto de recargos por atraso en el pago de tributos es sumamente pesada. En su momento, atendiendo a la situación económica imperante, el legislador entendió que era pertinente no renunciar al cobro de impuestos por parte del Estado, debido a que las multas y recargos solo se sustituyen con una actualización de la deuda. Quiere decir que se van a cobrar, ya sea  a partir del año 2002 o en el momento en que se aplique esta disposición, los mismos impuestos que se debieron cobrar en su oportunidad, actualizados por el valor de la unidad indexada. Lo que queremos decir es que acá no hay una franquicia y que el planteo diferido en el tiempo de la vigencia de esta disposición radica en la comprobación -que acaba de mencionar el contador Ferreri- de la existencia de un bolsón importante de contribuyentes que, a pesar del paso del tiempo, aún no han podido regularizar su situación.

Vuelvo a decir: esto no es un perdona tutti sino que es, simplemente, la forma de facilitar el pago de los mismos tributos sin que el Estado renuncie a su cobro.

SEÑOR COURIEL.- Debo decir que no me opongo; todo lo contrario, lo acompaño y lo comprendo, pero la pregunta que hago es, ¿por qué no se planteó este tema en 2006 o 2007 y sí se hizo siete años después?

SEÑOR HERNÁNDEZ.- La observación que realiza el señor Senador Couriel es muy pertinente. Desde aquel momento existieron distintos regímenes de facilidades a través de los cuales los contribuyentes pudieron ponerse al día. El propio Código Tributario establece un régimen normal de facilidades. La Ley      Nº 17.930 -una de cuyas disposiciones estamos proponiendo modificar- establece la posibilidad de abonar tributos con deudas indexadas, sin renunciar al cobro de multas y recargos, pero reduciendo la carga financiera a intereses en lugar de sanciones. Lo que ha ocurrido durante este tiempo es que distintos contribuyentes, de una u otra manera, han utilizado algunas de esas formas de adecuación de sus contribuciones. En esas circunstancias aún queda un núcleo de contribuyentes que, no por su voluntad sino como consecuencia de su situación económica, no han podido acceder a ninguno de los dos regímenes a los que hemos hecho referencia. Pero para llegar a esta comprobación también se requiere del transcurso del tiempo y que cada uno de los contribuyentes tenga la posibilidad de acceder a los otros regímenes de regularización. Sin embargo, como ya mencioné, si bien  muchos de los contribuyentes han podido acceder a  alguno de estos regímenes, otros no lo han podido hacer. En este sentido va la propuesta que hacemos en el proyecto de ley.

SEÑOR ROMANO.- Voy a hacer dos precisiones. Una de ellas tiene que ver con una pregunta realizada por el señor Presidente sobre el porqué de la fecha de diciembre de 2004. Esto tiene relación con que la crisis económica golpeó de manera diferente a los distintos sectores de actividad, que salieron de ella en momentos diversos. Si bien   podemos decir que en el último trimestre del año 2003 había claros indicios de que la crisis había sido superada, es innegable que, en particular el sector financiero, por cuestiones obvias sufrió sus efectos hasta entrado largamente el año 2004. Inclusive,  podemos marcar como hito final de la crisis a nivel financiero el recordado evento producido por COFAC en marzo de 2005. En particular, el sector financiero guarda una relación muy estrecha y directa con la posibilidad de pago de los distintos contribuyentes. Fue por eso que, arbitrariamente, entendimos que la fecha de diciembre de 2004 podría llegar a interpretar o a reconocer cabalmente los efectos en cuanto a la imposibilidad de pago que la crisis podía aparejar a los distintos contribuyentes.

                La segunda puntualización que quiero realizar tiene que ver con la pregunta del señor Senador Couriel, vinculada a los motivos por los que recién ahora estamos proponiendo esta medida y no antes. En rigor, la administración tributaria ha reclamado insistentemente esta medida en varias oportunidades. Una muestra clara de ello es que está vigente una norma de carácter administrativo -un decreto reglamentario de enero del año 2009- por la que el Poder Ejecutivo, luego de varias solicitudes, facultó a la administración tributaria para que aplicara el régimen de la Ley Nº 17.555, porque en nuestra gestión cotidiana nos encontrábamos con que había contribuyentes que si bien tenían voluntad de pago, el peso de las multas y de los recargos -sobre todo de aquel período- eran de tal magnitud que les impedía incorporarse a la formalidad.

Repito que no es la primera vez que reclamamos esto, sino que lo hemos hecho insistentemente y, en realidad, ya contamos con una disposición reglamentaria que nos autoriza a utilizar esta medida.

SEÑOR PRESIDENTE.- El contador Hernández hacía referencia a un grupo de contribuyentes que, como consecuencia de, digamos,  no ponerse a rueda     -como se señaló- en aquellos tiempos, todavía arrastran alguna problemática. Supongo que entonces la  Dirección ha evaluado que esta es una medida por la cual no resigna importantes recursos sino que, por el contrario, con alguna facilidad, accede a nuevos en el marco de esta propuesta.

SEÑOR FERRERI.- Quiero decir que Uruguay estaría cerrando el año 2010 con una tasa de evasión del IVA que se situaría entre un 15% y un 16%, que es la más baja de América Latina en virtud de que tenemos niveles de evasión muy controlados. Ahora bien, para seguir bajando ese porcentaje e incorporar gente al sistema, entendemos que existen tres frentes fundamentales. El primero de ellos tiene que ver con los sectores de informalidad, que engloban a pequeñísimas unidades económicas -emprendimientos de supervivencia- donde lo que falta sobre todo es cultura tributaria y no se entienden los beneficios de estar en la formalidad. Por otro lado están los grandes evasores, que cuentan con el mejor asesoramiento profesional posible y con toda la tecnología a su disposición. A ellos la administración debe dar una respuesta bien diferente en este combate a la evasión. En tercer lugar está el grupo de aquellos uruguayos que no tienen la filosofía o la propensión a la evasión pero que, producto de situaciones de crisis o por problemas financieros -y a pesar de entender los beneficios- no pueden incorporarse al sistema.

La Dirección General Impositiva maneja una cartera de morosos entre las liquidaciones de oficio, inspecciones que acuerda con los contribuyentes y embargos que genera año a año y que reinscribe. A este último aspecto haremos referencia en otro artículo, pero desde ya adelanto que nosotros tenemos la obligación de inscribir los embargos hasta por treinta años. Como decía, manejamos una cartera cuyo monto se ubica entre los                         US$ 3.200:000.000 y US$ 3.500:000.000; de ella, entre US$ 800:000.000 y US$ 1.000:000.000 corresponden a deudas generadas en este período, por lo que entendemos que, dado el volumen de esta cifra, hay muchos uruguayos que se encuentran en esta situación, claramente, no todos debido a una propensión mayor a evadir. 

SEÑOR PRESIDENTE.- Creo que las dudas sobre el artículo 1º ya están evacuadas, por lo que podríamos pasar a considerar el artículo 2º.

SEÑOR RUBIO.- Los argumentos han sido contundentes.

SEÑOR FERRERI.- El segundo artículo deroga el artículo 6º del Decreto-Ley Nº 15.584, que está recogido en el artículo 126 del Título I del Texto Ordenado de 1996. Claramente este artículo que proponemos derogar genera una discriminación importante con respecto a aquellos contribuyentes que recurren a la administración, puesto que en esos casos  está facultada a cobrarles moras e intereses mayores. Entendemos que si bien cada uruguayo debe cumplir con la responsabilidad que  implica el pago de tributos -y estamos para velar por ello- esto debe darse en el marco de una relación equilibrada. Por lo tanto, entendemos que corresponde que aquellos contribuyentes que no compartan la visión de la administración y quieran recurrir sus actos, no deben verse  perjudicados a través del pago de intereses y recargos especiales.

SEÑOR PRESIDENTE.- Ha quedado muy claro el objetivo del artículo 2º por cuanto, si no hay comentarios, pasamos al artículo 3º.

SEÑOR FERRERI.- El artículo 3º también tiene como objetivo evitar la generación de recargos por mora en aquellas situaciones en las cuales los  contribuyentes solicitan judicialmente el libramiento de orden de pago a favor de la administración tributaria. Esto también surge de un estudio de la casuística. Muchas veces, cuando se dan intervenciones de caja, el dinero va siendo depositado en una cuenta a la orden del Juzgado y desde que se da la orden para que ese dinero se vierta a la administración tributaria hasta que es efectivamente vertido, hemos visto que en algunos casos se demora uno año y medio o dos años. El tema es que la fecha de pago que le tomamos al contribuyente, aunque haya realizado el pago un año y medio antes, es la que figura cuando realmente entra el pago en la caja. Ello va en desmedro el contribuyente porque durante ese tiempo, y debido a que  recibimos la plata después, tiene que seguir pagando multas y recargos. Creemos que esto está absolutamente fuera de lugar  y  tiene que ir acompasado con el momento en el cual se da la orden para que el dinero sea vertido a la DGI. No puede ser que el contribuyente  pague, en este caso, los costos de la ineficiencia estatal.

SEÑOR PRESIDENTE.- Creo que la explicación de este artículo también ha quedado muy clara, por lo que, si no hay comentarios, pasamos al artículo 4º.

SEÑOR FERRERI.- El artículo 4º hace referencia a algunas modalidades de acuerdos que se dan, otorgando beneficios especiales en la reducción de intereses y recargos. Aquí, de alguna forma pretendemos aggiornar el artículo 472 de la Ley Nº 17.930, e incorporar una modalidad para la cancelación de las deudas que se acuerde pagar mediante este régimen. Hasta el momento existe la posibilidad de cancelar totalmente la deuda al contado o mediante la constitución de un aval bancario o seguro de caución por el total de la deuda. Entendemos que una medida que nos otorga tanta seguridad en el cobro como las dos anteriores y que facilita a los contribuyentes el cumplimiento, consiste en brindar la posibilidad de que no tengan que pedir un aval bancario con los costos que ello implica, ni poner todo el dinero junto, es decir, que hagan una entrega del 20% al contado y seis cheques diferidos. Es una forma de darle aire al contribuyente para cumplir con sus obligaciones, sin ir en desmedro de la seguridad del cobro por parte de la administración.

SEÑOR PRESIDENTE.- Me gustaría hacerle una consulta al contador Ferreri. Hasta el momento, las posibilidades eran las que actualmente figuran en la opción a) y c), por cuanto se incluye la opción b). Ahora bien, el tema de los cheques diferidos ya se estaba utilizando, pero de alguna manera aquí lo institucionalizamos. No sé si me expresé correctamente.

SEÑOR FERRERI.- Nosotros utilizamos la cobranza a través de cheques diferidos para otros regímenes de pago, pero hoy en día, para el cómputo de los beneficios especiales que da la Ley Nº 17.930, no estamos permitiendo pagar con cheques porque no lo autoriza la ley. Por tanto, proponemos tener esa posibilidad en una relación que  debe ser, obviamente, de ganar-ganar, para los contribuyentes y la administración.

SEÑOR PRESIDENTE.- Quedó clarísimo. Si no hay comentarios, pasamos a considerar el artículo 5º.

SEÑOR FERRERI.- Cabe hacer una pequeña mención al origen de esta disposición. El año pasado propusimos tres iniciativas en conjunto. Por un lado, promover este proyecto de ley y, por otro, elaborar una carta de derechos y obligaciones del contribuyente con una traducción de las normas al lenguaje llano y sencillo, que hoy estamos distribuyendo en todas las inspecciones que realizamos y que está colgada en nuestra página web. Entendemos que  junto con esta iniciativa -con la carta de derechos en lenguaje llano y sencillo- debe haber un texto ordenado  que unifique todas las normas en un solo lugar. Hoy por hoy entendemos que no se trata de que los contribuyentes no tengan  suficientes derechos, sino que el problema radica en que  muchas veces las normas están absolutamente dispersas en el ordenamiento. Claramente esto va en desmedro de los contribuyentes, que tienen pocas posibilidades de contratar asesoramiento de calidad. De todos  modos, ya hemos avanzado mucho en este tema y en nuestra página web ya está colgado, junto con la carta de derechos en lenguaje  llano y sencillo, una especie de texto ordenado informal. Queremos que la administración tenga la obligación de elaborar ese texto ordenado y actualizarlo a medida que se vayan produciendo nuevas normas, para permitir un acceso sencillo de todos los contribuyentes a la normativa que los protege.

                En otro orden de cosas, aprovecho esta instancia para entregar a la Comisión la carta que mencioné anteriormente.

SEÑOR PRESIDENTE.- En consideración el artículo 6º.

SEÑOR FERRERI.- Esta disposición está relacionada con una obligación que, obviamente, debería asumir la administración, pero en los hechos no la tiene. En la actualidad, en las actas finales de cada proceso inspectivo, la  administración no tiene la obligación de comunicarle al contribuyente cómo se compone el monto final  que le está liquidando. Esto quiere decir que la DGI no tiene la obligación de notificar al contribuyente que le estamos  cobrando tanto por el impuesto A, tanto por el impuesto B y por qué período. Creemos que resulta obvio que deberíamos tener esa obligación, porque el contribuyente tiene derecho a saber qué le estamos  cobrando. El artículo en cuestión deja muy claro esto porque dice: “A partir de la vigencia de la presente ley, cuando los sujetos pasivos sean auditados por la Dirección General Impositiva, el acta final de inspección deberá establecer por períodos cada uno de los impuestos, así como su respectiva cuantía.”

SEÑORA CEDRÉS.- En lo personal, es un honor poder acompañarlos y como abogada es muy reconfortante defender este proyecto. Realmente creo que la DGI  sacrifica determinadas facultades en favor de los contribuyentes que, en definitiva, son para los que día a día  trabajamos. No es que exista una obligación de establecerlo por una norma legal pero, justamente, es la ley la que nos da esa seguridad, esa permanencia en el tiempo. Precisamente, lo que queremos es que se convierta en una obligación para nosotros. Por esta razón, si bien se podría hacer por decreto, creo que la mejor manera es transparentarlo por vía de la ley.

SEÑOR ROMANO.- Además, es importante tener presente que el acta final de inspección tiene sus efectos jurídicos relevantes y en ningún lado está establecido cuál es su contenido. Nos parece que es de buena administración que se le establezca a la oficina administradora del sistema tributario la obligación legal de fijar un contenido mínimo del acta, porque podría ocurrir que la administración hiciera un acta final de inspección donde solo figurara la fecha y se estableciera simplemente que en el día de la fecha se finalizó la inspección. Esto determinaría que con este ese texto se  dispararan todos los efectos de dicha acta. Por esta razón, nos parece que debería existir un contenido mínimo reglado a nivel legal.

SEÑOR PRESIDENTE.- Creo que tener algo escrito  sobre la cuantía de los impuestos que fueron sujetos a la inspección es una garantía para el contribuyente.

SEÑOR FERRERI.- El artículo 7º también va en beneficio de los contribuyentes, sobre todo de menor dimensión económica y que, por tanto, no tienen la posibilidad de acceder a asesoramiento de calidad. Hoy, cuando prescriben los tributos, la administración no tiene por qué declarar de oficio esa prescripción. Es decir que el contribuyente puede solicitar la prescripción y en ese caso la administración dispara un expediente, pero esto claramente solo puede ser realizado por aquellos que tienen un profesional que los asesore. De manera que lo que estamos proponiendo es que la administración tenga la obligación de declarar de oficio la prescripción de los tributos cuando esta se haya producido. Esto es algo que hemos visto en muchos casos; es parte de la casuística, sobre todo con la prescripción del Impuesto a las Trasmisiones Patrimoniales. Hay muchos contribuyentes que tienen una pequeña casa habitación, quieren venderla y no pueden porque, por ejemplo, tienen una deuda de hace diez años con la DGI. En este caso la deuda está prescrita hace cinco años, pero el contribuyente tiene que iniciar el trámite y, si no sabe que lo puede hacer, termina no vendiendo. Entonces, procuramos beneficiar a aquellos contribuyentes que no cuentan con ese asesoramiento, y por ese motivo proponemos establecer la obligación de la administración de declarar la prescripción.

SEÑOR PRESIDENTE.- Realmente, me sorprendió que estuviera a cargo del contribuyente averiguar si la deuda prescribió.

En consideración el artículo 8º.

SEÑOR ROMANO.- En esta disposición se proponen tres modificaciones a una norma preexistente, que está recogida en el artículo 113 del Título I.

La primera modificación que estamos proponiendo es que se aumente el monto de las deudas por debajo del cual la administración puede solicitar la clausura de los juicios ejecutivos. A la fecha, esta solicitud puede hacerse por deudas inferiores al 1% del mínimo no imponible del Impuesto al Patrimonio de las Personas Físicas, que es aproximadamente $ 22.000. Esto ocasiona que la administración tenga que llevar adelante una innumerable cantidad de juicios de muy poca monta, en los que siempre los costos son mayores que los eventuales cobros que podamos realizar. Por lo tanto, entendemos que de este modo vamos a lograr una mayor eficiencia administrativa en la medida en que vamos a poder concentrarnos en juicios que efectivamente van a implicar una recaudación mayor que los costos y, a su vez, nos va a permitir una mejor utilización de los recursos humanos, porque la aplicación de la norma actual hace que nuestros abogados tengan que manejar un número de juicios muy elevado.

Otra modificación que estamos proponiendo es la siguiente. Actualmente, como bien decía el contador Ferreri, la administración tiene la obligación de reinscribir los embargos por treinta años. Esto lleva a que haya una cantidad de deudas totalmente incobrables, incluso cuando ni siquiera tenemos bienes identificados de los deudores. De manera que hay un trabajo administrativo de seguimiento totalmente ineficiente. Por lo tanto, estamos proponiendo la posibilidad de que dicha obligación se reduzca a veinte años. De los estudios estadísticos que hemos realizado surge que se vería considerablemente disminuida la carga y la tarea administrativa de tener que mantener al día la reinscripción de esas carteras tan grandes.

                La segunda de las medidas que estamos proponiendo es no iniciar los juicios ejecutivos, pudiendo clausurarlos en los casos que proponemos en la norma.

SEÑOR FERRERI.- Como ejemplo gráfico de ello, el límite que tenemos por debajo del cual estamos autorizados a hacer eso es de $ 22.110. Estamos hablando de contribuyentes que ni siquiera vienen a las audiencias de conciliación o a ponerse de acuerdo con la administración. Además, tenemos que sacar edictos en los diarios, ponerles un abogado de oficio y el costo de eso es mayor que lo que tenemos para cobrar. Entonces, perdemos recursos humanos, dinero, y esto nos pone en una situación de ineficiencia muy importante.

SEÑOR PRESIDENTE.- Eso está muy claro.

SEÑOR HEBER.- Creo haber entendido que era el 1,5% del mínimo no imponible individual.

SEÑOR FERRERI.- El 1%.

SEÑOR HEBER.- Entonces, si es 22, pasaríamos a alrededor de $ 221.000.

                Aquí también se plantea que se faculta a reinscribir con un máximo de cuatro veces consecutivas los embargos genéricos trabados en aquellos juicios ejecutivos que estuvieran archivados por desconocimiento de bienes. Actualmente, eso ¿cuánto significa?

SEÑOR FERRERI.- Los períodos son de cinco años. Hoy por hoy, son seis veces, o sea, treinta años. Por tanto, estamos proponiendo bajarlo a cuatro, pero hablamos de aquellos casos donde hay un desconocimiento absoluto de los bienes del contribuyente. Si sabemos que este tiene algún bien, en ese caso tenemos que seguir reinscribiendo. Hay contribuyentes a los que estamos embargando desde hace 25 años, que sabemos que no tiene ningún bien, lo cual es una cuestión absolutamente ineficiente.

SEÑOR HEBER.- Me parece que estamos ante una muy buena iniciativa de la administración, que no se trata de más potestades para la Dirección General Impositiva, sino que se le reconocen derechos al contribuyente. Reitero, creo que es una gran iniciativa, que voy a acompañar con muchísimo gusto.

SEÑOR PRESIDENTE.- Les agradecemos la información brindada a nuestros invitados del Ministerio de Economía y Finanzas y de la Dirección General Impositiva.

                Vamos a seguir considerando el proyecto que, como ustedes pudieron apreciar, no va a demorar mucho en ser aprobado.

                (Se retiran de Sala los representantes del Ministerio de Economía y Finanzas y de la Dirección General Impositiva)

                -La Comisión continúa con el tratamiento del proyecto de ley.

SEÑOR RUBIO.-  En realidad, la iniciativa aparece muy bien fundada y, si no me equivoco, el Senado tiene muchos problemas para incluir puntos en su Orden del Día. Por ello, sugiero votar el proyecto de ley y luego…

SEÑOR PRESIDENTE.-  Si me permite, señor Senador, antes de elevar la iniciativa la Mesa desea poner a consideración de los miembros de la Comisión un pedido de audiencia del Colegio de Abogados del Uruguay, que nos enviara una carta que expresa lo siguiente: “Por intermedio de la presente, en nombre del Directorio del Colegio de Abogados del Uruguay y para su Comisión especial Tributaria, estamos solicitando una audiencia con el pleno de la Comisión para que los especialistas que integran la referida Comisión Tributaria del CAU, pueden informar sobre algunos aspectos del proyecto de ley sobre Estatuto del Contribuyente.

                Agradecemos la atención que puedan brindarle a esta solicitud.

                Saluda muy atte;

                Por Colegio de Abogados del Uruguay – Dra. Excelta Dávila – Gerente”

                Por lo expuesto, creo que en la próxima reunión deberíamos recibir a los representantes del Colegio de Abogados del Uruguay, para luego poner a votación la iniciativa.

SEÑOR RUBIO.-  En lo personal, ignoraba el pedido de audiencia, por lo que estoy de acuerdo con la propuesta de la Mesa.

SEÑOR PRESIDENTE.-  A continuación, la Comisión pasa a considerar el proyecto de ley de Promoción del Deporte, correspondiente a la Carpeta         Nº 440/2010, Distribuido Nº 579/2011.

SEÑOR BARÁIBAR.-  Señor Presidente: he leído la versión taquigráfica de la sesión pasada a la que comparecieron los representantes de la Asociación Uruguaya de Fútbol, quienes expresaron que estaban absolutamente de acuerdo con la iniciativa y no tenían ninguna observación para realizar.

                Luego concurrieron los representantes del Comité Olímpico Uruguayo, quienes hicieron algunas observaciones como, por ejemplo, que la Comisión que se crea esté integrada también por un representante del deporte, que se apueste a las federaciones y no a las instituciones y que se incluya al básquetbol en el aporte que se hace a los clubes profesionales. 

                Me parece que se trata de tres aspectos sencillos y de sentido común, pero tal vez pueden tener implicancias deportivas que nosotros no tenemos por qué estar en condiciones de medir.

                Por ello, en concreto y para no extendernos demasiado -pues junto al señor Senador Rubio debemos asistir a la reunión del Grupo de Amistad Parlamentario- propongo que se postergue el tratamiento del tema para la próxima reunión y se convoque a los representantes del Ministerio de Turismo y Deporte, ya sea al señor Ministro o al señor Director Nacional de Deporte, a quienes sugiero se envíe la versión taquigráfica de la pasada reunión para que puedan pronunciarse sobre estos temas.

                Luego sí estaríamos en condiciones de votar esta iniciativa que el fútbol ve con buenos ojos pues, sin duda, lo favorece en gran medida. A los otros deportes no los favorece tanto, por lo que tenemos que pensar en el fútbol         -cabe destacar que para los hinchas de Peñarol, yo no lo soy, ayer fue una jornada importante- pero también en los demás, que deberían estar contemplados.

SEÑOR PRESIDENTE.-  La Mesa desea expresar al señor Senador Baráibar que la Comisión ya envió a los Ministerios de Turismo y Deporte y de Economía y Finanzas la versión taquigráfica respectiva y, además, les solicitó que remitieran sus apreciaciones y propuestas de modificación al proyecto de ley, ya que en común acuerdo con ellos habíamos manifestado la decisión de aprobar esta iniciativa lo antes posible.

                Ahora  bien, se debería tener en cuenta que quizás no hemos recibido todavía esas propuestas por cuestiones de agenda; recordemos que el Director Nacional de Deporte no se encuentra en el país en este momento. Vamos a insistir para intentar tenerlas para la próxima sesión y así poder votar la iniciativa.  Si los señores Senadores están de acuerdo, procederíamos de esa  forma.

SEÑOR AMORÍN.-  Si los señores Senadores me permiten, quisiera referirme a un tema distinto.

Me parece importante que la Comisión invite al Ministro de Economía y Finanzas y a quién él entienda necesario -creo que la persona adecuada sería el Presidente del Banco Central- para que nos explique el accionar del Gobierno en cuanto a la inflación y la política cambiaria, monetaria y fiscal, temas que preocupan a la opinión pública. El año pasado el señor Ministro concurrió a la Comisión y realizó una exposición muy amplia sobre el punto. En mi opinión, sería bueno que concurriera nuevamente el equipo económico -por supuesto, sin ningún apuro especial, sino cuando las autoridades lo estimen pertinente- para conversar sobre estos temas que considero son muy importantes para el país.

SEÑOR PRESIDENTE.-  Observo que los demás señores Senadores están de acuerdo con la propuesta; por tanto, haremos las consultas del caso atendiendo el planteo del señor Senador Amorín.

                No habiendo más asuntos, se levanta la sesión.

                (Así se hace. Es la hora 11 y 6 minutos)

COMISION DE HACIENDA 
Carpetas N° 440/2010
  Distribuido Nº 757
26 de mayo de 2011

PROMOCIÓN DEL DEPORTE

SE CREA UN RÉGIMEN DE BENEFICIOS FISCALES 

__________________________

Versión taquigráfica de la sesión del día 26 de mayo de 2011 

– Sin corregir por los oradores –

ASISTENCIA

Preside: Senador Héctor Tajam, Presidente de la Comisión
   
Asisten: Senadores Sergio Abreu, José Amorín, Carlos Baráibar, Alberto Couriel, Francisco Gallinal, Rafael Michelini y Enrique Rubio
   
Secretaria: Dinorah Amato
   
Prosecretaria: Alicia Hackenbruch

…….

SEÑOR PRESIDENTE.- Habiendo número, está abierta la sesión.

(Es la hora 10 y 19 minutos)

                -Damos inicio a la reunión del día de hoy para continuar con el tratamiento del proyecto de ley de Promoción del Deporte, dado que ya obtuvimos respuesta de parte del Ministerio de Turismo y Deporte y sus sugerencias están planteadas en el comparativo. Es nuestra intención analizar esta iniciativa para ver en qué medida vamos incluyendo las apreciaciones enviadas.

SEÑOR BARÁIBAR.- Quiero destacar que hemos transitado etapas necesarias y convenientes con un proyecto de ley que, sin duda, es muy importante y al que se le han introducido modificaciones. Además, hemos recibido al señor Ministro de Turismo y Deporte, quien realizara una exposición junto con el señor Ministro de Economía y Finanzas; a la sesión siguiente concurrieron representantes de la Asociación Uruguaya de Fútbol y del Comité Olímpico Uruguayo, quienes también formularon algunas sugerencias; luego, la Presidencia y la Secretaría realizaron consultas en el Ministerio, particularmente en la Dirección Nacional de Deporte, sobre las propuestas presentadas y nos remitieron un memorándum que se ha incorporado al comparativo que fuera repartido. Por lo tanto, creo que tendríamos que ir analizando el proyecto de ley -aclaro que he estudiado las modificaciones presentadas- a fin de poder votarlo.

SEÑOR RUBIO.- Si hay algún tipo de objeción o comentario sobre un artículo en particular, sugiero que se señale cuál es y que el resto se vote en bloque.

SEÑOR MICHELINI.- Debemos tener en cuenta la última versión.

SEÑOR RUBIO.- Precisamente, creo hay que tomar la última versión, señalar qué artículos podrían dar lugar a comentarios y votar el resto.

SEÑOR AMORÍN.- Estamos en condiciones de votar todos los artículos del proyecto de ley y las observaciones que algunas normas nos merecen las formularemos en Sala. Por lo tanto, consideramos que podemos avanzar rápidamente en el tema.

SEÑOR MICHELINI.- La primera observación es que se debería sustituir la expresión “y/o” por la conjunción “o”.

SEÑOR PRESIDENTE.- En el literal d) del artículo 1º del proyecto de ley, referido a la declaración del fomento del deporte como de interés nacional, se propone incluir la actividad del básquetbol.

SEÑOR BARÁIBAR.- Quiero hacerme eco de una propuesta realizada en su oportunidad por el señor Senador Michelini, en el sentido de que en el literal c) de esta disposición, se establezca: “La actividad de las representaciones nacionales en eventos de preparación y participación de las federaciones a que refiere el apartado anterior”. Me parece que ese aporte debería estar referido a la participación en eventos de actividad internacional y no a la actividad permanente, pues no lo justificaría. Consideramos de recibo que en la norma se hable de preparación y participación en eventos internacionales.

SEÑOR AMORÍN.- Es muy difícil distinguir qué es un evento internacional y qué es la preparación para un evento internacional. Cuando un equipo uruguayo comienza a realizar movimientos para representar al país dentro de tres años en una competencia internacional, en definitiva lo que está haciendo es desarrollar actividades internas, nacionales, como forma de preparación para ese evento. Más allá de que la intención es buena -esto está claro- francamente, si establecemos esto podríamos entreverar un poco el tema.

SEÑOR PRESIDENTE.- Como la propuesta la realizó el señor Senador Michelini, corresponde consultarlo en ese sentido.

SEÑOR MICHELINI.- Con respecto a lo que manifestaba el señor Senador Amorín, se nos explicó que el objetivo es el planteado, porque habla de la actividad de  representaciones nacionales de las federaciones. El tema es que una federación, como por ejemplo la de handball,¿contra quién va a competir? Contra federaciones internacionales. Por ello, hacer ese agregado podría restringir la aplicación de la norma solo a una etapa de tiempo que puede complicar el tema de los recursos. En definitiva, el objetivo es que se tenga en cuenta lo internacional y por eso agregué esa frase que es obvia -me parece que no planteé nada maravilloso- pero, insisto, puede restringir la preparación en el tiempo. Nos habían sugerido, entonces, que no la incorporáramos. Hizo muy bien la Secretaría en plantearlo, tal como lo hizo quien habla, pero repito que va a restringir la preparación.

SEÑOR AMORÍN.- Dejo constancia que coincido plenamente con lo planteado por el señor Senador Michelini.

SEÑOR PRESIDENTE.- Corresponde votar el artículo 1º con la modificación que se agrega a la actividad del básquetbol en el inciso b).

(Se vota:)

                -5 en 5. Afirmativa. UNANIMIDAD.

                Pasamos a considerar el artículo 2º. Aquí sí se recoge una iniciativa del Comité Olímpico Uruguayo para incluir en la Comisión de Proyectos Deportivos a un representante del deporte que, según se especifica claramente, será elegido por los dos miembros representantes del Poder Ejecutivo. En cierta forma, también se recoge otra iniciativa sobre aspectos de seguimiento y control de los proyectos, en la medida en que se le da a esta Comisión la posibilidad de crear las Comisiones técnicas que entienda pertinentes a los efectos del contralor y seguimiento de los proyectos aprobados. Me parece que allí está contenido el corazón de la iniciativa presentada por el Comité Olímpico.

SEÑOR MICHELINI.- Consulto a la Comisión si estamos creando ahora la COMPRODE, o si ya existe.

SEÑOR BARÁIBAR.- No existe esta Comisión.

SEÑOR MICHELINI.- En ese caso, hay que crearla.

El artículo 2º dice: “A los efectos de la aplicación de las disposiciones establecidas en el presente Ley, el Poder Ejecutivo actuará asesorado por la Comisión de Proyectos Deportivos (COMPRODE),” etcétera. Creo que debería decir: “Créase la Comisión de Proyectos Deportivos que estará integrada por representantes” y a continuación lo que figura en el texto actual, pero al terminar correspondería decir “la cual asesorará al Poder Ejecutivo”. No quiero cambiar la esencia de este artículo, sino darle al texto un poco de prolijidad legislativa.

SEÑOR PRESIDENTE.- Es correcto lo manifestado por el señor Senador Michelini, porque el artículo 2º hace referencia a que el Poder Ejecutivo actuará asesorado por la Comisión de Proyectos Deportivos, pero esta no se crea previamente. A tales efectos, se debería introducir alguna modificación.

SEÑOR MICHELINI.- Para ser más claro, antes de la palabra “Comisión”, la frase debería comenzar diciendo: “Créase la Comisión de Proyectos Deportivos (COMPRODE) integrada por un representante del Ministerio de Turismo y Deporte, un representante del Ministerio de Economía y Finanzas y un representante del deporte”. A continuación,  el texto quedaría tal como está. Al terminar debería decir: “Dicha Comisión asesorará al Poder Ejecutivo a los efectos de la aplicación de las disposiciones de la presente ley”. A través de la Secretaría, se podría redactar el artículo 2º con ese espíritu.

SEÑOR PRESIDENTE.- La Presidencia consulta si el inciso segundo quedaría igual.

SEÑOR MICHELINI.- Sí, señor Presidente, el inciso segundo queda tal cual está redactado.

SEÑOR PRESIDENTE.- El artículo 2º que estamos analizando retoma dos iniciativas del Comité Olímpico: por un lado, que esta Comisión propuesta también esté integrada por un representante del deporte y, por otro, que se le atribuya la facultad de crear comisiones técnicas para el contralor y seguimiento de los proyectos. En este sentido, si no entendí mal, el señor Senador Michelini considera que es mejor crear esta Comisión y no que aparezca como institución asesora del Poder Ejecutivo sin haber sido instituida previamente.

SEÑOR ABREU.- Si se me permite, quiero decir algo en la misma línea.

                Creo que esto fue planteado por algunas delegaciones; me refiero a la necesidad de independencia de funcionamiento de la Comisión que asesora para el otorgamiento de los beneficios y la evaluación. Lo importante de la iniciativa es tratar de establecer una forma concreta de evaluar el destino del dinero que ponemos todos los uruguayos, ya que estamos hablando de exoneraciones tributarias.

                Entonces, se pueden realizar dos evaluaciones: una de carácter técnico y otra institucional; en lo personal, coincido con el criterio de no establecer que “se podrá crear” sino que “se deberá crear” una Comisión o una institución separada que evalúe el cumplimiento de los proyectos que se han presentado y que van a recibir ese beneficio.

SEÑOR MICHELINI.- Me parece que el artículo 2º debería decir: “Créase la Comisión de Proyectos Deportivos (COMPRODE), integrada por un representante del Ministerio de Turismo y Deporte, un representante del Ministerio de Economía y Finanzas y un representante del deporte, elegido este último por los dos miembros representantes del Poder Ejecutivo”. Aquí agregaría: “Dichos miembros serán de carácter honorario”, porque supongo que así será. Después continuaría: “Dicha Comisión asesorará al Poder Ejecutivo a los efectos de la aplicación de las disposiciones establecidas en la presente Ley”. A continuación, incluiría el último párrafo del inciso primero: “Las resoluciones de la COMPRODE requerirán el pronunciamiento favorable de al menos los dos miembros representantes del Poder Ejecutivo”. Luego terminaría con el mismo inciso final.

                En esencia, estos cambios no varían nada, salvo lo que tiene que ver con el aspecto honorario; simplemente queda más prolijo el desarrollo del texto, es decir, se crea la Comisión, se dice por quiénes se integra, se le asignan los cometidos y se establece que es honoraria.

SEÑOR ABREU.- Ayer estuvimos reunidos con personas muy vinculadas al deporte en todas sus áreas y conversamos de este tema. El asesoramiento del artículo 2º se otorga a una Comisión de Proyectos Deportivos pero queda librado a la voluntad exclusiva del Poder Ejecutivo porque si sus dos miembros elegirán al representante del deporte, queda claro que eso le quitaría cierta autonomía porque su elección será  intuitu personae, por decirlo así, por Fulano o Mengano. También es cierto que no es fácil que ese representante sea elegido por todas las organizaciones, pero plantear además que deba ser elegido por los representantes del Poder Ejecutivo es como establecer cierta hegemonía, por decirlo así, en los eventuales criterios que se puedan compartir.

                No sé si el artículo podría quedar sin la frase “elegido este último por los dos miembros del Poder Ejecutivo”. Creo que se podría decir, por ejemplo, que esa Comisión estará integrada por “un representante del Ministerio de Turismo y Deporte, un representante del Ministerio de Economía y Finanzas y un representante del deporte, que será elegido de acuerdo a la reglamentación”; no me parece conveniente establecer ya este criterio de designación. Digo esto porque los gobiernos cambian y debemos legislar como para que las propias organizaciones sociales puedan tener la autonomía de decidir quién va y no que sea el Poder Ejecutivo el que establezca ese aspecto. Esa es mi preocupación.

SEÑOR MICHELINI.- El proyecto no hacía referencia a ningún integrante del deporte, ahora lo incorporamos y el Poder Ejecutivo hace un planteo. Estamos hablando de una experiencia nueva y de dineros públicos, entonces, como máximo estaría dispuesto a incorporar una frase que dijera, por ejemplo, que las entidades deportivas o las federaciones podrán presentar candidatos al Poder Ejecutivo, para que, de ese modo, hubiera una interrelación. Lo que no quiero es que después se dé una batalla campal para ver cuál es el candidato. Por tanto, prefiero que ahora demos este paso mediante el cual el Poder Ejecutivo abre una llave acotada, aunque dentro de cinco, seis o diez años se tenga que modificar la ley.

SEÑOR PRESIDENTE.- De todas maneras, debo decir que el propio Comité Olímpico hablaba de un representante elegido por la propia Comisión.

SEÑOR MICHELINI.- Sé que es así.

SEÑOR ABREU.- Podría tratarse de un representante del deporte designado de acuerdo a la forma que lo disponga la reglamentación que quedaría en manos del Poder Ejecutivo. De ese modo, evitaríamos cierta rigidez en lo que es la disposición legal.

SEÑOR MICHELINI.- No tendría problema si, para esta primera vez, la designación la realizaran los dos miembros del Poder Ejecutivo. De esta forma, empezaría a funcionar y, en el futuro, se estaría a lo que establece la reglamentación.

SEÑOR RUBIO.- Podría ser sobre la base de una terna de candidatos.

SEÑOR BARAIBAR.- Eso está en la propuesta porque dice que el  Comité Olímpico plantea que en la  integración de la COMPRODE se incluya  un representante del deporte elegido por la propia Comisión, de una terna que se presentará.

SEÑOR MICHELINI.- Si se quiere dejar librado a la reglamentación, no tengo inconveniente en que diga: un representante del deporte elegido según establezca la reglamentación. Pero, a continuación, debería decir: “Para la primera instancia, ese representante del deporte será elegido por los dos miembros representantes del Poder Ejecutivo”. De ese modo, la Comisión puede empezar a funcionar, sin tener que esperar a la reglamentación.

SEÑOR ABREU.- Estaría de acuerdo.

                Se podría hablar de una terna propuesta.

SEÑOR MICHELINI.- Creo que deberíamos dejar que el proceso avance.

SEÑOR PRESIDENTE.- Léase el artículo, tal como quedaría redactado.

(Se lee:)

                “Créase la Comisión de Proyectos Deportivos (COMPRODE), integrada por un representante del Ministerio de Turismo y Deporte, un representante del Ministerio de Economía y Finanzas y un representante del deporte, designado de acuerdo con lo que disponga la reglamentación. Para la primera instancia ese representante del deporte será  elegido por los dos miembros representantes del Poder Ejecutivo. Dichos representantes serán de carácter honorario. Dicha Comisión asesorará al Poder Ejecutivo, a los efectos de la aplicación de las disposiciones establecidas en la presente ley. Las resoluciones de la COMPRODE requerirán el pronunciamiento favorable de al menos los dos miembros representantes del Poder Ejecutivo.

                La COMPRODE podrá crear las Comisiones técnicas que entienda pertinentes a los efectos del contralor y seguimiento de los proyectos aprobados.”

SEÑOR MICHELINI.- Quisiera proponer el siguiente agregado: “Créase la Comisión de Proyectos Deportivos (COMPRODE), integrada por un representante del Ministerio de Turismo y Deporte, que la presidirá”  -agregaría una coma y especificaría que es ese Ministerio el que la presidirá- un representante del Ministerio de Economía y Finanzas…”. Es el Ministerio de Turismo y Deporte quien debe presidir la Comisión.

SEÑOR ABREU.- Son cargos honorarios.

SEÑOR MICHELINI.- Sí, son todos honorarios.

SEÑORA SECRETARIA.- Redactado de esta manera, quedaría el término “dicho” repetido: “Dichos representantes serán de carácter honorario”, “Dicha Comisión asesorará al Poder Ejecutivo”.

SEÑOR PRESIDENTE.- Entonces, se pondría: “La Comisión asesorará al Poder Ejecutivo”.

SEÑOR ABREU.-  En el último inciso, con respecto al aspecto facultativo, cuando dice “podrá crear”, no se estaría haciendo eco de las propuestas recibidas en cuanto a que su creación sea dividida entre quienes analizan el proyecto y quienes lo evalúan.

SEÑOR PRESIDENTE.- En ese aspecto, el Ministerio tomó una parte de la propuesta; es decir que atribuyó a la Comisión la posibilidad de crear esas comisiones, pero no como una cuestión separada.

SEÑOR RUBIO.- Me parece que la redacción actual es más flexible; de lo contrario, se le estaría dando un marco legal a las distintas comisiones lo que, a mi criterio, sería demasiado específico.

SEÑOR PRESIDENTE.- Estoy de acuerdo, se estaría creando una estructura muy rígida.

SEÑOR MICHELINI.- Además, se está hablando en plural. No se habla de “una comisión”, sino de “comisiones”.

SEÑOR PRESIDENTE.- Son comisiones que podrían ser específicas para tratar diferentes proyectos. Creo que este aspecto se tomó en cuenta a iniciativa del Comité Olímpico.

                Creo que ahora sí, estaríamos en condiciones de votar el artículo en cuestión.

                Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota:)

                -5 en 5. Afirmativa. UNANIMIDAD.

                En consideración el artículo 3º.

                Con respecto a esta disposición, la única modificación sería la referencia que realiza a entidades y/o instituciones deportivas, cuando antes se refería solamente a instituciones en un marco general que no estaba muy bien definido. Quisiera saber cuál es la opinión de los señores Senadores al respecto.

SEÑOR MICHELINI.- En primer lugar, no estoy de acuerdo con las conjunciones “y/o”.

En segundo lugar, formulo la siguiente pregunta a efectos de que los señores Senadores me puedan clarificar el tema en este aspecto: ¿Qué pasa con los deportistas individuales que no están respaldados por una federación que, en algunos casos, pueden realizar deportes poco comunes en Uruguay? Por ejemplo, ¿el deporte de tiro de la jabalina tiene federación?

SEÑOR ABREU.- Sí, tiene federación.

                A mi entender, la pregunta del señor Senador Michelini está vinculada al artículo 7º cuando se refiere a las personas o instituciones beneficiarias; por lo tanto, se estaría aplicando un criterio más general o más reducido. Cualquier persona individualmente considerada, de alguna manera, siempre debe estar relacionada con alguna federación deportiva.

SEÑOR MICHELINI.- ¿Estamos seguros, entonces, de que todos los deportes están respaldados por una federación?

SEÑOR ABREU.- Los deportes que están federados, sí la tienen. No sé qué sucede en el caso, por ejemplo, del deporte de escalar el cerro Pan de Azúcar, por decir algo. En general, creo que los casos individuales están contemplados en el alcance del artículo 7º cuando se refiere a los beneficiarios. Con respecto a este artículo tengo ciertas objeciones, pero no en relación a este tema.

A mi criterio -y tomando la preocupación del señor Senador Michelini- el tema a consideración está vinculado a un proyecto y no al beneficio de una persona.

SEÑOR MICHELINI.- Es decir, que no solo se toma en cuenta la preparación del deportista, sino su futuro y el de otros deportistas.

                Quedan claras las dudas que tenía, señor Presidente.

SEÑOR BARÁIBAR.- La modificación realizada al artículo 7º por la Dirección General del Deporte radica en establecer “instituciones deportivas, o personas”. Este aporte se canalizaría en el inciso c), cuando se refiere a “La Fundación Deporte Uruguay”; es decir que el deportista no necesariamente necesita estar federado o tener una institución que lo respalde.

SEÑOR ABREU.- Por razones de gramática, creo que el artículo 3º debería comenzar con el sujeto -fue lo que me enseñaron: sujeto, verbo, predicado- y, por lo tanto, podría comenzar diciendo lo siguiente: “Las entidades o instituciones deportivas que quieran acceder al régimen proporcional deberán presentar”…

SEÑOR PRESIDENTE.- Podemos tomar la propuesta del señor Senador Abreu para mejorar la redacción del artículo 3º.

                Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota:)

                -5 en 5. Afirmativa. UNANIMIDAD.

                En consideración el artículo 4º, que se refiere a los objetivos. Se ha hecho una  modificación en el inciso e): donde dice “la gestión de las instituciones deportivas” debería expresar “la gestión de las entidades o instituciones deportivas”.

SEÑOR ABREU.- El inciso e) se refiere a fomentar la profesionalización de la gestión de las entidades o instituciones deportivas. Me pregunto si el término “profesionalización” está considerado como una antinomia del amateurismo. Para mí esta expresión no está referida a un tema económico, sino a ser más profesionales en el sentido de  mejorar la calidad profesional del desarrollo de una actividad. Creo que eso debería quedar más claro, porque al decir “Fomenten la profesionalización de la gestión de las entidades o instituciones deportivas” parecería que los equipos amateurs deberían lograr cierta profesionalidad.

SEÑOR MICHELINI.- Quizás debería decir “Fomenten la profesionalización y mejoramiento de la gestión”. De esa forma, lo desvincularíamos del tema de que profesionalización es igual a actividad remunerada al cien por ciento.

SEÑOR ABREU.- La palabra “profesionalización” se refiere a la visión profesional del deportista y no, repito, al tema económico.

SEÑOR PRESIDENTE.- Creo que en eso estamos todos de acuerdo. Por lo tanto, aceptamos la propuesta del señor Senador Michelini de agregar “y el mejoramiento de la gestión de las entidades o instituciones deportivas”.

SEÑOR BARÁIBAR.- Creo que la duda que se plantea es correcta, pero me parece que esa variación confunde en lugar de aclarar, porque al hablar de “profesionalización y mejoramiento de la gestión” se hace referencia a que se profesionaliza la gestión. En la medida en que se habla por separado de profesionalización y de gestión, ese concepto adquiere una significación mucho mayor que puede inducir a pensar que se está pasando del amateurismo a la profesionalización, y esa no es la idea del proyecto.

SEÑOR ABREU.- Pienso que podría decir: “Fomenten una mayor profesionalidad de las actividades deportivas y una mejor gestión de las instituciones”.

SEÑOR MICHELINI.- El señor Senador Baráibar tiene razón, pero la nueva redacción planteada por el señor Senador Abreu me genera más dudas.

SEÑOR PRESIDENTE.- Estamos hablando de la profesionalización de la gestión de las entidades.

SEÑOR BARÁIBAR.- Pienso que todos estamos de acuerdo en que usar la expresión “profesionalización del deporte” podría generar alguna duda.

SEÑOR MICHELINI.- En este caso, es la profesionalización de la gestión.

SEÑOR ABREU.- Podría decir: “Fomenten una mayor profesionalidad en la gestión de las instituciones deportivas”.

(Apoyado)

SEÑOR MICHELINI.- Me parece bien porque hay ciertas variaciones en el profesionalismo: algunos son muy voluntaristas y otros, un poco más profesionales.

SEÑOR PRESIDENTE.-  Léase la redacción propuesta para el literal e) del artículo 4º.

(Se lee:)

                “e) Fomenten una mayor profesionalidad en la gestión de las entidades o instituciones deportivas.”

SEÑOR BARÁIBAR.- Creo que este es uno de los temas que generan mayor sensibilidad. Hay algunas federaciones de deporte que tienen problemas desde hace tiempo, precisamente, por las tendencias internas de salir del amateurismo para pasar a una situación de profesionalidad. Advierto que esa no es nuestra intención.

SEÑOR RUBIO.- Sugiero, pues, que se exprese “Fomenten el fortalecimiento de la gestión de las entidades o instituciones deportivas.”

SEÑOR BARÁIBAR.- En ese caso, el punto queda claro.

SEÑOR MICHELINI.- En lo personal, no tengo objeciones, pero hay un aspecto que refiere al fortalecimiento y otro a la profesionalidad, es decir, al hecho de que se hagan bien las cosas. No tengo problemas en este sentido porque tal vez estaríamos separándonos de la idea de sensibilidad que planteaba el señor Senador Baráibar y, además, creo que este tema no es de fondo. No obstante, advierto que a veces existe cierto voluntarismo que provoca que los pocos recursos que se obtienen sean derrochados de la peor manera.

SEÑOR PRESIDENTE.- Según me acota la Secretaría, el diccionario de la Real Academia señala que la profesionalización es la acción y efecto de profesionalizar, que precisamente consiste en convertir a un aficionado en profesional.

SEÑOR ABREU.- Pero una cosa es ser profesional de un deporte cuando se es amateur y otra es el profesional que cobra por esa actividad.

                Creo que, en todo caso, tenemos que analizar el artículo 4º, en cuyos objetivos se estipula que “Se tendrá especialmente en cuenta a efectos del otorgamiento de los beneficios aquellos proyectos que:” “e) Fomenten una mayor profesionalidad en la gestión de las instituciones deportivas” o estén comprendidos en la propuesta de los señores Senadores Michelini o Rubio. Quiere decir que se va a tomar como proyecto viable aquel que fomente este tipo de perfeccionamiento, que no puede confundirse con lo que es profesionalidad versus amateurismo.

SEÑOR PRESIDENTE.- Si tenemos en cuenta lo que señala el literal e), que alude a la gestión, en principio me parece que lo relativo a la profesionalización no se desvía demasiado del concepto; de todas formas, creo que debemos buscar un texto con el que todos estemos de acuerdo. En virtud de que estamos aprobando todos los artículos por unanimidad, sería bueno que hiciéramos lo propio con esta disposición.

SEÑOR BARÁIBAR.-  ¡Y vamos a continuar en esa línea, señor Presidente!

SEÑOR RUBIO.-  En realidad, hablar de perfeccionamiento, fortalecimiento o mejora de la gestión no nos introduce en la polémica -que tiene otro contexto- sobre profesionalismo y amateurismo.

SEÑOR BARÁIBAR.-  Estoy de acuerdo.

SEÑOR PRESIDENTE.-  Por lo expuesto, creo que estaríamos de acuerdo con que el literal e) del artículo 4º exprese: “Fomenten el fortalecimiento de la gestión de las entidades o instituciones deportivas.”

                Si no se hace uso de la palabra, se va a votar la nueva redacción del literal e).

(Se vota:)

                -7 en 7. Afirmativa.  UNANIMIDAD.

                En consideración el artículo 5º.

                En principio, el único cambio propuesto consiste en agregar “entidad o institución deportiva”.

SEÑOR ABREU.- En lo personal, estuve analizando este tema y realicé alguna consulta a la Cátedra de Derecho Comercial, siempre teniendo en cuenta la cautela con que se debe actuar ante cierta rigidez que puede tener la Academia frente a una realidad.

La idea que se maneja es que sería conveniente establecer los fideicomisos de manera obligatoria y no como aparece en  el artículo 5º,  que dispone que la COMPRODE  podrá requerir la constitución de un fideicomiso. ¿Por qué? Porque de nada vale un fideicomiso -esto es lo que dicen algunos- si no existe un fiduciario profesional debidamente registrado, de modo que opere como garantía de que el sistema -se trata, nada menos que de una renuncia fiscal- pueda tener un control adecuado.

                Por otro lado, en el día de ayer algunas instituciones deportivas me  señalaron que si bien este tema es razonable, la facultad de establecer un fideicomiso también podría contribuir a encarecer determinados procedimientos. Lo digo porque, quizás, puede ocurrir que a un proyecto más pequeño  se le obligue a tener un fideicomiso de esta naturaleza y que por un tema de costos se  termine  desalentando la operación. Sin perjuicio de esto, apoyo el artículo tal cual está redactado, pero dejando constancia de que la idea es otorgar una mayor seguridad al funcionamiento al decir que los fideicomisos deberían ser obligatorios y registrados profesionalmente,  para que el mecanismo pueda funcionar adecuadamente.

SEÑOR PRESIDENTE.- En realidad, estaba pensando lo mismo que el señor Senador Abreu, en el sentido de que el requerimiento obligatorio del fideicomiso podría obstaculizar algunos proyectos. Tal como sugirió el señor Senador Abreu, dejamos establecida esa constancia.

                Si no se hace uso de la palabra, se va a votar el artículo 5º.

(Se vota:)

                -6 en 6. Afirmativa. UNANIMIDAD.

                En consideración el artículo 6º.

                Esta disposición hace referencia a las facultades de la COMPRODE.

SEÑOR ABREU.- Quiero que quede constancia de que habíamos discutido el tema de quién era el competente en materia de contralor y quedó claro que la COMPRODE. Además de tener la potestad de designar a algunas Comisiones para determinados controles específicos, posee las  más amplias facultades de control. En realidad, tengo la duda de si no es conveniente separar la facultad de otorgar el proyecto, de la  de controlar, aunque admito que se corre el riesgo de que esto se burocratice excesivamente.

SEÑOR PRESIDENTE.- Exactamente, señor Senador, también lo vimos en el artículo que votamos anteriormente.

                Si no se hace uso de la palabra, se va a votar el artículo 6º.

(Se vota:)

                -6 en 6. Afirmativa. UNANIMIDAD.

                En consideración el artículo 7º, que refiere al alcance subjetivo de los beneficiarios.

En esta disposición nuevamente aparece el agregado que hicimos de “instituciones deportivas, o personas”; también incluimos en el inciso a) la expresión “de la presente ley”; en el inciso b),  la expresión “o básquetbol”, actividad que no estaba incluida en esta disposición pero que ya habíamos agregado en el artículo 2º;  y, por último, establecimos un inciso d) que tiene en cuenta a la Organización Nacional de Fútbol Infantil. Estas son las modificaciones que hicimos al artículo 6º.

SEÑOR ABREU.- En el día de ayer nos reunimos con representantes de una amplia gama del deporte nacional, quienes hicieron hincapié en la formación juvenil en los distintos estamentos institucionales. La primera reflexión que quiero trasmitir a la Comisión es que lo relativo al fomento del deporte está absolutamente ajeno a todo el tema del fútbol profesional, está fuera de este tema, más allá de algunos aspectos formativos en lo que hace a las divisiones inferiores. Formulo esta puntualización sin perjuicio de hacer, más adelante, alguna una reflexión ya que si bien acompañaré con mi voto este proyecto de ley, también me gustaría saber cuáles son algunos de los riesgos que pueden presentarse en cuanto a los beneficios, las deducciones y las exoneraciones tributarias, puesto que pueden ser una vía indirecta para ejercer determinados controles sobre instituciones.

                A título estrictamente personal, soy partidario de que se incluya a las intendencias municipales, sobre todo a las del interior -somos partidarios de decir Intendencias del interior- de modo que puedan presentar proyectos en ese ámbito y a nivel descentralizado. Incluso, podrían realizar coordinaciones; me consta que una intendencia del interior, la de Flores, está trabajando con otras dos para establecer un parque. Creo que esa es una muy buena idea. Dado que todo queda supeditado a la presentación de un proyecto y en la medida en que no estará financiado directamente por el Estado, también deberían ser beneficiarias esas intendencias. Por ejemplo, se pueden poner de acuerdo las de Salto, Paysandú y Soriano para presentar y dar fuerza a un proyecto nacional de remo, o hacerlo en forma aislada. Puede suceder que un ciudadano de uno de los departamentos se presente y plantee que tiene una cantidad de dinero que le gustaría destinar al Club de Remeros para desarrollar  un proyecto de formación en remo. Con esto quiero significar que el proyecto se puede hacer a nivel departamental o también en forma aislada.

                Entonces, la Intendencia debería tener cierta descentralización para concentrar actividades juveniles en determinadas áreas. Es una propuesta informal y personal que hago sobre este punto.

SEÑOR MICHELINI.- El planteo del señor Senador me genera dudas porque no creo que el proyecto de ley deje de lado a las Intendencias ni a entidades privadas. En la medida en que se estaría dando mucha fuerza a las federaciones o a instituciones deportivas, temo que después se terminen impulsando iniciativas al costado de las entidades. Si las Intendencias de Salto, Paysandú y Río Negro quieren hacer algo vinculado con los remeros, acudirán a los clubes de remeros de cada localidad para aprovechar este proyecto. Sin embargo, si se establece que las Intendencias también estarían en condiciones de presentar proyectos con personas a nivel individual, podrían permanecer al costado de las federaciones y de las instituciones deportivas.

Repito que el proyecto de ley no deja de lado a las intendencias. En todo caso, se puede aclarar que cuando se presenten proyectos deportivos podrán contar con el apoyo de instituciones públicas, de intendencias municipales y de otras, pero no me gustaría que esta iniciativa habilitara a que su presentación dejara de lado a esas entidades deportivas. No creo que sea la intención de lo que ha planteado el señor Senador Abreu, pero finalmente ese puede ser el objetivo. Pongo el caso de un Intendente que se peleara con una institución deportiva y entonces resolviera presentarse solo. Me parece que eso le quitaría incentivos.

SEÑOR PRESIDENTE.- Comparto algunas de las afirmaciones del señor Senador Michelini en la medida en que de pronto hay, digamos, alguna autonomía de vuelo sobre estos proyectos que se separa de las instituciones o entidades deportivas, como se aclara continuamente en el texto. Me parece que eso no sería bueno para la idea que se contempla.

SEÑOR ABREU.- En realidad, el motivo de mi planteo se fundamenta en el propio artículo 2º, porque se puede producir la superposición de determinado proyecto de actividades, que siempre está orientado y controlado por la Comisión de Proyectos Deportivos, integrada por un representante del Ministerio de Turismo y Deporte y uno del Ministerio de Economía y Finanzas -con mayorías- que, por otra parte,  es asesora del Poder Ejecutivo. Es decir que si nosotros agregamos un beneficiario más, el que tiene la posibilidad de administrar una racionalidad suficiente para no superponer proyectos es el propio Poder Ejecutivo.  Nos parece que  este mensaje -incluso institucional- apunta a estimular a las intendencias para que trabajen en  proyectos e, incluso, que interactúen  con otras entidades, siempre en el ámbito de la descentralización funcional pero no en el de la autonomía total porque será el Poder Ejecutivo el encargado de discernir, por intermedio de la Comisión Asesora creada a esos efectos, si es viable o no, si está superpuesto o no coincide con los lineamientos en la materia.

                Insisto en que no se trata de consagrar una anarquía sino que, simplemente, se busca identificar al beneficiario para que pueda trabajar y que quede en manos del Poder Ejecutivo  determinar qué tipo de proyecto puede ser ejecutado.

SEÑOR PRESIDENTE.- Quiero señalar que lo que acaba de señalar el señor Senador me inquieta un poco más porque la afinidad política entre el Poder Ejecutivo y una intendencia puede tomar un vuelo no deseado.

SEÑOR  MICHELINI.- No preocupa incluir un artículo que exprese que esos proyectos que presentan las entidades podrán contar con el apoyo de entidades públicas, privadas y de las intendencias municipales. Me parece que esto cambia el espíritu del proyecto de ley, por más que después lo pueda resolver el Poder Ejecutivo. Insisto que esta iniciativa tiene un espíritu determinado y, a mi entender, los parlamentarios  deberíamos defenderlo. En concreto, se trata de que los proyectos los presentan las entidades deportivas y son ellas las que tienen que tener la llave.

SEÑOR ABREU.- Por disciplina estoy mandatado a presentar esta propuesta formal, señor Presidente, de manera que al momento de la votación, se apoyará o no. Concretamente,  la propuesta sería: “Podrán acceder a los beneficios que se establecen en  la presente ley, las siguientes entidades, instituciones deportivas o personas”, porque pueden ser personas jurídicas o físicas, y dentro de ellas están las intendencias municipales.

SEÑOR RUBIO.- En lo personal, no veo que tenga congruencia con el resto pero es mi opinión. Digo esto porque hablamos de entidades vinculadas al deporte. Con el mismo criterio podríamos hacer un listado de otras instituciones gubernamentales y demás y, desde ese punto de vista, a mi juicio habría una asimetría. Por tal razón, propondría mantener el artículo tal como está.

SEÑOR ABREU.-  Lo que estamos  planteando es la posibilidad de que una intendencia que tenga especiales características en materia deportiva o recursos naturales para desarrollar determinadas actividades, desarrolle un proyecto, con iniciativa de política pública, incentive a la institución beneficiaria y lo presente para fomentar, en este caso, al deporte, que es una de las competencias que tienen las intendencias pero, obviamente, sometiéndolo al  filtro del Poder Ejecutivo. No estamos planteando que las intendencias estén separadas de las federaciones, sino como instituciones que se benefician fomentando el deporte con la presentación de proyectos, teniendo como base preocupaciones de políticas públicas y, por supuesto, con la participación de las federaciones en el desarrollo de esas iniciativas. De otra forma todo va a quedar en mano de iniciativas particulares o personales porque a veces -y se lo digo al propio Gobierno-  sobre algunos temas las políticas públicas  tienen que venir del Estado. Más allá de que el Poder Ejecutivo controle y oriente a través de una Comisión Asesora -que está muy bien- existen determinadas entidades -sobre todo del deporte nacional, particularmente del deporte juvenil del interior- que no tienen otro relacionamiento que el incentivo o el apoyo que le puedan dar las intendencias con sus recursos. Creo que incentivar a las intendencias y, al mismo tiempo, vincularlas con un determinado proyecto y un patrocinador o promotor que relacione a las federaciones, puede actuar como un buen estímulo. Eso es lo que conversamos ayer con distintos actores que saben de este tema.

SEÑOR PRESIDENTE.- Este punto me recuerda una discusión que mantuvimos ayer en la Comisión de Vivienda y Ordenamiento Territorial sobre la promoción de la inversión privada para la vivienda de interés social. En ese intercambio algún señor Senador planteó la idea de incluir a la inversión pública, viniere de donde viniere, a fin de evitar mayores costos que los de algunas iniciativas privadas que se presentaban en el proyecto.

                De todos modos, creo que en este tema se trata de ver cuál es el cometido central del proyecto. En la iniciativa que acabo de mencionar el objetivo fundamental es la promoción de la inversión privada para la vivienda de interés social y, en este caso, es la promoción de nuevos aportes que estén dentro del giro deportivo con el compromiso de las instituciones deportivas. Creo que para comprometer a las instituciones públicas no necesitamos un proyecto particular en virtud del cual se acceda a ciertos beneficios porque esto apunta, directamente, a conseguir aportes con los que hoy no contamos o, por lo menos, no ofrecen suficientes beneficios.

SEÑOR BARÁIBAR.- Creo que la filosofía del proyecto no solo se puede ver en su texto, sino  también en las exposiciones que realizaron los Ministros y los representantes de las instituciones directamente vinculadas con el deporte, como es el caso de la Asociación Uruguaya de Fútbol y del Comité Olímpico Uruguayo. Esta iniciativa está dirigida al deporte como actividad de las asociaciones y no está pensada para una actividad a cargo del ámbito público central o municipal. Incluso, la experiencia en la vida del Uruguay nos muestra que el deporte siempre ha estado conducido o dirigido por las entidades deportivas privadas, es decir, asociaciones de distinta naturaleza. Obviamente, los organismos del Estado han brindado su apoyo y este proyecto es una expresión de ello. Pero estamos hablando de ayudar a una actividad realizada por particulares y no a una gestión pública, ya sea a nivel nacional o municipal.

                Por esas razones, creo que el proyecto debería mantenerse así, sin perjuicio de tomar en cuenta lo que dijo el señor Senador Michelini en el sentido de incluir una referencia a que las organizaciones puedan solicitar la colaboración o el apoyo de entidades públicas nacionales o municipales.

SEÑOR PRESIDENTE.- Consulto al señor Senador Michelini en cuanto a si mantiene esa referencia que acaba de mencionar el señor Senador Baráibar.

SEÑOR MICHELINI.- En realidad, me gustaría saber si se ha presentado alguna propuesta concreta.

SEÑOR ABREU.- Creo que en el artículo 7º se podría agregar la referencia a las intendencias municipales. Insisto con respecto a este punto porque se trata de un tema diferente. Una intendencia del interior es el centro de atención y de preocupación de todos aquellos que desarrollan alguna actividad. Quienes tenemos cierta afición por el atletismo sabemos que en ese caso es casi imprescindible contar con la ayuda de la intendencia correspondiente, ya sea a través de un proyecto o de otro tipo de apoyo. Un claro ejemplo de esto es la pileta de natación del departamento de Maldonado, que es una de las más importantes de América del Sur para la realización de campeonatos sudamericanos. Todos sabemos que nunca salen más de uno o dos nadadores del país para competir y si no cuentan con determinado proyecto que los respalde y que los forme, es muy difícil que puedan participar y lograr resultados. Si no es por vía de las iniciativas de la política pública, los deportes más débiles y la gente más joven quedan exclusivamente librados a la genialidad de algún deportista que se destaque, simplemente, porque está fuera de lo normal.

                Por lo tanto, nuestro tema aquí no es solo crear campeones sino crear deportistas.

SEÑOR RUBIO.- En eso estamos de acuerdo, señor Senador.

                Lo cierto es que hay un Ministerio con cometidos nacionales en materia de políticas públicas y de deporte, pero creo que este proyecto de ley resultaría incongruente porque es de promoción de la actividad deportiva que se elabore a partir de iniciativas que se presentarán a una Comisión que tendrá una determinada integración. Por ejemplo, el artículo 3º comienza diciendo: “Artículo 3º.- (Proyectos) Para poder acceder al régimen promocional, las entidades o instituciones deportivas deberán presentar ante la COMPRODE un proyecto debidamente fundamentado”, es decir que refiere a “las entidades o instituciones deportivas” en toda la lógica del proyecto de ley. Por lo tanto, si se hace esta modificación en este artículo, habría que realizar la correlación de todos los demás artículos; allí radica el problema.

SEÑOR GALLINAL.- Por supuesto, estoy en la línea de lo que ha planteado el señor Senador Abreu, pero como veo que el criterio que él propone es en nombre de nuestra colectividad política, se me ocurre una solución intermedia que quizá pueda ayudarnos a avanzar. Mi planteo no atañe al artículo 7º y, si me permiten referirme por un momento al artículo 10 -aunque después se llegará a él en el momento de la votación- lo aclararé.

SEÑOR MICHELINI.- El artículo 9º.

SEÑOR GALLINAL.- La idea es mía, pero si el señor Senador desea hablar, le cedo el uso de la palabra, aunque no sé qué puede decir sobre el artículo 9º.

                Decía que comprendo las discrepancias que planteó el oficialismo, aunque no las comparta. Por lo tanto, como en el artículo 10 se establece la facultad al Poder Ejecutivo para otorgar un conjunto de beneficios tributarios, precisamente, a las instituciones que están definidas en el artículo 7º, se me ocurre que se podría agregar un inciso final que dijera, por ejemplo, que las instituciones públicas o los gobiernos departamentales que impulsen proyectos que estén comprendidos en la definición del artículo 1º podrán ser también beneficiarios de esas exoneraciones. Luego el Poder Ejecutivo podrá o no otorgarlas, en razón de las circunstancias.

                Me parece que de esta manera abrimos una puerta que estará sujeta a la voluntad del Poder Ejecutivo, en este caso limitada a las exoneraciones, pero que permitirá a los gobiernos departamentales y a alguna otra institución pública -que quiera incursionar en un proyecto deportivo que se incluya dentro de la declaración de interés nacional- apoyar y participar. Estimo que es una solución razonable porque se limita a una facultad que, en su momento, el Poder Ejecutivo verá si es o no abarcativa de la definición del artículo 1º de la ley.

                Muchas gracias.

SEÑOR MICHELINI.- A fin de que podamos votar el artículo 7º tal cual está y no desnaturalizar el objeto, creo que en el artículo 9º, cuando se dice: “Se entenderá por patrocinadores a las personas físicas o jurídicas”, se podría poner una coma y agregar: “públicas o privadas,” y luego seguiría el texto tal cual está. De esta forma podría haber un patrocinador que fuera una persona jurídica pública. Así, pues, la preocupación del señor Senador Gallinal quedaría salvada con la mención que se haría al final del artículo 11.

SEÑOR RUBIO.- Esto salva la preocupación del señor Senador Gallinal porque, al involucrarse muchas instituciones públicas -como ANTEL, los gobiernos departamentales, etcétera- en este tema, sería conveniente ser lo más abarcativo posible. Además, me parece bien que se apunte al artículo 9º.

SEÑOR PRESIDENTE.- Comparto la propuesta del señor Senador Michelini porque no me parece conveniente ser tan enfático en atribuir específicamente beneficios tributarios a una entidad pública, como se desprende del artículo 10 del proyecto de ley. Creo que sería mejor incluirlo dentro del universo de probables patrocinadores de los proyectos.

SEÑOR ABREU.- En el mismo sentido que lo han planteado los señores Senadores, creo que aquí lo importante es dejar abierta la puerta para que las intendencias o los gobiernos departamentales, en el trabajo conjunto con las instituciones deportivas, puedan tener la posibilidad de presentar proyectos y liderar otros, por cuanto ello constituye parte de sus competencias en materia de deporte en sus ámbitos territoriales. Es importante aclarar este aspecto porque, como podrán advertir, el artículo 7º cita, entre los beneficiarios, a los patrocinadores.

SEÑOR MICHELINI.- No tocamos el artículo 7º.

SEÑOR ABREU.- Es verdad, pero si uno de los patrocinadores puede ser una persona pública, estaríamos abriendo la puerta…

SEÑOR MICHELINI.- Por lo menos, no la tendríamos cerrada.

SEÑOR PRESIDENTE.- Creo que estaríamos tendiendo a un acuerdo sobre el artículo 9º de la iniciativa.

SEÑOR ABREU.- Con respecto al artículo 7º, me gustaría consultar a los señores Senadores si les convence el término “mecenas”. En lo personal, preferiría hablar de “promotor”, en referencia a todo aquel que promueve una determinada actividad.

SEÑOR RUBIO.- Estoy de acuerdo con el planteamiento del señor Senador Abreu.

SEÑOR ABREU.- La verdad es que el vocablo “mecenas” me recuerda a los Médici, a Machiavelo y, realmente, me pone nervioso.

Por lo tanto, me inclinaría por utilizar la palabra “promotor” en lugar de “mecenas”, que viene de la legislación española. Concretamente, la figura que estaría funcionando aquí no sería la del mecenas, porque tampoco existiría una liberalidad de tal naturaleza, sino la de un promotor, apuntando a promover determinada actividad. Es así que prefiero hablar de promotor y patrocinador.

SEÑOR MICHELINI.- No me convence porque, si bien la figura del mecenas presenta la connotación que el señor Senador Abreu le da, y que comparto, el promotor “no va en nada”, a diferencia de lo que sucede con el patrocinador, que asocia su imagen.

SEÑOR ABREU.- El promotor va en la exoneración tributaria porque, de lo contrario, no sería tal.

SEÑOR MICHELINI.- Está bien, pero en el patrocinador hay un provecho de sacar su imagen, etcétera. Aclaro que no tengo inconveniente en cambiar el término, pero quiero hacerlo por uno que me conforme.

SEÑOR ABREU.- Está claro.

SEÑOR RUBIO.- En todo caso, propongo que estas cuestiones terminológicas las planteemos en Sala, para poder avanzar en la consideración del proyecto de ley.

SEÑOR ABREU.- Quiero aclarar que, en realidad, el promotor es la persona que quiere promover determinada cosa. Como contrapartida de esa promoción, que es un acto de liberalidad -por decirlo de alguna manera- tiene una exoneración tributaria. En cambio, el patrocinador es alguien que tiene un interés en figurar y se trata de otro tema que me gustaría conversar por la vía indirecta de lo que es el financiamiento del Estado, por ejemplo, de políticas publicitarias.

SEÑOR PRESIDENTE.- El artículo 11 establece específicamente los beneficios tributarios para los mecenas deportivos.

SEÑOR RUBIO.- Me parece que lo planteado por el señor Senador Abreu nos introduciría en un conjunto de cambios porque hay varios artículos que se basan en esta discriminación, razón por la cual creo que es preferible dejarlo como está. De otro modo, deberíamos cambiar también todo el artículo 8º para diferenciar los mecenas de los patrocinadores.

SEÑOR ABREU.- Están diferenciados en todo el proyecto de ley.

SEÑOR RUBIO.-  El tema es que si bien esos términos tienen los problemas planteados por el señor Senador Abreu desde el punto de vista histórico y de contexto, es claro el mensaje que dan en la actividad deportiva por cuanto se entiende quiénes ejercen la actividad de mecenazgo y quiénes, en realidad, son patrocinadores y tienen intereses económicos muy concretos. Desde ese punto de vista es más fácil de entender.

SEÑOR ABREU.- Quiero hacer una reflexión que quizás sea hasta filosófica.

                El concepto de mecenas está muy vinculado a una actividad de liberalidad, hasta de prestigio personal, de un capitalismo no muy compartido por mí. Prefiero que se quite la palabra “mecenas” simplemente porque creo que alimenta el ego y el auto prestigio de muchas personas, que después se sienten dueñas de esa liberalidad porque les sobraba el dinero y ayudaron en determinada circunstancia. Me gusta más hablar del promotor de la actividad y no del mecenas, que parece ser alguien con recursos importantes descendiendo al mundo de los mortales para dárselos a quien lo necesite. Discúlpeseme la digresión filosófica, pero insisto en que la palabra mecenas no me gusta y me suena mal, incluso, hasta por razones de fondo. Por ejemplo, no sería bueno escuchar “ahí viene el mecenas del club tal”. El caso del promotor es diferente porque directamente puede manifestar su interés por promover determinada actividad. 

SEÑOR RUBIO.- Quiero comentar a los integrantes de la Comisión un problema práctico que tengo; desearía asistir al Cincuentenario de la Editorial Banda Oriental y no quiero que la Comisión quede desintegrada. Por tanto, propongo que esta discusión, que es de otra naturaleza, la realicemos en Sala. En todo caso, el señor Senador Abreu podría proponer allí la sustitución de ese término para que la considere el Plenario.

SEÑOR MICHELINI.- También podríamos trabajar  con el Ministerio para encontrar una alternativa. En realidad, el término “promotor” no me termina de convencer y creo que otros términos también confunden.

SEÑOR PRESIDENTE.- Por ahora, y para mantener la unidad del proyecto de ley, de aquí en adelante mantendríamos el texto como está y, de esa manera, avanzaríamos.

SEÑOR BARÁIBAR.- Todavía no votamos el artículo 7º.

SEÑOR PRESIDENTE.- No, señor Senador; lo que sucede es que el literal d) hace referencia a los mecenas deportivos y estábamos teniendo en cuenta lo que planteaba el señor Senador Abreu.

                Se va a votar el artículo 7º tal como está redactado.

(Se vota:)

                -6 en 6.Afirmativa. UNANIMIDAD.

                En consideración el artículo 8º, que no tiene mayores cambios.

SEÑOR BARÁIBAR.- Creo que la discusión que se ha llevado a cabo es correcta, porque el segundo párrafo dice: “con excepción de las menciones institucionales previamente establecidas, dentro de los límites que establezca la reglamentación”. Quiere decir que puede haber un mecenas o un donante, tal como lo establece la propia definición incluida.

                No creo que sea conveniente tener en cuenta el concepto de promotor porque se acerca al de patrocinador, aunque está claro que no es lo mismo. El promotor establece algo, un vínculo, aunque no sea remunerado y, en cambio, el mecenas es aquel que hace una donación y se desvincula. Podríamos acudir a un diccionario de sinónimos para ver si hay alguno más.

                Por otra parte, considero que sería mejor hacer referencia a “donantes deportivos” en lugar de “donantes”. Creo que la donación implica el concepto de dar algo sin retribución.

SEÑOR ABREU.- Es un acto de liberalidad desde el punto de vista del Derecho Civil.

SEÑOR BARÁIBAR.- Quería dejar el tema planteado para conversarlo después.

SEÑOR ABREU.- No debemos olvidar que este artículo hace referencia a “donaciones destinadas a financiar los proyectos promovidos”. Quiere decir que quien hace eso lleva a cabo un acto de promoción y, por tanto,  en materia gramatical no está muy lejos de ser un promotor. Digo esto para marcar mi discrepancia conceptual con el señor Senador Baráibar.

SEÑOR PRESIDENTE.- Si no se hace uso de la palabra, se va a votar el artículo 8º.

(Se vota:)

                -5 en 5. Afirmativa. UNANIMIDAD.

                En consideración el artículo 9º.

                Con respecto a esta disposición que define a los patrocinadores, el señor Senador Michelini propone que comience diciendo: “Se entenderá por patrocinadores a las personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, que realicen aportes”, continuando luego el texto tal como había sido redactado. De esta forma se zanjaría la discusión que se planteó con respecto al tema de la intendencia.

                Si existe acuerdo al respecto y no se hace uso de la palabra, se va a votar el artículo 9º.

(Se vota:)

                -5 en 5. Afirmativa. UNANIMIDAD.

                En consideración el artículo 10.

                Esta disposición refiere a los beneficios tributarios a las entidades o instituciones deportivas.

SEÑOR BARÁIBAR.- En este artículo se propone agregar, al final del primer inciso, la frase “de la presente ley”.

SEÑOR PRESIDENTE.- Efectivamente; estaríamos votando el texto que figura en la tercera columna, incorporando el comentario de la segunda columna.

SEÑOR ABREU.- Queda claro que se trata de una facultad que se otorga al Poder Ejecutivo y que, por lo tanto, es discrecional en cada uno de los proyectos. Es decir que un proyecto puede tener distintos tipos de exoneración, de acuerdo al análisis y la calificación que realicen el Poder Ejecutivo y sus representantes. Aclaro esto porque podría presentarse determinado proyecto que se estableciera, por ejemplo, que no se lo exonera de la importación de equipos.

SEÑOR PRESIDENTE.- De acuerdo; en ese sentido apuntaba la fundamentación del señor Ministro de Economía y Finanzas en la Comisión, al decir que podrían darse distintas instancias.

SEÑOR BARÁIBAR.- También se aclaró que, llegado el momento, el Ministerio podría establecer topes de exoneraciones en función de la cantidad de proyectos que se hubieran presentado.

SEÑOR PRESIDENTE.- Efectivamente.

                Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota:)

                -5 en 5. Afirmativa. UNANIMIDAD.

En consideración el artículo 11, que establece los beneficios tributarios a los mecenas deportivos. En este sentido, aquí se establece una facultad, al igual que en el artículo 10.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota:)

-5 en 5. Afirmativa. UNANIMIDAD.

En consideración el artículo 12, relativo a los beneficios tributarios a los patrocinadores, que no presenta modificaciones.

Si no se hace uso de la palabra, se va a votar.

(Se vota:)

-5 en 5.Afirmativa. UNANIMIDAD.

En consideración el artículo 13, que hace referencia a los límites de los beneficios.

Se plantea el agregado de la frase “de la presente ley” luego de “artículos 11 y 12”.

SEÑOR ABREU.- Queda claro que, seguramente, esto está canalizado dentro de un plan de política de finanzas públicas en que el Poder Ejecutivo establece hasta dónde puede llegar en el área de las exoneraciones de carácter tributario, que serán anuales. Puede fijar límites anuales en el monto total de los beneficios y, al hablar de montos, se refiere a identificarlos. Quiere decir que esto se está manejando con un altísimo grado de discrecionalidad, no solo en cuanto a los montos a utilizar, sino también con relación a las exoneraciones que correspondan a los promotores o patrocinadores.

SEÑOR MICHELINI.- Eso es de carácter general. El artículo 13 dice que el Poder Ejecutivo podrá establecer anualmente cuál será el monto total y cuáles los porcentajes, y ahí empieza la discrecionalidad.

SEÑOR PRESIDENTE.- Si no se hace uso de la palabra, se va a votar el artículo 13.

(Se vota:)

                -5 en 5. Afirmativa. UNANIMIDAD.

                En consideración el artículo 14.

                Este artículo hace referencia al incumplimiento en el desarrollo de los proyectos y se habían hecho algunos cambios con relación a la determinación de las entidades y las personas beneficiadas.

SEÑOR ABREU.- En este artículo se establece una solidaridad de carácter tributario y se requiere el fideicomiso de las personas beneficiarias. Se dice que estas son responsables por los tributos indebidamente exonerados, pero no entiendo cuál es el alcance de la expresión “indebidamente exonerados”. La exoneración de los tributos es realizada por el Poder Ejecutivo y, si fue indebida, me pregunto por qué tienen que ser responsables solidarios los beneficiarios.

SEÑOR BARÁIBAR.- Me parece que se refiere al uso de los recursos que son exonerados. Se hace la exoneración, se plantean determinados objetivos y se obtienen ciertos recursos, entonces, creo que se hace referencia a los casos en que dichos recursos no se destinaron directamente a los fines que se invocaron para conseguir la exoneración.

SEÑOR ABREU.- Creo que habría que buscar una redacción un poco más precisa.

SEÑOR MICHELINI.- A continuación de la palabra “entidades” no habría que poner una coma, sino “entidades o instituciones deportivas”.

SEÑOR BARÁIBAR.- Creo que la idea es esa, pero se puede buscar una redacción más clara.

SEÑOR ABREU.- Considero que es necesario porque, legalmente, los beneficiarios serían responsables por los tributos indebidamente exonerados. Como ya dije, quien exonera es el Poder Ejecutivo y este es responsable de que la exoneración esté bien o mal hecha. No se puede ser responsable por algo que el Poder Ejecutivo hizo. Entiendo lo que se quiere decir, pero me gustaría que la redacción fuera más clara.

SEÑOR MICHELINI.- La palabra “indebidamente” no se puede utilizar. Se podría dar el caso de una entidad que hizo todo bien, obtuvo una exoneración que es indebida y, entonces, es responsable de una acción de la que nunca se enteró.

SEÑOR ABREU.- ¿Qué se quiere decir acá? ¿A alguien se le va a decir: “Mire, usted fue mal exonerado desde el punto de vista tributario y, entonces, ahora va a pagar esos tributos”? De esta manera se está obligando a las personas beneficiarias a pagar determinados tributos que, oportunamente, fueron exonerados. ¿Por qué motivo se los hace pagar esos tributos que fueron exonerados por el Poder Ejecutivo? Seguramente, porque los recursos no se utilizaron para los fines establecidos. Eso tendría que quedar plasmado en el artículo.

SEÑOR BARÁIBAR.- El artículo dice: “en los términos del artículo 21 del Código Tributario”. ¿Qué establece este artículo?

SEÑOR ABREU.- Se debe referir al concepto de solidaridad. En materia tributaria, el término “solidario” significa que una persona acompaña otra responsabilidad; puede ser la solidaridad activa o pasiva establecida por el Derecho Tributario, o la subsidiaria. Por lo tanto, en este sentido debe haber alguien más, responsable. Ahora bien, ¿de qué es responsable? Es responsable de la utilización de fondos por los que se beneficiaron fiscalmente y que no fueron utilizados debidamente. Entonces, ¿quién es más responsable? Si es solidario, lo es con respecto a alguien más.

SEÑOR PRESIDENTE.- Parecería que aquí se estuviera agregando algo con respecto a la primera parte del artículo referida al incumplimiento; por lo tanto, se requiere una solidaridad por las sanciones correspondientes a ese incumplimiento. Creo que la solidaridad debería quedar referida exclusivamente a ese aspecto.

SEÑOR MICHELINI.- La redacción podría ser la siguiente: “Los directivos de las entidades o instituciones deportivas, o los fiduciarios cuando se requiriese la existencia de un fideicomiso, o las personas beneficiarias serán solidariamente responsables por los incumplimientos que hubieren, así como pasibles de las sanciones correspondientes, en los términos del artículo 21 del Código Tributario.”

SEÑOR PRESIDENTE.- Estoy de acuerdo con esa redacción.

                Léase la redacción final del artículo 14.

(Se lee:)

SEÑORA SECRETARIA.- “Artículo 14.- (Incumplimiento) En todos los casos, el Poder Ejecutivo podrá requerir a las entidades o instituciones deportivas fiduciarias en su caso, o personas beneficiarias,  las garantías que entienda pertinentes, en relación con el efectivo cumplimiento de las obligaciones vinculadas al otorgamiento de las franquicias, sin perjuicio de la reliquidación de tributos, multas y recargos que puedan corresponder en caso de verificarse el incumplimiento. Los directivos de las entidades o instituciones deportivas, o los fiduciarios cuando se requiriese la existencia de un fideicomiso, o las personas beneficiarias, serán solidariamente responsables por los incumplimientos que hubieren, así como pasibles de las sanciones correspondientes, en los términos del artículo 21 del Código Tributario.”

(Se vota:)

                -5 en 5. Afirmativa. UNANIMIDAD.

                Queda aprobado el proyecto de ley, que pasa a consideración del Plenario. Se propone al señor Senador Baráibar como miembro informante.

                Al no haberse considerado el segundo punto del orden del día, que era el proyecto de ley relativo a los “Contratos de participación público-privada para la realización de obras de infraestructura y prestación de servicios relacionados con las mismas”, la Mesa propone citar al Ministerio de Economía y Finanzas para la próxima sesión a efectos de que realice una primera presentación del tema que fue aprobado por unanimidad en la Cámara de Representantes, pero que debe continuar con el proceso correspondiente en el Senado.

SEÑOR GALLINAL.- Mociono para que se incluya en el orden del día de las próximas sesiones la Carpeta Nº 336, que es un proyecto de ley referido al derecho de los contribuyentes. Obviamente, la Comisión establecerá las prioridades que entienda pertinentes.

SEÑOR ABREU.- Quiero repetir algunos comentarios que hice en la Comisión de Industria y Energía.

                Me gustaría ver de qué manera podemos hacer un seguimiento a un asunto de política comercial. Nos encontramos  ante un cambio de metodología muy marcado en lo que hace al acceso al mercado y también ante un enfrentamiento brasileño argentino que, además, va a alcanzar decibeles muy fuertes en virtud de las licencias de importación que Brasil le ha impuesto a Argentina, nada más y nada menos que al 50% de sus exportaciones del sector automotriz. Esto no es casualidad; se trata de un tema puntual que he venido siguiendo. Todos los señores Senadores saben que el acceso al mercado argentino está fuertemente limitado, entre otras cosas, porque Argentina ha decidido, por lo menos políticamente -aunque no sea jurídicamente adecuado- detener todas las importaciones que puedan resultar  competitivas con determinadas actividades industriales.

Ayer leí declaraciones en la prensa de la señora Ministra Débora Giorgi -que también comenté en la Comisión de Industria y Energía- donde decía: “No voy a permitir que se cierre una sola PYME  y se pierda un solo empleo, porque la construcción de nuestro mercado nos costó mucho y no va a haber nada que pueda distorsionar nuestra unidad de mercado”. Esto es contrario al sistema de apertura, en el sentido de acceso al mercado. Hay una negociación pendiente que va a ser analizada por el Parlamento del MERCOSUR y se están elaborando las pautas de negociación, sobre todo en materia de restricciones no arancelarias.

Me gustaría saber, repito, en qué estamos porque he escuchado algunas inquietudes sobre si realmente es efectivo o no el aviso previo para las restricciones, aunque reconozco que son como las devaluaciones: no se avisan. En fin, quiero ver cuál es el esquema negociador y también conocer la visión que tiene el Poder Ejecutivo con respecto a la política comercial externa frente a las nuevas realidades que se están planteando -cada día más marcadas- sobre todo, pensando en esta ruptura argentino brasileña, que no es de coyuntura, sino de carácter permanente. La propia Argentina ya habló en contra de la candidatura de Brasil para integrar el Consejo de Seguridad de la ONU; por lo tanto, imaginemos las consecuencias que esto puede generar. Por estos motivos, quisiera que tuviéramos una reunión con la Cancillería o con el Ministerio de Economía, antes de la instancia negociadora con los responsables de la política comercial, para saber en qué estamos.

SEÑOR PRESIDENTE.- Lo vamos a tener en cuenta; además, está pendiente la iniciativa del señor Senador Amorín  respecto a las coyunturas fiscales, cambiarias, etcétera, para lo cual esperamos que el Ministerio nos dé una respuesta. En la próxima sesión estarán presentes para hablar sobre el proyecto de contratos de participación público-privada para la realización de obras de infraestructura y prestación de servicios relacionados con ellas. De pronto, en esa oportunidad podríamos ponernos de acuerdo para realizar una próxima reunión.

SEÑOR MICHELINI.- Con respecto al planteo del señor Senador Abreu creo -y pido  que no lo tome a mal-  que ese tema debe ser tratado por la Comisión de Asuntos Internacionales -que, inclusive, se podría  invitar a esta Comisión; por otra parte,  algunos de nosotros somos miembros de ambas- y si se considera que el señor Ministro de Relaciones Exteriores no tiene la visión completa y se necesita de la opinión de otros Ministerios como, por ejemplo, el de Economía y Finanzas,  también se lo podría  convocar. Nosotros tenemos a consideración el proyecto sobre contratos de participación público-privada para la realización de obras de infraestructura y prestación de servicios relacionados con ellas  y deberíamos tratar de aprobarlo con cierta rapidez.

SEÑOR ABREU.-  Mi planteo se basa en que estamos analizando temas relativos a la política comercial y su estudio no queda reducido exclusivamente a un Ministerio. Es más, están involucrados la Cancillería, el Ministerio de Industria, Energía y Minería e inclusive, en ciertos casos, el de Ganadería, Agricultura y Pesca. Simplemente, me refiero a la posibilidad -en siete años no lo he logrado- de que comparezcan dos o tres Ministros para tratar lo relativo a la política comercial, no con ánimo de formularles preguntas sino con la idea de que nos comenten las dificultades -naturalmente, si ello es posible- que se deben enfrentar y las pautas de negociación que se manejan. Estoy hablando de una reunión que nos permita profundizar en el tema, lo cual para nosotros es importante. Claro está, sabemos que esto puede suponer trabajar el doble.

SEÑOR PRESIDENTE.-  De cualquier manera, estamos trabajando bien, por lo que creo que es posible continuar en esa línea.

                Por otro lado, creo que todos estamos contestes con la iniciativa del señor Senador Gallinal en el sentido de incluir el tratamiento de la Carpeta Nº 336.

(Apoyados)

-Se levanta la sesión.

(Así se hace. Es la hora 11 y 51 minutos.)

Saludos,
Cr. Darío Abilleira

…///

Las “Consultas de Guías Tributarias” tiene la siguiente estructura 000/000/00/0000: “Consultas GT 000”, en el buscador del Blog pueden investigar anteriores. Tiene 4 sectores, el primero se refiere al número de consulta correlativo, el segundo al número de consulta acumulado del año, el mes en que se contesta y el año, ejemplo:123/12/03/2013; es la consulta número 123 desde el inicio, la número 12 del año 2013, que la respondo en marzo del 2013; y si la quieren buscar es así: “Consultas GT 123”. Pueden usar el material si hacen referencia de la fuente: Cr. Darío Abilleira y siempre que no sea para lucrar con él.

Bienvenidos! Me encanta que participen; los Comentarios no son directos ya que debo filtrar los que son agresivos o dan datos de terceros o realizan denuncias. Deben ser Comentarios del artículo (por favor, así queda integrado, que otros puedan leer todo del mismo tema), si es por otro asunto, pueden realizar una consulta por Formulario que está en el Menú (arriba). Un gusto. Cr. Darío Abilleira

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.