Que pague más el que tiene más. Los que muchos tienen van a tener que pagar más. Artigas: Que los más infelices sean los más privilegiados. Biblia: Es más fácil que un camello pase por el ojo de la aguja, que el que un rico entre en el Reino de Dios


En el Imperio Romano, cuando los generales volvían victoriosos de una campaña, celebraban sus triunfos con una marcha por las vías de la ciudad y recibían las aclamaciones del pueblo hasta la llegada al Senado. Si además de generales eran emperadores, un esclavo los acompañaba en el vehículo donde, sosteniendo la corona de laurel, cada cierto tiempo recitaba junto al oido la frase ¡Oh, César, recuerda que eres mortal! Era la manera de recordarles que sus éxitos militares no debían inducirles a creerse dioses. Después de Julio, a todos los emperadores se les llamó César.

Este tema de los «ricos», no pasa por el sistema Capitalista o no; es algo que va más allá de la época en que vivimos; diría que es un tema de Civilización, de una Cultura, e incluso de un tema Religioso. Y en Uruguay, es como que se potencia; a pesar de que hace décadas que ya no tenemos religión oficial, que el Estado es laico, la educación pública también, que le cambiamos los nombres a algunos feriados, pero el tema de los Ricos … están condenados! o más moderno: ¡estás nominado!. Yo no soy rico, (no puedo escaparme a eso de todo uruguayo, que se define como un pobre); pero ¿no es tiempo de dejar de pensar de esa forma?. No lo van a poder cambiar, y quizás tendríamos que aplicar lo que se estilaba en Roma en Uruguay, para ciertos casos, aunque sea en nuestro léxico: «vo!, no te olvides que sos humano»; porque además en ese afán de querer sacarle más, terminan haciendo exactamente lo contrario. No se trata de sacarle, ni tampoco de que pague más por tener más sino que pague lo que corresponde y si paga menos no es su culpa sino de los que diseñan la estructura fiscal. Y si la quieren cambiar, que la cambien, pero basta de eso de «ricos y pobres», o los «del campo» y los «de la ciudad», o la lucha de clases; ¡ya fué!.

Que pague más el que tiene más

Obvio ¿no? Quién (en Uruguay), se atreve a ir contra esto? Es una de las vacas sagradas más sagradas del panteón cultural yorugua. Eso sí, inocua no es. Tampoco particularmente lúcida.

Quienes no la cuestionan, a veces por falta de inteligencia otras, de coraje, podrían meditar con fruto – como se decía antiguamente-, los siguientes ejercicios, intelectuales y morales. En vez de limitarse a balar cuando los esquilan (tan frecuentemente).

Aclaremos que no se trata aquí de cuestionar las exigencias del amor al prójimo, ya que, precisamente por fundarse en el amor, se basan en la libertad. Lo que estamos poniendo en tela de juicio nada tiene que ver ni con la libertad, ni con el amor. Cuestiono el fundamento último sobre el cual se para el poder de turno para sacarle plata a quienes le parece.

Empecemos entonces a razonar: 1º Porqué estaría bien que a alguien tiene más se le quite más? Una de dos, o es un tema moral o es económico.

Para los corifeos de la teoría y para sus ejecutores, la cosa tiene obvias connotaciones morales (y ése es uno de los problemas más serios de nuestra cultura): de alguna manera, “tener más” está mal.

Aprecien que la fórmula no deja de tener cierta sutileza: ¿Por qué no decir “los ricos”? Porque es más riesgoso. ¿Quién define lo que es “un rico”? Capaz que después se tiran contra mí. En cambio, “el que tiene más” es por definición otro: más es “más que yo”. Así siempre voy a estar a cubierto. Los obligados siempre serán otros. Nunca yo.

Pero volvamos a la pregunta: ¿está mal tener más? Así planteado capaz que suena fuerte, pero aplicado caso a caso destila esa postura típica en nuestro país de sospecha – envidia – censura, a quien le va bien o a quién la pegó en algún negocio o inversión concretos. “Andá a saber… algo habrá hecho”.

El tema es que si pensamos así, debemos seguir la premisa hasta sus últimas consecuencias. Ya no sólo castigar la renta, el patrimonio y el consumo con impuestos (diferenciales y/o progresivos), sino directamente prohibir la ganancia y la riqueza.

También la inversión, obviamente. Por eso es bravo de vender.

Ordeñar y sangrar la vaca al mismo tiempo, sin liquidarla, es más hábil, tiene mucha más picardía, suena a discurso del Conrad… Pero no es honesto. Lo honesto sería que vuelvan a Marx y anuncien que se termina la propiedad privada y toda plus valía. Cualquier día se van a animar! Gran piantavotos era Carlos.

En suma, no hay fundamento moral que soporte una regla como la del título. Porque no hay fundamento moral para condenar una situación humana en función de parámetros cuantitativos.

El mero sentido común indica que la realidad tiene mil variantes y matices, que invalidan un dictum moral al barrer. Así, los habrá que “tienen más” porque han trabajado como burros, o porque supieron ahorrar, o quizás por ser inteligentes o, de repente, por haber sido arriesgados y suertudos a la hora de invertir o…. por decena de otras causas posibles.

O, simplemente, porque se lo dejaron sus padres, en un acto de amor perfectamente legítimo y encomiable.

De igual forma, puede ser que otros tengan menos porque les faltó ganas, seso, juicio, espíritu de riesgo o, simplemente, suerte.

Lo que nos lleva a la siguiente pregunta: ¿quién puede tener el poder para decidir que este “tiene más” y aquél “tiene menos”? Claramente nadie.

Si el tema – en el ámbito jurídico y político – no tiene fundamentos morales que lo puedan elevar a ser norma obligatoria, resta sólo analizarlo desde un punto de vista económico: ¿es mejor económicamente, para la sociedad en su conjunto, que ésta opere sobre la base de sacarle, en forma permanente, a quienes los detentores del poder consideran que tienen más?

¿Qué efectos produce esa máxima en la realidad? El primero es desestimular los esfuerzos que puedan producir ganancias o estimular aquéllos que lleven a ocultar esas ganancias. Ambas cosas repercuten negativamente sobre la realidad económica del conjunto.

El segundo efecto es estimular a quienes se vean como “menos tenedores” a concentrar su atención en recibir los beneficios del reparto, más que en esforzarse por mejorar económicamente.

Quedan muchas otras preguntas para hacer pero lo más importante es señalar que no sólo se da por buena por la regla del título, sino que también se acepta que ella vale sea cual sea el destino que se le dé al dinero que le sacan a los “más tenedores”.

Tal parece que el quid del asunto no está en qué se hace con la plata ajena. Sacarle al que “tiene más” es un bien en sí mismo que ni precisa, ni admite cuestionamientos adicionales.

El País 27/10/2013 – del Dr. Ignacio De Posadas

http://www.elpais.com.uy/opinion/que-pague-mas-que-mas.html

…///

Vázquez: “Los que mucho tienen van a tener que pagar más”

Primer guiño del candidato del FA a quienes piden más cambios tributarios

El Observador – 07.11.2013

Con el secretario general del Partido Comunista, Eduardo Lorier, el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Gabriel Frugoni, y la senadora Lucía Topolansky (MPP) en primera fila, el precandidato presidencial del Frente Amplio, Tabaré Vázquez, dio anoche un primer guiño a quienes reclaman profundizar cambios tributarios para que paguen más impuestos quienes más “tienen”. “En el próximo gobierno del Frente Amplio los que mucho tienen van a tener que pagar más”, anunció el líder de izquierda en un acto organizado por el sector Compromiso Frenteamplista (lista 711), que lidera el expresidente de ANCAP, Raúl Sendic.

El reclamo que realizaron en la discusión programática tanto el MPP como el PCU es aumentar los impuestos a los contribuyentes de mayores ingresos.

En la actividad, Vázquez dijo sentir admiración por las figuras nuevas de la coalición de izquierdas, como Sendic, y reafirmó su discurso crítico a la oposición. “El mejor proyecto político sigue siendo el del FA”, repitió. El local inaugurado en el Centro estaba abarrotado de asistentes, entre los cuales se encontraban varios ministros, jerarcas de gobierno y demás dirigentes del oficialismo. Vázquez pidió al público salir a ganar la elección de octubre de 2014 “en la calle, mano a mano, codo a codo”. Dijo que “los sueños” de la coalición deben ser transmitidos en panaderías, almacenes, cumpleaños y casamientos.

Sendic, en tanto, repasó logros de la izquierda en el gobierno y reafirmó la herramienta que intenta construir con su agrupación. Desde la 711, dijo, busca construir alianzas para “fortalecer” la unidad y “gobernabilidad” del FA. En lo programático, Sendic reclamó una “revolución educativa” para el próximo período.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/264634/vazquez-los-que-mucho-tienen-van-a-tener-que-pagar-mas/

…///

…///

3 comentarios en “Que pague más el que tiene más. Los que muchos tienen van a tener que pagar más. Artigas: Que los más infelices sean los más privilegiados. Biblia: Es más fácil que un camello pase por el ojo de la aguja, que el que un rico entre en el Reino de Dios

  1. Pablo

    Uno de los sustentos de esta propuesta es la gran confusión que se tiene en la definición de la palabra Humilde. Se asimila humilde a pobre, cuando no son lo mismo, se puede ser rico y humilde. Es que la mayoría piensa que tiene menos de lo que realmente tiene y que los demás tienen más de lo que realmente tienen.
    ¿No sería mejor hablar de todos los gastos superfluos que existen?
    Pongo uno, las partidas por prensa que tienen los legisladores y hay muchísimos más, puse este porque como participamos aquí a través de internet, lo mismo harán con la lectura de prensa y destinarán ese dinero a pagar algún familiar.

    Me gusta

    Responder
    1. Contador Público (Uruguay) Darío Aurelio Abilleira Alvarez Autor

      Hola Gabriel
      Yo no voy a esquivar a tu pregunta, pero la responderé con un post porque me interesa que después pueda ser indexada. Lo que sí voy aclarar para otros lectores es que mis posts no son subidos con un afán de decir: esto es así. Siempre he explicado en varias oportunidades porqué hago este blog, y uno de los fines es que creo que la información que manejamos los uruguayos es muy poca a pesar de que la misma existe porque en general es pública; y simplemente no la tenemos porque algunos se piensan que el pueblo no está en condiciones de digerirla; y por lo tanto nos tratan mal; es una forma de esclavitud más civilizada. ¿Quién puede hoy saber todos los derechos que tiene?, creo que no hay nadie que sepa todos los planes que existen y muchos superpuestos, y al final esos planes terminan siendo para pocos, casi que a medida. Y la sociedad lo soporta. Ejemplos hay muchos pero basta escuchar lo que está sucediendo con Alas-U para darnos cuenta que nos están empaquetando y no entiendo como la inmensa mayoría no se da cuenta. Cuando nos venden la idea que Uruguay tiene que tener una línea aérea de bandera y va ser privada; si es así que sea pública. Pero además a esos 300 cooperativistas futuros, se les dará un préstamo con una garantía de 4 autos, es una tomada de pelo. Y así es todo.
      En este artículo lo que quise mostrar fue un artículo del Dr. De Posadas, escrito desde una posición de que ya está por encima del bien y del mal. ¿Quién se puede atrever a escribir algo así que sabe que lo tildarán de todo (y nada bueno)?, y por otro, un artículo que hace referencia a esos slóganes que nos mandan a nosotros, los bobos que escuchamos; que pagarán más los que más tienen … ¿A quién quieren engañar?; entonces doy mi opinión, junto ambos artículos, muestro lo que sucede en otros países, y hablo de lo que ya ocurría miles de años antes; que alguien ya se había dado cuenta que cuando una persona adquiere poder, se cree que es un iluminado, que tiene la verdad de todo, que sabe de todo, que opina de todo; cuando es una persona como todos, que lo único que se le confió por un determinado tiempo la administración de algunas cosas (no de todo) y nada más. Es más, creo que incluso hasta habría que eliminar la Jubilación de Presidentes, el que quiera serlo que lo sea pero cuando termine, que se vaya para la casa (y puede sí cobrar durante un año más como ya existe para otros cargos, pero no para toda la vida).
      Y porqué doy mis opiniones en el blog?, porque no tengo en otro lugar para darla. Es gratis, no obligo a nadie que lo lea, no cobro nada, quizás a otros les sirva y hagan algo mejor; porque la educación no se construye de la nada, es una acumulación; yo hice este post gracias a que existe este software gratis que me permite tener un blog, y alguien inventó internet, y dos diarios permiten que la gente pueda leer gratis sus artículos sino nada existiría. Es mérito el artículo de muchos (si hay algún mérito) y es el resultado de mucho conocimiento de otros que le agrego una pizca del mío. Saludos, Darío

      Me gusta

      Responder

Bienvenidos! Me encanta que participen; los Comentarios no son directos ya que debo filtrar los que son agresivos o dan datos de terceros o realizan denuncias. Deben ser Comentarios del artículo (por favor, así queda integrado, que otros puedan leer todo del mismo tema), si es por otro asunto, pueden realizar una consulta por Formulario que está en el Menú (arriba). Un gusto. Cr. Darío Abilleira

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.