Pelucas. El BPS paga el 100% de las mismas para sus afiliadas activas (jubilados no): Pacientes (mujeres) sometidas a quimioterapia o portadoras de alopecia universal de cualquier etiología. El pelo humano se compra.


Leo un artículo en el suplemento Qué Pasa del diario El País, y me llamó la atención la forma en que se cotiza el pelo del humano, que se compra por gramos, como el Oro, y además depende del largo. Pero también tiene su aspecto triste la nota cuando dice que las pelucas han pasado de moda, pero existe una gran demanda por personas bajo tratamiento de quimioterapia y que el BPS las financia. Fui a la página web del BPS, para obtener más información y la verdad que no fue fácil. ¿Porqué estas cosas no son sencillas?, la sorpresa que me encontré es que está destinado sólo a «mujeres»; si un hombre se siente mal por una pérdida de pelo, el BPS no se lo paga, y a los Jubilados tampoco.

DEFINICIONES:

PROTESIS: LOS PRODUCTOS SANITARIOS QUE SUSTITUYEN TOTAL O PARCIALMENTE UNA ESTRUCTURA CORPORAL O UNA FUNCIÓN FISIOLÓGICA QUE PRESENTA ALGÚN DEFECTO O ANOMALÍA.

ASISTENCIAS ESPECIALES O PRÓTESIS ESPECIALES: LOS PRODUCTOS SANITARIOS QUE NO ESTANDO COMPRENDIDOS EN LOS ANTES MENCIONADOS CONTRIBUYEN A LA RECUPERACIÓN DE LA CAPACIDAD LABORAL DE LOS TRABAJADORES.

Ayudas para pacientes en quimioterapia

ESPECIFICACIONES Y RESTRICCIONES:

PELUCAS: Pacientes (mujeres) sometidas a quimioterapia o portadoras de alopecía universal de cualquier etiología.-.

Código Descripción Cobertura Renovación Observaciones

5.7.1 Peluca sintética con renovación cada 2 años

5.7.2 Peluca de cabello natural con renovación cada 5 años

El BPS otorga una partida en dinero para diversas prótesis (ejemplo: audífonos) a los afiliados activos amparados a los Seguros Sociales por Enfermedad del BPS (DISSE). 

REQUISITOS: 

Tener carácter de asegurado de los Seguros Sociales por Enfermedad del BPS (trabajadores de la actividad privada – Industria y Comercio, Rural, Servicio Doméstico, Construcción – comprendidos en el Decreto – Ley Nº 14.407 – ex DISSE).

DOCUMENTACION A PRESENTAR

PRÓTESIS

  • Cédula de identidad uruguaya (vigente y en buen estado)
  • Timbre profesional prótesis
  • Se presentarán recetas y/o certificaciones profesionales sin enmiendas ni tachaduras (no se admitirán órdenes, facturas, recibos de ópticas de plaza aunque vengan con la firma del oftalmólogo, etc.)
  • Se presenta certificado médico con solicitud de prótesis especificar tipo y diagnostico médico
  • Las recetas o certificaciones contarán con los siguientes datos: Fecha de expedición, cédula de identidad del beneficiario, nombre y apellido del mismo, firma del profesional contrafirma y N° registro caja profesional
  • cantidad necesaria de presupuestos según disposición general. Si para un tipo de próstesis o en el lugar de origen de la solicitud (interior) no existe dicho cupo se deberá enviar el o los presupuestos y CAPO (Comisión Asesora de Prestaciones Ortoprotésicas) actuará.

PODERES:

Solo se aceptaran Poderes en las siguientes situaciones: 

  • A personas autorizadas por los Beneficiarios solicitantes, quienes deberán fundamentar su imposibilidad de concurrir personalmente a las Oficinas de B.P.S., que sea familiar y si la persona no está vinculada en el sistema debe presentar libreta de matrimonio o partida de nacimiento.
  • A los Coordinadores, Responsables o Encargados de las ONG, quienes deberán tramitar las solicitudes exclusivamente en las Oficinas del B.P.S., se solicita nota de las ONG acreditando al apoderado con firma de las autoridades de la misma (PRESIDENTE Y SECRETARIO).
  • En ningún caso se autoriza gestionar o tramitar solicitudes de lentes a los Proveedores.

Presentar: Original y fotocopia de C.I. del apoderado y fotocopia de beneficiario

Los Poderes se entregarán en el puesto de Asesoramiento y Reserva de Números o en el sector C del SS1 del Edificio Nuevo. 

DONDE SE TRAMITA? 

MONTEVIDEO 

Oficina Central: Mercedes 1950. Sector C y se atenderá por orden de llegada en el horario de 9:15 a 16:00 hs. 

Sucursal Goes: Gral. Flores 2419 de 9:15 a 16:00 hs. 

Sucursal Belvedere: Juan Pandiani 26 bis, de 9:15 a 16:00 hs. 

Se podrá solicitar día y hora, para Sucursal Goes y Belvedere, de lunes a viernes de 8 a 20 hs. por el teléfono1997 (solamente Sucursales y Agendar para consultorio) 

INTERIOR 

Deberán presentarse en la sucursal o agencia correspondiente, con la misma documentación, de 9:15 a 16:00 hs. 

Las solicitudes podrán efectuarse indistintamente en Interior o Montevideo teniendo en cuenta: 

Las agendas de prótesis es a tiempo real por lo que los usuarios del Interior que lo deseen, podrán concurrir en los horarios habilitados para su tramitación en Montevideo.

…///

Un cambio de look lucrativo

El mercado del pelo tiene compradores y vendedores. 

El País 16/03/2013

¿Existe un precio para meses de cuidado, batallas con el peine y sesiones con el insoportable ruido del secador? Aparentemente sí. El mercado del cabello humano puede ser chico, pero existe. Y carteles, avisos en internet y clasificados en el diario son medios empleados para atraer a los potenciales vendedores. Y algunos responden.

Lucía Escardó publicó su primer aviso de compra de pelo hace ocho años, recorriendo casas en busca de materia prima para sus extensiones. Hoy en la peluquería Las Escardó -ubicada frente al reinaugurado Hotel Carrasco- dos costureras confeccionan las extensiones a partir de pelo comprado. Según Escardó los interesados son muchos, y alrededor de tres personas se acercan cada semana a vender su pelo. Pero esto no garantiza la transacción. Por ejemplo, hay casos en que las propias personas cortan mal su pelo, arruinándolo, y en otros, el pelo ofrecido es tan corto que no sirve ni para confeccionar un cerquillo.

Según Escardó, el pelo humano es muy valorado porque es difícil de imitar. Las extensiones sintéticas que se traen de China y Estados Unidos se venden, pero no se adaptan con la misma naturalidad que el cabello humano. Por ello, una buena cabellera se cotiza. En largo y en peso.

Cada gramo de una cabellera de extensión menor a los 25 centímetro la paga a 10 pesos. De 25 a 50 centímetros, 20 pesos, y más de medio metro se cotiza a 30 pesos el gramo. Como resultado, una cabellera de medio metro se puede llegar a pagar hasta 2.500 pesos. Y las extensiones que resultan pueden salir entre 5.000 y 12.000 pesos.

A Mía Pelucas llegan alrededor de 10 «proveedores» por mes. Según Oscar, empleado del local, no hay pelos malos, sólo distintos. El mas cotizado es el blanco -al parecer no hay muchos ancianos de pelo largo- y también el rubio. A más albino, más caro. El brushing y las tinturas pueden dañar su salud y por ello el pelo de hombre puede ser más valioso. Si bien no hay precio fijo, estima que medio metro de cabellera de calidad se puede comprar a 2.000 pesos.

Para el peluquero Heber Vera, la gente tiende a estimar su pelo por encima del valor real, ya que entre las puntas dañadas y el pelo arruinado, es poco el material aprovechable. Pese a que ha visto casos -los menos- en que se pagó 3.000 pesos la demanda es menor que antes. Las pelucas pasaron de moda, pero aún se venden como artículos de primera necesidad. Los principales clientes son personas con calvicie y pacientes bajo tratamiento de quimioterapia. La necesidad es contemplada por el propio estado, ya que el Banco de Previsión Social cubre el costo de la peluca que elijan los afiliados activos con pérdida de cabello.

En Mariano Pelucas, hay existencias acumuladas por más de 40 años, por lo que no suelen recurrir al público para abastecerse. Pero de vez en algún cliente ofrecer su pelo. Aunque no hay precio fijo, Mariano Sanciaca, el propietario, estima que el kilo de pelo puede valer 10.000 pesos, dependiendo de la calidad.

El perfil parece ser heterogéneo. Por la peluquería Las Escardó pasaron desde hombres que venden su pelo al ingresar a un nuevo trabajo, hasta adolescentes que necesitan plata para irse a Bariloche. Incluso fueron un par de monjas, que quería donar el valor de su pelo, antes de ingresar al convento. (FRANCISCO MARQUES)

http://historico.elpais.com.uy/suple/quepasa/13/03/16/quepasa_702482.asp

…///

Remedio de la cabeza

Hoy, 90% de las clientas de pelucas son mujeres que padecen alopecia o cáncer. Hay gran variedad en los costos y la calidad. 

GABRIELA VAZ – El País 02/09/2012

Yo me casé en el 73 y tengo dos amigas que salen en las fotos con pelucas… ¡En aquel entonces eran espantosas!», recuerda el peluquero Heber Vera, integrante del reducido grupo que en Uruguay continúa trabajando con este milenario accesorio, cuyos primeros ejemplares datan del 1500 a.C. y que desde entonces ha sido símbolo de festividad, creencias religiosas y modas pasajeras, pero hoy está casi exclusivamente vinculado a cuestiones de salud.

Vera trabaja en el negocio de las pelucas hace casi 40 años y cuenta que mucho ha cambiado su calidad; hoy las mejores no sólo no quedan espantosas, sino que son capaces de pasar por pelo natural hasta para el más entendido. «Cambió mucho la técnica del implantado; ahora se les realiza un implante natural con silicona pelo por pelo. La caída, el movimiento: todo es diferente», explica el peluquero. Y la importancia de estas mejoras reside en que este accesorio es capaz de cambiar hasta el curso de un tratamiento oncológico.

En todos los locales consultados se aseguró a Domingo que alrededor del 90% de las clientas por pelucas son pacientes de cáncer que están atravesando un tratamiento de quimioterapia, lo que les genera pérdida de cabello. También mujeres con problemas de alopecia, desatada por distintas patologías. Y en los mismos negocios se hizo hincapié en la gran incidencia que tienen las pelucas en la mejora del ánimo en cualquiera de estos casos. «Las mujeres vienen con una desazón impresionante sin saber lo que les vas a poner en la cabeza. Vienen con un terror terrible y se van con otra cara. Somos uno de los factores más importantes dentro del tratamiento; la autoestima en una persona que está atravesando una terapia por cáncer es fundamental. El paciente que se siente bajoneado es más posible que no salga. En eso nosotros tenemos muchísimo que ver», dice Vera, quien casi sin quererlo, tras tantos años de atender a mujeres en estas circunstancias, se ha vuelto un experto en la materia. A su peluquería ingresan entre seis y siete clientas con cáncer por día, asegura. Y para ilustrarlo, toma un bibliorato de su oficina repleto de órdenes del Banco de Previsión Social (BPS). Es que, tal es la importancia del accesorio, que el organismo estatal cubre 100% del monto de la peluca elegida por afiliados activos que sean pacientes con pérdida de cabello, cualquiera sea la causa.

«Las contenemos mucho, les hablamos de la medicina alternativa, de lo que les va a pasar, de cómo se van a ver… Soy peluquero oncólogo», bromea, y de inmediato explica: «A veces me hacen más caso a mí que al médico. Tengo una clienta que viene con el marido, que es médico, y yo le digo: `Estás bárbara, cuatro sesiones de quimio no es nada`, y se pone contenta, entonces el marido me dice: `No lo puedo creer. Yo le digo lo mismo y no me da bola. Se lo decís vos y te escucha`. Jugamos un papel muy importante. A los 10 o 15 días de empezada la quimio el cuerpo avisa que el pelo se va a caer, y cuando las mujeres encuentran que quedan bárbaras, a veces con un pelo más lindo que el que tenían, se sienten mejor».

Adriana, de Elite Center -un centro que trabaja con pelucas y prótesis mamarias-, coincide: «Para la mujer, que se le caiga el pelo es lo peor que le puede pasar, incluso te diría que es peor que perder una mama. Aunque el pelo vuelve, la decadencia física que implica estar pelada es como lo más injusto. La falta de una mama se puede ocultar, pero la cabeza está a la vista de todo el mundo». Aunque también admite que se ven diferencias importantes según la edad de la paciente: «Las mujeres mayores siempre buscan algo similar a su propio pelo. A las más jóvenes no les importa, igual andan peladas, vienen a dejar la peluca para lavar y se van con un pañuelo en la cabeza».

Patricia Gandaria, paciente de cáncer de mama y responsable del blog Mama Mía pensado para mujeres en esta situación, cuenta que suele haber diferentes posturas frente a la pérdida del pelo, pero siempre es un evento muy significativo. «Están quienes se cortan el pelo antes de empezar el tratamiento y se mandan a hacer la peluca con su propio cabello. Están quienes realmente se sienten muy disminuidas por la caída de su pelo. Y están las que prefiere raparse y no les importa. Pero aun a una mujer que tenga una buena forma de la cabeza, una linda cara, que sepa maquillarse, tenga mucha personalidad y no le afecte tanto esa parte, puede sucederle que tenga hijos chicos y no quiere llevar al nene al jardín y que los compañeritos le pregunten por qué tu mamá está pelada. A veces una lo hace por el entorno».

Ella misma, por ejemplo, optó por dejarse el pelo muy cortito incluso antes de saber si debía someterse a una quimioterapia o no. «Era un tema de tomar mis propias decisiones. Hay mujeres que se están bañando y de repente se quedan con un mechón en la mano; a mí eso no me iba a pasar», sostiene.

TIPOS Y PRECIOS. A través del blog Mama Mía (queridamamamia.blogspot.com), sus responsables conectan a mujeres que necesitan pelucas con pacientes que ya no las necesitan y las quieren prestar o regalar. Es que este accesorio puede resultar muy costoso, aunque hay de muy diferentes calidades y precios.

Mientas en el taller de Heber Vera sólo las confeccionan de cabello natural, en Mariano Pelucas, Elite Center y el Centro de Atención al Peluquero (CAP), las elaboran en todos sus estilos: pelo sintético, pelo natural procesado y cabello natural virgen. Las primeras tienen un costo de entre $ 1.500 y $ 6.000. «Depende de la marca. El sintético barato es como el pelo de las muñecas. El bueno, en cambio, te puede durar mucho», explica Adriana, de Elite Center. El cabello natural procesado, un escalón más arriba del sintético, puede costar entre $ 3.500 y $ 5.000, informa Gustavo, del CAP. En esos casos, el largo y la cantidad de pelo no varía demasiado el precio, como sí sucede con las pelucas de cabello natural virgen, que difícilmente bajen de $ 10.000 y, en Uruguay, pueden llegar hasta $ 35.000 (en el exterior, las hay mucho más caras).

El BPS cubre la totalidad del monto, cualquiera sea, luego de que se presenten tres cotizaciones distintas. Quedan por fuera los jubilados (a quienes el ente les realiza un préstamo), los no afiliados, «y las empleadas de algunos organismos gubernamentales, algo absurdo que hay que resolver», enfatiza Heber Vera.

Las enormes diferencias de precio se explican en la calidad. Las pelucas de pelo natural, bien cuidadas, pueden durar muchos años (ver recuadro), además de que pueden teñirse y soportan sin problemas planchita, rizadores o secador. Quienes sufren de alopecia, dado que su pérdida de cabello es permanente (y no temporal, como sucede con quienes reciben quimioterapia), suelen decantar por estas pelucas. «Hoy la moda es llevar algo muy natural, que no se note. En general la persona trae una foto para mostrarnos cómo tenía el pelo antes de perderlo y se elabora algo muy similar», sostiene el fundador de Mariano Pelucas. En los demás locales coinciden en que el método de la fotografía es muy utilizado, ya que muchas veces elaboran las pelucas por encargo, a pedido.

Heber Vera revela que la relación que se forja en la peluquería con estas clientas no perdura. «Es efímera: se atienden con nosotros mientras tienen pelucas. Después, se ve que no quieren volver al mismo lugar. Es como un episodio que quieren dejar atrás». Pero hay excepciones. Vera sigue en contacto con una chica que se presentó en su salón a los 13 años como paciente de cáncer y hoy está recibida de médica. Sonríe al nombrarla: «Es el amor de mi vida».

FANTASÍAS PARA HACER FICCIÓN

Los actores lo saben bien: el cabello suele ser fundamental en la composición de un personaje. Por eso, tanto el teatro como la industria audiovisual siguen siendo grandes clientes de los hacedores de pelucas. En Mariano Pelucas tienen desde peinados de época hasta fantasías como un accesorio con forma de barco (foto). En CAP elaboran de colores flúo para distintas obras.

CUBRIRSE POR LA RELIGIÓN

Aunque muy minoritario, la religión es otro motivo que se suma a la salud y la estética para el uso de pelucas hoy en día. Tal es el caso del judaísmo ortodoxo. De acuerdo a las leyes de esta fe, las mujeres deben cubrir su cabello una vez que se casan, como una señal de que ya no están disponibles para otros hombres. Algunas lo hacen con pañuelos, pero muchas recurren a las pelucas, y también están quienes alternan entre las dos opciones. Magalí, de 25 años, es una de ellas. Compró su peluca en Estados Unidos; de hecho, la mayoría de los ortodoxos adquieren sus pelucas en el exterior. «Es muy parecida a mi pelo de soltera», cuenta Magalí, quien asegura que, aunque al principio le incomodaba un poco, un par de meses más tarde logró acostumbrarse al cambio y pasa desapercibida en la facultad en la que estudia.

CÓMO HAY QUE MANTENERLAS

¿Cuánto dura una peluca? La respuesta varía. En el CAP aseguran que las sintéticas, como no soportan ningún tratamiento (tinta, planchita o secador), bien cuidadas pueden ser «eternas». Para Heber Vera, en cambio, se queman rápidamente con la transpiración. El coiffeur trabaja solo con cabello natural. Estas pelucas necesitan de un mantenimiento y, dado que no están adjuntas a un cuero cabelludo que segrega sebosidad, se lavan cada 20 o 30 días. Pueden durar varios años.

http://historico.elpais.com.uy/suple/ds/12/09/02/sds_660988.asp

…///

Bienvenidos! Me encanta que participen; los Comentarios no son directos ya que debo filtrar los que son agresivos o dan datos de terceros o realizan denuncias. Deben ser Comentarios del artículo (por favor, así queda integrado, que otros puedan leer todo del mismo tema), si es por otro asunto, pueden realizar una consulta por Formulario que está en el Menú (arriba). Un gusto. Cr. Darío Abilleira

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.