Las Reparaciones en las Veredas, como no es una Obra de Mantenimiento, deben Inscribirse en el BPS


SERVICIO TELEFÓNICO DE ASISTENCIA AL CONTRIBUYENTE DEL BPS 
Una pregunta 

¿Es obligatorio inscribir en el BPS las obras y reparaciones que se realizan sobre la vereda? 

Todas las obras deben inscribirse en el registro del BPS, excepto aquellas que sean de simple mantenimiento. Por ejemplo, cambiar un enchufe. Cuando se trata de obras chicas pedimos a la gente que consulte, para así saber si hay que inscribir, dado que no es lo mismo hacer una casa que cambiar una canilla. En el caso de las reparaciones en una vereda, no es una obra de mantenimiento, y por lo tanto deben inscribirse en el BPS. Esto incluye aquellos casos en que la persona realiza los trabajos por su cuenta así como cuando se contrata a un particular o a una empresa para que esta las realice. Es un trámite simple, nosotros lo ayudamos a llenar los formularios. Si bien el aporte puede no salir muy barato, es obligatorio, y una de las ventaja es que uno se cubre ante cualquier accidente laboral. Si se detecta un caso de incumplimiento, al infractor se le va a cobrar lo mismo que debería haber pagado por concepto de aportes, además de multas y recargos.

http://www.elpais.com.uy/suplemento/quepasa/una-pregunta/quepasa_697391_130223.html

…///

Solicitud de Reparación de Veredas Rotas en UTE

Última actualización: 24/09/2012 – Próxima actualización: 23/03/2013

  • ¿Qué es?

Los clientes podrán solicitar la reparación de su vereda, cuando la rotura de la misma se haya producido a raíz de trabajos realizados por UTE.

  • ¿De quién depende?
  • Entes Autónomos y Servicios Descentralizados
  • UTE
  • ¿Dónde y cuándo se realiza el trámite?

El trámite «Solicitud de Reparación de Veredas Rotas» se puede realizar en las Oficinas Comerciales de todo el país o a través de Telegestiones de UTE (0800 1930 o *1930 desde celulares).

  • ¿Qué se necesita para realizarlo?

Datos de la denuncia:
– Fecha y hora de la rotura

– Datos del vehículo y/o empresa que realizó la rotura

– Ubicación de la rotura

Datos del denunciante:

– Nombre y documento de identidad

– Domicilio

– Teléfono

– Barrio o zona

  • Tener en cuenta:
    • Costo: Sin costo
    • Forma de solicitarlo: En Oficinas Comerciales de todo el país. En Telegestiones de UTE, las 24 horas del día, los 365 días del año, a través de los teléfonos 0800 1930 desde un teléfono fijo ó *1930 desde cualquier celular, en forma gratuita para todo el país.
    • Otros datos de interés: Por consultas relacionadas al respecto u otras consultas comerciales estamos a su disposición en cualquiera de nuestras Oficinas Comerciales en todo el país o en nuestro servicio de Telegestiones, las 24 horas del día los 365 días del año, a través de los teléfonos 0800 1930 desde un teléfono fijo ó *1930 desde cualquier celular, en forma gratuita para todo el país.

http://tramites.gub.uy/ampliados?id=1397

…///

Intimación de la IMM

Las veredas

Cr. Juan Antonio Pérez Pérez | Montevideo

@| «Como sucede de tanto en tanto, acaban de aparecer comunicados de la IMM instando a los vecinos a reparar las veredas que dan frente a sus fincas, so pena de hacerlo por ellos y trasladarles el costo.

Es esta una cuestión que, no por repetida, deja de resultar impropia. Se trata de responsabilizar a un ciudadano por hechos que escapan a su control, cuestión que no resiste el menor análisis ético. ¿Por qué alguien tiene que reparar daños que fueron producidos por terceros en bienes que son del dominio público? Por si fuesen necesarios, aportamos ejemplos de situaciones posibles:

¿Qué debería hacer el propietario si descubre que en la madrugada un grupo de personas se entretienen en romper las baldosas para arrojárselas? Aún contando con el rápido y diligente apoyo de la policía, no podría impedir el daño. ¿Tiene que pagarlo?

¿Cómo se asegura que cuando hay tendidos subterráneos quien los realiza cumpla con dejar la vereda en las mismas condiciones? Aún contando con que se restaure el tendido de baldosas, ¿debe controlar que no falta ninguna o que todas son las apropiadas? Si constata que hay alguna falla, ¿a quién se dirige?

¿Qué pasa cuando se va de vacaciones? ¿O cuando está ausente por otras razones? ¿Debe dejar guardia?

¿O cuando alquila el inmueble? ¿Debe imponer al inquilino la obligación de avisarle en el caso de la eventualidad de daños?

Nótese que con el mismo criterio, también debería hacerse responsable a los propietarios de las roturas de la calzada frente a sus inmuebles, porque estrictamente ¿cuál es la diferencia? ¿Dónde está el límite en la responsabilidad por bienes públicos que no controla? ¿En el cordón de la vereda? ¿Por qué? ¿Cuál es la razón evidente?

¿Y por qué no hacerlo también responsable de las columnas de tendido de cables eléctricos o de las plazas públicas frente a su propiedad? Hay ciudades como Londres en que existen plazas costeadas y mantenidas por quienes tienen sus propiedades frente a ellas, pero -pequeño detalle- no son públicas, están cercadas y sus portones lucen candados para asegurar que su uso y control pueda ser ejercido por quienes las mantienen.

Me animo a imaginar que el origen de este malentendido es alguna norma municipal que cuando comenzó la urbanización de Montevideo haya obligado a quien construía inmuebles en un terreno baldío a aportar la vereda a su costo. Sin entrar a valorar si corresponde imponer esa carga, sí es claro que esta medida no tiene la inconsistencia que venimos de señalar, porque se agota en el sacrificio de construcción de la vereda. De ahí en más, se pierde el control de su uso y manejo y, por lo tanto, como va dicho, es absurdo imponerle la carga de mantenerla en condiciones adecuadas.

Para nuestro Código Tributario, es tributo la prestación pecuniaria que el Estado exige, en ejercicio de su poder de imperio, con el objeto de obtener recursos para el cumplimiento de sus fines. Si bien ateniéndonos a esa definición, éste no lo es por- que no se trata de una prestación en dinero sino en especie, es evidente que participa de las otras cualidades, si se quiere más relevantes para definir este tipo de obligaciones. Hay en esencia la imposición de un sacrificio económico a una persona para posibilitar que el Estado cumpla con alguno de sus fines, como lo es mantener los bienes públicos en condiciones de servicio.

Dejo a los expertos en Derecho Constitucional si la imposición por una Intendencia de esa obligación a sus vecinos no viola normas constitucionales.

Pero me reafirmo en la idea que, aunque ello no sea así, no es ético imponer a alguien la responsabilidad de reparar daños sufridos por bienes que no está en posibilidad de controlar».

http://www.elpais.com.uy/13/02/17/ecos.asp

…///

Sueños y veredas rotas

DIEGO FISCHER

La Intendencia de Montevideo salió a intimar a los vecinos a que reparen sus veredas. Aduciendo el Digesto Municipal (en un artículo incorporado en 1973), la administración capitalina dio un plazo de 45 días para que los montevideanos que tengan su vereda rota, la reparen, so pena de ser sancionados con una multa o realizando la propia intendencia los arreglos correspondientes y cargando su costo a los tributos municipales.

«No es solo una cuestión de imagen, es de salud, de solidaridad con quienes tienen mayores dificultades para transitarlas y también de eficiencia», señala el comunicado del gobierno departamental. No es un chiste; si no me cree entre usted mismo en la página web (www.montevideo. gub.uy/noticias/la-ciudad-y-sus-veredas). Las leyes se han hecho para cumplirlas. Es la base y el fundamento de una sociedad democrática en la que rige el Estado de Derecho. No siempre sucede así pero así debería acontecer. El ejemplo tendría que partir del propio gobierno ya sea a nivel nacional como departamental, por aquello de que la caridad bien entendida empieza por casa.

«La conservación y mejoramiento de las veredas implica variados aspectos. Algunos tienen una función estética que incide en la imagen de la ciudad. Y siendo Montevideo el principal destino turístico del país, lo que se da en todas las épocas del año, el estado de las veredas tiene que ver con ello», subraya el comunicado mencionado. Yo me pregunto: ¿el que redactó dicho texto dónde vive? ¿En París, Madrid, Lugano o Ginebra? ¿Será -quizás- un humorista con buena pluma? ¿Estaría fumando un porro cuando escribía, o simplemente nos tomó por zapallos?

Montevideo es un basural, a esta altura, endémico. Debe ser la ciudad peor iluminada del país y de la región. El tránsito se ha convertido en una pesadilla, los monumentos y espacios públicos son atacados permanentemente, sin que las autoridades competentes hagan nada. En contrapartida, sus habitantes pagan impuestos más altos que en las más hermosas ciudades europeas.

Para intimar y salir a amenazar a la gente a que cumpla con las normas, hay que tener autoridad moral. No se puede exigirle a un vecino o a cualquier ciudadano lo que las propias autoridades no hacen. No solo se prédica sino también se gobierna con el ejemplo. ¿O acaso el tema de la limpieza de la ciudad, de su iluminación, del tránsito, del cuidado de sus parques o avenidas, no son cuestiones de salud, solidaridad e imagen? ¿Conoce usted a algún montevideano que haya intimado a la Intendencia por no cumplir con sus obligaciones fundamentales y básicas?

Cconcluye el comunicado de la Intendencia citando al escritor Italo Calvino: «Las ciudades, como los sueños, están construidas de deseos y de miedos…». El deseo de los montevideanos hoy es vivir en una ciudad digna y el miedo está en que quienes gobiernan, no cambien cuando se cumplan 25 años consecutivos de mandatos.

http://www.elpais.com.uy/130216/pciuda-696176/ciudades/suenos-y-veredas-rotas/

…///

Jorge Rodríguez (IMM): «Estamos convencidos de que los montevideanos van a colaborar» con el plan para mejorar las veredas

18.02.2013 de Radio Espectador

¿Quién debe reparar las veredas de Montevideo? ¿Los vecinos, a su propio costo, o la Intendencia? La pregunta ha venido debatiéndose desde que la semana pasada la comuna divulgara un comunicado intimando a los propietarios de viviendas y comercios a reparar sus veredas. El prosecretario de la Intendencia de Montevideo,Jorge Rodríguez, explicó en diálogo con En Perspectiva que el Digesto Municipal establece que son los ciudadanos quienes deben hacerse cargo de las veredas linderas a sus propiedades. Aseguró que «hay una responsabilidad clara de la Intendencia de hacer cumplir la normativa» y explicó cómo se procederá: la Intendencia enviará la intimación al vecino y apelará a su «buena voluntad» para que repare la vereda. En caso de que no lo haga, la comuna asumirá dicha reparación y la cobrará en cuotas. «Somos optimistas, creemos que la inmensa mayoría de los montevideanos que van a recibir en estos días una nota pidiéndoles que reparen sus veredas van a hacerlo», sostuvo Rodríguez.

(emitido a las 9.01 Hs.)

ROMINA ANDRIOLI:
Los médicos recomiendan, para mantener un buen estado físico y llevar una vida sana, caminar por lo menos entre 30 y 40 minutos por día. Pero si su idea es caminar por la ciudad de Montevideo, no se distraiga con el paisaje: mire abajo y cuide por dónde camina.

El estado de las veredas en la capital del país dista mucho de ser el ideal. Por todos lados nos encontramos con baldosas flojas o rotas, tramos enteros en los que directamente no hay baldosas, raíces emergidas y otra cantidad de obstáculos que se les presentan a quienes caminan por ellas. Y eso sin hablar de quienes tengan alguna dificultad para caminar o deban recorrerlas empujando un carrito de bebé o una silla de ruedas, por ejemplo.

Por eso, la Intendencia de Montevideo (IMM) volvió a intimar a los vecinos que tienen su vivienda o comercio en varias calles y avenidas de la ciudad a que construyan o reparen sus veredas. La medida  ha despertado todo tipo de críticas. Cuando tratamos el tema aquí la semana pasada,muchos oyentes se comunicaron para darnos su opinión al respecto. La mayoría de ellos se expresaban hasta con indignación, porque entienden que la Intendencia debería mejorar mucho la calidad de los servicios que brinda antes de exigirles más a los vecinos.

Por eso, esta mañana les proponemos conocer cuál es la justificación de esta medida, en diálogo con el doctor Jorge Rodríguez, prosecretario general de la IMM.

Empecemos por el aspecto más básico, el artículo D2179 del Digesto Municipal, que indica lo siguiente: “Los propietarios de los predios linderos a las vías de tránsito del departamento de Montevideo están obligados a construir veredas a su exclusivo cargo en los lugares y condiciones que determine este, a mantenerlas en buen estado de conservación y a reconstruirlas cuando su estado, a juicio de la Intendencia, no permita una reparación adecuada”.

Esto es la reglamentación, no hay dudas con respecto a ella: los propietarios son quienes deben reparar las veredas. Vayamos a la justificación de estos argumentos: ¿por qué son los vecinos quienes deben reparar las veredas?

JORGE RODRÍGUEZ:
La justificación que ustedes hicieron al inicio del programa es muy clara. Nosotros somos muy críticos de la situación de las veredas de Montevideo, y parece un tema menor, pero es un tema central en la vida y en la calidad de vida de todos los montevideanos todos los días. El estado de las veredas hace a la calidad de vida de las personas que viven en Montevideo, por todos esos motivos que tú dijiste; para cualquier persona, muy especialmente para la tercera edad, para la gente que anda con carritos, con silla de ruedas, que sufre algún tipo de discapacidad, eso es claro. Y si bien en algunas partes de la ciudad las veredas están muy bien, en otras están muy mal. Entonces hay una responsabilidad clara de la Intendencia de hacer cumplir la normativa para mejorarlas. Eso como marco general.

¿Por qué son los vecinos? Eso es algo histórico. Esa norma que ustedes acaban de leer fue aprobada por la Junta Departamental a fines del 72, principios del 73, y tiene como antecedentes normas mucho más viejas. Esta es la última redacción, pero en la Intendencia todos quienes tienen memoria recuerdan que esa norma es simplemente una actualización de otras mucho más viejas. Siempre en el gobierno de Montevideo se ha aplicado este criterio de que el poseedor del predio frentista, sea de un edificio –los copropietarios–, de una casa, de un comercio, tenga la responsabilidad de la vereda que está frente a su propiedad. Hay una razón histórica en este sentido. Nunca se ha debatido en la Junta Departamental o en el sistema político montevideano, no recuerdo que se haya debatido el pasaje de la responsabilidad directamente a la Intendencia. En todo caso, si esto ocurriera, implicaría unos costos y una cantidad de derivaciones presupuestales que también habría que tener en cuenta.

ROSARIO CASTELLANOS:
O no. Aunque siga vigente la responsabilidad sobre la vereda, el vecino no necesariamente tiene que ser el responsable de la ejecución. ¿Por qué no pensar en un sistema mixto? La vereda efectivamente es de uso público, mucho más público que privado del señor que la enfrenta, entonces, si la Intendencia piensa que no puede cubrir el mantenimiento con sus impuestos, ¿por qué no pasarlo a la Contribución inmobiliaria cada vez que se tenga que reparar una vereda? Acá hay una intimación con un determinado tiempo, que puede no coincidir con el presupuesto del propietario, pero que además implica multa más precio de la construcción en caso de que lo haga la Intendencia, hay una penalización más allá de los costos. Creo que si esto no fue revisto, es responsabilidad de las autoridades, porque el argumento de la historia en un decreto como el Digesto no es de demasiado recibo. Si usted considerara que esto debería ser reconsiderado, parece que podría ser un planteamiento de la propia Intendencia a la Junta. ¿O no?

JR – El planteo que hace usted en parte lo compartimos, y de hecho en el período de la administración Ehrlich, en el período pasado, se aprobó un decreto que creó el Fondo Rotatorio.

RC – Pero lo termina pagando la persona con su multa.

JR – No, no con la multa, con el costo de la reparación. Convocamos a los montevideanos a que arreglen las veredas, y si no las arreglan, pueden ser pasibles de una sanción. Pero lo que menos nos interesa es salir a cobrarles multa a los montevideanos porque no arreglan la vereda, el presupuesto de la Intendencia no va a variar mucho por que cobremos o no ese tipo de multas. Lo que queremos es que arreglen las veredas. En caso de que no las arreglen y lo tengamos que hacer nosotros, que es lo que el Digesto Municipal prevé, se le cobra al poseedor del bien –además se puede cobrar en varias cuotas, ni siquiera está previsto que se cobre al contado, depende del monto–, un dinero que no va a Rentas Generales, sino que va a un Fondo Rotatorio con el cual se siguen construyendo más veredas cuando la gente no pueda hacerlo.

Ustedes dicen que capaz que es mejor que la Intendencia haga las reparaciones y las cobre después con la Contribución inmobiliaria. Eso está previsto en el Fondo Rotatorio, es así.
    
RC – No es lo que dice la intimación.

JR – Dice las dos cosas.

RC – Claro, pero el mayor temor de la gente es tener que pagar la multa, además de pagar la vereda, porque si se divide en cuotas es bastante más fácil.

JR – Lógico. La Intendencia convoca a la buena voluntad de los vecinos, a que arreglen sus veredas. En el caso de que no lo hagan la Intendencia va a asumir la reparación de esa vereda y la va a cobrar en cuotas, y lo que cobre va al Fondo Rotatorio, con el cual se va a seguir avanzando en el plan.

RA – Ahí no le aplica la multa, entonces.

JR – Se le puede aplicar la multa.

RA – Puede, pero no es obligatorio.

JR – No es obligatorio, lo vamos a evaluar en el momento. Suponemos que va a haber una respuesta masiva favorable, es lo que estamos percibiendo, en las distintas consultas, en las distintas salidas, en los distintos barrios estamos percibiendo que la gente ve bien el plan de mejorar las veredas de Montevideo. Aspiramos a que el montevideano asuma esa responsabilidad colectiva de mejorar su cuadra, y por lo tanto su vivienda y su barrio. Es un aporte a una realidad colectiva, a una construcción colectiva que son el barrio y la ciudad. Somos optimistas, creemos que la inmensa mayoría de los montevideanos que van a recibir en estos días una nota pidiéndoles que reparen sus veredas van a hacerlo.

RC – ¿La nota implica una evaluación de la vereda? Porque hay distintos tipos de necesidades, algunos van a tener que hacerla de nuevo prácticamente, en otros casos será una obra mucho menor, ustedes les indicarán faltantes. ¿En cada caso la nota implica que hubo una inspección que evaluó la condición de esa vereda en particular?

JR – Claro. Lo que ustedes vieron en la prensa es una cuestión genérica, pero luego va un inspector del Centro Comunal a recorrer las avenidas que están marcadas en el llamado. El llamado tiene dos partes, una primera que es un llamado genérico a todos los montevideanos, y una segunda que dice: “En la primera etapa vamos a exigirlo en estas avenidas y en estas calles”.

RA – Se detalla por municipio. En el caso del Centro, se menciona Colonia entre Andes y Julio Herrera; San José, Soriano, Canelones, Maldonado y Durazno también entre Andes y Julio Herrera, y bulevar Artigas entre Rambla y Nueva Palmira. Hay detalle de otros municipios, no vamos a leerlos todos, después lo colgamos en el para que los vecinos puedan acceder al texto completo.

JR – Esa lista se hizo en consulta con los municipios. Si bien esto es una obra central de la Intendencia, les solicitamos a los municipios que propusieran qué calles, qué avenidas eran las prioritarias para ellos en un Plan Veredas. Cada uno de los municipios elevó una propuesta y la Intendencia hizo una selección de lo que parecía más urgente. Buena parte de las propuestas de los municipios no está contemplada en esta primera etapa, estará contemplada en las siguientes etapas del plan.

Voy a la pregunta anterior. El inspector tiene que ver in situ, tiene que pararse frente a la propiedad y mirar la vereda; y es de Perogrullo, pero si la vereda está bien, no va a haber ninguna intimación, la intimación solo se produce en el caso de que haya que reparar la vereda. El inspector va a establecer en la intimación que tiene que reparar tantos metros de la vereda. La persona que recibe la intimación tiene la oportunidad de ir al Centro Comunal, asesorarse, preguntar todo lo que quiera sobre el tema, y tiene un plazo de 45 días. Cuando ese plazo esté por vencer vamos a evaluar si fue suficiente, si no lo fue, tenemos potestad de prorrogarlo, pero como todo plazo inicial, aspiramos a que se cumpla dentro de esos 45 días. A partir de ahí hay una relación entre el Centro Comunal y el vecino en el sentido de cómo se va a desarrollar esa obra.

RA – ¿El vecino tiene que pedir permiso para iniciar la obra?

JR – Está previsto en el Digesto que pida permiso. Nosotros queremos desburocratizar lo más posible, no queremos que todos los montevideanos salgan a hacer una serie de gestiones burocráticas, lo que queremos es que puedan hacer la obra. Por tanto, nos alcanza con que concurran al Centro Comunal y se informen. Seguramente cuando se los intime se les va a indicar el tipo de vereda que tienen que hacer, y se van a evacuar todas las dudas.

RC – Hay otra pregunta que tiene que ver con el cómo. Porque cuando uno pide un permiso para una determinada construcción, aparece una firma técnica que se responsabiliza del resultado y el sistema. Entre otras cosas se responsabiliza, por ejemplo, de que los obreros que la realicen cumplan con todas las normativas que la ley establece en cuanto a pago de beneficios. ¿Cómo se controla eso? ¿Cómo se hace para controlar si el vecino que va a arreglar la vereda, que de pronto es un pedazo grande, lo hace él mismo o contrata a una persona para hacer una changa sin pagar un peso de BPS? Se supone que hay que controlar también ese aspecto, no se puede permitir que se contrate trabajo en condiciones irregulares. ¿O sí?

JR – Naturalmente, aspiramos a que se haga todo dentro de la normativa vigente, eso está fuera de discusión.

RC – ¿Quién lo controla?

JR – En el diálogo que se tenga con el Centro Comunal sobre cómo se va a llevar adelante la obra se le van a indicar todas al vecino las posibilidades y todo lo que tiene que hacer.

RA – Una pregunta de los oyentes que se repite con frecuencia: ¿qué pasa con las veredas que están rotas como consecuencia de eventos sobre los que no tienen responsabilidad los propietarios de las viviendas? Por ejemplo, las raíces de los árboles, las obras realizadas por otros organismos que implicaron destruir parte de la vereda y que luego no la reconstruyeron.

JR – En ese sentido no hay ningún inconveniente, el propio Digesto Municipal lo prevé. Si yo frente a mi casa tengo un árbol que es responsabilidad de la Intendencia al que le crecieron las raíces en forma desmesurada, me levantó toda la vereda, yo hice la denuncia y la Intendencia todavía no ha hecho el tratamiento adecuado de raíces, por supuesto la responsabilidad es de la Intendencia. Por lo tanto, si algún vecino está en esas condiciones y es intimado a arreglar la vereda, basta con que se acerque, explique la situación; la Intendencia va a entender, va a tratar las raíces y enseguida va a asumir la reparación de la vereda. Lo mismo los organismos públicos, si es evidente que la vereda está en mal estado porque algún organismo público realizó alguna refacción y no la arregló, el vecino explica esa circunstancia y la Intendencia intima directamente al organismo público en cuestión para que efectúe la reparación.

RA – ¿Cómo se trabaja habitualmente ese control? ¿Cómo hace la Intendencia para controlar?

JR – La Intendencia tiene una unidad especializada, la Ucriu (Unidad de Control y Coordinación de Redes de Infraestructura Urbana), que depende del Departamento de Acondicionamiento Urbano, que se especializa en la relación con los otros servicios públicos para la coordinación de tareas. No es una tarea fácil, pero es muy necesaria. En esta primera etapa, relevamos todos los locales de organismos públicos en el departamento de Montevideo y la semana pasada enviamos una carta a todas las autoridades de todos los organismos públicos con sede en el departamento de Montevideo, invitándolos a que colaboren arreglando sus veredas. En el segundo semestre del 2012 la Intendencia relevó la situación de las veredas de sus locales y en los últimos meses del año pasado arregló las veredas de 160 locales que no estaban bien. Reparamos o hicimos veredas de 160 locales y de cuestiones nuestras como el cementerio del Buceo, el cementerio de La Teja, el cementerio del Cerro y varias instituciones municipales más. Y estamos pidiendo la máxima colaboración al Estado para que todos sus organismos hagan lo mismo.

RC – ¿No hay intimación para el Estado? ¿No hay 45 días?

JR – Va a haber intimación, lo primero que hicimos fue una nota formal dirigida a las autoridades pidiéndoles colaboración, y en el caso de que no tengamos respuesta vamos a tener que intimarlos.

***

RC – En los 18 artículos que componen esta parte legislativa del Digesto que se refiere a las veredas no hay una sola mención al tipo de veredas y cómo se deben construir. Y ahí está el resultado: Montevideo es una verdadera colcha de retazos en materia de baldosas, cuando las hay. Porque además hay otro aspecto que tampoco está contemplado: hay zonas de Montevideo, como los barrios jardín, donde las veredas tienen determinada disposición en determinada área que luego tienen que completar por ejemplo con césped. Si uno recorre las calles de Carrasco, ve que una cantidad de personas han optado por simplemente convertir toda la vereda en césped, entre otras cosas para que no les caminen al lado de la casa. Entonces, ¿se puede hacer cualquier cosa con las veredas? ¿Se puede poner canto rodado, como he visto, para que no caminen, césped, pórtland lustrado, baldosas de goma, que estuvieron autorizadas y de moda en algún momento? ¿Dónde está especificado eso?

JR – Eso está todo en el Digesto Municipal. Usted seguramente tiene el capítulo 1 de Disposiciones generales, pero son cinco capítulos, y en los siguientes capítulos se explica y establece el tipo de veredas que conviene a cada una de las zonas de Montevideo. Por eso invitamos a los vecinos a que se asesoren en el Centro Comunal. Eso está previsto en el Digesto, está previsto por zonas, por avenidas, por barrios, el tipo de veredas que hay que hacer. En general, en las zonas que están comprendidas en esta etapa es fácil darse cuenta, porque hay una continuidad, pero de cualquier manera es conveniente asesorarse. El Digesto es muy completo en eso y está previsto específicamente el tipo de vereda para cada zona de Montevideo.

RA – Pero por ejemplo, ¿en lugar de baldosas se puede hacer una gran planchada de cemento? ¿Eso está permitido?

JR – No, depende de la zona. En las zonas incluidas en esta convocatoria no. En estas zonas es la baldosa.

RC – Pero puede ser cualquiera, la de nueve panes, las de rayitas amarillas, cualquiera, pero baldosa de vereda.

JR – Sí, tiene que ser baldosa, específicamente se establece que no puede ser material resbaladizo.

RC – Ni siquiera desgastado.

JR – Todo ese tipo de cosas está previsto específicamente.

RA – ¿Los propietarios de predios que están ubicados sobre una esquina tienen que hacer también el acceso para discapacitados, por ejemplo?

JR – No, el acceso para discapacitados es responsabilidad nuestra. Ahora lo estamos extendiendo a todo 18 de Julio, las veredas de 18 las asumió la Intendencia directamente, y además está haciendo el rebaje para hacerlas accesibles, que va desde la plaza Independencia hasta el Obelisco, y lo mismo estamos haciendo en 8 de Octubre también. Vamos a hacer desde Garibaldi o desde el túnel hasta por lo menos Pan de Azúcar con accesibilidad.

RC – No solo 18 de Julio, la Intendencia ha asumido también otras avenidas. Y ese es otro de los argumentos que nos han esgrimido algunos oyentes: “Qué injusto, yo no vivo en 18 y tengo que pagar mi vereda, y los frentistas a 18, que muchas veces son muy buenos edificios y otros muy buenos comercios, pudieron eludir esa responsabilidad”. ¿Eso no crea una situación desigual entre los vecinos?

JR – Puede generarla, pero tenemos la impresión de que 18 de Julio tiene una carga simbólica para la ciudad muy especial. La Intendencia tiene como objetivo este año mejorar sustancialmente 18 de Julio, la Junta Departamental está por aprobar una nueva legislación sobre las marquesinas, esperemos que pueda votarla en marzo.

RC – Y esperemos que finalmente se aplique, porque mire que ha habido intentos en esa materia.

JR – Sí, desde hace mucho tiempo. Se está estudiando un decreto que es muy completo y muy complejo sobre la publicidad en Montevideo. Ahora le pedimos a la Junta que desglose el capítulo de aplicación para 18 de Julio, para no esperar que se apruebe toda la normativa. Es algo que se puede aplicar a otras avenidas, pero en particular lo hemos asumido en 18 de Julio, por la carga simbólica que tiene y porque además efectivamente tiene un uso mayor que cualquier otra de gente que no solo vive ahí.

RA – Por otro lado, la semana pasada cuando hablábamos de este tema en el programa, muchos oyentes se comunicaban para decir que antes de fiscalizar y multar a los vecinos que no cumplan con su deber de cuidar las veredas la Intendencia debería cumplir con sus propios deberes de forma más eficiente. Por ejemplo, mantener limpia la ciudad, evitar el desborde de los contenedores, mejorar el ordenamiento del tránsito, arreglar las calles, etcétera. ¿Qué responde a ese comentario que está tan extendido?

JR – El comentario es de justicia en el sentido de que los montevideanos tienen que exigirle a la Intendencia que cumpla con todo eso. La Intendencia trata de realizar y hace su mejor esfuerzo en llevar adelante el cumplimiento de todos y cada uno de sus servicios. Estamos haciendo un esfuerzo importante, en algunos de los ítems que usted menciona creemos que hemos avanzado. Este es un tema polémico, pero yo estoy convencido de que la ciudad hoy está más limpia que hace un año, y creo que se está avanzando en el esfuerzo en limpieza, en tránsito, en el mejoramiento de las vías, en el bacheo de la ciudad, en los espacios públicos.

RA – Usted ha dicho que la Intendencia tiene que “ganar autoridad moral”.

JR – Sí, usé esa frase el otro día cuando hablé de los 160 locales que habíamos hecho, dije: “La intendencia, antes de intimar a los montevideanos y pedirles la colaboración, lo primero que tiene que hacer es arreglar sus propias veredas. No puede pedirles a los demás que arreglen sus veredas si no arregla las propias”. Por eso arreglamos los 160 locales que evaluamos que no estaban bien. Naturalmente, todos y cada uno de los montevideanos pueden tener su valoración de cómo se están llevando adelante los servicios, pero la Intendencia está haciendo un gran esfuerzo por llevarlos adelante, y con esa perspectiva, con esa mirada de ir mejorando la ciudad en todos los aspectos, pedimos la colaboración de los montevideanos en una construcción que es colectiva. Y somos muy optimistas, estamos convencidos de que los montevideanos van a colaborar.

RA – ¿Qué pasa si eso no sucede? Cuando termine el plazo de la intimación que ustedes han establecido, ¿se va a aplicar la multa o la Intendencia va a hacer la reparación directamente?

JR – El Digesto nos habilita a aplicar la multa, pero vamos a evaluar en su momento cuál es el grado de cumplimiento, los procesos de cumplimiento antes de aplicar multa o ir directo a la reparación, lo estudiaremos en cada caso.

RA – ¿A cuánto asciende la multa?

JR – A partir de 5 UR. La UR está en 600 pesos, más o menos.

RA – ¿En otros casos se han aplicado multas importantes en cantidades?

JR – Hay antecedentes de multas aplicadas, no masivamente.

***

http://www.espectador.com/1v4_contenido_print.php?id=258767

…///

Haz lo que digo pero…

Plazos de la IMM

Noemí Da Cunha | Montevideo

@| «Para la IMM hay 2 tipos de plazos: 1) Plazo perentorio para que los vecinos arreglen las veredas: 45 días. 2) Plazo para que la IMM arregle las veredas que ella mismo destruye: indefinido.

Esta es la crónica de la burocracia que hace que la IMM pueda demorar hasta más de 6 meses para resolver un problema que, como consecuencia, deja la vereda destrozada por los propios funcionarios que la rompieron, para realizar una tarea indicada por la misma IMM.

Caso concreto: en el frente de nuestra torre de apartamentos, sita en Cavour y D`Azeglio, había un árbol enorme, cuyas raíces estaban levantando la vereda y ya habían penetrado en el interior del baldosado que rodea la torre. Informada telefónicamente sobre pasos a seguir para resolver tal inconveniente, me indican que me dirija al CCZ Nº 4, que es el que corresponde a la zona. Concurro a principios de julio de 2012. Allí toman nota de los detalles de la situación y me contestan que la misma pasará a la ingeniera Graciela Antonaccio, única ingeniera de arbolado para cubrir los CCZ 4 y 5 (Parque Batlle y Pocitos) y que atiende telefónicamente solo un día a la semana y durante 2 horas. Como pasaban las semanas y no recibía ningún llamado, ni veía que alguien se aproximara para encarar el tema o que me hicieran saber telefónicamente, que `el tema estaba siendo atendido`, el 1º de agosto volví al CCZ, donde me indicaron que la ingeniera ya había visitado el lugar, que el árbol estaba registrado en su inventario y que constató que lo que denunciaba era real; que iría una cuadrilla a encargarse del tema. Me entregaron una tarjeta con el Nº de expediente, para que cada tanto me contactara y preguntara por el trámite: Expediente Nº 74167).

Llega setiembre y nadie acude a iniciar los trabajos. El temporal de ese mes arranca la mitad de la copa del árbol, la que cae atravesando la calle de una vereda a la otra. Por suerte y excepcionalmente, no había ningún auto estacionado, lo que no es común ya que en el edificio hay 30 apartamentos y no tenemos garajes; nos salvó la hora del siniestro ya que los vecinos debían estar trabajando. Concurren los bomberos y trozan el enorme ramaje que impedía la circulación vehicular, lo depositan sobre nuestra vereda y se retiran. Pasan unos 20 días y viene un camión de la IMM que retira dichas ramas. Allí quedó el árbol, erguido y con la mitad de su copa. No sabía si ello afectaría su equilibrio…

Ya en noviembre, viene otra cuadrilla y corta lo que quedaba del follaje, pero no lo retira. Ahora queda una porción del tronco de más o menos un metro de altura, esperando por el paso siguiente, y todo el ramaje tirado que ocupa gran parte de la vereda. Como a la semana, viene otra cuadrilla, pero solo se encarga de recoger lo que dejó la cuadrilla anterior. Finalizando noviembre, viene la 4ª cuadrilla (cada una de las que vinieron, estaba integrada, como mínimo, por 6 funcionarios) y procede a arrancar lo que quedaba del árbol, incluyendo partes de las extensas raíces. Como consecuencia, dejaron una zanja en la vereda de más o menos 1,50m de diámetro, en la que volcaron un poco de los escombros para que no quedara tan profunda.

Hoy, a casi 3 meses de esa última operación, la zanja sigue en las mismas condiciones ya que nadie más acudió para finalizar el trabajo.

Tiempo total aproximado desde que se dio el primer paso para que la IMM resolviera el problema: 7 meses y la vereda está sin el árbol pero con la zanja, que nos recuerda día a día, de su existencia…

`Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago`.»

http://www.elpais.com.uy/130219/pecos-696792/ecos/la-voz-del-lector/

…///

Reparación de veredas

R.T. | Canelones

@| «La Intendencia de Montevideo con su habitual política coercitiva, y a decretazos, obliga a los propietarios de determinados barrios a reparar las veredas.

Era tradición en la ciudad que ese trabajo fuera función de la IMM, con el dinero de los impuestos municipales y contribución inmobiliaria. De otra forma no se explica para qué es ese dinero. La patente de los autos debería ser para arreglar las calles, alumbrado público que nos cobran para iluminar la ciudad, impuestos municipales, no sé cuál debería ser el destino del mismo. Sí sé que hay que pagar suntuosos sueldos a los miles de empleados que tiene la Intendencia de Montevideo.

Pero analicemos cómo y quién rompe las veredas. En la mayoría de los barrios de Montevideo las veredas las rompen las empresas públicas: UTE, OSE, Antel y/o empresas contratadas para la instalación de cables, gas, saneamiento, etc. ¿Cómo las rompen? Luego de hacer alguna reparación debajo de las veredas, lo primero que hacen es cortar las raíces de los árboles (en las que hay) y que molestan para los trabajos. De esta manera se debilitan los árboles y al tiempo caen levantando veredas y vuelta a repararlas. Pero la causa más importante de la rotura es que las empresas que realizan trabajos debajo de las veredas, luego, cuando tapan y colocan las baldosas no les hacen contrapiso. De esta manera ahorran mucho dinero en material y mano de obra. Al no hacer un buen contrapiso con malla, las baldosas al poco tiempo se hunden y se rompen; sobre todo a la salida de los garajes.

Pero el objetivo principal de reparar las veredas no es mejorar la ciudad, es dar trabajo a empresas que pagan aportes, los correspondientes, y así el Estado recauda dinero por impuestos, aportes al BPS.

Ciudadano, no vaya a hacer reparar la vereda con un albañil conocido, o un portero para darle una `changa`, porque pasarán los inspectores del BPS para ver si hace los aportes correspondientes y si no, multa».

http://www.elpais.com.uy/13/02/28/ecos.asp

…///

Obligaciones de la IMM

Orlando Sosa | Montevideo

@| «Mucho se ha hablado últimamente de las exigencias de la I.M.M. para con los contribuyentes, sobre reparación de veredas, pero ¿quién le exige a la I.M.M. sus obligaciones?

Pago todos mis tributos de la I.M.M., patente, seguro, computest, etc., pero hace más de 2 años que al circular por Avda. Rivera, vengo soportando tener que esquivar las vallas puestas en una torre, así no haya nadie trabajando, como es el caso de la licencia de la construcción.

Hace cinco miércoles (23/1/2013), por Avda. Rivera, entre Meliton González y Senda Vehicular Buceo, hay dos perforaciones de aprox. 1 m x 0,50, lo cual con sus señales ocupa una de las dos sendas hacia el Centro.

¿Será tan difícil tarea habilitar antes que comiencen las clases ya que hay dos centros de estudios enfrente?

En el mismo período, sobre la calle Zum Felde, una empresa ha construido desde cero aproximadamente un kilómetro de calle con cordón incluido.

Son dos obras que se llevan a cabo con actitudes diferentes por parte de quienes las realizan.»

http://www.elpais.com.uy/13/02/25/ecos.asp

…///

Arreglo de veredas

A. Formento | Montevideo

@| «Le preguntaría a la Intendencia Municipal de Montevideo, cómo procederá para multar a aquellos vecinos que viven en barrios marginados, y otros que no lo son, pero que posiblemente no posean los recursos suficientes para pagar las obras de reparación de las veredas del frente de su casa, cuando en muchos de estos lugares las mismas están rotas o nunca se han hecho.

¿Cuál será el límite barrial para salir a multar? ¿Se multará en toda la ciudad o solo en algunos barrios?

¿Si yo realizo una obra con mi dinero, pondré las reglas para su uso?

Así hace el Estado cuando realiza obras, multa o cobra por su uso, como ser peajes en rutas, multas por transitar camiones por donde no deben, multas por ensuciar una fachada, un monumento etc., multas por dañar cartelería o señales de tránsito, etc.

Son dudas e interrogantes que surgen. Veremos cómo y hasta dónde proceden.»

http://www.elpais.com.uy/13/02/25/ecos.asp

…///

Intiman a IMM a arreglar sus veredas

Rambla. Edil dice que recurrirá a la Justicia si la Intendencia no la repara en 45 días 
A. LÓPEZ REILLY / G. PÉRGOLA

El edil colorado Flavio Beltrán intimó públicamente a la IMM a que repare las veredas de la rambla en un plazo de 45 días, el mismo que la comuna le dio a los vecinos para hacer lo propio frente a sus casas. Si esto no ocurre, recurrirá a la Justicia.

La norma vigente le da la razón a la Intendencia de Montevideo, pero muchos vecinos y actores políticos entienden que es extemporánea y que debe ser modificada. «Esta iniciativa, por la cual los que deben arreglar las veredas son los vecinos, es muy vieja. Antes no se cobraba lo que se cobra hoy de Contribución Inmobiliaria. Ahora la ciudad está más extendida y la Intendencia recauda casi US$ 600 millones al año. Cuando la agarró el Frente Amplio, hace más de 20 años, la recaudación rondaba los US$ 100 millones», declaró a El País el edil del Foro Batllista Flavio Beltrán.

«El jueves voy a presentar un proyecto de decreto para cambiar el Digesto Municipal y que la responsabilidad de arreglar las veredas sea de la Intendencia y no de la gente. Y pretendo que hasta que no se discuta eso, se suspendan las intimaciones a los vecinos», añadió el legislador departamental.

Al margen del eventual análisis de la norma, Beltrán reclama un gesto inmediato de la Intendencia hacia la ciudadanía: la reparación de las veredas de la rambla en un plazo de 45 días, el mismo que la comuna estableció para los vecinos.

«La Intendencia ha salido con dureza a exigir a los montevideanos que reparen las veredas frente a sus casas, bajo amenaza de que una vez que venza el plazo les cobrará una multa de $ 3.070, más los costos por las reparaciones que el vecino no haga por voluntad propia, cifra que puede trepar a los $ 12.000», dijo el edil.

En su página web, la IMM argumenta que «no es solo una cuestión de imagen: es de salud, de solidaridad con quienes tienen mayores dificultades para transitarlas y también de eficiencia». Y señala que está reparando las de la rambla.

También dice que la conservación y mejoramiento de las veredas involucra varios aspectos. «Algunos tienen una función estética, que incide en la imagen de la ciudad. Y siendo Montevideo el principal destino turístico del país, lo que se da en todas las épocas del año, el estado de las veredas tiene que ver con ello. Es uno de los destaques que expresa la mayoría de los turistas que visitan nuestro país en comparación con otras ciudades. Aun así, debemos hacer el esfuerzo por mantenerlas y mejorarlas en beneficio de los visitantes y de todos los montevideanos».

Frente a estas disquisiciones, no pasó desapercibido para el edil que la rambla es una de las principales postales turísticas de la ciudad, amén de ser utilizada para actividades recreativas y deportivas por miles de personas.

«Lo que no podemos compartir es el hecho de que el gobierno municipal no predique con el ejemplo y mantenga de forma correcta las veredas que son de su dominio y responsabilidad, como las de las plazas, parques y rambla de Montevideo, entre otras, máxime si tenemos en cuenta la exorbitante recaudación que hoy tiene», sentenció Beltrán.

LOS VECINOS.

Algunos vecinos ya han comenzado a recibir cedulones para que reparen sus veredas, lo cual ha disparado distintas reacciones.

Fernando tiene un quiosco y recibió la intimación por una vereda que -asegura- fue rota por OSE en una reparación. «Llamé a la OSE para hacer la denuncia, porque no voy a pagar algo que rompió una empresa pública. Después de varias llamadas, de idas y venidas, me reconocieron que hubo rotura y que está pedida la orden de reparación de la vereda, pero la empresa que hace la tarea está atrasada. Entonces, me dieron un número de expediente y me dijeron que lo presentara en caso de que venga inspección», contó Fernando a El País.

Olga tiene un lavadero y al frente del negocio casi toda la vereda está rota. Pero como no es propietaria, asegura que ella no se va a hacer responsable.

«Tendrán que ubicar al dueño, yo alquilo este local, no me voy a hacer cargo todavía de las veredas», dijo a El País.

La cifra

$ 3.070 Es la multa por no arreglar las veredas si se es intimado por la Intendencia. A ello debe sumarse la reparación que haría la IMM.

Más caro si arregla la Intendencia

El prosecretario de la Intendencia de Montevideo, Jorge Rodríguez, dijo ayer a El País que la comuna no cuenta con una cuadrilla especial para reparar las veredas y que hará un llamado a empresas privadas. «De todos modos, queremos que la arregle el vecino, le conviene más, porque le va a salir más caro si lo hacemos nosotros», indicó.

El Digesto Municipal dice que «la Intendencia Municipal de Montevideo fiscalizará el estado de las veredas y determinará mediante inspección o comprobación in situ el estado de conservación de las mismas», que «deberán ser planas y cumplir con las especificaciones técnicas establecidas para cada zona».

La normativa incluye una definición de «veredas en buen estado»: señala que «deberán ser planas y contar con un buen estado de conservación y mantenimiento de forma que permita el correcto desplazamiento de los peatones y contribuya asimismo al embellecimiento de la ciudad, debiendo cumplir las especificaciones técnicas establecidas para cada zona».

VECINOS Diego: «Está rota desde que sacaron un árbol»

«Mirá, esto lo ves así roto pero no es culpa nuestra», cuenta uno de los vecinos del Centro a El País, al tiempo que señala la vereda que da frente a su negocio.

«Cuando el temporal, una cuadrilla de la Intendencia vino a retirar un árbol de raíz. Cuando lo arrancaron y cayó, me rompió unas cuantas baldosas. ¿Por qué lo tengo que pagar yo ahora, si eso lo rompió la Intendencia?», preguntó en voz alta Diego, molesto con la medida.

La OSE también estuvo en el blanco de las críticas: según las denuncias de los vecinos. «Amontonó las piedritas rotas para tapar, y chau. No arregló nada», se quejó Agustín, un residente del Centro, intimado a reparar su vereda.

Ariel: «Creo que la medida está bien. No nos molestó»

Sobre la calle Maldonado el panorama es variado. Allí se ven tramos de veredas rotas, pero cada tanto se observan baldes y pequeñas bolsas de portland, con baldosas relucientes. Uno de los casos es el de Ariel, dueño de una pensión, que decidió arreglar ni bien recibió el cedulón de la Intendencia.

«Nos queda una parte al lado del árbol y ya terminamos. Fueron 35 baldosas las que tuvimos que poner», comentó a El País.

«No nos molestó para nada la medida. Creo que está bien… es algo que hay que hacer, tarde o temprano. Preferimos arreglarlo por nuestra cuenta y listo», remató otro de los propietarios. Según supo El País, algunos particulares cobran $ 700 de mano de obra por metro cuadrado reparado.

http://www.elpais.com.uy/130219/pciuda-696854/informe/intiman-a-imm-a-arreglar-sus-veredas/

…///

COMUNA NO REPARÓ LAS DE LA RAMBLA, DICE EDIL

Venció el plazo y solo un tercio arregló las veredas

Se terminó el plazo de 45 días que dio la Intendencia de Montevideo para arreglar las veredas; una tercera parte de los intimados cumplió, dijo a El País Jorge Rodríguez, prosecretario de la comuna. Ahora empieza la segunda fase de inspecciones.

La comuna puso un plazo máximo de 45 días corridos a partir del lunes 11 de febrero para la ejecución de las obras de reparación de las veredas que están en mal estado en algunas zonas de Montevideo. Ese plazo ya venció, pero la comuna «tuvo cierta tolerancia» y extendió unos días más , informó el prosecretario de la Intendencia.

«Mucha gente está arreglando en distintos lugares, por ejemplo en calle San José, que estaba intimada, muchos arreglaron», indicó el prosecretario, quien explicó que no tiene una cifra exacta de padrones que cumplieron con las obras ya que, si bien la Intendencia es la que intima, los que fiscalizan son los inspectores de los centros comunales, que dependen de los municipios.

En los próximos días comenzará la segunda fase de las inspecciones, a través de ellas se verifica casa por casa quiénes de los intimados arreglaron las veredas y a los que no lo hicieron se los multa -la sanción vale $ 3.000)-. Rodríguez indicó que ayer, cuando fue consultado, carecía de la cifra de multas que fueron aplicadas hasta el momento.

En la primera etapa del «Plan Veredas 2013» la comuna intimó a arreglar las aceras a los propietarios de viviendas ubicadas en tramos de 27 calles y avenidas de la ciudad, entre ellas: Colonia entre Andes y Julio Herrera, San José entre Andes y Julio Herrera, bulevar Artigas entre la rambla y Nueva Palmira acera impar, general Flores entre Libres e Isidoro de María, bulevar Artigas entre la rambla y Monte Caseros acera par, avenida Rivera entre bulevar Artigas y Luis A. de Herrera, avenida 8 de Octubre entre Larravide y Pan de Azúcar acera par, avenida Millán desde el arroyo Miguelete al norte y Carlos María Ramírez entre Yáñez Pinzón y el Pantanoso, etc.

En enero de 2012 la comuna ya había dado un plazo de 45 días para arreglar las veredas de Carlos María Ramírez en toda su extensión, al parecer, luego de más de un año esto no se había cumplido ya que en febrero pasado la Intendencia de Montevideo volvió a intimar a los propietarios de esa calle entre Pinzón y el arroyo Pantanoso.

Antes del segundo semestre del año comenzará la segunda etapa del «Plan Veredas 2013», anunció el jerarca de la comuna capitalina. «En la segunda tanda, que es dentro de un par de meses, vamos a pedir que se arreglen las calles perpendiculares, como Rondeau», afirmó el prosecretario de la comuna.

OPOSICIÓN.

El edil colorado Flavio Beltrán efectuó ayer un pedido de informes a la comuna sobre el cumplimiento dado a la intimación hecha por la Intendencia a los vecinos para que arreglen las veredas y a la intimación pública que él realizó a la Intendencia por las veredas de la rambla. El 19 de febrero pasado Beltrán dio un plazo de 45 días a la comuna para que repare las veredas de la rambla en toda su extensión. Pese a que ese plazo ya terminó, las veredas de la rambla siguen igual, afirmó el edil colorado. Beltrán había anunciado que si la Intendencia no cumplía la iba a intimar a través de la Justicia para que efectúe las obras; en relación a esto dijo que está evaluando con sus abogados la forma en que lo hará.

Además, el edil presentó un proyecto de decreto para cambiar el digesto municipal con el fin de que la responsabilidad de arreglar las veredas sea de la Intendencia y no de la población. Esta iniciativa está «en la Comisión de Obras como asuntos a tratar», informó Beltrán.

El País 16/04/2013

http://www.elpais.com.uy/informacion/vencio-el-plazo-y-solo-un-tercio-arreglo-las-veredas.html

…///

1 comentario en “Las Reparaciones en las Veredas, como no es una Obra de Mantenimiento, deben Inscribirse en el BPS

  1. Fernando

    A mi me intimaron para hacer la vereda frente a mi casa, lo cual me tomo por sorpresa, pensaba que al ser un espacio pubico, no me correspondia hacer la vereda, como tampoco puedo cortar un arbol aunque me este rompiendo el muro de mi casa, me pueden multar por que pertenece a la intendencia. Yo asumia que con la vereda pasaba algo igual al ser un espacio publico que no esta dentro de mi propiedad y no puedo alambrar o ponerle rejas para protegerlo de quien decida subirse a la vereda con el auto o retirar baldosas, etc, etc. Tampoco puedo aplicar multas ni tengo un servicio inspectivo que pueda obligar a nadie a retirar el auto, y si llamo a la policia……La ultima vez que llamamos fue mi ex mujer estando embarazada porque vio a un extraño en el jardin y la policia que la atendio le pregunto si el extraño seguia en el jardin, ella no lo veia, asi que la policia le pidio que entrara a la casa…… a ver si el extraño seguia adentro!!!!! Algo que a mi me indigno, pero ella que estaba sola en ese momento y embarazada entro, constato que se habia ido. Y le aviso a la policia, que supuestamente no tenia patrulllas para ir a 6 cuadras de distancia.

    Me gusta

    Responder

Bienvenidos! Me encanta que participen; los Comentarios no son directos ya que debo filtrar los que son agresivos o dan datos de terceros o realizan denuncias. Deben ser Comentarios del artículo (por favor, así queda integrado, que otros puedan leer todo del mismo tema), si es por otro asunto, pueden realizar una consulta por Formulario que está en el Menú (arriba). Un gusto. Cr. Darío Abilleira

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.