El Teatro de Verano Ramón Collazo, tiene capacidad para 4246 espectadores y se da su uso de manera gratuita para que se organice el Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas


UNOS 2 MILLONES DE PESOS

El dinero que no gana la IMM

El País 26/01/2012

El Teatro de Verano Ramón Collazo, la mayor sala municipal a cielo abierto, tiene capacidad para 4.246 espectadores y el productor que quiera utilizarlo deberá pagar 100 unidades reajustables (60.9000 pesos, al valor actual) si va a realizar un espectáculo con un artista nacional o 180 unidades reajustables (109.620 pesos) si se trata de un artista extranjero.

2017-01-03_pie-de-post_miradas

El Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas tiene el uso de la sala de manera gratuita entre 40 y 45 días en la mejor época del año para ser utilizada; la comuna se pierde de facturar más de dos millones de pesos por contratos de alquiler de la sala. Y así y todo nadie ha propuesto cambiar la estrategia y ni siquiera acortar el concurso, que -cuando llueve mucho- puede extenderse hasta mediados o fines de marzo.

«La cesión gratuita de la sala viene de fines de la década de 1970 y nunca cambió», explica a Qué Pasa el gerente de eventos de la Intendencia de Montevideo, Fernando González.

«La dictadura cívico-militar quería eliminar el carnaval», dice el jerarca. «Hasta ese momento, la Intendencia de Montevideo era la que se encargaba de toda la organización, de cobrar las entradas y de pagar los premios a los conjuntos ganadores», dice después.

Según González, el entonces intendente Oscar Rachetti, dijo que el carnaval era deficitario y que la comuna no podía seguir perdiendo dinero en él, por lo que el concurso no podría realizarse.

«Los carnavaleros fueron a negociar y presentaron una propuesta muy inteligente: Daecpu (Directores Asociados de Espectáculos Carnavalescos y Populares del Uruguay) se encargaría de organizar el concurso y el dinero de los premios saldría de un reparto porcentual de las entradas».

González cuenta que para Rachetti y los militares esto parecía una solución ideal, porque pensaron que Daecpu no lograría hacer viable el concurso y no habría más remedio que suspenderlo para siempre.

Pero se equivocaron.

«Entonces esa conquista que se realizó durante la dictadura y se mantuvo en los cinco años de administración colorada no es algo que ninguna administración frenteamplista quiera revertir», declaró el gerente municipal de eventos.

http://www.elpais.com.uy/suplemento/quepasa/el-dinero-que-no-gana-la-imm/quepasa_690758_130126.html

…///

El teatro a cielo abierto apronta 70 velitas

Se gestionan apoyaturas para readecuar la infraestructura de la sala teatral más taquillera del país

Juan Samuelle @juansamuelle – 18.02.2013

El Teatro de Verano, que cumplirá 70 años el 15 de enero del año que viene, será objeto de reformas en su infraestructura de cara a una serie de acontecimientos en cuyo marco se celebrará dicho aniversario.

A tales efectos, ya están gestionándose diversas apoyaturas, ante organismos públicos y empresas privadas, tendientes a lograr los recursos para ello necesarios, destacó a El Observador Cristian Calace, director del Teatro de Verano, quien lleva cuatro años en el cargo desde que concursó y fue electo.

Este teatro es una sala más entre varias que administra la Intendencia de Montevideo (IM). Depende de la Dirección de Cultura y, como todas, tiene su impronta, en este caso que es “a cielo abierto” y está muy vinculada a la movida del carnaval.

Lleva el nombre de un ex carnavalero (Ramón “Loro” Collazo) y se construyó en 1944. En casi siete décadas ha experimentado diversos cambios en su infraestructura. La más reciente y notoria ocurrió en 2006, cuando la gran concha acústica se cambió totalmente por una estructura de ladrillos, utilizándose para ello el sistema constructivo del arquitecto Eladio Dieste.

El escenario, ubicado en el Parque Rodó, tiene un aforo de 4.230 personas, todas sentadas en localidades numeradas. Trabajan allí unas 25 personas, entre funcionarios propios, de otras dependencias de la IM y técnicos de la Escuela Multidisciplinaria de Arte Dramático (EMAD) en calidad de pasantes. La mitad de esos trabajadores, respondiendo a una política de equidad de género promovida por jerarcas de la IM, son damas.

Uno de los cambios que se planean sucederá en la zona que está detrás del escenario. Se readecuarán instalaciones y servicios. No obstante, Calace explicó que el gran objetivo “es profesionalizarnos año a año en todas las áreas, esa es la obra grande, mejorar cómo se trabaja, establecer protocolos y estandarizar procedimientos. Eso trasciende el carnaval y para lograrlo es fundamental trabajar con un equipo idóneo e involucrado, cosa que vamos logrando”.

Eso se demostró cuando se desarrolló el espectáculo Montevideo Tropical, el primero cuya producción la realizó 100% el equipo de trabajo del Teatro de Verano, en una experiencia evaluada como muy positiva.

En carnaval cada noche hay al menos cuatro espectáculos, durante más de un mes y movilizando (además de a miles de espectadores) a decenas de trabajadores entre personal del teatro, de otras dependencias de la IM, de la gremial de los carnavaleros (Daecpu) y de los conjuntos. No es sencillo coordinar que todo se haga con eficiencia.

En estos días hay gente trabajando entre las nueve de la mañana y las tres de la madrugada. Y pueden coincidir en el apronte de cualquiera de los espectáculos artistas o técnicos consagrados con otros totalmente amateurs, con lo que ello implica.

Se trata, por otra parte, del teatro que vende la mayor cantidad de entradas en el año, unas 200 mil, siendo el ámbito donde se exponen espectáculos de una enorme variedad en 110 días. Dado que lo normal es que un show demande tres días entre la preparación y su ejecución, y que de mayo a agosto no hay actividad por ser un teatro abierto, está activo en el 85% de los días hábiles para ello.

Dos logros recientes

Calace señaló dos logros: por un lado, que se estrenó la clasificación de residuos húmedos y secos y, por otro, que se editó un libro titulado Teatro de cielo abierto, promovido desde la dirección del Teatro de Verano, cuyo objetivo es “generar memoria”, es decir, comenzar a dejar un testimonio de todo lo que sucede en este escenario.

http://www.elobservador.com.uy/noticia/243829/el-teatro-a-cielo-abierto-apronta-70-velitas/?referer=titulares-de-la-jornada

…///

Anuncio publicitario