La ATU (asociación de tortafriteros) nuclea a 200, sólo 20 tienen permiso, y los que venden la Grasa, reconocen que hay 1000 puestos. La Venta de Tortas Fritas, mueve no menos de 5 millones de dólares en Venta Callejera


El siguiente informe es excelente, recomiendo leerlo (el del diario El País, que lo copio más abajo). Pero cuando lo leía, recordaba las palabras del Director de Rentas de que había una injusticia en los Salones de Fiestas porque se producía una Competencia Desleal, y por lo tanto la DGI debía actuar, y por eso se resolvió crear nuevos reportes mensuales para los Contribuyentes y para los que resuelvan hacer una Fiesta.

Miremos este caso de las Tortas Fritas, si una Panadería vende a $ 15 cada una y un puesto la vende a $ 11 pesos o quizás $ 13 pesos cada una; ¿No existe en estos casos una competencia desleal?

 En base a la información del artículo, me hice un cuadrito, y tengo el dato del precio de venta pero no sé los costos. Entonces en base a los datos de las Tortas Fritas que se venden congeladas, hice el supuesto de que esas son costo para los puestos, hice un promedio simple de los precio de venta unitario de las congeladas. Luego al precio de la panadería le quito el IVA, a tasa básica, pero la Panadería seguro que pagará IRAE, un 25% sobre la utilidad. ¿Quién gana más? Si será desleal el tema, que una Panadería gana menos que un puesto callejero, y la Panadería paga Impuestos Municipales, Tasa Bromatológica, Sueldos, otros Impuestos, se ve obligada a tener ciertas formalidades, seguro que la brecha es superior a la que estoy mostrando.

Bueno, uno tiende en estos casos a pensar: ¿A quién le va a molestar que un pobre puestero haga sus pesos si no hay trabajo?; primero veamos que la tasa de puestos regulados es bajísima, del 10% de los afiliados, y del 2% del total de puestos que por lo menos tiene detectado quien vende la grasa. Pero cuánto mueven de dinero esos puestos?. Hay un informe en el diario, que las mermeladas mueven 9 millones de dólares al año. Veamos cuánto mueven las Tortas Fritas:

A medida que iba leyendo el artículo, fui obteniendo datos, y siempre en cada supuesto consideré la parte más conservadora, así cuando dice que San Jacinto vende entre 300 mil y 400 mil en promedio por mes, tomo kg 300 mil. Ondil dice que no le vende a los puesteros pero que el 90% de la grasa de paquetes de medio kilo, terminan como torta frita, y esos son los que se venden en el supermercado, y colocan el 30% de la venta en super. Por otro lado Comsa sí le vende a los puesteros, y le vende el 10% de la grasa de forma directa, y el 90% va al super, y usando el supuesto de que el 90% termina como torta frita, tomo esa hipótesis. De todo lo que va a Tortas Fritas, supongo (muy conservador) que el 10% va a los puestos de venta, y el resto a las familias o quizás negocios pequeños. Una vez que obtengo todos los kilos de grasa que llegan a los puestos, hago otro ajuste conservador, digo que el 90% se usa para fritar o que se pierde … y tomo el 10% que se utiliza para hacer la Torta Frita. Las recetas dicen que va una cucharada de grasa por kilo, y que por cada kilo se obtienen unas 16 tortas fritas, yo tomé que por cada kilo rinde 15 torta frita, y luego lo multiplico por el precio de venta menor: $11 cada una, y tomo un tipo de cambio para convertirlo en dólares de $22 por cada dólar; y eso me da 3.3 millones de dólares por mes, no quise multiplicarlo por 12 y sólo lo multiplico por los meses de frío o de lluvia, y lo hago por 3, y me da 10 millones de dólares. Seguramente tenga muchos errores, me equivoqué en un 50%, entonces digo: en el año (mínimo) mueve más de 5 millones de dólares.

Sí, es muy sorprendente, quizás siga equivocado; pero si a los 5 millones lo dividimos en 12 meses, y tomamos sólo como que existen 1000 puestos callejeros (tendrían que existir 1000 monotributistas que vendan tortas fritas), cada uno cobraría unos $ 9000 pesos por mes. Pero si no me equivoqué, multiplíquelo por dos a esos $ 9000, y da $ 18.000 pesos. Muchos empleados que ganan eso o menos, seguro que les queda en sus bolsillos menos que al tortafritero.

Esto no es nada contra el que vende Torta Fritas, nada más alejado que eso. Pero en principio sería bueno que se cumpla la regulación, que no se pueden vender tortas fritas por 18 de julio y eso no se cumple, basta caminar en la tardecita y ver la cantidad de puestos que hay. Lo otro es que sería bueno que estos puestos cumplieran con las exigencias bromatológicas, y que por otro lado a los comercios que vendan tortas fritas, se les permita por ejemplo venderlas a tasa mínima o permitirles descontar de impuestos un 25% del costo asociado a las mismas, pero que todos jueguen con reglas de equidad.

El puesto callejero perdió el monopolio

La torta frita, uno de los alimentos tradicionales por excelencia, ya no se encuentra sólo en la calle o los eventos públicos sino que llegó a las panaderías, que lo venden sólo en invierno, y a los supermercados, que comenzaron a comercializar una versión congelada; el poco tiempo del que disponen las familias para la elaboración de esos alimentos explica en parte la tendencia

POR MARIANA GODAY – El País 15/06/2012
mgoday@elpais.com.uy

La asociación sigue siendo casi instantánea: si llueve se come tortas fritas. Si bien la receta para elaborar este tradicional alimento es la misma desde que llegó al Río de la Plata junto a los alemanes, se han sumado nuevas maneras de consumirlas (con azúcar o dulce de leche) y puntos de venta, como las panaderías -con venta al público e incluso delivery– o las versiones congeladas que llegaron al supermercado.

Pero los puestos callejeros y las casas de familia fueron y seguirán siendo los principales centros de elaboración de este producto, cuya clave es el agujero del medio y que sea redondo (entre 15 y 25 centímetros de diámetro), como indica la tradición, aunque algunos lo prefieran rectangular y más pequeño. Sea de la forma que sea, lo que no puede faltarle es la grasa.

Las dos principales empresas productoras de ese ingrediente para consumo, Comsa y San Jacinto, venden unos 700.000 kilos por mes en promedio. La industria panadera, los supermercados y los tortafriteros son los clientes principales.

Nuevos canales

En la panadería La Coruñesa ya sobre fines de mayo comienzan a elaborar tortas fritas para venta en el local y para envíos. «Todos los días salen unas 70 tortas y cuando llueve se cuadriplica la venta. Hemos tenido picos de entre 700 y 900 en un día», contó Claudia Rodríguez, encargada del local.

La relación se mantiene en los puestos callejeros. Silvio Olivera, presidente de la Asociación de Tortafriteros del Uruguay (ATU), señaló que las ventas de su puesto oscilan entre las 80 y las 120 unidades, cifra que crece en los días de lluvia, más aún si es principio de mes, «cuando la gente tiene dinero en el bolsillo». En las panaderías el costo ronda los $ 15 mientras que en los puestos oscila entre $ 11 y $ 13.

Mientras tanto, la torta frita congelada ya es una realidad. Con los ritmos de las familias modernas es difícil que una ama de casa que además trabaja ocho horas, tenga tiempo para prepararlas. Este fue uno de los argumentos que tomó en cuenta Comsa para lanzar el invierno pasado paquetes de 12 unidades congeladas que se venden en algunas cadenas de supermercados y puestos de congelados a $ 67. Eduardo Insúa, director de Comsa (Compañía de Oleos y Mantequillas Sociedad Anónima) explicó que el producto también se vende en grandes cantidades para eventos masivos, como un recital o un partido de fútbol, donde se pueden llegar a colocar hasta 3.000 unidades en un par de horas. Pastas Giuliana también comercializa su versión de tortas fritas prontas para freír en un paquete de 12 unidades a $ 91.

Ingrediente clave

Diego Méndez, jefe de Ventas de Ondil, empresa distribuidora de grasa San Jacinto, explicó que la firma no le vende directamente a los tortafriteros, sino que distribuyen a supermercados y panaderías. Agregó que el 90% de las ventas de los paquetes de medio kilo que hacen los supermercados está destinada a la elaboración de tortas fritas.

«En invierno se vende un 60% más. En promedio rondamos los 300.000 o 400.000 kilos por mes», explicó. De ese total, un 30% va a los supermercados y el 70% restante a las panaderías en paquetes de 15 kilos.

Por otra parte, Insúa, de Comsa -empresa que junto a San Jacinto concentra el 90% del consumo de grasa- contó que su firma vende unos 300.000 kilos mensuales y es la proveedora de los puestos callejeros, unos 1.000 en total, según estimaciones de ATU.

«El porcentaje grasa que va a los tortafriteros ronda el 10%», contó Insúa. Y agregó que Comsa tiene un posicionamiento de 90% en supermercadismo.

Las panaderías, principales compradoras de ese producto, destinan parte de este insumo a la elaboración de tortas fritas en invierno y algunas sólo los días de lluvia, como la confitería 25 de Mayo, porque en esos días las ventas son mucho mayores.

Permisos provisorios

ATU, que nuclea a 200 tortafriteros, espera que la Intendencia de Montevideo le otorgue el permiso definitivo para poder vender en la calle. Hoy cuentan con permisos provisorios por tres mes meses para 20 vendedores. Estela Ramos, creadora de la asociación, contó que el reglamento que los rige fue elaborado por ellos mismos y aprobado por la comuna y la Junta Departamental. Establece, por ejemplo, que los puestos deben tener vitrina y que la persona que cocina no puede ser la misma que cobra.

«La torta frita es criolla y es del público uruguayo de la calle. Ponés un local de lujo en 18 de Julio y no vendés. No es lo mismo que la gente venga y sienta el dolorcito. Eso es la tradición», explicó el presidente de ATU.

Si bien estos productos no tienen un precio fijo por unidad, en las panaderías rondan los $ 15, mientras que en la calle oscilan entre los $ 11 y los $ 13.

Ondil, la distribuidora de grasa de San Jacinto, vende un 60% más de grasa en invierno. El 30% de su mercadería se distribuye en supermercados y el 70% va para la industria panadera.

Comsa y Giuliana colocaron en algunas de las principales cadenas de supermercados un nuevo formato: las congeladas. Aseguran que el segmento se encuentra en crecimiento.

Los días de lluvia las ventas se disparan, tanto en los puestos callejeros como en las panaderías. En La Coruñesa llegaron a picos de venta de más de 700 tortas fritas por día.

1000

son los vendedores ambulantes de tortas fritas existentes en Montevideo según estimaciones de la asociación que los nuclea. Ese número ha crecido en los últimos años.

10%

de la grasa producida por Comsa la compran los puestos. «Somos proveedores los tortafriteros porque casi todos fritan con nuestra grasa», indicó el director de la empresa.

FIESTA PROPIA

La Fiesta de la Torta Frita, que se desarrolla desde hace cinco años en el departamento de Canelones, fue declara de interés cultural por el Ministerio de Educación y Cultura.

http://www.elpais.com.uy/suplemento/empresario/el-puesto-callejero-perdio-el-monopolio/elempre_646271_120615.html (el siguiente link está roto, sólo lo dejo como constancia de que un día lo obtuve del diario).

…///

Bienvenidos! Me encanta que participen; los Comentarios no son directos ya que debo filtrar los que son agresivos o dan datos de terceros o realizan denuncias. Deben ser Comentarios del artículo (por favor, así queda integrado, que otros puedan leer todo del mismo tema), si es por otro asunto, pueden realizar una consulta por Formulario que está en el Menú (arriba). Un gusto. Cr. Darío Abilleira

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.