Un tercio de la generación entre 14 y 24 años ni estudia ni trabaja, la nueva Generación ¨Ni-Ni¨


Hay que mandar parar

Tiempos extraños los que vivimos. Diálogo político fluido, bonanza económica internacional como nunca antes, mayoría parlamentaria del oficialismo, oposición respetuosa, un Presidente que habla calmo y hasta reconoce logros de gobiernos anteriores. Cualquiera diría que el ciudadano uruguayo puede sentirse cómodo, más allá de las naturales diferencias de opinión. Sin embargo, detrás de esa escena casi mirífica, nos encontramos con una sociedad atemorizada por el delito y una educación que se cae a pedazos.

 

La sumatoria de estos dos factores ha llevado a un real desasosiego. Los jóvenes fueron a los liceos y ya el primer día prácticamente no hubo clase. Cuando los números nos acorralan con la evidencia de que la mitad no termina secundaria y de que un tercio de la generación entre 14 y 24 años ni estudia ni trabaja (la nueva generación «ni-ni»), la única respuesta conocida es tirar un millón de dólares para repartir un subsidio a alumnos a los que sólo les basta ir a clase… En vez de premiar a los mejores, para alentar la superación por medio del esfuerzo inteligente, la respuesta es subsidiar a los peores para que no falten, aunque no estudien, que esto parece no importar.

Esta terrible antipedagogía se emparienta, también, con las famosas contribuciones en dinero que, en vez de tender a superar la pobreza, la enquistan para siempre. Ese necesitado que recurre a la ayuda del Estado, sigue siendo tan pobre como antes, continúa en su misma vivienda y no accede a mecanismos de aprendizaje técnico u oportunidades educativas que le permitan mirar hacia arriba. Seguirá tan pobre como antes y su hijo crecerá viendo a su padre sin trabajar, haciendo alguna changa para complementar el subsidio y con ello darse algún gusto. Eso sí, el gobierno puede mostrar, estadísticamente, que el ingreso de esa persona ha mejorado y «salió» de la pobreza. La realidad nos dice que, lejos de salir, se quedó para siempre, como un mendigo presupuestado.

Lo peor de estas dádivas, que van minando los valores de la sociedad, es que, aplicadas también en Brasil y Argentina, han rendido electoralmente. Esa gente dependiente pierde su libertad de conciencia.

Todo esto se acompaña con elementos que hacen a la sustancia de la democracia. La ley de caducidad se ratificó dos veces por el cuerpo electoral. No hay jurista que se atreva a decir que el gobierno o el parlamento tienen capacidad para modificar lo que resolvió el órgano máximo de la soberanía. Pero no se hace caso, porque contra los militares vale todo. Una jueza decide, por sí y ante sí, que no se aplica el principio jurídico sagrado de que siempre se presume la inocencia salvo que se pruebe lo contrario, de que nadie está obligado a probar o declarar en su contra. Y la superintendencia del órgano máximo de la Justicia no ha aparecido ni para pedir explicaciones.

La Constitución prohíbe desde siempre las «pesquisas secretas», propias de los Estados fascistas y comunistas, pero jerarcas de los órganos fiscales sostienen que esos mecanismos son necesarios y punto. Desde ya que con un militar o policía no hay prescripción de los delitos, ni hay irretroactividad de la ley ni aun cosa juzgada. En una palabra, lo que hizo la dictadura con los guerrilleros, ahora lo hace el Estado con los militares y policías; y así como antes, quien invocara el derecho, sería acusado de cómplice del terrorismo, quien hoy escriba lo que estoy escribiendo, será de inmediato apostrofado de cómplice de la dictadura. Aunque haya luchado sin pausa contra ello. Esto tampoco importa mucho, porque para eso se está reescribiendo la historia. En la puerta de la Universidad de la República, un gran cartel convoca sobre el tema «Niños y jóvenes desaparecidos en dictadura (1968-1985)», haciendo creer que en 1968 existía una dictadura, cuando había un gobierno electo, los poderes funcionaban y en 1971 se llegó a una elección en que hasta ganó el oficialismo y el Frente Amplio compareció por primera vez. El famoso libro de Primaria, el del retrato del Che Guevara, trabaja la misma idea y a las mentes infantiles les trata de legitimar la acción violenta de las organizaciones que quisieron destruir la democracia uruguaya bajo la inspiración cubana.

Hemos llegado al colmo de establecer por ley -la N° 18.026, de 2006-, violando el Tratado de Roma, que el terrorismo sólo lo puede ejercer el Estado, que no hay terrorismo privado. O sea que ETA, Bin Laden o las FARC, no son terroristas. En un grosero intento de justificar lo que en su tiempo ocurrió en el país y que generosamente la sociedad uruguaya perdonó, votando una amnistía que trata de ignorarse sistemáticamente.

Como una lenta marea, esta situación nos va arrastrando. Hasta la corrosiva inflación está en el horizonte. Y si no reaccionamos, el día en que el mundo exterior nos deje de alimentar con su rumboso comercio internacional, ese Valium que todo lo calma, ¿con qué sociedad nos encontraremos? Presidente: «hay que mandar parar».

Fuente: El País – 20/03/2011

Julio Maria Sanguinetti – Ex Presidente de la República

http://www.elpais.com.uy/110320/predit-554534/columnistas/hay-que-mandar-parar/

…///

Ustedes se preguntarán, ¿qué tiene que ver este artículo con los impuestos?; tiene que ver y lo explicaré pero aún si no tuviese nada que ver justamente este espacio de la “Subjetividad” fue creada para poder mechar estos artículos u opinión que tenga la necesidad de expresar.

Es alarmante que un tercio de la población de 14 a 24 años no estudie ni trabaje pero mucho más todo el contexto que estamos viviendo de subjetivización de la justicia; que en definitiva es la reserva que le queda a todo ciudadano y personas jurídicas para acudir a respetar sus derechos.

Si la educación cada vez es peor, significará que en el muy corto plazo menos personas tendrán que aportar para sostener a más; esa proporción cada vez es más alta ( que menos pagan más, y más pagan nada, porque ni siquiera trabajo tienen y si tuviesen la posibilidad de obtenerlo tampoco podrían porque no estarán capacitados ).

Hay un artículo en el mismo blog que informa que los cotizantes del IRPF en el año 2010, fue un promedio de 260 mil personas (en grandes números); si van a la página del Instituto Nacional de Estadística, hay una proyección de que en el año 2010 seríamos 3.360.000 de personas, y entre personas mayores de 65 años y personas menores de 15 años, sería un 36%; ajustemos ese guarismo en un 42% ( para incluir las personas menores de 18 años ); o sea que un 58% de la población serían activos o en condiciones de trabajar, casi 1.950.000. Restemos un 7% de personas desempleadas ( porcentaje conservador ) y también restemos un 7% de personas que no trabajan y no se consideran desempleadas porque por varios motivos no buscan trabajo.  Nos van quedando 1.670.000 personas. Restemos 670.000 personas que son propietarios y que no aportan IRPF, rentistas (que aportan IRPF pero en otra categoría), y personas que están fuera del sistema porque no están registradas, etc. Quedamos con 1 millón de personas.

https://abilleira.wordpress.com/2011/03/12/en-el-ano-2010-por-irpf-en-promedio-por-cada-mes-del-ano-hubo-252-763-contribuyentes/

¿Les parece que existe equidad cuando sólo aporta un 25% de la población y el resto no paga nada?. Esto es lo que genera violencia (en ambos sentidos, de los que no pagan que ven a los pocos como ricos y explotadores, cajetillas, burgueses, y el resto al 75%  como una carga que cada vez es más pesada y no es regulada) y que uno espera con ansias que por favor como sociedad podamos cambiar el sentido del tobogán por el cual ya estamos recorriendo.

…///

Llegan a 84.000 los jóvenes sin estudio o trabajo

Brenta dijo que el gobierno debe atender su situación – 11/05/2011 – El País

Unos 84.000 jóvenes de entre 15 y 29 años forman parte de la «Generación Ni-Ni»: ni estudian, ni trabajan. El ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, advirtió que se debe atender estratégicamente su capacitación y educación para evitar «problemas serios» de recursos humanos en el país.

Los datos fueron presentados ayer en la apertura del seminario Diálogo Nacional por el Empleo que durante todo el mes abordará distintos ejes temáticos relacionados a la realidad laboral.

Ayer el foco estuvo puesto en el empleo y la formación de los jóvenes, y se puso particular atención en el grupo comprendido por quienes no trabajan, pero tampoco estudian ni buscan trabajo.

En un informe presentado ayer por la Unidad de Empleo Juvenil y el Observatorio Mercado de Trabajo, se destaca que esto conlleva un riesgo importante y es la situación de desafiliación de los principales ámbitos de socialización: el sistema educativo y el mercado de trabajo.

La combinación entre ausencia de experiencia laboral y la no asistencia al sistema educativo presenta un sesgo de corte socioeconómico y de género: las mujeres jóvenes de hogares con ingresos más bajos son las más afectadas.

La socióloga Cecilia Cristar, de la Unidad de Estudio y Análisis de Juventud del INJU, explicó que de esta manera «quedan aislados del resto» y agregó que no se debe estigmatizar a quienes están en esta situación sino generar políticas globales para buscar soluciones.

Dijo que esos planes deben tener en cuenta que muchos de esos jóvenes no encuentran trabajo, ni tienen capacitación no por elección propia, sino porque han quedado «aislados» ya sea por razones económicas o hasta de género.

Brenta enfatizó por su parte que si Uruguay «no atiende este problema y no encuentra espacios para canalizar aspectos vinculados a la formación y capacitación de los jóvenes para acceder al mercado de trabajo, el país se enfrentará a un problema serio de crecimiento limitado por sus recursos humanos».

El ministro de Trabajo reconoció que es una responsabilidad del gobierno ejecutar políticas públicas que permitan ofrecer oportunidades de reinserción de estos jóvenes en el sistema educativo y propiciar pasantías laborales.

El director nacional de Empleo, Eduardo Pereyra agregó que en la estrategia de desarrollo del país se necesita que los jóvenes permanezcan en el sistema educativo, retornen aquellos que se alejaron, y que culminen su formación.

http://www.elpais.com.uy/110511/pnacio-565662/nacional/llegan-a-84-000-los-jovenes-sin-estudio-o-trabajo/

…///

Bienvenidos! Me encanta que participen; los Comentarios no son directos ya que debo filtrar los que son agresivos o dan datos de terceros o realizan denuncias. Deben ser Comentarios del artículo (por favor, así queda integrado, que otros puedan leer todo del mismo tema), si es por otro asunto, pueden realizar una consulta por Formulario que está en el Menú (arriba). Un gusto. Cr. Darío Abilleira

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.